21 Beneficios del Aceite de Almendras, Precauciones Y Recetas

El aceite de almendras suma antioxidantes, vitamina E, grasas saludables, proteínas y propiedades hipoalergénicas, que tienen beneficios para la salud y para el bienestar de la piel.

Conozcamos 21 de sus aportes, 10 de ellos para la piel y 11 para la salud general del cuerpo.

1. Mejora la apariencia de la piel

Empleado también en la aromaterapia, es uno de los aceites más completos y útiles para todo tipo de piel, incluso, la de bebé. (referencia)

Su vitamina A mejora la apariencia al curar irritaciones e inflamaciones al nutrirla. También favorece a sanar los labios agrietados y las alergias del cuerpo.

2. Reduce ojeras

Aplicar un poco de aceite sobre los párpados cada noche antes de dormir favorecerá a eliminar los círculos negros bajo los ojos. Los resultados se notarán después de dos semanas.

El contenido de almendras también es bueno para eliminar arrugas en los ojos. (referencia)

3. Retrasa los signos de envejecimiento

El aceite previene y revierte la manifestación de los signos de envejecimiento, porque ayuda a renovar las células de la piel, con lo que se recupera la apariencia tersa del rostro. (referencia)

Lee nuestra guía sobre las 12 mejores cremas para las arrugas anti envejecimiento que funcionan

4. Exfolia

Aplicar por 30 minutos la mascarilla de 4 o 5 almendras más una cucharada de leche y un poco de harina, removerá las impurezas y células muertas que le quitan brillo al rostro. El aceite de almedras amargas es el más usado para los peeling faciales (referencia)

Lee nuestra guía sobre las 5 maneras de exfoliar tu rostro de forma natural

5. Trata la psoriasis y el eczema

El aceite de almendras ayuda a reducir la inflamación, la picazón y el enrojecimiento en el rostro. (referencia)

Para ello se mezclarán dos cucharadas de aceite de almendras, un poco de aceite de manzanilla, de lavanda y algo de vitamina E.

La mezcla se aplicará al menos dos veces al día para evitar los rastros dejados por enfermedades en la piel.

Lee nuestra guía sobre el Eczema: Causas, síntomas, tipos y tratamiento 

6. Reduce el tono bronceado

La pasta hecha con aceite de almendras contentiva de miel, jugo de lima y leche en polvo, removerá las coloraciones oscuras consecuencia de estar por muchas horas al sol.

La mascarilla se aplicará en el área a aclarar por 20 minutos. Luego se enjuagará.

7. Actúa como crema hidratante

Los nutrientes del aceite, además de combatir la resequedad de la piel, la hidratan. Esta la absorbe rápidamente y gana una fragancia agradable. (referencia)

8. Nutre y ayuda a detener la caída del pelo

Su contenido de magnesio ayuda a detener la caída del cabello. Se dará un suave masaje en el cuero cabelludo una o dos veces en la semana para lograr este efecto y lucir un pelo más bonito y saludable. (referencia)

9. Elimina las puntas abiertas

Un poco de aceite de almendras con aceite de oliva eliminará las puntas abiertas del cabello en 14 días. Se empleará una o dos veces a la semana. (referencia)

10. Ayuda a evitar la caspa

El aceite de almendras remueve las células muertas del cuero cabelludo y con ello la caspa. (referencia)

Lee nuestra guía sobre cómo eliminar la caspa rápidamente, fácil y sin gastar mucho

Beneficios para la salud

1. Regula la presión sanguínea y los niveles de colesterol

La suma de potasio y su escasa cantidad de sodio mantienen equilibrados los niveles de colesterol y presión sanguínea, con lo que se evitan enfermedades cardiovasculares y daños en los tejidos.

Además de bajar los niveles del colesterol total, el consumo regular de almendras aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo. (referencia)

Por su alto contenido de grasa insaturada y vitamina E, su aceite favorece a que el oxígeno y los nutrientes circulen libremente por la sangre, condición saludable para el corazón.

2. Mejora el sistema inmunológico y la digestión

El aceite de las almendras fortalece la función inmune del cuerpo haciéndola más resistente antes agente tóxicos (referencia). Este contenido también funciona como laxante natural para personas con estreñimiento.

