Bolitas Blancas En La Garganta O Tonsilolitos: Qué Son, Síntomas Y Cómo Eliminarlos

Los tonsilolitos, o bolitas blancas en la garganta, son formaciones duras de color amarillo o blanco que se localizan en o alrededor de las tonsilas o amígdalas.

Muchas personas padecen estas pequeñas formaciones y ni siquiera se dan cuenta de que las tienen, ya que pueden ser tan pequeñas como un grano de arroz, aunque a veces llegan a alcanzar el tamaño de una uva grande.

Aunque su apariencia es preocupante a primera vista cuando alguien recién las descubre, las bolitas blancas en la garganta rara vez causan algún problema de salud mayor.

Sin embargo, no se puede descartar la posibilidad de que terminen creciendo en formaciones más largas que hagan que las amígdalas se inflamen y causen una sensación dolorosa.

Lee nuestra guía definitiva sobre el dolor de garganta al tragar

Síntomas de las piedritas en las amígdalas

Muchas de estas formaciones se generan en la parte trasera de la amígdala y son muy difíciles de ver, pero aún así pueden causar síntomas bastante claros que incluyen:

  • Dolor en la garganta.
  • Problemas para tragar.
  • Tos.
  • Mal aliento.
  • Dolor en los oídos.
  • Amígdalas hinchadas.
  • Coloración Blanca o amarilla en las amígdalas.

Los tonsilolitos pequeños, a diferencia de los grandes, muchas veces no provocan ningún síntoma.

¿Qué causa los tonsilolitos?

Los tonsilolitos se parecen bastante a los granos en la piel. Las amígdalas están formadas de varias estructuras, entre ellas unas pequeñas concavidades diminutas llamadas criptas amigdalares.

En estas pequeñas irregularidades se pueden acumular células muertas, saliva, y restos de comida a partir de los cuales se desarrollan bacterias y hongos que les dan su olor característico.

Con el tiempo, esos desperdicios derivan en una piedra amigdalar o tonsilolito. Algunas personas pueden tener solo uno, mientras que otras tienen varias formaciones menores. Las causas principales de los tonsilolitos incluyen:

  • Sinusitis crónica.
  • Pobre higiene dental.
  • Amígdalas agrandadas.
  • Tonsilolitis crónica.

Cómo prevenir los tonsilolitos

Hay personas más propensas que otras a parecer tonsilolitos. Si ya los has experimentado varias veces, es probable que seas una de ellas. Afortunadamente hay varias cosas que puedes hacer para prevenir que sigan apareciendo, entre ellas:

  • Beber mucha agua para mantenerte hidratado.
  • Hacer gárgaras con una solución de agua y bicarbonato de sodio o sal.
  • Dejar de fumar.
  • Tener una buena higiene dental.
  • Utilizar enjuague antibacterial.

¿Cómo quitar los puntos blancos de la garganta?

Los tonsilolitos no son un problema grave de salud, pero la mayor parte de las personas preferirían deshacerse de ellos porque pueden oler mal o causar incomodidad.

Dependiendo del tamaño y la gravedad de las formaciones en las amígdalas, los tratamientos pueden ser caseros o requerir una visita ambulatoria al médico.

Lee nuestra guía sobre el dolor de  garganta de un solo lado: causas y tratamiento

Toser

Quizá la primera vez que descubriste un tonsilolito fue cuando tosiste de manera enérgica y sin querer lo desalojaste de las amígdalas. Algunos de ellos efectivamente se desprenden simplemente tosiendo.

Hacer gárgaras

Hacer gárgaras con una solución de agua con sal o bicarbonato de sodio ayuda deshacer los tonsilolitos y reducir la incomodidad que provocan.

La alcalinidad de la sal también ayuda a cambiar la química de tu boca y a minimizar el olor particular que estas estructuras causan. Simplemente disuelve media taza de sal en medio vaso de agua tibia y realiza algunas gárgaras.

Remoción Manual

No todos los tonsilolitos son fáciles de remover de manera manual. Algunos son más duros que otros o se encuentran más arraigados a la amígdala.

Para comprobar si un tonsilolito puede quitarse manualmente, utiliza un hisopo de algodón y trata de removerlo gentilmente. Si no se desprende con facilidad, no insistas ya que puedes lastimar la amígdala y provocar un sangrado y una herida vulnerable de infectarse.

Cuando una de estas piedras en las amígdalas se vuelve particularmente grande, se puede retirar con un procedimiento quirúrgico sencillo.

Remoción con láser

Los tonsilolitos pueden retirarse con un tratamiento láser que elimina las criptas amigdalares en las que los tonsilolitos se alojan. Este procedimiento es ambulatorio, solo requiere anestesia local y las molestias que causa durante la recuperación son mínimas.

Criptolisis por cobración

Este procedimiento también tiene la finalidad de eliminar las criptas amigdalares en donde se alojan los tonsilolitos, solo que en lugar de utilizar calor como en la técnica de láser, utiliza una solución de sal cargada de iones que al entrar en contacto con ondas de radio pueden cortar a través de los tejidos.

La ventaja de este método por sobre la remoción con láser es que no causa una sensación quemante.

Antibióticos

Cuando los tonsilolitos son causados por acumulaciones bacterianas recurrentes, se puede intentar el tratamiento con antibióticos. Estos pueden hacer disminuir la cantidad de bacterias que constantemente se están acumulando en las criptas de las amígdalas.

El efecto negativo de los antibióticos es que en realidad no están tratando la causa subyacente de las bolitas blancas en la garganta, y tienen un montón de efectos secundarios.

Además, no pueden utilizarse a largo plazo, lo que significa que los tonsilolitos regresarán una vez que suspendas el tratamiento.

Lee nuestra guía sobre los mejores antibióticos para el dolor de garganta

Tonsilectomía

Una tonsilectomía es la remoción quirúrgica de los tonsilolitos. Puede hacerse utilizando un escalpelo láser a un proceso de cobración.

Este procedimiento solo se utiliza cuando los crecimientos son muy grandes y generan mucha incomodidad y cuando ya se ha intentado con todo lo demás.

¿Los tonsilolitos son contagiosos?

En absoluto. Están hechos de un material llamado “biofilm” que es una combinación de las bacterias y hongos propios de tu boca interactuando con todo tipo de restos de comida.

Esta sustancia forma los tonsilolitos en un propio ecosistema bacteriano, así que realmente no hay forma de que se los contagies a tu pareja por un beso. 

Complicaciones de los tonsilolitos

No es frecuente que los tonsilolitos se conviertan en una condición médica preocupante, pero sí es posible. De un tonsilolito que se arraiga demasiado puede derivar una infección generalizada en la amígdala llamada absceso.

Además, los tonsilolitos demasiado grandes pueden dañar el tejido normal de la amígdala, provocando hinchazón, inflamación o infecciones.

Conclusiones

Los tonsilolitos son un problema bastante común. Pueden aparecer completamente asintomáticos, o provocar dolor y mal aliento entre otras cosas.

Aunque es muy extraño que suceda, es buena idea mantenerlos bien monitoreados para evitar que se convierten en un problema grande para la amígdala.

Si los padeces de manera frecuente, debes asegurarte de que tu higiene dental sea la correcta. Si aun así siguen apareciendo, deberías visitar a tu médico, él determinará qué tan grave es el problema y cuál es el mejor tratamiento a seguir.

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here