31 Beneficios Y Usos del Aceite De Almendras Para la Piel, Cabello y Salud

Probablemente viviste aquel momento cuando tu mamá te perseguía, antes de salir de casa hacia la escuela, con un vaso de leche con algunas almendras remojadas en éste: el motivo era que al tomarlas podrías convertirte en un genio.

Y resulta que, con el paso del tiempo, recientes estudios científicos revelan que mamá no estaba tan equivocada, pues el aceite de almendras ha demostrado ser una bomba de nutrientes que aportan una gran cantidad de beneficios para la salud.

En este artículo te sorprenderemos con la gama de beneficios que dicho aceite proporciona para el cuidado de la piel, cabello, peso, además de que es excelente para combatir el acné y en mejorar la digestión.

¿Qué es el aceite de almendras?

Es un extracto que se obtiene directamente de las almendras crudas. Sus múltiples beneficios se pueden atribuir a sus cantidades abundantes de vitaminas (en especial la vitamina E), minerales (potasio y zinc), proteínas y ácidos grasos monoinsaturados.

¿Cuáles son los diferentes tipos de aceite de almendras?

Técnicamente hablando existen dos tipos de aceite de almendras: dulce y amargo.

El dulce se extrae de almendras de este tipo y es apto para el consumo humano.

Se puede emplear con fines culinarios, para dar sabor y fragancia a algunos platillos y también aplicarse de forma tópica en la piel y el cabello.

El aceite amargo se extrae a partir de presionar las almendras amargas.

Sin embargo, contiene una sustancia llamada amigdalina, la cual, una vez procesada, se transforma en ácido hidrociánico, que es tóxico para el ser humano.

Por tanto, y pese a sus propiedades medicinales, este tipo de aceite no puede ingerirse y se emplea exclusivamente para aplicación tópica.

Ahora que ya tienes una idea más clara respecto a las generalidades, analizaremos a continuación la amplia variedad de usos que se le puede dar a esta rica sustancia.

Lee nuestra guía sobre los 12 beneficios de las almendras

Las bondades del aceite de almendras

Beneficios para la piel

En esta era, en donde la apariencia lo es todo, a nadie le gusta la idea de lucir como un zombie.

Y, a pesar de los esfuerzos por mantener una piel radiante, los agentes como el sol, la contaminación, las impurezas del ambiente y el estrés, ocasionan que la piel pierda su brillo y lozanía.

¡Pero la naturaleza una vez más sale al rescate y nos regala un excelente reparador de la lozanía y brillo de nuestra piel con este magnífico aceite! Así que te recomendamos poner atención a todos los beneficios que mencionaremos a continuación.

1. Hace que la piel luzca más saludable

Uno de los principales beneficios del uso tópico del aceite de almendras en la piel del rostro es su capacidad para liberarla de impurezas, al mismo tiempo que le imparte un cálido brillo natural, nutriéndola y luciéndola más lisa y tersa.

Así que lograr un cutis radiante ya no tiene por qué ser un dolor de cabeza ni requiere de mucha inversión de tiempo, dinero y esfuerzo: la riqueza en vitaminas E, A y B del aceite de almendras sella milagrosamente la humedad natural de la piel y mejora su absorción sin obstruir los poros.

2. Reduce la apariencia de los círculos negros

Sin duda, los pandas son de los animales más tiernos del reino animal; no obstante, a nadie le parece atractivo ir por la vida con ojeras de panda.

Esos círculos negros, que muchas veces se forman en la piel debajo de los ojos dando una apariencia extraña y misteriosa, podrían llegar a cubrirse con algún maquillaje corrector, a pesar de que los cosméticos de línea por lo general cuestan una fortuna, y al final de cuentas no los desaparezcan del todo.

Así pues, te recomendamos optar por una opción más natural, sencilla y económica como es el aceite de almendras.

Su aplicación consiste en dar un ligero masaje en esa zona del rostro todas las noches antes de irte a dormir.

Gracias a la vitamina E desvanecerás el tono obscuro en esta zona, así como las arrugas y las patas de gallo.

Lee nuestra guía sobre cómo hacer leche de almendras

3. Retrasa los síntomas del envejecimiento

Tanto la piel flácida, las bolsas debajo de los ojos como cualquier otro síntoma que produzca una apariencia avejentada, son los constantes terrores de las mujeres.

¿Alguna vez escuchaste la horripilante historia de una reina que se bañaba en la sangre de mujeres jóvenes para conservar su juventud eternamente? Pues bien, no es necesario llegar a acciones tan radicales cuando tenemos a la mano el aceite de almendras.