3. Mejora la memoria y fortalece el sistema nervioso

Tomar un vaso de leche regularmente con algunas gotas del aceite fortifica a nivel neurológico. Sus ácidos grasos omega 3 y grasas saludables hacen que el cerebro funcione más eficientemente. (referencia) (referencia)

4. Mejora la circulación de la sangre

Los masajes con el aceite de este fruto normalizan el flujo sanguíneo por el cuerpo en personas con o sin problemas de circulación. Emplear el contenido en masajes en los niños favorece al normal desarrollo de sus huesos. (referencia)

5. Alivia los dolores y las tensiones musculares

El aceite suma propiedades analgésicas que ayudan a contrarrestar el dolor y la tensión de los músculos deteriorados. Para emplearlo como método de alivio se necesitarán una o dos cucharadas y luego se masajeará la zona afectada. (referencia)

6. Fortalece las uñas

El potasio y zinc del líquido de almendra hidrata y fortalece las uñas. Se empleará para masajearlas.

7. Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

Los alimentos naturales con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, colesterol alto y otras afecciones, provocadas por inflamaciones crónicas. (referencia)

Lo ideal será incluir el aceite de almendras en la dieta diaria si ya se está en riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

Si al extracto se suman buenas fuentes de azufre como huevos, ajo, brócoli o kale y se añaden ácidos grasos omega 3, se reducirá la inflamación del cuerpo y se mantendrá un corazón saludable.

8. Protege contra la diabetes

La diabetes ocurre cuando la concentración de azúcar en la sangre se eleva causando una producción y asimilación de insulina inadecuada.

Se demostró que las almendras y su aceite favorecen a regular los niveles de azúcar en la sangre y con ello a prevenir la enfermedad. (referencia)

Comer almendras en el desayuno, enteras, crudas, en mantequilla o en aceite, disminuye estos niveles y da una sensación de saciedad, según un estudio de la Universidad Purdue, en Estados Unidos, en el que además se comprobó que las almendras enteras y su aceite también estimulan la producción de insulina, aún mejor que la mantequilla y la harina de almendras.

9. Ayuda a tener un peso saludable

Investigaciones médicas han concluido que quienes consumen almendras o su aceite, tienen una mayor pérdida de peso que quienes siguen una dieta sin ellas.

Muchas personas aún creen que consumir almendras favorece a aumentar de peso por su alto contenido de grasas, pero no es así. (referencia)

Las grasas buenas colaboran con la pérdida del exceso de grasa corporal porque ayudan a sentirse saciado, mientras contribuyen al buen funcionamiento hormonal, responsable en gran medida del proceso digestivo y de la asimilación de nutrientes.

10. Mantiene el colon y recto saludables

Consumir almendras reduce el riesgo de padecer cáncer de colon y las inyecciones con su aceite son la primera opción de médicos en el tratamiento de prolapso rectal en niños. (referencia)

Para emplear como laxante natural en problemas de constipación serán tomadas dos cucharadas de aceite de almendra al día.

Otros estudios también señalan una correlación entre este aceite y la mejoría del síndrome de intestino irritable.

11. Tratamiento de dolor de oídos

El aceite de este fruto suaviza la cerilla y elimina el bloqueo en los conductos de ventilación del oído, con lo que se alivia el dolor. Este contenido ha demostrado ser más seguro para el órgano que otras sustancias que suelen causar infecciones. (referencia)

Para usar solo se entibiará una cucharada de aceite en agua caliente y se aplicarán 2 o 3 gotas en el canal del oído.

El extracto de almendra es excelente para la piel y el cabello

Ampliamente utilizado en productos de belleza y cuidado facial, el aceite de almendras es popular por hacer que la piel y el cabello luzcan fantásticos.

Para mejores resultados se calentará un poco antes de aplicarse y se combinará con aceites esenciales de rosa o mirra.

Los siguientes son más de sus aportes a la piel y al cabello:

Protector: sus propiedades antioxidantes no solo protegen la piel de los daños provocados por los rayos del sol, también disminuyen los efectos del desgaste ya existente. (referencia)

Contra el acné: su vitamina A y fácil absorción previene y elimina las espinillas y destapa poros obstruidos. (referencia)

Exfoliante natural: se convierte en exfoliante natural al mezclarse con azúcar, ideal para pieles sensibles que otros productos suelen irritar. (referencia)

Desmaquillante: el aceite de almendras es empleado como desmaquillante y como acondicionador para el cabello. (referencia)

Formas de uso del aceite de almendras

El aceite de almendras se tomará o se untará en la piel. En ambos usos se favorecerá al sistema cardiovascular, corazón, cerebro, sistema digestivo y cabello.

Lee también nuestra guía sobre los 31 beneficios y usos del Aceite de Almendras para la piel, cabello y salud

¿Para qué sirve el aceite de almendras?

