Diente de león para el cáncer: ¿Ayuda en algo o no?

A pesar de su uso en varias tradiciones medicinales, incluyendo la nativo-americana, el diente de león es frecuentemente tratado como una mala hierba. Quizá pronto haya que reclasificarlo como la mejor.

¿Qué es el Diente de León?

Es una planta perenne (Taraxacum officinale) de hojas comestibles y usos medicinales, también llamada meacamas (debido a su poderoso efecto diurético) y achicoria amarga.

Se cree que es originario de Europa, aunque está extendido por todo el planeta. Crece de manera silvestre y es cultivado.

En el siglo X, los médicos árabes ya lo empleaban como diurético y en la Europa del siglo XVI era usado como antidiarreico, digestivo, astringente y para regular la menstruación.

Por su propiedad diurética, previene la formación de cálculos renales, lo que favorece la salud renal, hepática y vesicular.

La medicina moderna descubrió que su raíz es muy rica en antioxidantes y ha sido objeto de variados estudios sobre sus efectos en el tratamiento del cáncer.

Lee nuestra guía sobre los 9 propiedades y beneficios del diente de león

¿Por qué se Cree que el Diente de León es Anticancerígeno?

Los usos medicinales tradicionales del diente de león y la potencia antioxidante del extracto de su raíz, indujo a la Universidad de Windsor (Ontario, Canadá) a iniciar en 2009 un proyecto de investigación sobre los efectos anticancerígenos de esta planta (1).

Los compuestos antioxidantes están bioquímicamente capacitados para luchar contra el cáncer, ya que impiden que los radicales libres oxiden las células y las enfermen.

Los investigadores canadienses comprobaron en el laboratorio que el extracto acuoso de raíz de diente de león es exitoso contra diversas células cancerosas humanas, particularmente:

  • Leucemia de células T
  • Leucemia mielomonocítica crónica
  • Células cancerosas de páncreas y colon

Además, los ensayos han encontrado que el concentrado de diente de león no intoxica las células no cancerosas.

Tras conseguir sus prometedores resultados con animales de laboratorio y células humanas in vitro, los científicos canadienses fueron autorizados a iniciar sus ensayos clínicos en personas, como una opción eficaz y menos invasiva que la quimioterapia y la cirugía.

Un estudio de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, determinó que el extracto de flor de diente de león (2):

  • Promueve las actividades antioxidantes en las células de adenocarcinoma de colon humano (células Caco-2).
  • Elimina radicales libres y reduce las roturas de la cadenas de ADN inducidas por el radical hidroxilo.

Se cree que los procesos cancerígenos son desencadenados por los daños al ADN celular producido por los radicales libres.

Una investigación publicada en 2014, en el International Journal of Pharmacognosy and Phytochemical Research, encontró que los polifenoles presentes en la hoja de diente de león, particularmente el ácido cichórico, poseen poderosos atributos antioxidantes (3).

Los antioxidantes son capaces de neutralizar a los radicales libres antes de que puedan completar su labor destructiva en las células.

El diente de león también es rico en vitamina K, un nutriente que ha sido relacionado con la reducción del riesgo de cáncer y otras enfermedades.

Un estudio estableció que un incremento en el consumo de vitamina K está asociado a menores riesgos de muerte por cáncer y enfermedad cardíaca entre la población mediterránea con mayores riesgos de trastornos cardiovasculares (4).

Dicho estudio fue un trabajo en conjunto de la Universidad de Navarra y la Universidad Rovira i Virgili (Cataluña).

La mayoría de estos estudios se han realizado en animales o en células humanas in vitro, es decir, aisladas del cuerpo humano y tratadas en un laboratorio, por lo que se requiere completar los ensayos en seres humanos afectados por las enfermedades estudiadas.

Sin embargo, los buenos resultados obtenidos en estas fases con el uso del diente de león en el tratamiento de varios tipos de cáncer permiten ser optimistas respecto a que podría ser una cura firme.

¿Cómo ha Funcionado el Diente de León contra los Distintos Tipos de Cáncer?

Los extractos de la planta han sido utilizados en el tratamiento de células humanas y de roedores afectados por cáncer de colon, páncreas, estómago, piel y médula ósea (leucemia mielomonocítica crónica).

Cáncer de Colon

Los compuestos del diente de león activan varias vías para eliminar las células cancerosas.

Un estudio publicado en 2016, en la revista Oncotarget, encontró que el extracto de la raíz de la planta tuvo una efectividad del 95 % en la eliminación de células in vitro de cáncer de colon en todas las condiciones, dentro de las 48 horas siguientes al tratamiento (5).

La muerte de las células enfermas se produjo sin que los agentes extintores perjudicaran las células sanas.

Los resultados en ratones muestran que el extracto de la planta consumido por vía oral retrasa en más de un 90 % el crecimiento de las células cancerosas de colon.

Estos hallazgos hacen pensar a los investigadores que podría ser una alternativa eficaz y no tóxica para tratar el cáncer de colon en humanos.

Lee nuestra guía cáncer de colón: Causas, síntomas y tratamiento

Cáncer de Páncreas

Este cáncer tiene dos gravísimas características:

  • Es totalmente letal. El 75 % de las personas diagnosticadas muere dentro del primer año y solo un 5 % de los afectados sigue vivo a los 5 años.
  • Su diagnóstico precoz es muy difícil por su imprecisa sintomatología. Entre 8 y 9 de cada 10 afectados reciben el diagnóstico en fase avanzada.

