Cómo cultivar el jengibre paso a paso: la guía definitiva

El jengibre es una planta con tantos beneficios para la salud que millones de personas ya la han sumado como ingrediente habitual en la dieta.

Su empleo está tan extendido en Asia que las familias lo cultivan en sus jardines, así como en occidente sembramos la manzanilla, el cilantro o el tomillo, para tener siempre al momentos de cocinar.

Si quieres aprender a cultivar tu propio jengibre porque prefieres estar segura de su procedencia o porque es difícil hallarlo fresco, lee y comparte esta completa guía en la que repasaremos todo lo que necesitas saber al respecto.

Lee también nuestra guía sobre los 11 beneficios increíbles del jengibre para tu salud

¿Por qué cultivar jengibre en tu casa?

Porqué cultivar jengibre en tu jardín, en el interior de la casa o en un clima frío, es sencillo.

Solo necesitas un rizoma de jengibre que tenga raíces y algunos contenedores con tierra fértil, para que la planta crezca un poco antes de ser trasladada.

¿Cómo plantar el jengibre?

Lo más sencillo será conseguir rizomas frescos con raíces de alguien que tenga su propia planta. Pero como a veces no tenemos esa disponibilidad, te enseñaremos cómo debes elegir un rizoma para que le salgan raíces de nuevo.

Asegúrate de que el jengibre sea lo más fresco posible. Busca piezas en las que puedas identificar pequeños nódulos entre los pliegues o al final de los “dedos” que se ven como pequeños cuernos, pues son los nódulos de crecimiento de la raíz.

Deja remojar la planta en agua limpia por toda la noche para eliminar rastros de pesticida o agentes que retarden el crecimiento de las raíces. No dejes el jengibre en agua hasta que estas comiencen a salir, porque aunque se recomienda mucho, no funciona.

Pese a pueden comenzar a nacer, las raíces verdaderamente se activan cuando el rizoma puede respirar y está en un entorno adecuado con suelo nutritivo.

Si esperas a que crezcan en el agua y luego las cambias de lugar, la transición posiblemente inhiba y arruine las posibilidades del rizoma de crecer en una planta completa.

Si la tierra está húmeda y tibia, la raíz no tendrá ningún problema para brotar.

También es importante que primero conozcas las partes del jenjibre antes de empezar a plantarlo.

Abajo un video de cómo plantar jengibre:

¿Qué partes tiene la raíz de la planta del jengibre?

El jengibre tiene tres partes fundamentales; el follaje o la planta que vemos crecer sobre la tierra, los rizomas y las raíces, estas dos últimas frecuentemente confundidas.

Posiblemente te vendan un rizoma al preguntar por la raíz de la planta, pero son diferentes partes.

La primera de estas son formaciones nudosas comestibles halladas entre el follaje y la raíz. Son las que tienen una alta saturación de gingeroles, sustancia que le otorga parte de sus propiedades.

Las raíces son las encargadas de absorber los nutrientes y la humedad de la tierra. Aunque tengas el rizoma, si no procuras que aparezca la raíz, la planta no crecerá.

¿En que ambiente crecerá mejor tu planta de jengibre?

El jengibre crecerá mejor si lo plantas en un lugar protegido del entorno, con luz solar moderada, tibio clima, suficiente humedad y con un suelo rico en nutrientes.

¿Qué ambiente puede dañar tu planta d ejengibre?

Un clima muy frío, luz solar directa y quemante, fuertes vientos y un suelo espeso pobre en minerales, arruinará el desarrollo de tu planta.

Aunque es un problema vivir en un sitio sin las condiciones ambientales óptimas para el jengibre crezca, no hay de qué preocuparse porque sembrar la planta en interiores también es fácil.

Lee nuestra guía para conocer los aspectos positivos y negativos de consumir jengibre si tienes diabetes

¿Qué tipo de suelo necesita la planta de jengibre?

En la tierra de tu jardín o en una maceta dentro de la casa, el jengibre necesitará un sustrato nutritivo.

Si tu patio se caracteriza por una tierra apelmazada en la que solo crecen plantas que sobreviven con pocos nutrientes, quizás necesites algunos costales de tierra bien abonada para colocar allí los rizomas.

Debe ser un sustrato lo bastante rico para que el jengibre se alimente. Puedes ayudarlo con fertilizantes o composta casera.

Para preparar un buen contenido de estos asegúrate de reservar todos los desechos vegetales de la cocina, entre ellos, cáscaras de frutas, pedazos de verduras y hojas marchitas. Combínalas con una tierra arenosa para que el sustrato sea nutritivo, guarde humedad y filtre bien.

Es importante que la tierra retenga mucha humedad para que la planta no se seque y muera la raíz, pero al mismo tiempo debe sumar buena capacidad de filtrado para que esta no se ahogue.

Si tu jardín tiene un óptimo suelo, revuélvelo con un poco de composta y deja que se asiente por 2 o 3 días antes de plantar. Si es muy pesado, procura sembrar los rizomas en pequeños montoncitos de tierra para mejorar el drenado.

¿En qué época del año es mejor plantar el jengibre?

El mejor momento para plantar el jengibre es al final del invierno o al iniciar la primavera. Si vives en un clima tropical, el principio de la temporada de lluvias será idónea.

Asegúrate de que la plata reciba bastante sol pero no directo. Debe ser un sitio en la que esté protegida del viento.