  • Humecta e hidrata la piel.
  • Beneficia a la salud capilar.
  • Disminuye el colesterol malo.
  • Previene la diabetes y el cáncer
  • Ayuda a la salud cardiovascular.
  • Sirve de tratamiento para afecciones de la piel.
  • Se emplea en planes alimenticios para bajar de peso y controlar la glucosa.

¿De dónde proviene el aceite de almendras?

De los dos tipos principales de almendras, la dulce es la más utilizada para extraer el aceite empleado en productos y tratamientos cosméticos.

La almendra, prunus dulcis o amygdalus communis L, es originaria del sudoeste de Asia y Medio Oriente. El término prunis dulcis se refiere específicamente al árbol de almendro de donde se obtiene el fruto.

Aunque se le agrupa con otras nueces de árbol, la almendra es en realidad un fruto conocido como drupa, que se caracteriza por tener un una superficie exterior que encierra una cáscara con semilla dentro.

El uso de la almendra inició hace cientos años cuando granjeros comenzaron a recogerla y a consumirla. Aún se desconoce cómo distinguían a la dulce de la amarga no comestible que, aunque en la actualidad se emplea como aceite, se sabe que es tóxica, incluso en pequeñas dosis, por su contenido de cianuro.

Pese a ello, la almendra amarga puede ser consumida solo bajo estricta supervisión médica y al ser extraída su cianuro, pues suma propiedades antibacteriales, antivirales y antiespasmódicas.

Aunque la típica variedad de almendra dulce es la más usada, hay otras opciones como la almendra marcona que se cultiva exclusivamente en España y que es incluso más dulce y más costosa que la que se consigue habitualmente. También tienen una textura húmeda y una forma más redonda.

Según gastrónomos, es la más exquisita. El valor nutricional es prácticamente el mismo en todas las variedades.

Datos nutricionales del aceite de almendras

Las almendras contienen grasas monoinsaturadas, ácidos grasos linoleicos y ácido oleico.

Además de su contenido de fibra y minerales, sus grasas insaturadas la convierten en un alimento útil para disminuir los niveles de colesterol y por tanto, reducir el riesgo de una enfermedad cardiovascular o diabetes.

100 gramos de aceite de almendras suman 60 unidades de vitamina E, lo que equivale a 200 % de la cantidad diaria recomendada. Contienen otras vitaminas y minerales pero en cantidades muy pequeñas. Su beneficio principal se encuentra en la calidad del tipo de grasa que tiene.

Historia y datos interesantes del aceite de almendras

El empleo del aceite de almendras para tratar problemas de la piel por resequedad se enseñó en escuelas antiguas de medicina, como la china, la greco-persa y la ayurvédica.

Aunque es originaria del Medio Oriente y Asia, comenzó a transportarse a América más recientemente, en específico a California, donde a la fecha se produce la mayor cantidad de almendras.

El primer registro de árboles de almendro en Estados Unidos y Europa data del siglo IXX.

Uno de los usos potenciales más interesantes para este aceite forma parte de un esfuerzo humanitario en países en desarrollo, pues se sabe que es un buen antídoto del fosfuro de aluminio, pesticida muy empleado para proteger el arroz almacenado, que es altamente tóxico y responsable de muchos casos de envenenamiento, incluso suicidios, en India e Irán.

Científicos de la Universidad de Teherán experimentaron con el aceite de almendras con buenos resultados, al reducir el número de muertes por el pesticida. Este descubrimiento es muy relevante porque no se conoce otro antídoto efectivo.

¿Cómo usar el aceite de almendras?

Su empleo es muy fácil para sus diferentes propósitos.

Primero se advierte que aunque es muy ligero para aplicar directamente a la piel, no se empleará como humectante facial todos los días porque podría causar exceso de grasa. Esto no será problema para tratamientos capilares.

Para ingerir, solo se tomarán entre 2 y 4 cucharaditas del aceite, preferiblemente tibio, para que sea absorbido más rápido. Se puede mezclar con ensaladas, en las papas o tomarlo en smoothie o en un batido de proteína.

El extracto es buen ingrediente para cocinar, pues su punto de humo es de 430 °F (221°C), lo que significa que es seguro para freír, por ejemplo, papas a la francesa.

El aceite de almendras sirve para diluir aceites esenciales y evitar que irriten al aplicar sobre la piel. Como aceite portador es ideal ya que su olor es suave y no se evapora con facilidad.

Otros usos son:

  • Ha sido empleado como biodiesel.
  • Ayuda a tratar la dermatitis en perros.
  • Calma el dolor en erupciones cutáneas, alivia la irritación y la picazón.
  • Ayuda a quitar la placa sin afectar el esmalte en las pastas de dientes no abrasivas.
  • Proporciona suavidad y brillo en el cabello. Su contenido graso y de vitamina E mejora la salud del cuero cabelludo.

