Alcoholismo en adolescentes: consecuencias, efectos físicos y psicológicos

 

Suena raro que un adolescente pueda ser una persona alcohólica, pero pasa.

La primera imagen que se nos viene a la cabeza cuando escuchamos la palabra alcohólico es la de un hombre adulto en estado de semiebriedad permanente . Difícilmente lo vinculamos con mujeres y, en muy raras ocasiones, con adolescentes.

La realidad es que millones de jóvenes consumen cantidades alarmantes de bebidas alcohólicas y desarrollan serios patrones de dependencia. Se estima que solo en Estados Unidos hay por lo menos 10 millones de adolescentes que beben de manera regular.

El alcoholismo en adolescentes tiene consecuencias devastadoras para ellos y sus familias. Por ese motivo, hoy veremos la importancia de identificarlo y tratarlo adecuadamente.

¿Un Adolescente Puede Ser Alcohólico?

A nadie le gusta clasificar a un adolescente como alcohólico. De hecho, los investigadores en este campo parecen especialmente reticentes a ponerles una etiqueta tan estigmatizante a los jóvenes con problemas con el abuso del alcohol.

Sea cual sea el nombre que le demos al consumo desmedido de alcohol durante la adolescencia, es un problema grave y los factores de riesgo son cada vez más difíciles de controlar, por lo cual las tasas de incidencia son cada vez más elevadas y preocupantes.

¿Cuáles Son Las Consecuencias Del Alcoholismo En Adolescentes?

 

Además de las evidentes consecuencias fisiológicas a corto, mediano y largo plazo, que incluyen intoxicaciones, resacas, deficiencias cognitivas y problemas hepáticos, encontrarse bajo los efectos del alcohol, incrementa el riesgo de un accidente fatal.

Se estima que el consumo de alcohol entre menores de edad es responsable de más de 5,000 muertes anuales en Estados Unidos y, mientras mayor sea la ingesta de bebidas alcohólicas, mayor será el riesgo de formar parte de esta estadística.

Los adolescentes que consumen alcohol, están en mayor riesgo de tener bajos niveles de rendimiento escolar, involucrarse en actividades peligrosas, tener sexo sin protección, ser víctimas de violación o robo y cometer un delito.

Además, el consumo de alcohol está estrechamente vinculado con el consumo de sustancias psicotrópicas ilegales como la mariguana y la cocaína.

Veamos de manera detallada las consecuencias físicas y psicológicas del abuso del alcohol.

Efectos Físicos Del Alcohol En Los Adolescentes

Estamos más familiarizados con los efectos físicos inmediatos del alcohol, que, en su conjunto, se denominan como estado de ebriedad.

El alcohol es una sustancia que deprime el sistema nervioso central que permite experimentar una agradable sensación de relajamiento.

El alcohol se degrada en el hígado, pero su capacidad de metabolizarlo no es elevada, así que, con una o dos copas, el alcohol comienza a acumularse en el torrente sanguíneo y a ser transportado hasta el cerebro, causando los síntomas progresivos de la intoxicación.

A medida que la persona sigue bebiendo, comienza a perder la capacidad para coordinar y concentrarse. El buen juicio empieza a deteriorarse y la persona se desinhibe, lo cual la coloca en mayor riesgo de hacer o decir cosas imprudentes.

Puede aparecer un alto nivel de somnolencia y una gran necesidad de crear vínculos emocionales. Esto último causa que los ebrios sean más propensos a tener relaciones sexuales de manera irresponsable.

Sin embargo, todos estos efectos pueden ser considerados divertidos por los adolescentes, e incluso los más desagradables, como vomitar o perder la consciencia, solo duran un rato y se desvanecen conforme el cuerpo va eliminando el alcohol.

Además, el cuerpo genera resistencia y necesita cada vez más para experimentar los mismos efectos en el sistema nervioso central. Esto fomenta un círculo vicioso en el que cada vez se necesita consumir más alcohol para pasarla bien.

