Cómo Prevenir La Obesidad Con Pequeños Cambios Fáciles Y Rápidos

La obesidad es un problema de salud pública que continúa en aumento. Más de un billón de personas a nivel mundial padecen sobrepeso y 300 millones presentan obesidad.

Tan sólo en Estados Unidos, 66% de los adultos tienen sobrepeso, de los cuales el 32% son obesos. Incluso, en los países con índices de sobrepeso son muy bajos, como Japón y China, los casos se siguen incrementando.

En lo que se refiere a los niños, el aumento de peso está alcanzando niveles epidémicos. En Estados Unidos se ha duplicado la cantidad de niños con sobrepeso desde 1980.

Lee nuestra guía sobre los tipos de enfermedades causadas por la obesidad

Causas De La Obesidad

En nuestro peso influyen diversos factores, y aunque el genético es uno de ellos, el estilo de vida y los hábitos tienen un rol fundamental, por lo que, afortunadamente, podemos hacer bastante.

Muchos de nosotros tenemos poca actividad física, comparado con lo que se acostumbraba hace 30 o 50 años.

Asimismo, existe una amplia oferta alimenticia que es poco saludable. Alimentos altamente procesados y con grandes cantidades de azúcar, sodio, grasas saturadas y trans, abundan en supermercados y restaurantes.

El resultado es que consumimos muchas más calorías de las que quemamos y, por lo tanto, engordamos.

Diferencia Entre Obesidad Y Sobrepeso

El peso excesivo se refiere al punto en que esos kilos de más representan un potencial riesgo para la salud.

Lo que define la obesidad y el sobrepeso es el Índice de Masa Corporal (IMC), que se determina dividiendo tu peso en kilogramos entre el cuadrado de tu estatura en metros:

  • El índice menor a 25 es considerado saludable.
  • Entre 25 y 29.9 representa sobrepeso.
  • Más de 30 es obesidad.

Lee también nuestra guía sobre este plan de dieta alto en proteínas que te ayudara a perder peso y estar saludable

Consecuencias De La Obesidad Y Sobrepeso

Tener sobrepeso es un problema de salud que disminuye la calidad de vida y puede provocar distintas afecciones, entre ellas:

  • Diabetes.
  • Cáncer.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Derrames cerebrales.
  • Hipertensión.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Enfermedades gastrointestinales.

Cómo Prevenir La Obesidad

Para ver resultados reales, requerimos de compromiso y disciplina, ya que los factores que nos llevaron al exceso de peso son parte de nuestros hábitos, que no son fáciles de modificar.

Existen varios cambios que debemos adoptar, si queremos estar fuera de las estadísticas.

Disminuye El Consumo De Alimentos Altos En Azúcares Y Grasas

La comida procesada está saturada de grasas saturadas y trans, que debes evitar todo lo posible.

Si reduces o eliminas tu consumo de comida rápida y procesada, y te enfocas en preparar alimentos en casa, tendrás un gran beneficio para tu salud, reducirás y evitarás el sobrepeso.

Frutas, verduras, granos enteros, nueces y semillas son altos en nutrientes, que no deben faltar en tu dieta, si quieres mantenerte en un peso normal. Estos alimentos te hacen sentir satisfecho, por lo que será más fácil evitar los antojos de comidas nocivas.

También es recomendable que reduzcas el consumo de carnes rojas y las sustituyas por pescado o platillos totalmente basados en vegetales y legumbres.

Lee nuestra guía sobre las 10 razones por las cuales la azúcar es mala para ti

No Te Saltes El Desayuno

Tal vez creas que para perder peso necesitas reducir tus alimentos y evites el desayuno, sin embargo, puede resultar contraproducente.

Empezar tus actividades cotidianas sin desayunar, es como utilizar tu automóvil sin combustible.

Además, al saltarte comidas, tu cuerpo puede entrar en estado de alerta y creer que no recibirá alimento en mucho tiempo, por lo que almacenará grasa.

Para empezar bien tu día, necesitas ingerir un desayuno nutritivo y saludable, que active tu metabolismo.

Aumenta Tu Actividad Física

Practica ejercicio al menos durante media hora, todos los días, y adopta hábitos como utilizar las escaleras en vez del elevador y estacionar el automóvil a unas cuadras de tu destino para caminar un poco más.

Salir a caminar unas cuadras varias veces a la semana, puede ayudar a mantenerte en forma y evitar la obesidad, así como a mejorar tu salud cardiovascular. Quince minutos al día pueden hacer la diferencia.

Estas opciones son ideales para contrarrestar el daño que causa el sedentarismo de nuestros empleos y actividades de ocio, y representan un aumento considerable en la cantidad de calorías que quemamos.

Elige Bebidas No Azucaradas

Las bebidas azucaradas son una de las principales causas del sobrepeso, ya que son calorías vacías que se ingieren con facilidad en grandes cantidades.

Asimismo, un ingrediente muy común en estas bebidas es el jarabe de maíz de alta fructosa, endulzante mucho más dañino que el azúcar simple.

Prefiere las bebidas light, ya que este simple cambio puede reducir cientos de calorías de tu dieta.

Procura tomar agua natural de forma regular. Si no te gusta su sabor, agrégale unas gotas de limón.

Lee nuestra guía sobre las bebidas azucaradas que están causando obesidad en latinoamericana 

Prefiere Aceites Vegetales

Las grasas animales son grasas saturadas que causan daño a la salud, pues además de contribuir a la obesidad por su elevado contenido calórico, contienen colesterol, que puede provocar daño a las arterias.

Por su parte, las grasas vegetales, como el aceite de oliva, contienen ácidos grasos buenos y no aportan colesterol.

No obstante, lo mejor es limitar el consumo de aceites en general y cocinar al vapor, escalfado u otros métodos que no requieran aceite en su preparación.

Conclusiones

Los seres humanos somos animales de hábitos, por lo que hacer cambios puede ser todo un reto. Lo más importantes es que estos cambios se conviertan en un nuevo estilo de vida.

Si lo consigues, gozarás de una vida saludable y balanceada, sin problemas de obesidad y sus terribles consecuencias.

Esperamos tus dudas y aportaciones.

Que estés bien.

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here