Porqué Tomar Jengibre Y Té Verde Todos los Días, Qué Beneficios Tiene + Recetas

A veces los mejores remedios para mantener óptima salud los tenemos en nuestra propia casa, sin saberlo. Prevenir enfermedades y obtener nutrientes esenciales es muy sencillo cuando sabemos dónde y cómo buscar estos beneficios en productos que usamos día a día.

En este caso te hablamos den jengibre y el té verde, dos productos que seguramente has consumido, pero que juntos aumentan sus beneficiosas propiedades. Al mismo tiempo, nos brindan vitaminas, minerales y otros nutrientes para nuestra salud en general.

Ya sea si quieres perder peso o buscas alimentos más sanos para sentirte mejor, el jengibre y té verde no te decepcionarán. Además, tomarlos juntos no solo te aporta beneficios, sino que tiene un gran sabor.

Beneficios del té verde

Los ingredientes activos del té verde provienen de sus hojas. Su principal característica es que es un antioxidante, que ayuda a retrasar el envejecimiento celular. También se le considera un anticancerígeno natural.

Entre sus beneficios: ayuda a mejorar la salud de encías y dientes, combate la retención de líquidos, reduce las alergias, ayuda a acelerar el metabolismo, mitiga el estrés oxidativo y también sirve de tratamiento para enfermedades como psoriasis y acné.

Además, te ayuda a estimularte, ya que mejora la atención y concentración.

Lee nuestra guía sobre los 12 increíbles beneficios del te verde

Beneficios del jengibre

La parte terapéutica del jengibre proviene de su raíz. Al igual que el té verde, ayuda a prevenir el cáncer y también puede ayudar a tratar algunos de sus síntomas, particularmente en los casos de la próstata, ovario y colon.

Reduce significativamente las náuseas y mareos provocados por la quimioterapia, al igual que los provocados por el embarazo.

Aumenta tu metabolismo e incrementa el calor de tu cuerpo, lo que te ayuda a bajar de peso rápidamente.

Mejora tu circulación y puede protegerte de enfermedades cardiovasculares. Puede aliviar cólicos menstruales y aliviar migrañas. Así como combatir la retención de líquidos.

También puede combatir ciertos tipos de infecciones y subir las defensas de tu cuerpo. Calma el dolor y la irritación o inflamación de garganta y tiene un efecto expectorante que promueve la expulsión de mucosidad para aliviar la tos y otras enfermedades respiratorias.

Lee nuestra guía sobre los beneficios del te de jengibre

Formas para ingerir jengibre y té verde

Ambos ingredientes se pueden preparar en una infinidad de recetas. Por lo regular, la forma tradicional para disfrutarlos es en un delicioso té, pero también puedes conseguir suplementos en formas de cápsulas o tabletas.

Dosis

En forma de té, no debes tomar más de tres o cuatro tazas al día para obtener buenos resultados.

Evita el uso de agua hirviendo para preparar el té verde, ya que lo quemarás y eliminarás todos sus compuestos beneficiosos.

La dosis diaria segura del té verde está alrededor de los 100 miligramos. En el caso del jengibre, la dosis varía entre 100 y 200 miligramos hasta tres veces al día.

Efectos secundarios de tomar jengibre y té verde

El té verde y el jengibre son relativamente seguros. Sus efectos secundarios son muy leves y casi nulos.

Los efectos secundarios del té verde se asocian más que nada con la cafeína, aunque contiene bajos niveles.

En el caso del jengibre, consumirlo regularmente puede causar acidez estomacal o diarrea. También deberás consultar con tu doctor antes de consumir jengibre si tomas medicamentos anticoagulantes, como la Warfarina, o padeces diabetes.

Si estás embarazada deberías evitar cualquier suplemento a menos de que lo indique tu médico.

¿Cuándo debo tomar el jengibre y té verde?

Para obtener los mejores beneficios de cualquier infusión medicinal, los mejores momentos para tomarla son en ayunas y entre comidas.

No es recomendable tomarlo después de la tarde, ya que los efectos depurativos y diuréticos pueden hacer que tengas que ir varías veces al baño durante la noche.

¿Qué tipos de ingredientes debo usar?

La calidad de los ingredientes es muy importante si quieres obtener los mejores resultados.

La recomendación es que el té verde que elijas sea ecológico y sin muchos ingredientes de relleno. El jengibre es mejor consumirlo fresco, pero también puedes usarlo en polvo. Tiene que tener su aroma y toque picante característico.

Recetas de jengibre y té verde

Ahora te dejamos algunas recetas para que disfrutes de ambos componentes de forma natural y sencilla.

1. Tónico de jengibre y té verde

Bebida refrescante con un toque de menta y llena de antioxidantes. Alcanza para dos personas. Si decides tomarlo por la tarde, elije un sobre de té verde descafeinado para poder dormir.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de jengibre picado (sin pelar).
  • 2 cucharadas de miel.
  • 2 sobres de té verde.
  • 4 hojas de menta.
  • 2 tazas de agua.

Indicaciones

Divide los sobres de té, la miel y las hojas de menta en dos tazas diferentes.

Vacía el agua en una tetera junto con el jengibre y espera a que hierva.

Drena el agua usando un tamiz de malla fina dentro de las dos tazas. Déjalo reposar durante tres minutos y luego remueve los sobres de té y las hojas de menta para disfrutar la bebida.

2. Té verde helado con jengibre

Excelente bebida que rinde para cuatro personas.

Ingredientes

  • Un poco de miel, azúcar o sustituto de azúcar para endulzar.
  • 1 pieza de jengibre, pelada y picada.
  • 8 sobres de té verde.
  • 8 tazas de agua.

Indicaciones

Calienta el agua hasta hervir y retírala del fuego. Agrega el jengibre picado y los sobres de té verde. Déjalos reposar durante tres minutos.

Quita los sobres de té y drénalo en un recipiente. Refrigéralo hasta que este bien frío y sírvelo en una copa con hielos y azúcar al gusto.

3. Té verde con limón y jengibre

Genial para bajar de peso y obtener las propiedades del jengibre y té verde. Está hecho para tomarlo unas cuatro veces al día.

Ingredientes

  • 2 piezas de jengibre ralladas.
  • 6 sobres de té verde.
  • 6 tazas de agua.
  • 3 limones.

Indicaciones

Calienta el agua a fuego lento. Agrega los sobres de té y déjalos cocinar durante 20 minutos.

Exprime los limones e incorpora el jugo fresco en el sartén.

Ralla y pica el jengibre. Agrégalo a la mezcla.

Retira los sobres de té verde y coloca todo en un recipiente. Tómalo con hielos.

Ya que conoces los beneficios del jengibre y el té verde podrás aprovecharlos aún más e incorporarlos a tu dieta diaria.

Si te gusto este artículo no dudes en compartirlo con tus amigos para que también conozcan sus beneficios. A ti, ¿cuál receta te gusto más?

 

Ver También: