Cuáles son las enfermedades respiratorias más comunes

Las enfermedades respiratorias en general, son muy frecuentes en todas las épocas de la vida, en el mundo entero. Muchas de ellas son banales y curan sin tratamiento, sin embargo otras son mucho más serias y son responsables incluso del fallecimiento de quienes las padecen.

Es importante diferenciar cuando estamos hablando de enfermedades respiratorias, de que estamos hablando exactamente, ya que se las puede clasificar de modo diferente. Veamos a grandes rasgos cuales son las opciones, para luego ver cuáles son las más comunes.

enfermedades-respiratorias

Desde un punto de vista anatómico podemos diferenciar las enfermedades respiratorias en altas y bajas. Las enfermedades que se localizan en nariz, faringe, laringe y tráquea son altas. Las bajas abarca los bronquios y pulmones

Desde un punto de vista evolutivo pueden ser agudas o crónicas. En general cuando se dice que una enfermedad es aguda muchas personas tienden a pensar que eso implica gravedad, y no es así. Las enfermedades agudas son las de rápida evolución y casi siempre resolución.

Por ejemplo, un resfrío es una enfermedad aguda que abarca el aparato respiratorio alto. Las enfermedades agudas duran en general menos de 20 días. Las crónicas son las de larga evolución, lo que no implica que todo el tiempo se encuentra enfermo. Por ejemplo existen las bronquitis crónicas (infecciones de los bronquios, por lo tanto bajas), pero eso no quiere decir que todo el tiempo el paciente está infectado. Sobre esa base crónica hace descompensaciones agudas (se infecta). La enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, es una enfermedad respiratoria crónica seria, muy relacionada con el habito de fumar, como buena parte de las enfermedades respiratorias.

Ver también:

Desde un punto de vista causal puede ser infecciosas (a su vez pueden ser virales, bacterianas, micóticas, etc.), alérgicas, tumorales, inflamatoria, vasculares, etc. Las infecciones como vimos pueden ser altas o bajas, agudas o crónicas. Esto cambia en mucho la seriedad de la enfermedad. El asma es un buen ejemplo de enfermedad respiratoria baja (a veces se acompaña de rinitis, por lo tanto también hay enfermedad alta).

Los tumores del aparato respiratorio son muy frecuentes, especialmente de pulmón. Los infartos de pulmón son un ejemplo de problema vascular que desemboca en un problema respiratorio. Se ven especialmente en pacientes que forman coágulos, en general en los miembros inferiores, en situaciones muy especiales y concretas.

Desde un punto de vista pronóstico pueden ser enfermedades banales, que curan sin tratamiento, a enfermedades crónicas que deterioran la calidad de vida y llevan a la muerte.

Enfermedades respiratorias muy comunes:

1.- Infecciones respiratorias altas más comunes

enfermedades-respiratorias-2

En este grupo se encuentra:

  • El resfrío común,
  • La gripe no complicada
  • Las anginas
  • Laringitis.

En general son enfermedades causadas por virus, por lo que no requieren tratamiento específico. Por supuesto que las amigdalitis bacterianas requieren de antibióticos. Estas enfermedades se ven con mucha frecuencia en los climas fríos. Se pueden prevenir con abrigos, y evitando el contagio viral con un buen y frecuente lavado de manos, y protegiendo la vía aérea.

2.- Alergias respiratorias

enfermedades-respiratorias-3

Como hemos visto pueden ser altas, que es el caso de:

  • La rinitis
  • Laringitis

Las enfermedades bajas alérgicas:

  • Asma

Las rinitis se caracterizan por aumento de la secreción de moco y estornudos a repetición. Las laringitis son comunes en la infancia y pueden ser serias. Dan tos perruna y voz característica, con dificultad respiratoria. Requiere de atención médica inmediata. El asma es una enfermedad que se caracteriza por crisis periódicas, con dificultad respiratoria y sonidos característicos. Con tratamiento adecuado es compatible con una vida normal. Es una enfermedad muy común en la infancia pero con los años son menos los casos.

3.- Infecciones respiratorias bajas más comunes

enfermedades-respiratorias-4

Son situaciones más serias. Aquí se encuentran las:

  • Neumonías comunes,
  • Tuberculosis
  • Bronquitis (crónicas o agudas).

En todos los casos con tratamiento adecuado se puede solucionar, pero muchas veces ese tratamiento puede ser muy intenso e incluso extenso. Las neumonías en la infancia son serias y requieren de un tratamiento más complejo. La tuberculosis se ve aún hoy día con mucho más frecuencia que en los últimos años, por lo que se debe tener siempre en mente. El tratamiento es efectivo pero es largo se debe hacer completo.

4.- EPOC

enfermedades-respiratorias-5

Como hemos visto el EPOC es una enfermedad relacionada con el cigarrillo. Se produce un daño anatómico del pulmón que es irreversible. Sin embargo, si se controlan las complicaciones se puede llevar adelante una vida digna. Se llega luego de padecer otros daños previos, como el enfisema (ruptura de los sacos alveolares) y bronquitis crónica.

5.- Cáncer de pulmón

enfermedades-respiratorias-6

El cáncer de pulmón puede ser primitivo (se origina en el propio pulmón) o secundario (un tumor de otro sector de cuerpo libera células tumorales que forman a su vez un nuevo tumor en el pulmón, algo que se llama metástasis). En el caso del cáncer de pulmón primitivo, a su vez, puede ser de varios tipos. De todas las variantes, la relación con el cigarrillo es indudable y demostrada, salvo en una variante que es poco frecuente.

En otras palabras: el cigarrillo es responsable de la mayoría de los canceres de pulmón. De acuerdo a la variante y lo temprano o no del diagnostico, serán las oportunidades de curación. Los tumores secundarios o metástasis pulmonares son muy frecuentes en muchas formas de cáncer. En general la presencia de metástasis pulmonares ensombrece el pronóstico, pero no quiere decir que el paciente se encuentra fuera de las posibilidades de curación.

Ante cualquier duda de enfermedad respiratoria hay que consultar al médico. Tal vez parezca que es algo banal, pero es importante diferenciar la situación real.
El cigarrillo daña el aparato respiratorio, sin duda alguna en toda su extensión. Dejar este hábito es fundamental para estar saludable.


Agrega un cometario