Metformina Y Alcohol: ¿Es Seguro Mezclarlos?

La metformina es un fármaco antidiabético de consumo oral de la clase biguanidas, cuyo empleo es para la prevención y tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2.

Quienes toman este comprimido para este tipo de diabetes se preguntan con frecuencia cómo el medicamento puede afectar la tolerancia segura del consumo de bebidas alcohólicas.

Se sabe que el alcohol incide potencialmente en los síntomas de la enfermedad, pero se corren más riesgos si se mezcla con el tratamiento de la metformina.

Presta atención porque te diré lo que quieres saber sobre cómo el alcohol interactúa con este antidiabético y cómo el consumo de bebidas alcohólicas afecta la diabetes.

¿Cómo se relaciona el alcohol con la metformina?

La regla se aplica para todas las medicinas. Se deben conocer las consecuencias de interactuar con otros medicamentos durante el consumo de otro remedio, fármaco o sustancia, una de ellas, el alcohol.

La mezcla de estos dos elementos aumentará los riesgos de efectos nocivos a la salud. Poco importará si se bebe con mucha frecuencia sin embriagarse o si la persona se emborracha pocas veces, las potenciales consecuencias dañinas igual serán mayores.

Será mucho peor si se bebe, por ejemplo, una vez a la semana combinando tragos fuertes como el tequila, whisky, ron, ginebra o vodka. Los resultados serán un extremo nivel bajo de azúcar en la sangre, hipoglucemia, y una condición orgánica altamente peligrosa conocida como, acidosis láctica.

¿Cómo podría afectarme la hipoglucemia?

El consumo de alcohol durante un tratamiento con metformina hará caer el nivel de azúcar en la sangre hasta provocar, hipoglucemia. Esta ocurre porque el hígado, ocupado en descomponer el alcohol, deja de mandar suficiente glucosa al torrente sanguíneo.

Algunos síntomas más comunes de bajos niveles de azúcar en la sangre son similares a los de un estado de embriaguez.

  • Somnolencia.
  • Mareos.
  • Confusión.
  • Pérdida del conocimiento.

Será responsable comunicar a los compañeros de copas que se es prediabético o diabético, para que reconozcan si tienes algunos de los primeros tres síntomas y ayuden a recuperarte. Si esto ocurre, deja de beber y come un alimento que te ayude a subir el nivel de la azúcar en la sangre.

En el caso de sufrir una pérdida del conocimiento sin tener a la mano un kit de glucagón, se deberá llamar al número de emergencia, 911, o trasladar al paciente a una sala de atención inmediata.

El glucagón es una hormona peptídica que ayuda a elevar el nivel de azúcar en la sangre. El kit está compuesto de una jeringa para la inyección e instrucciones y debe emplearse solo cuando comer alimentos no ayuda.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de la hipoglucemia

¿Qué es la acidosis láctica y cómo podría afectarme?

La acidosis láctica es una condición orgánica extremadamente rara y altamente peligrosa. Su riesgo aumenta al mezclar metformina con alcohol.

Este tipo de acidosis es causada por una excesiva acumulación de ácido láctico en la sangre. Este es un compuesto químico producido naturalmente por el organismo cuya elaboración aumenta al combinarse con el antidiabético.

El cuerpo no se deshace del ácido láctico con la rapidez que debería cuando se consume alcohol, por lo que beber demasiado durante un tratamiento con metformina podría causar una fatal acumulación de este compuesto en el organismo.

Estos depósitos pueden causar daños graves en riñones, pulmones, corazón y vasos sanguíneos, que pudieran colapsar hasta provocar la muerte si no hay una atención médica inmediata.

Los síntomas de la acidosis láctica incluyen:

  • Debilidad y cansancio.
  • Mareos.
  • Aturdimientos.
  • Dolor muscular inusual, repentino y severo.
  • Dificultades para respirar.
  • Malestar estomacal con sensaciones de agitación, náuseas, calambres y dolores agudos.
  • Sensación de frío corporal.

La acidosis láctica es una de las peores emergencias médicas y debe ser tratada en un hospital u otro centro asistencial.

¿Cómo es la relación entre alcohol y diabetes?

El alcohol afectará directamente la diabetes al disminuir los niveles de azúcar en la sangre, además de interactuar con la metformina. Esta caída por los efectos de la bebida se manifestará hasta 24 horas después de haber dejado de beber.

La mayoría de personas con diabetes pueden tomar cantidades moderadas de alcohol. Los hombres no deberían pasar de dos tragos por día y las mujeres no deben superar la primera ronda.

Serán necesarias las siguientes precauciones si se es diabéticos y no se puede parar de tomar.

  • No bebas alcohol con el estómago vacío.
  • No tomes cuando tu nivel de azúcar en la sangre sea bajo.
  • Come antes y después de beber alcohol.
  • Mantente hidratado bebiendo mucha agua mientras consumes alcohol.
  • Controla tus niveles de azúcar en la sangre antes, durante y 24 horas después de terminar de beber. Si tu nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo, come algo para llevarlo a un nivel seguro.
  • Nunca acumules tragos.

Lee nuestra guía sobre lo que debes saber de la diabetes y el alcohol

La metformina en el mundo

La metformina es el medicamento más empleado en todo el mundo para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Los pacientes con esta enfermedad tienen un problema con la insulina.

El principal papel de esta hormona es ayudar al cuerpo a regular los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, la insulina no podrá controlar eficientemente este nivel si se tiene diabetes tipo 2, por lo que la tendencia será subir.

Esto puede ocurrir por uno o dos de los siguientes motivos:

  • Tu cuerpo no produce suficiente insulina.
  • Tu cuerpo no responde como debería a la insulina que produce.

La metformina ayuda a controlar tus niveles de azúcar en la sangre abordando los dos problemas ya que:

  • Ayuda a reducir la cantidad de azúcar que tu hígado libera en la sangre.
  • Ayuda a tu cuerpo a responder mejor a la insulina.

¿Hay algo más que deba preguntarle a mi médico?

Ya sabemos que el antidiabético y el alcohol interactuarán negativamente en tu organismo y que tomar el fármaco no implicará necesariamente dejar de beber. Sí se pueden tomar bebidas alcohólicas pero moderada y responsablemente.

Consulta al docto qué es lo más seguro para ti valorando que el alcohol afecta a las personas de maneras distintas. Si el médico aprueba beber alcohol con seguridad, insisto, nunca olvides que la moderación será clave para tu buena salud.

Recursos para la metformina:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here