Contraindicaciones de la l-carnitina

Una de las principlaes contraindicaciones de la L-carnitinaes en personas que tengan enfermedades renales, sobre todo si se usa hemo-diálisis.

La L- carnitina se puede administrar por vía oral, presentándose tanto en forma de cápsulas como de comprimidos; así como por vía parenteral, tanto intramuscular como intravenosa. La dosis convencional está en el orden de 50 a 100 mg/kg/día distribuidos en 2 o 3 tomas por día. Estas dosis resultan independientes de la edad del sujeto, bien sea un niño o un adulto.

contraindicaciones-de-la-l-carnitina

¿Existen contraindicaciones de la L-carnitina durante el embarazo o lactancia materna?

La bibliografía existente al respecto no limita ni establece contraindicaciones de uso de L-carnitina durante el embarazo y lactancia. La razón fundamental estriba en que estamos hablando de una sustancia natural que se aumenta su demanda  durante el periodo gestacional, es decir, durante el embarazo.

Por otro lado se encuentra en la leche humana, de ahí que no han establecido restricciones para su uso durante el periodo de lactación materna.

Al efecto se han realizado estudios aplicando altas dosis de L-carnitina, en el orden de 15 gr/día, sin que se hayan detectado procesos de alteraciones fetales, es decir ni mutagénesis, teratogénesis ni tampoco carcinogénesis.

Otras enfermedades que se consideran contraindicaciones de la L-carnitina

Resultados publicados en Nature Medicine acerca de los estudios realizados por investigadores de la Clínica Cleveland, en los Estados Unidos de Norteamérica, donde se evidencia que se debe considerar entre las contraindicaciones de la L-carnitina su potencial riesgo en causar el endurecimiento o la obstrucción de las arterias, proceso que reconocemos como aterosclerosis. En este interesante estudio se demuestra que existen bacterias que habitan en el sistema digestivo humano y convierten metabólicamente la L-carnitina transformándola en trimetilamina-N-óxido reconocido como TMAO, relacionado experimentalmente con el desarrollo de la aterosclerosis en seres humanos. En estos trabajos se demuestra que una dieta alta en L-carnitina estimula la multiplicación de las bacterias que la transforman, lo que hace que se produzca mayor cantidad de TMAO agravando el problema al incrementar las posibilidades de obstrucción de las arterias desencadenando la enfermedad cardiovascular.

Uso de L-carnitina.

Según la bibliografía médica no se constatan efectos secundarios con el uso de la L-carnitina como suplemento. Su aplicación para bajar de peso resulta frecuente y puede resultar de utilidad si consideramos el relevante papel que L-carnitina tiene en los procesos relacionados con la oxidación de los ácidos grasos para obtener energía vital para el fisiologismo de los seres vivos.

Ver también:

Aplicaciones en las que el uso de L-carnitina resulta aconsejable

Resultados experimentales y de registros clínicos da lugar a que se considere como una opción la suplementación es casos de disfunción eréctil así como en personas que deseen bajar de peso.

De cualquier manera resulta más que útil imprescindible consultar a tu médico si crees tener algún problema renal o alguna de las contraidicaciones de la L-carnitina aquí mencionadas, antes de hacer uso de L-carnitina y considerar las limitantes existentes para su aplicación como suplemento en seres humanos.