Por lo anterior, cualquier buena noticia sobre el cáncer de páncreas es recibida con gran expectativa por parte de la comunidad oncológica.

Uno de los ensayos del proyecto “Diente de león” estableció que el extracto de la raíz de la planta induce la autofagia y la apoptosis de las células cancerígenas del páncreas humano, sin daños colaterales en las células no cancerosas (6).

EL proyecto en cuestión fue realizado por la Universidad de Windsor (Canadá) y divulgado por ResearchGate (red social que es utilizada por los científicos para divulgar resultados), por lo que sus conclusiones merecen ser tenidas en cuenta.

La autofagia y la apoptosis son procesos de autodestrucción de células envejecidas o deterioradas, mediante los cuales el cuerpo renueva su material celular.

Este resultado enciende una luz de esperanza respecto a la posibilidad de tratar el mortífero cáncer de páncreas.

Lee nuestra guía sobre síntomas de cáncer de páncreas

Cáncer de Estómago

El cáncer gástrico es uno de los más comunes y también ha sido investigado con tratamientos a base del diente de león.

Por lo general, este tipo de cáncer implica una escisión quirúrgica tras una detección precoz,  ya que puede recurrir, haciéndose más resistente a las terapias químicas y radiológicas.

Una investigación publicada en 2017 en ScienceDirect demostró que el extracto de raíz de diente de león suprime efectivamente la proliferación y la migración de las células gástricas cancerosas, sin efectos tóxicos en las células sanas (7).

Los investigadores creen que los resultados proporcionan una base firme para diseñar terapias para el cáncer de estómago a partir del diente de león.

Melanoma

Los melanomas de piel son notablemente quimiorresistentes y son también el tipo de cáncer de mayor prevalencia entre los norteamericanos en el rango de 25 a 29 años de edad.

Un estudio de 2011 encontró que el extracto de raíz de diente de león induce la apoptosis de las células del melanoma humano que se han hecho resistentes a los fármacos, sin producir intoxicaciones en las células no cancerosas (8).

Cáncer de Médula Ósea

La leucemia mielomonocítica crónica es un tipo de cáncer muy difícil de diagnosticar y de tratar y la mayoría de los afectados se hace resistente a los tratamientos más o menos rápidamente, creando apremiantes necesidades de procedimientos alternativos.

El diente de león ha sido identificado como una de esas posibilidades.

Una investigación difundida por PLOS One, revista científica de Public Library of Science, concluyó que el extracto de la raíz de diente de león induce la muerte en líneas celulares agresivas y resistentes de leucemia mielomonocítica crónica (9).

Este hallazgo es esperanzador para los afectados por un tipo de cáncer que está entre los de peor pronóstico.

¿El Diente de León puede Ayudar contra Todos los Tipos de Cáncer?

Existe una discusión respecto a si este remedio puede ser efectivo con los tipos de cáncer con alta sensibilidad al funcionamiento hormonal, como el de mama y el de próstata, el primero sensible al estrógeno y el segundo a la testosterona.

Un estudio de 2008, publicado en el Diario Internacional de Oncología, evaluó la efectividad de tres extractos acuosos de diente de león (hojas maduras, flores y raíces) en la proliferación e invasión de células cancerosas de mama y próstata.

Los resultados de este estudio son los siguientes (10):

  • El extracto de hoja redujo el crecimiento de las células MCF-7 / AZ de cáncer de mama, mientras que los de flor y raíz no tuvieron efecto en ninguna de las líneas celulares.
  • El extracto de raíz bloqueó la invasión de las células MCF-7 / AZ (mama).
  • El extracto de hoja bloqueó la invasión de las células LNCaP de cáncer de próstata.

A pesar de estos resultados, varios expertos oncólogos afirman que el tema requiere más investigación, ya que la actividad estrogénica del diente de león podría ser incluso más perjudicial, induciendo el crecimiento y proliferación de las células cancerosas.

Los expertos en el tema manifiestan que ese crecimiento y la proliferación ocurren como producto del desequilibrio hormonal.

¿Entonces, Todavía el Diente de León no es un Remedio Seguro?

Siendo prudentes, lo mejor que se puede decir sobre el uso del diente de león en las terapias firmes contra el cáncer en seres humanos es que se trata de una línea de investigación prometedora.

Los estudios en células in vitro y en animales han dado varios buenos resultados, pero, por ahora los ensayos clínicos con personas enfermas de cáncer no han alcanzado las expectativas iniciales.

Dicho esto, la tradición medicinal y la investigación muestran que el diente de león está relacionado con el combate de las células cancerosas.

Además, sostienen que no hay ninguna razón para dejar de consultar al médico sobre la posibilidad de utilizar la planta en el tratamiento y prevención de varios tipos específicos de cáncer.

¿El Uso del Diente de León Tiene Algún Efecto Secundario?

Aparte del notorio incremento de las micciones por el vigoroso efecto diurético (no en balde también es llamado meacamas), el consumo de diente de león puede acarrear los siguientes efectos secundarios:

  • Diarrea leve
  • Acidez e hinchazón estomacal
  • Reducción del azúcar en la sangre, por lo que las personas que usan medicamentos hipoglucemiantes deben tener particular cuidado con esta planta
  • Toxicidad: el diente de león contiene abundantes oxalatos, por lo que las personas con una función renal inadecuada deben evitarlo
  • Reacción alérgica

¿Conocías las propiedades de esta especie vegetal que frecuentemente es despreciada como una mala hierba?

Comparte este artículo con tus amigos para que ellos conozcan también al diente de león y su potencial anticancerígeno.

 

Ver También: