Obesidad: causas, complicaciones y cómo se diagnostica

La obesidad se define como el exceso de tejido adiposo o grasa, que causa un aumento de peso y se ha convertido en un problema de salud muy difícil de controlar en muchos países.

La acumulación de grasa en la cintura y en los costados causa diabetes, síndrome metabólico, hipertensión e hiperlipidemias. Si la acumulación se da en los glúteos y la cadera, causa menos problemas de salud.

Se considera que tienes obesidad cuando tu índice de masa corporal (IMC) es mayor a 30 kg/m2.

 Lee nuestra guía sobre los tipos de enfermedades causadas por la obesidad

¿Qué Es El Índice De Masa Corporal?

Es una medida que nos ayuda a determinar si tu peso es el adecuado, de acuerdo a tu estatura.

En el sistema métrico divides tu peso en kilogramos, entre el cuadrado de tu estatura en metros. Y en el sistema inglés, divides tu peso en libras entre el cuadrado de tu estatura en pulgadas y lo multiplicas por 703.

Si el resultado es:

  • De 18.5 a 24.9, tienes peso normal.
  • De 25 a 29.9, tienes sobrepeso.
  • Más de 30, tienes obesidad.

Esta medida no determina la cantidad de grasa corporal que tienes, por lo que quienes ejercitan mucho sus músculos, como los atletas o fisicoculturistas, pueden tener un IMC mayor de 30, sin ser obesos.

El índice de masa corporal es una ayuda en la consulta para determinar la gravedad y los cuidados que debes tener si tienes un IMC alto.

En la actualidad, los cambios en el estilo de vida, las comidas preparadas con exceso de azúcar y grasa, y el sedentarismo, han incrementado la obesidad a nivel mundial.

Lo que es peor, en muchos países la obesidad infantil tiene los índices más altos de todos los tiempos.

Lee nuestra guía sobre el porcentaje de grasa corporal: Qué es, cómo calcularlo y porqué es útil

¿Por Qué La Obesidad Ha Ido En Aumento?

1. Comer Exceso De Calorías

Ahora encontramos alimentos preparados en cualquier tienda de la esquina o en los establecimientos de comida rápida, elaborados con exceso de azúcar y grasas saturadas.

Los alimentos empaquetados como galletas, panecillos, frituras y bebidas azucaradas, son la rutina diaria de desayuno para miles de personas que trabajan y no se dan tiempo para preparar un desayuno saludable.

Tan solo en Estados Unidos, las mujeres han aumentado el consumo de calorías al día, de  1542 calorías en el año 1971, a 1877 calorías en el año 2004.

Los hombres consumían en 1971 unas 2450 calorías, y en el 2004 unas 2618 calorías al día.

Hace más de 20 años las comidas eran más saludables, la mayoría preparadas en casa. Las bebidas embotelladas ahora sustituyen a las aguas de frutas o jugos que eran preparados de forma natural.

Lee nuestra guía sobre qué es la comida chatarra y porqué es tan mala para tu cuerpo

2. Vida Sedentaria

Una de las principales causas del sedentarismo es la llegada de la tecnología.

Nos hemos vuelto adictos a los videojuegos, la computadora y al teléfono móvil, que nos dejan sin ganas de hacer ejercicio. Incluso no tenemos que pararnos a cambiar los canales, a subir o bajar el volumen del televisor.

Los niños no salen a jugar, correr o hacer algún deporte con los amigos. Ahora, hasta los más pequeños tienen acceso a los dispositivos electrónicos.

Nuestros padres y abuelos, hace más de 25 años, no tenían la comodidad de un microondas, una lavadora automática, televisión con control remoto o lavavajillas. Trabajaban más físicamente y por eso no existía tanta obesidad.

Los niños salían a jugar a la calle durante una buena parte de la tarde o asistían a actividades deportivas después de la escuela.

Lee nuestra guía sobre los 30 beneficios probados del ejercicio y de tener buena condición física

3. No dormir Lo Suficiente

Dormir poco produce aumento de peso. Se han realizado estudios con niños y adultos que duermen pocas horas, demostrando que hay aumento en los índices de obesidad.

Dormir menos aumenta tu apetito, debido a los cambios hormonales. La hormona ghrelina incrementa el apetito y es estimulada cuando no dormimos lo suficiente.

Por el contrario, la hormona leptina se produce en menor cantidad cuando dormimos menos, la cual se encarga de inhibir el apetito.

Se recomienda dormir de 7 a 8 horas diarias para que tu cuerpo realice sus funciones adecuadamente y se eviten problemas como la obesidad.

Lee nuestra guía sobre las 10 consecuencias de no dormir bien y porque es importante

4. Jarabe De Maíz Con Alta Fructuosa

El jarabe de maíz con alta fructuosa es un ingrediente que encontramos en infinidad de productos. Es más barato que el azúcar, endulza más y se introdujo en Estados Unidos en los años 70.

Ese jarabe se compone de partes iguales de fructosa y glucosa. El organismo metaboliza la parte de la glucosa en forma normal y la parte de la fructuosa, por diversas reacciones químicas, se convierte en grasa.

El Dr. Lustig de la Universidad de California dice que solo en Estados Unidos el consumo al año de jarabe de maíz con alta fructuosa es de poco más de 28.5 kilos por persona, lo cual nos da un aumento de peso de 7 kilos al año aproximadamente.

La acumulación de esos kilos extras ocasiona hígado graso, que conduce al síndrome metabólico, caracterizado por:

  • Hipertensión arterial.
  • Resistencia a la insulina.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Triglicéridos y colesterol elevados.

Las dietas con exceso de carbohidratos, más la falta de ejercicio, son una buena fórmula para tener todas estas condiciones médicas.

El efecto de la fructuosa contenida en altas cantidades en el jarabe de maíz y de la glucosa en el cerebro, está relacionada con la regulación del apetito.

En un estudio de la Universidad de Yale, compararon la glucosa y fructuosa a nivel cerebral con estudios de TAC (tomografía axial computarizada), y se localizaron áreas del cerebro que se activan con la presencia de la glucosa.

Con el consumo de fructuosa las mismas regiones del cerebro permanecieron inactivas, lo que quiere decir que la glucosa activa la liberación de hormonas que inhiben el apetito, mientras que la fructuosa no.

Es recomendable que leas las etiquetas de los productos que consumes y evites todo lo que contenga jarabe de maíz con alta fructuosa.

Puedes consumir la fructuosa de las frutas y verduras porque es una cantidad menor y está acompañada de fibra, que evita la absorción de la fructuosa en grandes cantidades.

5. Dejar De Fumar

No todas las personas que dejan de fumar aumentan de peso, quienes lo dejan tienen un promedio de 2.5 a 3.5 kilos de aumento.

El 10% de las personas que dejan de fumar, aumentan más de 13 kilos, debido a que su ansiedad por fumar es sustituida por comer en exceso.

Lee nuestra guía sobre los 15 increíbles beneficios para tu salud de dejar de fumar

6. Medicamentos Que Ocasionan Aumento De Peso

Existen varios medicamentos de uso común que provocan aumento de peso, entre ellos:

Litio Y Valproato

Inhiben la liberación de leptina, la hormona del hambre que nos indica cuando debemos parar de comer.

Antidepresivos Y Antipsicóticos

Antidepresivos (como imipramina, fluoxetina, mirtazapina, paroxetina, mianserina) y los antipsicóticos (como olanzapina, risperidol, clozapina, clorpromazina) provocan aumento de peso.

Betabloqueadores

Como atenolol y metoprolol, inhiben la adrenalina, ocasionando un descenso en el metabolismo de las calorías, por consiguiente, no quemamos tanta grasa y aumentamos de peso.

