Cómo hacer jabón de manzanilla en casa diy

 

El jabón de Castilla es apreciado en todo el mundo por su relajante suavidad, debido a que es elaborado con aceite de oliva al 100 % como materia grasa.

El jabón de manzanilla que harás con la presente receta será muy parecido al de Castilla por su alto contenido de aceite de oliva y algo de aceite de ricino para conseguir más burbujas, conservando la suavidad.

Este producto artesanal es idóneo para la gente con piel muy sensible y la manzanilla le da un saludable toque natural que ayuda a calmar la piel irritada y a curar erupciones y otros problemas cutáneos.

Lee nuestra guia sobre las propiedades de la manzanilla

Ingredientes A Base De Manzanilla

Antes de empezar con el proceso de hacer el jabón, es necesario que conozcas la forma correcta de hacer un té y un aceite infundido de manzanilla.

Té De Manzanilla

Ingredientes

  • ¼ de taza de flores secas de manzanilla o 2 bolsitas de té de manzanilla.
  • Agua destilada (10 onzas líquidas, 296 ml).

Preparación

  • Hierve el agua y déjala reposar 3 minutos.
  • Pon las flores secas o las bolsitas de té de manzanilla en un recipiente resistente al calor.
  • Cubre la manzanilla con el agua caliente y espera unos minutos hasta que se ponga amarillenta.
  • Cuela, deja que se enfríe a temperatura ambiente y reserva para el jabón.

Aceite Infundido De Manzanilla

Ingredientes

  • Flores secas o bolsitas de té de manzanilla en cantidad suficiente para llenar hasta la mitad un tarro de conservas o una botella limpia.
  • Aceite de oliva.

Preparación

  • Llena el contenedor hasta la mitad con la manzanilla.
  • Añade aceite de oliva suficiente, de manera que quede por encima de la manzanilla, agregando más de ¾ de litro de aceite.
  • Cierra el contenedor herméticamente y déjalo en reposo en un lugar fresco y seco para que el aceite se infunda.
  • Después de 3 o 4 semanas, cuela el aceite infundido y resérvalo para el jabón.

Lee nuestra guía sobre la Manzanilla y la Miel: Beneficios, Usos Prácticos + Recetas

Elaboración Del Jabón De Manzanilla

Para la medición de los ingredientes del jabón, es importante contar con una balanza de cocina precisa, ya que la exactitud en las proporciones es fundamental en las reacciones químicas involucradas.

Ingredientes

  • 8,75 onzas (248 g) de té de manzanilla frío.
  • 3,7 onzas (105 g) de soda cáustica (hidróxido de sodio, lejía).
  • 26 onzas (737 g) de aceite de oliva infundido de manzanilla.
  • 3 onzas (85 g) de aceite de ricino.
  • Un aceite esencial de tu preferencia, si lo deseas, 35 g de aceite de lavanda le sientan bien a esta receta.

Estos ingredientes alcanzan para elaborar 2 libras (10 onzas) de jabón, que serían unas 7 u 8 pastillas.

Preparación

Paso 1: Preparación De La Solución De Soda Cáustica

La soda cáustica puede quemar la piel y perforar los tejidos textiles, por lo que es necesario usar ropa de mangas largas, guantes y anteojos como protección.

Igualmente, el hidróxido de sodio se calienta violentamente al mezclarse con agua, emitiendo vapores dañinos.

En las cantidades de hidróxido y agua involucradas en la receta, los vapores emitidos no suponen un riesgo significativo para la salud, pero hay que evitarlos.

Es conveniente hacer esta operación en un espacio abierto o cerca de una ventana.

La solución de soda cáustica puede reaccionar con algunos materiales de los recipientes, por lo que hay que evitar envases de cobre, aluminio y plásticos de baja resistencia.

Los recipientes adecuados son los de plásticos de alta resistencia, acero inoxidable, esmalte y vidrio templado. También necesitarás un termómetro.

Prepara la solución de soda cáustica de la siguiente manera:

  • Pon el té de manzanilla en un recipiente apropiado.
  • Añade poco a poco la soda cáustica mientras revuelves con una cuchara o espátula de plástico resistente o de silicona, evitando respirar los gases.
  • La mezcla se pondrá caliente. Sigue revolviendo hasta que la soda cáustica se disuelva por completo en el té de manzanilla. La preparación adoptará un tono naranja.
  • Deja reposar la solución por entre 30 y 40 minutos en un lugar seguro, o hasta que su temperatura se ubique entre 38 y 43 °C (100 a 110 °F).

Agrega siempre el hidróxido de sodio al agua y nunca hagas lo contrario.

Paso 2: Medición Y Calentamiento De Los Aceites

  • Mide las cantidades necesarias de aceite de oliva infundido de manzanilla y aceite de ricino.
  • Mezcla los aceites en un recipiente.
  • Calienta la mezcla suavemente, hasta que entibie levemente, alcanzando una temperatura de entre 32 y 38 °C (90 a 100 °F).
  • Reserva para el siguiente paso.

Paso 3: Mezcla De La Solución De Hidróxido De Sodio Con Los Aceites

Con la solución de soda cáustica y la mezcla de aceites en sus temperaturas deseadas:

  • Coloca la mezcla de aceites en un recipiente resistente.
  • Añade lentamente la solución de soda cáustica mientras revuelves con una cuchara hasta que los dos componentes queden bien integrados.
  • Añade un aceite esencial, si lo deseas, y sigue revolviendo hasta que se integre.

Los componentes también pueden mezclarse con una batidora de inmersión, cuidando de no producir salpicaduras.

La mezcla estará en su punto cuando adquiera un color uniforme y una textura espesa.

Paso 4: Vertido En Moldes

La presente receta es en frío lo que significa que no hay que agregar calor para elaborar el jabón.

  • Vierte la mezcla preparada en los moldes para jabón, los cuales se venden en ferreterías y tiendas del ramo.
  • Cubre los moldes con papel apergaminado o plástico y luego envuélvelos con una manta o toalla para ayudar a retener el calor.
  • Revisa los jabones de vez en cuando. Si se están agrietando, muévelos a un sitio más fresco.
  • Después de 24 horas, descubre los moldes y déjalos en reposo por otras 24 o 72 horas.

Paso 5: Desmoldado Y Curado

  • Saca los jabones de sus moldes y déjalos descubiertos por unos días más.
  • Corta las barras de jabón al tamaño deseado.
  • Deja que las barras de jabón se curen por lo menos por 8 semanas, volteando las piezas cada semana para hacer el curado por todas las caras.

En este jabón tipo Castilla un largo curado permite un endurecimiento y una generación de espuma adecuados.

Paso 6: Envoltura Y Uso

Una vez curadas:

  • Envuelve cada barra de jabón con papel encerado.
  • Guarda los jabones en un recipiente con tapa y colócalo en un lugar fresco, libre de humedad, y lejos de los rayos del sol y fuentes de calor.

Abajo un video de cómo hacerlo:

¡Ya estás listo para usar tu jabón artesanal de manzanilla! ¡Que tengas un buen baño!

Comparte este artículo con tus amigos y en redes sociales.

Nos vemos.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here