Aunque los efectos inmediatos de una borrachera duran unas horas, existen efectos secundarios a largo plazo, que son mucho más preocupantes.

El abuso prolongado de alcohol afecta a los adolescentes de manera particular, pues su cerebro y su cuerpo siguen desarrollándose. Introducir sustancias extrañas interrumpe su crecimiento normal, incluyendo el sistema nervioso, los huesos y los músculos.

Los órganos internos pueden dejar de funcionar bien de manera permanente. Mientras más joven sea quien abusa del alcohol, mayor será su riesgo de padecer secuelas en su desarrollo.

El alcohol puede tener efectos a largo plazo en el cerebro, especialmente en los jóvenes, ya que este órgano no se desarrolla del todo hasta alrededor de los veinte años.

De hecho, quienes beben desde muy jóvenes, están en mayor riesgo de presentar daño cerebral, que puede manifestarse como una disminuida capacidad intelectual, pérdida de memoria y dificultades para concentrarse.

El abuso de alcohol tiene un impacto directo y muchas veces devastador sobre el hígado y los niveles hormonales, causando problemas reproductivos a largo plazo.

La cantidad de alcohol que se consume, la frecuencia, la edad a la que se empieza, el género, la genética y hasta el historial familiar, son factores que influyen en el daño que el alcohol le puede causar a un adolescente.

¿Cuáles Son Los Síntomas Del Síndrome De Abstinencia Del Alcohol?

 

Si una persona abusa del alcohol por un periodo prolongado, o se convierte en parte de su vida diaria, el cuerpo empezará a desplegar mecanismos químicos compensatorios que, al retirar el alcohol, derivarán en lo que se conoce como síndrome de abstinencia.

La abstinencia es una desagradable combinación de síntomas que aparecen como resultado de la protesta del organismo de un individuo que, después de beber mucho, ha dejado de hacerlo de golpe.

Estos efectos secundarios pueden ser tan graves, que las personas comienzan a beber de nuevo para deshacerse de ellos y son una de las principales razones por las que necesitan ayuda profesional para dejar de beber.

Los síntomas comunes de la abstinencia alcohólica incluyen temblores violentos, sudoración, pesadillas, náuseas y vómitos, dolor, ansiedad y depresión.

¿Cuáles Son Los Efectos Psicológicos Del Abuso Del Alcohol En Adolescentes?

El alcoholismo es particularmente peligroso en adolescentes con problemas de estrés o depresión, ya que estas condiciones fomentan y empeoran con el consumo del alcohol.

El alcohol es uno de los responsables directos de un gran porcentaje de suicidios entre los jóvenes, ya que quienes abusan de él son hasta cuatro veces más propensos a tener ideas y actitudes suicidas.

Además de la adicción física, la persona comienza a generar adicción psicológica, lo que le impide sentirse bien o tranquila, a menos que tenga bebidas alcohólicas disponibles.

Los adolescentes se vuelven más irritables, violentos, depresivos, impulsivos y propensos a incurrir en conductas delictivas bajo los efectos del alcohol y como resultado de su uso continuado.

Factores De Riesgo Del Alcoholismo Adolescente

Aunque el alcoholismo adolescente puede aparecer en cualquier familia, la realidad es que algunos jóvenes están en mayor riesgo que otros.

Algunos de los factores de riesgo más comunes son la depresión y la ansiedad, pues quienes son propensos a los problemas emocionales o tienen un deficiente control de impulsos, también son más propensos al alcoholismo.

Estadísticamente, los hijos de padres alcohólicos tienen más posibilidades de desarrollar esta condición y, quienes empiezan a beber desde muy jóvenes, tienen más posibilidades de tener problemas graves con el alcohol en la edad adulta.

Los adolescentes son muy fáciles de influenciar, por lo que tener contacto regular con otros jóvenes que también beben, es considerado un factor de riesgo primordial, no solo relacionado con el alcohol, sino con toda clase de sustancias.

Por otro lado, los adolescentes que tienen relaciones cercanas y positivas con sus padres, principalmente con la madre, muestran menores tasas de alcoholismo.

