Efectos secundarios de la metformina que debes conocer

La metformina es el medicamento más empleado en pacientes de todo el mundo para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Así como es de efectiva, también puede ser contraproducente por lo que no debes ignorar los efectos secundarios de la Metformina que estaré explicándote el día de hoy

¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes de la metformina?

La metformina causa algunos efectos secundarios que no requieren de mayores atenciones, pues no son amenazas a la salud y desaparecen con el tiempo. Estas respuestas indeseadas ocurren al comenzar el tratamiento por primera vez y cuando se retoma después de un largo período de interrupción.

Los siguientes son algunos de los efectos secundarios del antidiabético que deben ser informados al doctor.

  • Dolor de estómago.
  • Acidez.
  • Hinchazón.
  • Náuseas o vómitos.
  • Diarrea.
  • Gases.
  • Pérdida de peso.
  • Estreñimiento.
  • Sabor metálico en la boca.
  • Dolor de cabeza.

Lee nuestra guía sobre las 17 mejores bebidas altas en fibra para el estreñimiento

¿Cuáles son los efectos secundarios graves de la metformina?

El uso de este reconocido fármaco puede causar tres efectos indeseados.

  • Acidosis láctica, condición orgánica poco frecuente pero con riesgo de muerte.
  • Anemia.
  • Hipoglucemia.

Lee nuestra guía sobre los top alimentos para combatir la anemia

¿Qué es la acidosis láctica?

La acidosis láctica es una condición advertida con “caja negra”, una de las prevenciones más serias aplicadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, (FDA), lo que le convierte en la respuesta más severa desencadenada por la metformina.

Este tipo de advertencia alerta al público y a los miembros de la comunidad médica y farmacéutica, sobre la máxima delicadeza en el uso de un producto.

La acidosis láctica es una acumulación excesiva de lactatos en la sangre que puede ocurrir tras la administración de metformina. Se trata de una emergencia médica muy rara que debe ser tratada inmediatamente en un centro médico, porque puede ser mortal.

Será necesario asistir al doctor al manifestarse algunos de los siguientes síntomas provocados por la acidosis láctica, durante el uso del antidiabético.

  • Dificultades para respirar.
  • Debilidad.
  • Cansancio extremo.
  • Reducción del apetito.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Mareo.
  • Aturdimiento.
  • Aceleración o disminución del ritmo de la frecuencia cardíaca.
  • Frío corporal.
  • Dolor muscular inusual.
  • Enrojecimiento repentino y calor en la piel.
  • Dolor estomacal.

¿Cuál es la relación de la metformina con la anemia?

La metformina puede provocar un descenso en el nivel de vitamina B12 o Cobalamina en el organismo, condición que favorece a la disminución de glóbulos rojos en la sangre. Habrá un mayor riesgo de una merma de hemoglobonia por debajo del nivel adecuado, sino hay una costumbre de ingerir suficiente vitamina B12 en la dieta diaria.

Esta vitamina es un monopolio de los alimentos animales, por lo que los vegetarianos deben estar atentos a un posible déficit de cobalamina. Los siguientes son los alimentos que más la contienen:

  • Hígado.
  • Huevos.
  • Leche.
  • Mariscos.

Los niveles de vitamina B12 mejorarán ante una anemia si se interrumpe la metformina o si se consume un suplemento vitamínico con Cobalamina. Consulta al médico antes de parar la ingesta del fármaco.

Los síntomas más comunes de la anemia incluyen:

  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Pérdida del apetito.
  • Impulso a comer tierra.
  • Palpitaciones.
  • Bajo rendimiento intelectual.
  • Palidez.

Un doctor solicitará un examen de sangre con el que revisará la hemoglobina ante una sospecha de tener anemia. Por tanto, primero se debe asistir al médico.

¿Cómo la metformina puede llevar a una hipoglucemia?

La metformina no causará una hipoglucemia, lo cual se refiere al bajo nivel de azúcar en la sangre. Pese a esto, el medicamento sí favorecería el desarrollo de una hipoglucemia si se acompaña con las siguientes características:

  • Una pobre dieta.
  • Ejercicio agotador.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Uso de otros medicamentos para la diabetes.

Será necesario llamar o asistir al médico si manifiesta uno o varios de los siguientes síntomas.