Pues si lo usas de forma regular lograrás mantener una apariencia de lozanía y frescura en tu piel.

Una vez más la vitamina E, es la sustancia que ayuda a prevenir e, incluso, revertir los efectos del envejecimiento al suavizar la apariencia de las arrugas y líneas de expresión.

4. Remueve impurezas y células muertas de la piel

En muchas ocasiones, la piel se ve opaca y sin vida gracias al efecto de agentes como la suciedad, la contaminación y el sudor.

El alto contenido humectante del aceite de almendras ayuda a desprender estas impurezas y las células muertas de manera fácil y rápida.

Para ello necesitarás mezclar de cuatro a cinco almendras aplastadas, una cucharadita de leche, unas cuantas gotas de jugo de limón y harina de garbanzos.

Aplica esta mezcla sobre tu rostro y déjala actuar por un lapso de 30 minutos antes de enjuagarla.

¡Y si agregas una cucharadita de azúcar a esta mezcla podrás hacer un exfoliante sumamente efectivo para tu piel!, que al frotarlo te ayudará a remover las células muertas y los desagradables puntos negros.

5. Ayuda al tratamiento de la psoriasis y el eczema

Por si esto fuera poco también ayuda a combatir la psoriasis, el eczema y el acné, pues relaja la piel y disminuye de manera efectiva la irritación.

Esto se logra en gran medida por su acción emoliente, que hidrata la piel profundamente.

6. Protege de los rayos solares

Debido a los conocidos efectos de los rayos ultravioleta (UV) sobre nuestra piel, nos vemos obligados a cubrirla completamente para evitar las quemaduras y líneas de bronceado que pueden afectar su textura y, aún más, la salud de sus células.

Pero la vitamina E brinda una capa que protege nuestra piel contra los dañinos efectos de los rayos solares; es decir, ¡funciona como un bloqueador solar natural con un FPS de 5!

7. Reduce las líneas de expresión

Si comienzas a notar los efectos del envejecimiento sobre tu piel a manera de líneas de expresión y de las llamadas “patas de gallo”, llegó la hora de empezar a dar un ligero masaje en la piel alrededor de tus ojos para mejorar su apariencia, la circulación sanguínea en esta zona y reducir la opacidad.

¿Cómo aplicarlo? Tienes que mezclar dos cucharaditas de aceite de almendras tibio con dos gotas de vitamina E; aplicar esta mezcla sobre la piel alrededor de tus ojos en un ligero masaje con movimientos circulares con las puntas de tus dedos.

Realiza este proceso por un lapso de 10 a 15 minutos y posteriormente limpia tu rostro con una toalla facial. Enjuaga la zona con agua tibia y seca con suavidad.

8. Sustituto de la crema de manos y pies

El aceite de almendras, al ser un aceite muy ligero en comparación con otros, resulta ser un excelente sustituto de las cremas de manos y pies, además de tener un costo realmente accesible.

Al aplicarlo se absorbe por completo en la piel dejándola suave e hidratada como la piel de un bebé. Debido a su alto contenido de zinc y a su agradable fragancia, también es un remedio eficaz para los talones resecos y partidos.

9. Ayuda al tratamiento de los labios partidos

Tener unos labios suaves y sonrosados ya es posible lograrlo sin un esfuerzo mayúsculo gracias al afecto del aceite de almendra; incluso, cuando llegas a sentir tus labios partidos e irritados, te recomendamos esparcir unas cuantas gotas de este aceite sobre la piel de tus labios, esto hará que los humecte y los lucirá suaves inmediatamente.

10. Remueve el maquillaje de forma muy efectiva

Es efectivo para remover el maquillaje, incluso te ayudará a abrir el poro para liberarlo de impurezas y obstrucciones, siendo también un remedio muy eficaz para las pieles con acné.

Beneficios para el cabello

¿A quién le agrada la sensación de la grasa sobre el cabello? Seguramente a nadie.

Pues otra de las ventajas del aceite de almendras es que es un extraordinario humectante para el cabello, dándole un brillo inigualable y haciéndolo lucir bello y saludable.

11. Reduce la inflamación en el cuero cabelludo

El cuero cabelludo frecuentemente se encuentra expuesto a agentes contaminantes como la contaminación, el polvo, el calor y los químicos de los productos que usamos para estilizar nuestro cabello.

Todos estos factores favorecen la inflamación del cuero cabelludo y, de no ser tratada, puede desencadenar problemas más graves, entre ellas la pérdida de cabello o la caspa.

La solución ideal para desinflamar el cuero cabelludo consiste en aplicar un poco de aceite de almendras sobre el mismo y dar masaje a la zona; su alto contenido de ácidos grasos ayudará a humectar y suavizar, al mismo tiempo que a favorecer la circulación sanguínea.

12. Auxiliar en el tratamiento de la caspa

Si el problema de la caspa te está limitando para usar tus mejores outfits negros, llegó el momento de hacer algo al respecto.

Al dar un masaje con aceite de almendras tibio en tu cuero cabelludo lograrás remover las células muertas, suavizar esta área, humectar tu cabello y eliminar de manera eficaz los problemas de caspa.

Incluso te recomendamos hacer una mezcla de bicarbonato en polvo con un poco de aceite de almendras y aplicar de manera generosa sobre tu cuero cabelludo dejándolo actuar por aproximadamente 30 minutos.

Después de este tiempo enjuaga tu cabello a fondo y disfruta de un cuero cabelludo limpio y libre de caspa.

13. Substituto de los acondicionadores y productos para dar brillo al cabello

Si cada vez que lavas tu cabello usas unas cuantas gotas de aceite de almendras y das masaje a tu cuero cabelludo, esto acondicionará tu cabello manteniéndolo brillante, suave e hidratado.

Su textura suave y ligera lo convierte en un excelente substituto de los acondicionadores que se usan sin enjuagar y de los productos para proporcionar brillo.

Además de sus increíbles propiedades humectantes que se dan gracias a sus altos contenidos de ácidos grasos y de vitamina E.

14. Ayuda a reparar de las puntas abiertas

Un cabello opaco y quebradizo afecta considerablemente nuestra apariencia. Así pues en una vida estresante y con prisas junto con la suciedad y contaminación que predominan en el ambiente, el que podamos mantener nuestro cabello en óptimas condiciones parece prácticamente imposible.

Pero no te desanimes, el uso regular del aceite de almendras sobre tu cabello es tu mejor aliado para combatir estos terribles efectos.

Tan sólo mezcla este aceite junto con el de oliva y de castor en proporciones iguales y masajea tu cabello con esta mezcla. Si lo usas de manera frecuente notarás una gran diferencia.

Estos tres tipos de aceites están cargados de nutrientes esenciales que promueven el crecimiento del cabello al mismo tiempo que lo fortalecen; pero específicamente el aceite de almendras posee vitaminas, antioxidantes y minerales esenciales que te ayudarán a restaurar y rejuvenecer los folículos de tu cabello.

15. Mantiene tu cabello largo y saludable

Al ser una fuente rica de magnesio, ayuda a prevenir la caída del cabello y a mantenerlo brillante y saludable.

Deberás dar un masaje con aceite de almendras de una a dos veces por semana sobre el cuero cabelludo, después empapar una toalla en agua caliente y colocar un turbante alrededor de tu cabeza para sellar el calor.

Beneficios para la salud

A pesar de que es un ingrediente algo costoso, no debemos dejar de lado los innumerables beneficios que trae consigo el consumo del aceite de las almendras.

Sin embargo, la inversión valdrá la pena, pues la variedad de platillos que puedes preparar y adicionar con el aceite y el toque de sabor y aroma que dará es inigualable.

Ahora bien, a continuación, te mostraremos algunos beneficios que el consumo del aceite de almendras trae para la salud.

15. Ayuda en la prevención de enfermedades del corazón

Es un importante fuente de ácidos grasos monoinsaturados, los cuales estimulan la salud del corazón y te ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Este aceite es también rico en ácido fólico, proteínas, potasio y grasas insaturadas, todos los cuales han demostrado ser benéficos para la salud cardiovascular.

17. Ayuda a tratar problemas de estreñimiento

El aceite de almendras dulces puede servir como laxante. Tan sólo hay que añadir unas cuantas gotas de este aceite en un vaso de agua tibia y beberlo dos veces al día.

Esta bebida limpiará tu estómago, manteniendo en correcto funcionamiento tu sistema digestivo.

18. Regula la presión arterial y mantiene los niveles de colesterol

Otro increíble beneficio es que te ayudará a mantener a raya la diabetes tipo 2, además de que restaurará la salud del hígado y mantendrá el corazón saludable.

De igual manera, este aceite es rico en potasio y bajo en sodio, lo cual favorece la salud cardíaca al mismo tiempo que regula la presión arterial y los niveles de colesterol.

