Aceite de ricino, qué es y para que sirve

El aceite de ricino se elabora con las semillas de una planta que tiene un nombre vulgar bastante curioso y no tan prometedor: higuera infernal. Este nombre tal vez se deba a que la planta parece morir durante las épocas frías, pero luego revive sin inconvenientes. Esta planta es originaria de África, pero luego se ha cultivado con éxito tanto en América como en Asia. Por supuesto que a pesar de ese nombre no tan confiable, las propiedades y beneficios del aceite de ricino son conocidas y probadas desde hace mucho tiempo. De hecho, tanto en la Antigua Grecia, como durante el Imperio Romano, o en la época dorada de Egipto, se usaba el aceite de ricino. En estos casos el uso más frecuente era como laxante natural.

Aceite de Recino

Sin embargo, si bien los beneficios del aceite de ricino son muchos y muy conocidos, hay que saber que la cubierta externa de la semilla, y parte de su interior tienen un compuesto altamente tóxico. De hecho una cantidad no tan relevante puede ser mortal. Por lo tanto, si bien el aceite de ricino es muy bueno, hay que tomar algunas precauciones para evitar la toxicidad. Durante el proceso de elaboración del aceite se calienta el mismo, desnaturalizando el tóxico, por lo que deja de revestir un peligro. Solo se debe consumir aceite de ricino que ha sido preparado profesionalmente con las autorizaciones necesarias.

Ver también

Propiedades del aceite de argán

Aceite de aguacate

Usos del aceite de coco

Para que se usa el aceite de ricino

1. Laxante. El aceite de ricino es un potente laxante. Sin embargo no es recomendable usarlo por más de tres días, ya que produce un cierto acostumbramiento, por lo que al suspender el uso son muy frecuentes los estreñimientos. Otro punto importante es no sobrepasar la cantidad recomendada, porque es muy potente.
2. Cuidado de la piel. En este sentido el aceite de ricino es especialmente bueno para el tratamiento de la piel. Cuando se trata la piel con acné con este aceite (aplicación externa), se nota una mejoría notable en pocas semanas. En el caso tanto de piel grasa como piel seca, mejora la piel en ese sentido, normalizando la misma.
3. Tratamiento anti envejecimiento de la piel. Igual que en el caso anterior, se trata del uso externo del aceite. Si se tiene constancia, en pocos días se comienza a notar la diferencia, ya que su aspecto se torna mucho más terso y con la humectación adecuada.
4. Mejoramiento del cabello. Se aplica como tratamiento, y es especialmente indicado en cabello dañados, como suele ocurrir durante el verano.
5. Fortalecimiento de las uñas. Para quienes tienen uñas quebradizas, usarlo antes del esmalte, como capa de base. En caso contrario, simplemente aplicarlo solo, con cierta frecuencia.
6. Masajes corporales. En este sentido el aceite de ricino es ideal porque mejora la piel de todo el cuerpo. Sin embargo hay un aspecto muy interesante. Como es un buen antiinflamatorio, si se masajea las zonas que tienen un proceso de ese tipo (por ejemplo las articulaciones en personas con artritis) estos masajes cambian notoriamente la condición.

 

Imagen: phrophro

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here