Clorfenamina: Para Qué Sive, Efectos Secundarios, Peligros Y Usos

¿Qué es la clorfenamina?

La Clorfenamina o Clorfeniramina es un antialérgico, del grupo de los antihistamínicos que bloquea los efectos de la histamina responsable de los síntomas an casos de alergia. La clorfenamina logra reducir o eliminar esos síntomas.

¿Para qué sirve la Clorfenamina?

La Clorfenamina es un inhibidor de los receptores de la histamina empleado en casos de alergias por la ingesta de medicamentos, conjuntivitis alérgica, rinitis vasomotora, fiebre del heno y reacciones alérgicas de irritación o erupciones en la piel. La histamina provoca los síntomas de una reacción alérgica como estornudos, ojos rojos y llorosos, inflamación, erupciones en la piel y flujo nasal constante.(Referencia)

También se emplea para contrarrestar los síntomas por reacciones alérgicas a alimentos, picaduras de insectos o productos cosméticos. Calma la rinitis, la urticaria, el estornudo, la comezón en oídos, nariz, ojos y garganta, consecuencias de los cuadros alérgicos.

¿En que presentación se encuentra la clorfenamina?

La Clorfenamina se halla en jarabe, comprimidos orales o vía parenteral. Se metaboliza en el hígado y tiene un tiempo de vida en la sangre de hasta 12 horas. Es desechada por la orina.

¿Cuál es el nombre comercial de la clorfenamina?

En México se encuentra el Desenfriol-D, que contiene 2 gramos de clorfenamina, 500 mgr de paracetamol y 5 mg de fenilefrina.

También se encuentra el Theraflu, que contiene Clorfenamina, paracetamol, pseudoefedrina y dextrometorfano.

También la venden en su forma genérica:

¿Qué dosis tomar de clorfenamina?

La dosis dependerá de la condición, peso y edad del paciente. También al tipo de presentación y sus miligramos. En adultos, se precisa usualmente clorfenamina maleato en tabletas de 4 mg, máximo de 24 mgr diarios, pero será el médico el que precise la cantidad a ingerir.

La clorfenamina puede conseguirse sola o simple, o bien clorferamina compuesta que sirve en casos de congestión nasal y cefalea o fiebre, tiene paracetamol y cafeína en la misma tableta.

¿Cómo funciona la clorfenamina en el cuerpo?

La sustancia bloquea la histamina, amina idazólica que activa los síntomas de una reacción alérgica en el organismo y detiene los efectos de la acetilcolina, con lo que se “secan” fluidos corporales reduciendo los ojos llorosos o el flujo nasal constante. (Referencia)

La Clorfenamina reduce los síntomas de la gripa, pero no la cura.

Efectos secundarios de la clorfenamina

La mayoría de los pacientes no manifiestan efectos secundarios al compuesto químico. En los casos de que sí ocurran, suelen disminuir progresivamente con la adaptación del organismo a la sustancia.

La Clorfeniramina puede agravar el cuadro de tos con flemas en pacientes con asma crónica, por lo que solo será ingerido si es recetado por un doctor.

Se debe tener precauciones en su uso en embarazadas. Será empleado bajo supervisión médica durante la lactancia. (Referencia)

Un estudio de la Universidad de Manitoba alertó del cuidado de este medicamento en pacientes ancianos. (Referencia)

Igualmente en menores de 3 años se deb tomar precauciones. La Universidad de Manitoba (Canadá) igualmente reportó las diferencias de los efectos en niños. (Referencia)

El siguiente cuadro comprende algunos de los efectos secundarios de la Clorfenamina y qué hacer ante ellos.

Efectos Secundarios Comunes ¿Qué hacer en caso de experimentarlo?
Sensación de mareo o somnolencia y visión borrosa Evitar conducir cualquier tipo de vehículo y no usar herramientas o maquinaria hasta sentirse mejor. No ingerir alcohol durante el tratamiento.
Dolor de cabeza Toma abundantes líquidos y consultar al médico sobre el uso de algún medicamento para reducir el dolor.

