Como curar la gastritis: paso a paso cómo mejorar

La gastritis es la inflamación del revestimiento del estómago provocado por diferentes factores. Su gravedad puede ser desde aguda hasta crónica y no atenderla a tiempo podría provocar úlceras, sangrado o cáncer en el estómago.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, más del 80 % de los mexicanos tienen gastritis.

Lee nuestra guía sobre la gastritis: Causas, síntomas y tratamiento

Síntomas comunes de la gastritis

El médico determinará el tratamiento de la gastritis con base en los síntomas del paciente, siendo el dolor abdominal el más frecuente de ellos.

La dolencia en el área abdominal se siente en la zona superior central o en la parte izquierda superior del abdomen. Los pacientes reportan sentirlo también en la espalda.

Los siguientes son otros síntomas de la gastritis:

  • Palidez.
  • Indigestión.
  • Calambres.
  • Falta de aliento.
  • Pérdida de apetito.
  • Sudoración excesiva.
  • Movimientos intestinales irregulares.
  • Angustia manifestada como fatiga o inquietud.
  • Incomodidad o dolor abdominal debajo de la caja torácica.
  • Náuseas, ocasionalmente con vómitos, que pueden durar de 24 a 48 horas.

Será necesaria la asistencia médica inmediata con siguientes síntomas graves:

  • Sudoración excesiva.
  • Vómitos con sangre.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Dolor abdominal con fiebre.
  • Heces negras o sangrientas
  • Dificultad para respirar.
  • Mareos y/o desmayos.
  • Cantidades excesivas de vómito amarillo o verde.

No se descarta que pacientes con la inflamación no manifiesten síntomas.

Lee nuestra guía sobre los Síntomas de la gastritis

Factores de riesgo de la gastritis

 

Las condiciones y estilos de vida de cada persona influyen en las posibilidades de dañar el revestimiento del estómago. Los factores de riesgo más frecuentes son:

  • Infecciones bacterianas, sobre todo la provocada por la bacteria H. pylori.
  • Infecciones virales, parasitarias o fúngicas.
  • Fumar con frecuencia.
  • Exceso consumo de cafeína y alcohol.
  • Uso de drogas como la cocaína.
  • Problemas de estrés.
  • Empleo repetitivo de analgésicos como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.
  • Empleo frecuente de medicamentos como esteroides, suplementos de potasio o hierro y la quimioterapia.
  • Edad avanzada.
  • La ingesta de corrosivos y objetos raros.
  • Tener un trastorno autoinmune como la diabetes tipo 1 o la enfermedad de Hashimoto.
  • Deficiencia de la vitamina B12.
  • VIH o SIDA.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Reflujo biliar después de una cirugía estomacal.
  • Historial de vómitos crónicos.
  • Exposición a la radiación por tratamiento radiactivo o contaminación.
  • Alergias a alimentos.
  • Tener tuberculosis o sífilis.

Tratamientos con medicamentos

El tratamiento de la gastritis dependerá de su causa y su tipo, aguda o crónica. La recuperación será determinada por el médico en base con los resultados de exámenes y análisis clínicos.

Los medicamentos para tratarla son antibióticos, inhibidores de la bomba de protones, bloqueadores de histamina o h2, antiácidos, agentes de recubrimiento y contra las náuseas.

Antibióticos

Recetados para las gastritis consecuencia de una infección por la bacteria H. pylori. Los ciclos de tratamiento son de entre 10 a 14 días, aproximadamente. Los antibióticos más empleados son la Claritromicina y el Metronidazol.

Inhibidores de la bomba de protones

Encargados de bloquear la producción de ácido gástrico en el estómago, lo que favorece a su rápida regeneración. Los más comunes son el Omeprazol y Lansoprazol.

Bloqueadores de histamina o H2

Ayudan a reducir la producción de ácido gástrico en el estómago al mermar los síntomas del reflujo ácido. Las marcas más comunes son la Ranitidina y la Famotidina.

Antiácidos

Pueden neutralizar el ácido del estómago. Peptobismol es una marca conocida.

Agentes de recubrimiento

El Sucrafalto y el Misoprostol son capaces de recubrir y proteger el revestimiento del estómago.

Medicamentos contra las náuseas

Reducen uno de los síntomas más molestos de la gastritis, las náuseas.

El médico sumará al empleo de medicamentos un cambio de hábitos alimenticios en el paciente, para apoyar la cura y prevención de la gastritis.

Cambios de hábitos alimenticios

La comida chatarra suministra al cuerpo químicos, altos niveles de azucares, sal y grasas saturadas que irritan al estómago, comidas que lo fuerzan a digerir cada uno de estos alimentos y en consecuencia, a producir más ácidos gástricos. A este ritmo el cuerpo desarrollará uno de los tipos de gastritis.

Lee nuestra guía sobre los Medicamentos Para La Síntomas De La Gastritis

¿Qué tipos de comida debo comer?

Comer sano y balanceado en la mejor manera de prevenir la inflamación del revestimiento del estómago.

