Sangre en la orina: causas, diagnóstico y tratamiento.

 

La sangre en la orina o también conocida como «hematuria» es un diagnóstico bastante común y que para muchos representa una alarma por lo que el día de hoy te explicaré todo lo que necesitas saber.

Primero, es necesario aclarar que la orina es la forma que tiene nuestro organismo de eliminar ciertos deshechos del cuerpo, ya sean toxinas, grasa, entre otros.

Este proceso es iniciado por los riñones, que son los órganos encargados de eliminar el exceso de líquido y deshechos traídos por la sangre a través de la orina, la cual es almacenada en la vejiga y cuando sientes el estímulo de orinar, ésta pasará a la uretra y la eliminarás naturalmente.

1. ¿Qué es la hematuria?

La hematuria es el término médico que se refiere a la presencia de glóbulos rojos en la orina.

Hay dos tipos de Hematuria:

  • Microscópica

La hematuria microscópica no es más que aquella que no puede ser fácilmente observada sino que requiere del uso de otros instrumentos como tiras reactivas o un microscopio.

Habitualmente es un hallazgo incidental, ya que al no verla, el paciente no acude al médico sino que cuando presenta algún otro síntoma y le indican hacerse un examen de orina es cuando se diagnostica.

Es por ello, que con frecuencia ocurre que la hematuria desaparece y vuelve a aparecer, es decir, se hace recurrente, y amerita mayores estudios y seguimiento.

  • Macroscópica

Es cuando la cantidad de sangre que fluye por la orina aumenta tanto como en cantidad como en densidad.

Esto quiere decir que los glóbulos rojos aumentan hasta conseguir una cantidad considerable para darle una tonalidad roja a la orina y así visualizar su presencia con facilidad.

Sin duda, la hematuria macroscópica es la que más genera preocupación y motiva a consultar rápidamente al médico.

2. Causas de sangre en la orina

Las causas de la hematuria microscópica y macroscópica son similares ya que pueden resultar de un sangrado de cualquier parte del tracto urinario.

Ten en cuenta que no se puede distinguir a simple vista entre la sangre proveniente de los riñones, uréteres, vejiga o de la uretra.

Cualquier tipo de sangre en la orina debe ser investigada por tu médico aunque se resuelva espontáneamente.

Causas frecuentes:

  • Cualquier traumatismo en el tracto urinario.
  • Problemas de la sangre (hematológicos).
  • Enfermedades de tipo hereditarias.
  • Enfermedades de los riñones.
  • Cálculos o piedras renales.
  • Excesos de minerales como el calcio en la sangre.
  • Diversas infecciones ya sean renales o vesicales (de la vejiga).
  • Tomar aspirina, clopidogrel, warfarina o cualquier otro anticoagulante.

Claramente existen más causas de sangre en la orina. Por ejemplo, la menstruación que es una condición normal y natural en el género femenino.

También, puede ocurrir al hacer actividad física de alto rendimiento o de alto impacto, especialmente en los atletas que son corredores o aquellos que utilizan medicamentos de libre acceso o ciertos analgésicos.

Es poco probable -pero no imposible- que la hematuria traiga complicaciones en caso de no ser tratada.  Además, puede que la hematuria sea el primer signo de una enfermedad más grave y no lo sepas.

3. ¿Cuándo debes acudir al médico?

Si presentas sangre en la orina debes acudir de inmediato con tu médico de cabecera o de confianza. Aunque, si no logras localizarlo, puedes también consultar con un médico general y éste te orientará y podrá referirte a otro especialista, bien sea un Urólogo, Nefrólogo, Ginecólogo, o cualquier otro dependiendo de la causa que se sospeche.

Ahora bien, si además de tener hematuria presentas otro síntoma como fiebre, dolor, inflamación o el sangrado es muy abundante, debes ir rápidamente al servicio de emergencias más cercano.

4. ¿Cómo se diagnóstica la sangre en la orina?

Es importante que si ves sangre en tu orina acudas al médico de inmediato para evitar complicaciones a corto o largo plazo sin importar de que se trate de algo benigno, ya que siempre es mejor estar seguros.

El diagnóstico de la hematuria se basa en su simple visualización por el paciente, en los casos que sea de tipo macroscópica, o por un examen de orina rutinario.

El examen de orina o uroanálisis como se le denomina en términos médicos, es el instrumento que permitirá diagnosticar no solamente la presencia de sangre sino también la probable magnitud del problema ya que en el resultado se especifica el número de glóbulos rojos que se visualizan en una parte amplificada de la muestra.

¿Cómo recoger la muestra de orina correctamente?

A pesar de que suena bastante fácil, es necesario que recojas correctamente la muestra de orina ya que pasa con alta recurrencia que la muestra se contamina y debes repetir el examen.

  1. Compra en la farmacia un recolector de orina estéril (libre de bacterias) y no lo abras hasta que vayas a recoger la muestra.
  2. Limpia la zona genital con abundante jabón y retira con suficiente agua antes de tomar la muestra.
  3. Destapa el recolector y colócalo cerca de ti. Ve al baño y deja escapar una pequeña cantidad de orina.
  4. Agarra el recolector y colócalo cercano a tu zona genital sin que los bordes contacten con la piel.
  5. Deja fluir la orina y al finalizar, retira con cuidado, tápalo y llévalo inmediatamente al laboratorio.

Si no puedes las llevarás rápidamente, entonces debes refrigerarla en la nevera sin que contacte con los alimentos. No la congeles.

5. ¿En qué consiste la evaluación médica?

En la primera visita, el médico te hará una historia clínica que no solamente va a contener tus datos personales sino que también te preguntarán sobre los antecedentes patológicos de tus familiares paternos y maternos directos (madre, padre, abuelos).

Si sufres de alguna enfermedad o has padecido alguna, debes comentarlo a tu médico. Igualmente si sufres de alguna alergia no importa que sea a los alimentos.

Al terminar el examen físico, el cual consiste en chequear tus pulmones mediante la auscultación con el estetoscopio y palpar bien tu región abdominal, el médico continuará con la lectura de los resultados del examen de orina.

Ten en cuenta que dependiendo de la causa que se sospeche, el examen físico puede requerir la exploración del área genital.

6. Resultados del examen de orina

Si este examen llegara a arrojar un resultado negativo, es probable que debas realizar uno o dos exámenes más con aproximadamente dos semanas de diferencia entre cada uno; Simplemente para asegurar que los glóbulos rojos ya no existen en tu orina.

Además, si no tienes ningún otro como fiebre, dolor, o inflamación y no presentas signos de pérdida de proteína en el examen de orina, el médico te indicará repetir el examen pero esta vez en mayor tiempo (puede ser hasta meses) para ir haciendo un seguimiento.

¿Y qué pasa si es positivo?

Si el examen de orina revela que tienes hematuria, el especialista tiene ahora la tarea de determinar qué está causando esa pérdida de sangre. Por eso pueden indicarte otros exámenes o estudios:

  • Urocultivo o Cultivo de Orina.
  • Ecografía abdominal y pélvica.
  • Tomografía.
  • Resonancia Magnética.
  • Cistoscopía.

Como verás, hay estudios no invasivos y económicos como la ecografía. Pero hay otros que requieren de mayor presupuesto, planificación y uso de instrumentos especiales como lo es la cistoscopia que es el procedimiento mediante el cual se puede visualizar el interior de la vejiga.

De todos estos estudios, el urocultivo (cultivo de orina) es el más indicado cuando se sospecha de alguna infección urinaria. Es un examen de orina más especializado ya que estudiará y especificará qué bacteria está ocasionándote el proceso.

Si fuera necesario, tu médico podría pedir una muestra de los tejidos de los riñones, realizándote una biopsia para enviarla a análisis.

7. ¿Cuál es el tratamiento de la sangre en la orina?

El manejo de un paciente con sangre en la orina depende de la causa.

Existen diversos casos en los que se requiere tratamiento para combatir la hematuria, sin embargo es menos probable que sean necesarios, ya que la mayoría de las veces es menos complicado y peligroso de lo que se cree.

Pero no debes confiarte jamás, cuando la hematuria o la sangre en la orina proviene de una infección urinaria o de  la sangre, los médicos te indicarán antibióticos de manera que se erradiquen las bacterias y con ello se elimine la infección y los síntomas.

Sea cual sea la causa, si llegas a necesitar tratamiento, el especialista te indicará nuevas visitas a su consultorio y más exámenes de laboratorio u otros estudios.

No te asustes. Esto es un proceso normal ya que se debe hacer un seguimiento adecuado de tu caso.

Si sigues con la hematuria o presentas otros síntomas, entonces acude una vez más al médico, es mejor prevenir que lamentar, como bien dice el dicho.

8. Recomendaciones finales

Es importante que sepas que aunque el sangrado en la orina (hematuria) es algo bastante común, no debes confiarte ni dejar de acudir al médico.

Si no logras contactar a tu médico de confianza, entonces puedes ir directamente al Urólogo o al Nefrólogo, que son especialista en las vías urinarias y en los riñones respectivamente y por tanto te podrán ayudar y orientar.

Aunque, si estás muy preocupado o presentas otros signos y síntomas, entonces acude a la sala de urgencias.

No olvides que cada organismo es distinto y tiene muchas formas de manifestar algún padecimiento, siendo la orina una de ellas.

¡Es tu turno! Si tienes alguna duda o comentario no dejes de realizarlo. Estaré feliz de ayudarte.

Referencias:

  • Van Der Molen A, Hovius M. Hematuria: A Problem-Based Imaging Algorithm Illustrating the Recent Dutch Guidelines on Hematuria. AJR 2012; 198:1256–1265. Disponible aquí.
  • Davis R et al. Diagnosis, Evaluation and Follow-up of Asymptomatic Microhematuria (amh) in Adults: AUA guideline. 2012.
  • Sangre en la Orina (Hematuria). Clínica Mayo (Sitio Web). Disponible aquí.Sangre en la orina

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here