Si el dolor persiste, consultar al médico y suspender el uso del medicamento.

Sequedad de boca, nariz o garganta Comer algún dulce o masticar goma de mascar libre de azúcar.

Tomar abundante líquido o chupar cubos de hielo

Falta de concentración, molestias gástricas, dificultad para orinar, falta de coordinación, irritabilidad (particularmente en niños) Hablar con el médico en caso de que estos síntomas se agraven o no disminuyan con el tiempo.

 

Se suspenderá el empleo del compuesto y se asistirá al médico con los siguientes síntomas:

  • Falta de aliento.
  • Inusual debilidad.
  • Cambios de humor.
  • Temblores o convulsiones.
  • Poca micción o dejar de orinar.
  • Aparición de moretones o sangrado.
  • Cambios o aceleración en la frecuencia cardiaca.

Los principales efectos secundarios están a nivel del Sistema Nervioso Central como lo demuestran varias publicaciones científicas. (Referencias)

Se buscará ayuda médica inmediata en casos de urticaria o erupción cutánea, hinchazón del rostro, labios, lengua, garganta o en dificultad para respirar.

Lo ideal será discutir con el médico si los beneficios del medicamento son mayores a los potenciales efectos adversos.

Los pacientes con insuficiencia hepática y problemas cardíacos no consumirán la Clorfeniramina, pues en la segunda de estas condiciones puede provocar taquicardia, sudoración, temblores, ansiedad, hipotensión y arritmia. (Referencia)

No se tomará alcohol bajo tratamiento con el fármaco porque deprime el sistema nervioso y potencia los efectos sedantes, causando una potente somnolencia.

La Clorfeniramina no puede ser ingerida por cualquier paciente porque causa efectos colaterales de acuerdo a la edad, peso, condiciones de vida, tipo de padecimiento y los medicamentos consumidos. Lo más responsable será acudir primero al médico.

¿Tomar Clorfenamina da sueño?

Sí. A pesar que individuos pueden tomarla para dormir, no es su uso aceptado para ese fin. Puede provocar somnolencia o mareos en personas susceptibles a la sustancia, por lo que no se conducirá ninguna máquina, ni se harán actividades que demanden concentración o estar alerta, durante su consumo.

Se limitará el uso de sustancias que provoquen somnolencia o la ingesta de alcohol mientras se esté bajo tratamiento con Clorfenamina. Levantarse despacio después de estar sentado o acostado minimizará los posibles mareos o aturdimientos. Se ha reportado en la literatura la importancia de evitar su uso durante actividades que ameritan estar alerta y despierto. (Referencia)

Lee nuestra guía sobre los 5 alimentos que sirven para tratar el insomnio y para mejorar el sueño

¿Cómo tomar el compuesto?

La medicina se administrará según lo indicado por el médico. Su ingesta no será por más tiempo del recetado que por lo general es por corto tiempo y dependiendo de la presentación administrada. (Referencia)

Las siguientes son las dosis habituales:

Niños de un año a 23 meses: un mg (2.5 ml) dos veces al día, preferiblemente en las mañanas y en las tardes.

Niños de 2 a 5 años: un mg (2.5 ml) cada 4 a 6 horas. No exceder más de 6 dosis (6 mg) al día.

Niños de 6 a 11 años: 2 mg (5 ml) cada 4 a 6 horas. No exceder más de 6 dosis (12 mg) al día.

Adultos y niños mayores de 12 años: 4 mg (una tableta o 10 ml) cada 4 a 6 horas. No exceder más de 6 dosis (24 mg) al día con menos de 65 años o más de 3 dosis (12mg) cada 24 horas con más de esa edad.

El medicamento no será ingerido por más de 7 días seguidos.

El paciente consultará con el médico si los síntomas no disminuyen, no hay mejorías o se manifiestan dolores de cabeza, erupción cutánea o fiebre, después de ese período.

La Clorfenamina se tomará antes o después de los alimentos.

Si el tratamiento es con solución oral se mediará la cantidad en una cuchara específica para medicamentos, no con una de cocina. Si la caja no la tiene, se le pedirá al farmacéutico.