Recetas con aceite de almendras

Batido proteico

  • Hielo al gusto.
  • ½ taza de fresas.
  • ½ taza de papaya.
  • 1 taza de leche de almendras.
  • 2 cucharadas de aceite de almendras.
  • 1 scoop de proteína en polvo sabor vainilla.

Preparación

Mezclar los ingredientes en la licuadora. Tomar.

Crema casera para el eczema

  • ½ taza de manteca de karité.
  • 1 cucharada de miel de abeja.
  • ½ taza de aceite de almendras.
  • 8 gotas de aceite de árbol de té.
  • 20 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 5 gotas de aceite esencial de mirra o geranio (opcional).

Preparación

Derretir y mezclar la manteca de karité con el aceite de almendras en baño de maría. Añadir la miel y seguir mezclando. Después de que todo esté integrado, sumar el resto de los aceites.

Esperar a que enfríe un poco hasta que comience a espesar. No hasta que se endurezca mucho.

Batir con una batidora por varios minutos hasta que adquiera un aspecto espumoso. Después de 10 minutos más tendrá una consistencia de crema. Vaciarla en un recipiente de vidrio. Estará lista para usarse. Se almacenará en el refrigerador o a temperatura ambiente.

Mascarilla facial

  • Agua caliente.
  • 2 cucharadas de aceite de soya.
  • 2 cucharadas de avena natural cruda.
  • 2 cucharadas de aceite de almendras.

Preparación

Mezclar los aceites, añadir poco a poco la avena y después el agua, hasta formar una pasta homogénea. Aplicar la mascarilla en el rostro y dejar actuar por 30 minutos. Enjuagar con agua tibia sin utilizar jabón.

Mascarilla contra el acné

  • Una manzana.
  • Una yema de huevo.
  • 30 ml de aceite de almendras.

Machacar la pulpa de la manzana. Mezclar los 3 ingredientes y aplicar en el rostro o en la zona del cuerpo deseada. Dejar actuar por 30 minutos. Enjuagar con agua tibia sin usar jabón.

Exfoliante natural

Mezclar gotas de un aceite esencial como lavanda con dos cucharadas de aceite de almendras y una cucharada de sal de grano o azúcar.

Precauciones en usar aceite de almendra

Aunque el aceite de almendras no implica riesgos, será irresponsable subestimar algunos aspectos y condiciones médicas antes de su empleo.

Se tendrá certeza de que no se es alérgico al fruto o a las nueces en general.

No aplicar excesivamente en la piel porque podría causar una reacción negativa en pieles sensibles y con tendencia a alergias.

No se consumirán almendras con alcohol. Se evitará cualquier producto que las contenga si se padece de pancreatitis.

El aceite se guardará en un lugar fresco y seco para que no se dañe o se alteren sus propiedades.

Las almendras amargas y su aceite no se comerán, a menos que sea la indicación de un médico y sea bajo su supervisión.

Se consultará al doctor antes de emplear el aceite de almendras para tratar o prevenir alguna enfermedad o afección, sobre todo si se está bajo medicación, pues podría interactuar con algunos fármacos como los tratamientos para bajar los niveles de colesterol o contra la diabetes.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan los beneficios de la almendra en la piel y salud general.

 

Ver También:

Referencias:

  1. Hiroko Kuriyama y col. Immunological and Psychological Benefits of Aromatherapy Massage. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine
    Volume 2, Issue 2, Pages 179-184 https://www.hindawi.com/journals/ecam/2005/270901/abs/
  2. Sandra A. Hernández y col. Aceite de almendras dulces: extracción, caracterización y aplicación. Quím. Nova vol.32 no.5 São Paulo  2009 http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0100-40422009000500044&script=sci_arttext
  3. Ahmad Z. The uses and properties of almond oil. Complement Ther Clin Pract. 2010 Feb;16(1):10-2 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20129403
  4. Shweta K. Gediya y col. Herbal Plants: Used as a cosmetics J. Nat. Prod. Plant Resour., 2011, 1 (1): 24-32 (Enlace)
  5. Gupta Amit y col. Indian Medicinal Plants Used in Hair Care Cosmetics: A Short Review PHCOG J June 2010 | Vol 2 | Issue 10 http://www.phcogfirst.com/sites/default/files/Indian%20Medicinal%20Plants%20Used%20in%20Hair%20Care%20Cosmetics.pdf