Puedes cortar un rizoma con muchos nódulos en piezas más pequeñas, siempre conservando que estén intactos o plantarlos completo. Lo importante es que lo hagas al menos a 10 o 15 centímetros de la superficie con los nódulos de la raíz viendo hacia arriba.

¿Cuánto espacio necesita el jengibre para crecer?

La planta no demanda mucho espacio para crecer.

De los rizomas plantados primero brotarán algunas hojas sobre el sitio sembrado. Si no lo podas, el follaje ganará densidad y anchura con los días.

Debajo de la tierra, los rizomas comenzarán a crecer y a multiplicarse, con lo que saldrán más tallos en la periferia de los primeros.

De cualquier forma, la idea del cultivo de jengibre es justamente para usar los rizomas.

Una maceta de 14 pulgadas de diámetro puede contener cerca de 3 rizomas. Una rectangular con la misma medida podrá sumar hasta 7 de ellos.

Si se plantarán en el suelo se hará a una distancia de entre 6 y 8 pulgadas entre cada uno.

¿Cuánta agua necesita el jengibre para crecer?

El jengibre demanda mucha humedad para crecer en todo su potencial. Su suelo nunca deberá secarse, pero tampoco será saturado con mucho líquido porque las raíces podrían ahogarse y el drenado restar parte importante de los nutrientes del suelo.

La humedad ambiental también le favorece. Si hay poca, puedes rociarle agua con un atomizador.

Colocar una gruesa capa de hojas caídas sobre el suelo donde está sembrado el jengibre ayudará a aislarlo y a mantener su humedad. Cuando estas se desintegren habrán nutrido el suelo.

El jengibre es una planta de lento crecimiento, por lo que debes mantener alejadas a otras plantas más frondosas para que no le quiten territorio, luz y nutrientes.

El follaje del jengibre comenzará a morir al final del verano cuando el clima comience a enfriarse. Lo que harás es reducir el agua o dejar que la tierra se seque, porque esto fomenta el crecimiento de los rizomas.

Una vez que la planta exterior haya muerto, los rizomas estarán listos para ser extraídos.

¿Cómo extraer los rizomas de jengibre?

Puedes comenzar a sacar pequeños trozos de rizoma cuando la planta tenga cuatro meses. Ten cuidado de cortar las protuberancias de los costados y no del centro.

Este jengibre joven tiene mucho menos sabor y concentración de gingeroles de los que puedes encontrar en una planta madura, por lo que el mejor momento para extraerlo será cuando haya atravesado su ciclo de vida completo, de entre 8 a 10 meses.

Saca la planta completa de la tierra, rompe los rizomas y selecciona las partes con más nódulos de raíz, para que puedas replantarlas, algo que puedes hacer en ese mismo momento. El resto consérvalo para usarlo en tus recetas.

El rizoma completo también se puede congelar para que lo uses a lo largo del año. Otra forma de conservar el jengibre es pelarlo, picarlo y sumergirlo en una jarra con un poco de brandy.

Aunque los rizomas dejados en la tierra para que vuelva a crecer la planta no necesitarán atención ni agua hasta que el clima comience a calentar de nuevo, una cantidad moderada de agua de lluvia no les hará daño.

¿Cuándo florece el jengibre?

El jengibre floreará cada dos años, aproximadamente, así que si lo sometes a una poda anual, posiblemente no veas ninguna flor. Permite que el tallo viva lo suficiente para embellecer tu jardín.

La planta florecerá fácilmente en climas tropicales, no en otros fríos, lo que implicará duplicar la atención y cuidados que tienes con ella.

Se conocen algunas especies de jengibre que tienen flores rosas que por lo general son perenes. Esta especie no se empleará para cocinar pues la calidad no será la misma.

¿Cómo cultivar jengibre en climas fríos?

Sembrar jengibre en climas fríos es un poco más complicado.

Aunque no deja de ser una planta linda y con un aroma agradable, si no recibe calor será difícil que se desarrolle lo suficiente para que la uses todo el año en tu cocina.

Si es el caso y quieres cocinar con tu propio jengibre, mantenlo dentro de tu hogar. Si lo tienes en una maceta puedes sacarlo cuando el clima sea especialmente cálido. Cuando la temperatura baje, lo resguardas nuevamente.

¿Cómo cultivar la planta de jengibre en interiores?

Seguirás el mismo proceso que usamos al sembrar en el jardín. La diferencia será que lo harás en una maceta rectangular y lo bastante amplia para contener cómodamente al menos 3 o 4 rizomas.

Planta el rizoma completo o en pedazos con los nódulos orientados hacia arriba a 10 o 15 centímetros debajo de la tierra. Cúbrelos sin apelmazar y mantén húmedo el sustrato todo el tiempo.

Asegúrate de que el follaje reciba suficiente luz y calor de día cuando comience a brotar. Humedece las hojas con un atomizador dos o tres veces al día.

Espera a que la planta atraviese todo su ciclo vital. Cuando las hojas mueran podrás extraer los nuevos rizomas y resembrar los que más raíces prometan.

Cultivar tu propio jengibre demanda algo de trabajo pero es sencillo, sobre todo si vives en un clima húmedo y cálido. Recuerda, una vez que lo extraes podrás comenzar a consumir el rizoma de jengibre.

Abajo un video de cómo plantar el jengibre en casa:

Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos y seguidores también aprendan a cómo cultivar una planta de jengibre.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here