Las tabletas de liberación prolongada no se masticarán, romperán o aplastarán. Serán tragadas completas. Fraccionarla puede provocar que un porcentaje alto de la sustancia se libere al mismo tiempo.

El medicamento se almacenará a temperatura ambiente lejos del calor y de la humedad. La solución oral no debe congelarse.

No se recomendará este ni ningún otro medicamento, aun si los síntomas de la otra persona son similares, pues se puede poner en riesgo la salud del individuo con consecuencias fatales.

La dosis olvidada se tomará cuando se recuerde, pero no si la siguiente cantidad está próxima a ser ingerida. Tomar dos dosis seguidas podría poner en riesgo la salud.

Interacción con otros medicamentos

La interacción de un medicamento con otra sustancia puede ocasionar que los efectos secundarios se intensifiquen o que cambie el efecto del fármaco en el organismo.

Se informará al médico si se está bajo tratamiento con otro medicamento, sustancia, complemento vitamínico o producto herbolario.

No se aumentará o disminuirá la dosis de ninguna medicina, ni se comenzará a tomar o se suspenderá el uso de otra sustancia, sin antes consultar con el doctor.

Los siguientes son contenidos que pueden interactuar con Clorfenamina, como lo revela la Organización Mundial de la Salud en su archivo e interacciones de drogas: (Referencia)

  • Escopolamina.
  • Antiespasmódicos: Atropina, alcaloides, belladona.
  • Antihistamínicos tópicos: spray, crema o ungüento de Difenhidramina.
  • Antidepresivos tricíclicos o medicamentos para tratar el Síndrome de Parkinson: anticolinérgicos tales como benzatropina y Trihexifenidilo.

Se revisará la etiqueta de los medicamentos ingeridos pues podrían tener ingredientes que causen somnolencia. De ser así, se consultará con el médico antes de tomar Clorfenamina.

Se informará al doctor si se está consumiendo otra sustancia que cause somnolencia como relajantes musculares (Carisoprodol, Ciclobenzaprina), opiáceos o analgésicos contra el dolor (hidrocodona, codeína), marihuana, alcohol, antihistamínicos (Cetirizina, Difenhidramina) o medicamentos para tratar la ansiedad o trastornos de sueño (Lorazepam, Zolpidem, Alprazolam).

Estas sustancias podrían interferir con pruebas de laboratorio.

Consideraciones importantes

Siempre se consultará con el médico si se quiere administrar un medicamento para la tos o el resfriado en un niño. El mal uso de estas medicinas podría provocar consecuencias fatales.

No tomar Clorfenamina con alergia a esta sustancia o con próstata agrandada, problemas para orinar, ataques de asma, glaucoma de ángulo estrecho o un bloqueo en el estómago o intestinos.

Pacientes con enfermedades del hígado o riñón, asma, enfisema o bronquitis crónica, epilepsia o algún otro desorden que provoque convulsiones, presión arterial alta, hipertiroidismo, enfermedades cardíacas, enfermedad de la arteria coronaria o un tumor en la glándula suprarrenal, consultarán primero con el médico antes de ingerir el compuesto químico.

Aunque se considera seguro para el feto, no se administrará este ni ningún otro fármaco, sin antes notificar al médico del embarazo o si se está en lactancia.

Algunas suspensiones orales pueden ser endulzadas con fenilalanina. Se revisarán los ingredientes en el envase si se tiene fenilcetonuria.

¿Qué problemas causa la histamina?

La histamina provoca los síntomas de una reacción alérgica como estornudos, ojos rojos y llorosos, inflamación, erupciones en la piel y flujo nasal constante.

La exposición constante a tipos de alergenos como mariscos, el polen, el pelo de animales y la picadura de insectos, pueden provocar la producción excesiva de histamina en personas sensibles.

A sus empleos se suman:

  • Para aliviar la comezón de la irritación en la piel provocada por infecciones virales como varicela.
  • Para tratar la anafilaxis.(Referencia)

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan para qué sirve la Clorfenamina y cuáles son sus efectos secundarios.

Referencias

Ver También: