Pastillas para la alergia

Aunque por lo general las alergias no tienen cura, hay algunas pastillas para la alergia con determinadas propiedades que ayudarán a combatir los síntomas y a disminuir la probabilidad de que aparezcan estas afecciones ante determinadas situaciones.

Las pastillas para la alergia pueden ser utilizadas con o sin prescripción médica y son, en su mayoría, de cuatro clases: antihistamínicos, descongestionantes, sustancias combinadas o coticoesteroides.

pastillas para la alergia

4 Clases de pastillas para la alergia

1. Antihistamínicos:

Estos medicamentos han sido usados por muchos años para tratar las molestias que se producen por las alergias. Pueden tomarse en forma de líquido, sprays nasales o gotas para los ojos. Los síntomas que se pueden aliviar con estas pastillas para la alergia son la congestión nasal, la picazón en los ojos y las reacciones a los cambios de clima.

Las reacciones alérgicas se producen cuando te expones a una sustancia tóxica, es básicamente la respuesta de tu sistema inmunológico. Los antihistamínicos reducen la probabilidad de que la toxina ingrese a tu organismo.

Posibles contraindicaciones:

En algunos casos pueden provocar somnolencia.

2. Descongestionantes.

Como su nombre lo indica, estas pastillas para la alergia hacen que se elimine la congestión en las principales mucosas. Además del píldoras, puedes encontrarlos en sprays y gotas, pero estas dos últimas presentaciones solamente deben usarse por periodos cortos, de lo contrario pueden empeorar los síntomas.

Cuando se da un episodio de alergia, los tejidos reaccionan al alérgeno y empiezan a producir mucosa para evitar que pase directamente al cuerpo. Los descongestionantes ayudan a que se disminuyan las secreciones mucosas.

Posibles contraindicaciones:

Algunos de los medicamentos descongestionantes, pueden aumentar la presión de la sangre y no se recomiendan para las personas con enfermedades cardiovasculares como la tensión alta y tampoco para las personas con glaucoma.

Otras posibles consecuencias son el insomnio, la irritabilidad y las dificultades para orinar.

3. Los Corticoesteroides

Ayudan a aliviar la inflamación que se produce por algunas reacciones alérgicas. Evita la aparición de síntomas como el flujo nasal, los estornudos, las dificultades al respirar y la picazón en ojos y nariz. Este tipo de medicamentos se usa especialmente en alergias más serias como el asma y las afecciones de la piel.

Para que surtan efecto, debes toma regularmente estas pastillas para la alergia durante algunos meses.

Posibles contraindicaciones.

Al ser medicamentos más fuertes, pueden traer más efectos secundarios tales como:

  • Aumento de peso
  • Los efectos a largo plazo pueden incluir:
  • Retención de fluidos
  • Aumento en la presión arterial
  • Retardo en el crecimiento
  • Azúcar en la sangre o diabetes
  • Cataratasen los ojos
  • Reducción en la densidad de los huesos
  • Debilidad muscular

4. Broncodilatadores

Son medicamentos para inhalar y se usan principalmente para controlar el asma. Estos medicamentos relajan los bronquios y permiten que las vías respiratorias se abran y se mejore la respiración. También pueden ayudar a que se elimine la mucosa que está presente en los pulmones.

Posibles contraindicaciones:

Los broncodilatadores también son medicamentos fuertes que pueden causar consecuencias como el aumento de la presión arterial y la velocidad de las pulsaciones del corazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here