Los pacientes con gastritis provocada por la H. pylori deben comer brócolis o yogur probiótico, pese a que los estudios que confirman la efectividad de estos alimentos en este tipo de la condición, aún son inconcretos.

Un estudio del Centro de Investigación y Vacunas Novartis, en Italia, concluyó que, al ser combinado con antibióticos, el yogurt probiótico tiene efectos positivos en el tratamiento de la gastritis provocada por la H. pylori.

El apio, la manzana, la miel natural, el aceite de oliva, las infusiones de hierbas y diferentes tipos de bayas, son otros alimentos que pueden ayudar durante el tratamiento de la inflamación.

Tipos de comida que debes evitar si tienes gastritis

Algunas comidas y bebidas podrían complicar la gastritis. Estas son:

  • Alimentos con picantes como el chile en polvo, nuez moscada, pimientos picantes o pimienta negra.
  • Cualquier producto lácteo elaborado con leche entera y quesos fuertes o con picantes.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Productos con tomates.
  • Bebidas con cafeína o dietéticas.
  • Tés de menta, negros o verdes.
  • Café regular o descafeinado.
  • Cualquier tipo de chocolate.
  • Jugos de naranja y pomelo.

Lee nuestra guía sobre los alimentos prohibidos si tienes gastritis

Consejos para ajustar tu dieta teniendo gastritis

Los siguientes son consejos al cambiar los hábitos alimenticios para tratar la gastritis:

  • Comer de 5 a 6 comidas medidas durante el día para reducir los daños provocados por los ácidos gástricos en el revestimiento del estómago.
  • Tomar agua frecuentemente para hidratar el estómago.
  • Incluir suplementos de omega-3 a la dieta. Un estudio del Centro de Investigación de Prevención del Cáncer de la República de Corea, encontró que el omega-3 alcanza a retrasar la aparición y hasta impide el cáncer de estómago.

Los cambios en la dieta favorecen al tratamiento de la gastritis aumentando la velocidad de recuperación y si se hacen antes del diagnóstico, ayudarán a prevenirla.

La gastritis podría curarse sola si junto a una dieta balanceada el revestimiento del estómago tiene suficiente tiempo para recuperarse.

Lee nuestra guía sobre la Dieta Para La Gastritis

¿Cómo prevenir la gastritis?

Conoce cuáles tipos de medicamentos pueden lastimar tu estómago

Los medicamentos antiinflamatorios como el Paracetamol o Ibuprofeno pueden dañar la mucosa de las paredes del estómago, deterioro que con el tiempo provocará que el revestimiento se desgaste y sufra daños permanentes.

Se consultará con el médico si es necesario tomar un antiinflamatorio que pueda dañar el estómago. El especialista podría recetar una forma entérica del medicamento.

Una pastilla entérica tiene un recubrimiento especial que impide ser disuelta por los jugos gástricos, con lo que pasa directamente hacia el intestino delgado a través del estómago. Con ello se evita dañar su revestimiento y en algunos casos hasta evitar síntoma de la gastritis.

Mantén buenos hábitos de higiene

Una de las gastritis más frecuentes es la provocada por la bacteria H. pylori, una de la que se infecta por medio de la comida en mal estado o preparada sin higiene. Por ello será necesario siempre lavarse las manos antes y después de ir al baño y antes de comer.

Ten un diario de comida

En un diario de este tipo se registran los tipos de comida consumidas y se anotan las reacciones del cuerpo, pues algunos alimentos pueden activar los síntomas de la gastritis.

Reduce tus niveles de estrés

 

La gastritis se suma a las consecuencias de los cambios físicos provocados por altos niveles de estrés, porque esta condición modifica los flujos de sangre del cuerpo, afectando la producción de mucosa estomacal, con lo que el organismo queda indefenso ante los ácidos gástricos.

Será necesario controlar estos niveles para curar la gastritis y evitar una recaída. Para ello servirá el ejercicio físico o cualquier actividad capaz de desconectar a la persona de la causa del estrés.

Lee nuestra guía sobre las top 10 enfermedades causadas por el estrés y como evitarlas

Reduce los niveles de acidez estomacal

Se tomará un vaso con agua solo cuando se sienta mucho ardor en el estómago, sensación provocada por altos niveles de ácido gástrico. Tomar agua balanceará estos niveles mejorando los síntomas.

El té de raíz de jengibre en las mañanas relaja los músculos que cubren las paredes del estómago, con lo que se reduce la acidez estomacal.

El queso de cabra y las infusiones de regaliz se suman a los alimentos que favorecen a reducir la irritación.

Nota final

Aunque el tratamiento normal es con antiácidos, las pruebas requeridas por el médico para confirmar el diagnóstico de la gastritis podrían incluir una endoscopia.

Si la causa de la inflamación del revestimiento del estómago es el consumo de drogas, alcohol o tabaco, será necesario parar sus consumos inmediatamente.

Se le informará al doctor sobre cualquier medicamento consumido antes de que recete el tratamiento para la condición.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales para que también conozcan cómo se cura la gastritis.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here