Síntomas Del Alcoholismo En Adolescentes

Cuando un adolescente tiene un problema con el alcohol, es poco probable que lo reconozca ante sí mismo y ante los demás, especialmente si se desenvuelve en un ambiente en el que familiares o amigos hacen lo mismo y lo ven como algo normal.

No obstante, existen algunos síntomas comunes del abuso de alcohol que pueden ayudar a los padres o tutores a identificar el problema antes de que sea más grave.

Los jóvenes que abusan del alcohol son más propensos a faltar a la escuela con frecuencia y sin justificación, porque se les dificulta levantarse por las mañanas, debido a las actividades de la noche anterior.

El comportamiento de los amigos de un adolescente es un buen reflejo de su conducta, pues por naturaleza tienden a adaptarse a los patrones de su grupo. Así que, si sus amigos o compañeros beben, es una señal de alarma.

Normalmente, los adolescentes que consumen mucho alcohol terminan por robar dinero o sustraer bienes de los padres o cuidadores para comprarlo. Adicionalmente, recurren a muchas mentiras para ocultar sus actividades de dónde y con quién pasan su tiempo.

Los adolescentes que comienzan a beber, suelen experimentar un cambio radical de personalidad y de humor en poco tiempo, y se vuelven más irritables e inaccesibles.

Es importante mencionar que estos signos y síntomas deben atenderse de inmediato y, si es necesario, buscar la ayuda de un profesional.

Lo que inicia como una exploración frecuente de las bebidas etílicas, puede terminar en problemas de adicción que destruyen la vida de un individuo.

Intervención En Casos De Alcoholismo Adolescente

Es raro que los adolescentes con problemas de alcoholismo lo admitan y, por lo tanto, es difícil que acepten de manera voluntaria buscar ayuda o integrarse a un programa de desintoxicación.

Una alternativa es realizar una intervención de emergencia, la cual se trata de una reunión en la que se juntan familiares, amigos y personas que se preocupan por el adolescente alcohólico e intentan confrontarlo para que acepte el problema y busque ayuda.

Las intervenciones se valen del factor sorpresa, pues el paciente no sabe que está por toparse con una, y con el factor emocional, porque muchas personas que lo quieren se reúnen para expresarle su preocupación e interés.

Lo mejor para preparar una intervención exitosa, es hablar con un profesional que te ayude a planearla y a dirigirla adecuadamente.

Tratamiento Para El Alcoholismo En Adolescentes

Existen muchos recursos médicos, conductuales y psicológicos para alejar a alguien del alcohol.

La mayoría están disponibles o son parte de los programas de rehabilitación integral para adolescentes. Muchos de ellos son gratuitos, pues los ofrece el gobierno, aunque las familias que pueden permitírselo suelen optar por clínicas privadas.

En un programa de desintoxicación, los adolescentes tienen acceso continuo a terapeutas, médicos y otros especialistas interdisciplinarios que les ayudan a enfrentar el problema desde los ejes físicos, psicológicos y emocionales.

Por ejemplo, dependiendo de la gravedad del caso, un paciente puede recibir medicación para lidiar con el síndrome de abstinencia.

Al mismo tiempo, asiste a terapia individual para explorar la causa del problema y se involucra en dinámicas saludables con otros adolescentes para cambiar sus patrones sociales.

 

Conclusión

El alcoholismo en adolescentes es una realidad preocupante, sobre todo porque los padres muchas veces no le prestan la atención necesaria y esto desemboca en problemas más graves a largo plazo.

Los adolescentes experimentan muchos factores de riesgo relacionados con el alcohol y las drogas, por eso debemos aceptar que se trata de un problema serio, que podría estar en el núcleo de nuestra propia familia.

Afortunadamente, existen cientos de recursos y especialistas que pueden ayudarnos a identificar y combatir esta adicción. Lo más importante es no quedarnos con los brazos cruzadas y buscar ayuda cuanto antes.

 

Queremos conocer tu opinión ¿te ha resultado interesante este artículo?

Nos vemos pronto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here