Durante el tratamiento con betabloqueadores se reduce la frecuencia cardiaca, aumenta la sensación de cansancio y hay disminución de la actividad física.

Los Esteroides

Causan obesidad por la retención de líquidos. Durante el tratamiento con esteroides hay una redistribución de la masa corporal, aumenta la sed y se acumula agua en el cuerpo. 

7. Hipotiroidismo

La glándula tiroides se encarga de regular el metabolismo y quemar calorías, manteniendo tu cuerpo en un balance de peso adecuado. Durante el hipotiroidismo el metabolismo disminuye drásticamente, provocando el aumento de peso.

8. Otras Causas

Hay otros factores que influyen en la obesidad, se dice que mientras más tiempo seas obeso, más problemas tendrás para bajar de peso.

Se cree también que la misma obesidad produce obesidad como un círculo vicioso muy difícil de superar.

La genética juega un papel importante en la obesidad. Una de cada seis personas que tienen el gen llamado FTO, comen en exceso y prefieren comidas grasosas con exceso de carbohidratos y grasas saturadas.

 

Complicaciones De La Obesidad

  • Diabetes tipo 2.
  • Enfermedad Cardiovascular.
  • Hipertensión arterial.
  • Cáncer de colon, mama y endometrial.
  • Embolia.
  • Hígado graso.
  • Afectación en la vesícula biliar.
  • Aumento de triglicéridos y colesterol.
  • Apnea del sueño.
  • Infertilidad.
  • Artritis.

 

Tratamiento De La Obesidad

Cambio De Hábitos Alimenticios Y Estilo De Vida

Son varios los tratamientos que puedes llevar para deshacerte del peso excesivo.

El principal es cambiar tus hábitos alimenticios, eliminar por completo los carbohidratos, disminuir las grasas saturadas, realizar tres comidas al día, no saltarte ninguna comida y beber solo agua natural.

Evita por completo los alimentos envasados o empaquetados que contengan jarabe de maíz con alta fructuosa.

Empieza a ejercitarte, iniciando poco a poco, en actividades como:

  • Ir a un gimnasio.
  • Tomar clases de baile, yoga o spinning.
  • Caminar, trotar o correr.

Tratamiento Médico

Si has intentado bajar de peso por tu cuenta y no te ha funcionado, acude a un médico para que te dé opciones seguras en cuanto a dietas y medicamentos, que te ayuden a lograr tu objetivo.

Seguramente te mandará a hacer estudios de laboratorio para descartar cualquier padecimiento que pueda estar ocasionando la obesidad, como el hipotiroidismo.

Además, es importante que cheque los niveles de colesterol, triglicéridos, función renal y glucosa en sangre, para darte tratamiento si fuera necesario.

Cirugías Bariátricas

Estas cirugías comprenden la banda gástrica ajustable, by pass gástrico y balón gástrico.

Se consideran como medidas extremas para bajar de peso, en caso de que tu índice de masa corporal sea de 40 o más. O en caso de tener entre 35 y 39.9, pero tu salud ya ha sido afectada por complicaciones relacionadas a la obesidad.

Estas son medidas extremas, pero por sí solas no te bajan de peso, tienes que trabajar mucho la parte física y emocional para lograr buenos resultados.

Esperamos que este artículo te haya sido de mucha utilidad.

Nos vemos pronto.

 

Ver También:

Artículo anteriorLos mejores tratamientos de la obesidad
Artículo siguiente6 efectos secundarios de comer mucha canela
Médico General egresada de la Universidad del Noreste (UNE) en Tampico, Tamaulipas Mexico. Titulo de Médico Cirujano Partero, obtenido en 1987. Residencia Rotatoria en el Hospital Militar Regional en Tampico Tamaulipas, México de 1987 a 1988. Práctica privada desde 1988 hasta 2014. Miembro de la Asociación de Medicos Generales, capítulo Nuevo León hasta el año 2015.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here