  • Debilidad.
  • Cansancio.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor de estómago.
  • Mareo.
  • Aturdimiento.
  • Ritmo cardíaco anormalmente rápido o lento.

¿Hay otras precauciones a tener en consideración para el uso de metformina?

El consumo de metformina debe ser restringido para pacientes con enfermedades o condiciones médicas particulares, porque aumentaría el riesgo de una acidosis láctica.

Será necesario consultar antes con el doctor sobre el uso del fármaco si se tiene alguno de los siguientes padecimientos, se ingiere la siguiente sustancia o se está por someter a la siguiente intervención médica.

  • Patologías o condiciones renales.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Trastornos hepáticos.
  • Consumo de alcohol.
  • Sometimiento a próximos procedimientos quirúrgicos o radiológicos.

¿Cómo se relaciona la metformina con los riñones?

Un deficiente funcionamiento de los riñones por insuficiencia renal u otro problema similar, permitirá la acumulación del medicamento en el organismo, maximizando los riegos de una acidosis láctica.

El doctor evaluará la función renal antes del inicio del tratamiento con metformina y mantendrá una vigilancia anual o en menos tiempo de ser necesario.

El especialista podrá comenzar con una dosis baja del antidiabético si el problema renal no pasa de moderado. Por ningún concepto debe ser prescrito si la dificultad con los riñones es grave o si el paciente supera los 80 años.

¿Qué sucede con el corazón?

La metformina será descartada en pacientes con insuficiencia cardíaca aguda o con ataques cardíacos recientes.

La función renal no podrá eliminar eficientemente la medicina del cuerpo si el corazón no envía suficiente sangre a los riñones, condición que aumentará el riesgo de una acidosis láctica.

¿Qué pasa con la función hepática?

No se debe ingerir el medicamento si se tienen problemas hepáticos graves. Si el hígado no está operando correctamente permitirá la acumulación del ácido láctico sin el empleo de la metformina.

Ya que un efecto secundario del medicamento es el incremento de la acidosis láctica aún con un hígado sano, el riesgo de sufrir esta mortal condición subirá con un órgano débil y deficiencias en su función.

¿Se puede tomar metformina y alcohol juntos?

El alto consumo de alcohol durante el tratamiento con la metformina incrementará los riesgos de sufrir una hipoglucemia y una acidosis láctica.

La ingesta de bebidas alcohólicas no debe superar los dos tragos por día para hombres y uno para las mujeres, si se quiere aprovechar las bondades de la metformina para el tratamiento seguro de la diabetes tipo 2.

El médico debe saber qué tanto alcohol ingiere el paciente para juntos planificar un estilo de vida respecto al tema, que no ponga en riesgo la salud.

Lee nuestra guía sobre la metformina y el alcohol y porqué es peligro mezclarlos

¿Qué debo hacer en caso de un procedimiento quirúrgico o radiológico?

Será necesario dejar el consumo de metformina 48 horas antes de una cirugía o un examen radiológico, en los que se emplee contraste con yodo. Estas intervenciones pueden retrasar la eliminación del fármaco en el organismo aumentando el riesgo de acidosis láctica.

El tratamiento debe ser retomado tras el procedimiento y luego de que el médico verifique la correcta función renal.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales para que también conozcan qué es la metformina y cuáles son sus efectos secundarios más comunes y graves.

¿Qué es la metformina y para qué se usa?

La metformina es un fármaco de uso oral y venta con prescripción médica para controlar la diabetes tipo 2. Forma parte de la familia de los compuestos biguanidas, que no afectan la liberación de insulina.

Esta medicina no es una cura a la enfermedad. Su función es mantener el nivel de glucosa en la sangre en un rango seguro, pues estos pacientes tienen estándares de azúcar en el torrente sanguíneo que aumentan más de lo normal.

La metformina debe ingerirse a largo plazo. Causa efectos secundarios leves y graves parecidos tanto en hombres como mujeres.

Te responderé a las preguntas más frecuentes sobre estos resultados adversos y te orientaré acerca de cuándo debes llamar o asistir al doctor durante el uso de este fármaco. ¿Listo? ¡Comencemos!

Lee nuestra guía para prevenir la diabetes tipo 2 con estos simples 8 pasos

Ver también:

Referencias bibliográficas

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here