19. Auxiliar en la reducción de peso

Si agregas unas cuantas gotas de aceite de almendras a un vaso con agua tibia verás los increíbles resultados que tiene para ayudarte a bajar de peso, esto gracias a su alto contenido de grasas monoinsaturadas que ayudan a acelerar el metabolismo.

5. Fortalece el sistema inmunológico y regula la digestión

El consumo regular de aceite de almendras es una excelente forma de fortalecer el sistema inmunológico y de favorecer la salud intestinal, lo cual va muy ligado.

Este aceite ayuda como laxante, lo cual favorece la limpieza intestinal. ¡Úsalo como aderezo para tu ensalada!

20. Es excelente para las mujeres embarazadas

Muchos ginecólogos recomiendan su consumo para las mujeres embarazadas, pues al ser una fuente muy rica de ácido fólico, ayudará a reducir los riesgos de malformaciones congénitas en el feto.

De igual manera, su consumo constante favorece el crecimiento celular saludable y el proceso de formación de los tejidos. Otra gran ventaja es que previene al feto de sufrir defectos del tubo neural.

21. Fortalece la memoria y el sistema nervioso

Si has escuchado que consumir cinco almendras al día es magnífico para mejorar tu memoria, ¡te sorprenderá escuchar que el aceite de almendras es aún mejor!

Sus altos contenidos de ácidos grasos omega 3 y de potasio son excelentes para promover la salud del sistema nervioso.

Tan sólo hay que tomar algunas gotas de aceite de almendras en un vaso de agua tibia todas las noches para obtener todos sus beneficios.

22. Auxiliar en la prevención del cáncer

Es auxiliar en la prevención del cáncer de colon, pues al ser un aceite rico en fibra, el añadir unas gotas a tu ensalada te ayudará a la movilidad del intestino.

23. Estimula la circulación sanguínea y el desarrollo de los huesos en los bebés

Como ya habíamos mencionado, es una excelente fuente de vitamina D, la cual es indispensable para la correcta absorción de calcio en el organismo. ¡Y sí, recordaste bien!, el calcio es un mineral fundamental en la formación del tejido óseo en los recién nacidos.

De igual manera, el dar masajes al bebé en sus articulaciones con este aceite le ayudará a mejorar la circulación sanguínea y a prevenir problemas en su piel.

24. Proporciona energía instantánea

Gracias a la presencia de cobre, manganeso y riboflavina, dicho aceite es un excelente auxiliar cuando nuestra energía decae. Las gotas que agregarás a tu ensalada traerá energía y vitalidad a tu organismo.

25. Alivia el dolor y el estrés muscular

Cualquier masaje es terapéutico, pero uno que use aceite de almendras además de relajarte, te ayudará a aliviar los dolores y molestias musculares.

El aceite tiene propiedades analgésicas que favorecen la reducción del dolor y el estrés provocados por la tensión muscular.

26. Posee propiedades antiinflamatorias

Muchos creen que todas las grasas son dañinas para la salud. Sin embargo, hay un tipo de grasas que, consumidas en cantidades adecuadas, favorecen el correcto funcionamiento del organismo.

Y como éstas no se producen de manera natural en el cuerpo, requerimos de fuentes externas para satisfacer esta necesidad con recursos como el aceite de almendras.

Los ácidos linoléicos presentes en el aceite de almendras, te ayudarán a reducir la inflamación, así como los niveles de colesterol dañino en tu sistema.

27. Favorece la salud y fuerza de las uñas

Las uñas largas pueden ser muy atractivas siempre y cuando su apariencia sea saludable. Y para esto también nos ayuda el aceite de almendras.

Para ello hay que dar constantemente un ligero masaje sobre las uñas con unas cuantas gotas de este aceite, debido a sus altos contenidos de potasio y zinc las harán más resistentes al mismo tiempo que las hidrata.

28. Es una importante fuente de vitaminas y minerales

El aceite de almendras debe ser un ingrediente esencial en tu cocina, no sólo porque enriquece tus alimentos con una agradable fragancia y sabor, sino especialmente por su vasta cantidad de nutrientes.

Éstos van desde minerales como magnesio, potasio y calcio, hasta su alto contenido de vitaminas D y E, que hacen de este producto una excelente fuente de nutrientes esenciales para la salud general de tu organismo.

Beneficios cosméticos

A continuación, te presentaremos tres increíbles beneficios cosméticos del aceite de almendras que lo han convertido en el favorito de nuestras mamás y abuelas por generaciones.

29. Es ideal para masajes y para la elaboración de productos para el cuidado de la piel

Altamente valorado en los spa y salones de belleza, el aceite de almendras es un ingrediente esencial para los tratamientos de la piel y masajes que genera resultados asombrosos.

Éste se integra, de manera uniforme, con otros aceites esenciales y también se utiliza en la fabricación de productos para la higiene del rostro y cuerpo, mascarillas faciales, jabones y aceites para masaje.

30. Ayuda a prevenir y reducir las estrías

Algunas personas se sienten incómodas al utilizar shorts o playeras de manga corta debido a que su piel presenta estrías; pero esto ya no será más un problema, pues el aceite de almendras dulces es un auxiliar excelente para combatirlas de manera muy eficaz.

Posee increíbles propiedades emolientes que dan firmeza y suavidad a nuestra piel.

El masajear la piel con dicho aceite estimula la circulación sanguínea, lo cual interviene de manera significativa en la prevención de la aparición de las estrías

31. Ayuda a mantener las pestañas largas y hermosas

Si sueñas con tener unas pestañas largas y hermosas, el aceite de almendras será tu mejor aliado. Éste te ayudará a fortalecer los folículos de tus pestañas al mismo tiempo que les añadirá un atractivo brillo.

Cabe mencionar que el cabello de nuestras pestañas funciona de manera similar al de nuestro cuero cabelludo, así pues, los mismos nutrientes que benefician al cabello, tales como la vitamina E, los ácidos grasos y el magnesio harán maravillas en tus pestañas.

Te recomendamos utilizar un cepillo para rímel limpio para facilitar su aplicación. Sólo sumérgelo en el aceite y aplícalo sobre tus pestañas tal como lo haces con el rímel. Puedes hacerlo todas las noches antes de irte a dormir, y podrás comprobar cómo tus pestañas comienzan a volverse más espesas y con una apariencia más hermosa.

Cómo elaborar aceite de almendras casero

A pesar de que puedes encontrar el aceite de almendras dulces fácilmente en el mercado, algunas personas prefieren prepararlo en su propia casa.

Así pues, a continuación te presentamos un proceso sencillo y accesible a través del cual podrás extraer el aceite puro para almacenarlo en tu cocina.

Sólo necesitarás una taza de almendras crudas, de una a dos cucharaditas de aceite de oliva y un frasco de vidrio.

Instrucciones:

  1. Coloca las almendras secas en una licuadora. Deberás incrementar la velocidad poco a poco y hacer una pausa cada cinco minutos para prevenir que las almendras se pegan unas con otras.
  2. Tritúralas hasta que queden reducidas a una pasta suave, y agrega entonces el aceite de oliva para dar una última triturada.
  3. Coloca esta pasta en un envase de vidrio y déjala reposar de dos a tres semanas a temperatura ambiente.
  4. Una vez transcurrido este tiempo podrás separar el aceite de los residuos sólidos.
  5. Cuela y almacena tu aceite dentro de la botella de vidrio y estará listo para utilizarse.

Precauciones

Tal como sucede con otros ingredientes, el utilizar aceite de almendras cuando se padece alguna condición específica de salud podría ponerte en riesgo. A continuación, mencionaremos algunas de éstas para que las tengas en mente antes de aplicarlo o consumirlo.

El consumo de cualquier aceite es saludable siempre y cuando sea con moderación, por tanto, no te excedas en su uso, y consulta siempre a un nutriólogo o profesional de la salud para saber cuál es la cantidad ideal para ti.

Es muy importante que leas bien la etiqueta del producto para que determines qué tipo de aceite de almendras es adecuado para consumo humano, recuerda siempre que sólo se puede consumir el aceite de almendras dulces, pues el aceite de almendras amargas es tóxico para la salud.

¡Evita consumir aceite de almendras si estás bajo una dieta rica en magnesio!

El consumo en exceso te puede llevar a una sobredosis de vitamina E, la cual podría traer complicaciones a tu salud como visión borrosa, debilidad, mareos y diarrea.

De igual manera recuerda que este aceite es rico en ácidos grasos por lo cual su exceso puede hacer que ganes peso.

Finalmente, recuerda que antes de introducir cualquier producto nuevo en tu dieta, deberás estar al pendiente de cualquier reacción alérgica y, en caso de que ésta se presente, debes suspender de inmediato su uso y contactar a un profesional de la salud.

¿Te gustó esta lista sobre los beneficios del aceite de almendras? Te invitamos a que nos comentes cualquier opinión o sugerencia que tengas o, incluso, algún aporte extra sobre el tema.

Hasta la próxima.

Ver También: