6 Formas De Hacer El Ayuno Intermitente Para Adelgazar Fácil Y Rápido

 

En la actualidad, el ayuno intermitente se ha puesto de moda, debido a sus maravillosos efectos, pues quienes los practican aseguran que mejora el metabolismo, alarga la esperanza de vida y ayuda a bajar de peso.

Dada su popularidad y beneficios, no es sorpresa que existan diferentes tipos de ayuno intermitente. Todos parecen funcionar, pero cada quien debe definir cuál es el mejor de acuerdo a su estilo de vida.

Lee nuestra guía definitiva para principiantes sobre el ayuno intermitente

Por eso, te presentamos las 6 formas más conocidas de ayuno intermitente, para que elijas la que más te convenga:

1. Método De 16/8: Ayuna Cada Día Por 16 Horas

Si eliges este método debes mantenerte en ayunas de 14 a 16 horas cada día, reduciendo tus comidas a un lapso de 8 a 10 horas diarias. Si haces un buen plan, puedes hacer 2, 3 o más comidas al día.

Este procedimiento también se conoce como Protocolo Leangains y fue dado a conocer por Martin Berkhan, especialista en adiestramiento físico.

A simple vista, parece un poco complicado, pero puede ser tan sencillo como no comer nada adicional después de la cena y saltarse el desayuno.

Un buen ejemplo puede ser el siguiente: si haces la última comida del día a las 8 p. m. y no ingieres alimentos hasta el mediodía siguiente, estarás cumpliendo con la privación alimentaria de 16 horas entre ambas comidas.

En el caso de las mujeres, se cree que tienen mejores resultados con ayunos más cortos, por lo que se recomienda que realicen abstinencias de 14 a 15 horas.

Al principio puede ser difícil acostumbrarse, sobre todo aquellos que despiertan con hambre y les gusta desayunar. Sin embargo, muchos ayunadores ya comen de esta manera por instinto.

Durante el ayuno se puede tomar café, agua, jugos ligeros y cualquier bebida baja en calorías, lo que reduce el nivel de ansiedad.

Es importante que durante la comida, la mayoría de los alimentos sean saludables, pues esta técnica no funciona si consumes comida chatarra o grandes cantidades de calorías.

Existen personas que adicionalmente lo acompañan con una dieta baja en carbohidratos y no sienten hambre hasta 1 p.m. del día siguiente.

 

2. Dieta 5:2: Ayuno 2 Días A La Semana

La dieta 5:2 consiste en comer normalmente durante 5 días a la semana y restringir las calorías a un rango de 500 a 600 los 2 días restantes.

Este método, llamado la Dieta Rápida, lo dio a conocer el médico, periodista y presentador de T.V. indobritánico Michael Mosley.

Durante los 2 días de restricciones, se recomienda que los hombres consuman 600 calorías y las mujeres 500 calorías.

Por ejemplo, se puede comer normalmente todos los días excepto los martes y jueves, en los cuales se harán 2 comidas pequeñas (300 calorías por comida para hombres y 250 calorías para mujeres).

Los críticos de este régimen señalan que no hay investigaciones que comprueben su efectividad, aunque hay experiencias que respalden sus beneficios.

 

3. Comer- Dejar De Comer: Un Ayuno De 24 Horas, Una O Dos Veces Por Semana

El método Comer- Dejar de comer consiste en hacer un ayuno de 24 horas, una o dos veces por semana.

Este método lo puso de moda Brad Pilon, especialista en acondicionamiento físico y ha estado muy en boga por algunos años.

Una forma práctica de cumplirlo es iniciar el ayuno luego de la cena de un día, extendiendo la abstinencia hasta la hora de la cena del día siguiente.

Por ejemplo, si terminas la cena del día lunes a las 8 p. m. y no ingieres alimentos hasta las 8 de la noche del día siguiente, estarás cumpliendo el requisito.

El periodo de ayuno puede ser cualquiera, a condición de que dure 24 horas, por ejemplo, ayunar entre desayuno y desayuno, o entre comida y comida.

El café, el agua y otras bebidas no calóricas o bajas en calorías están permitidas durante el ayuno, excluyendo en su totalidad los alimentos sólidos.

Si eliges esta opción como parte de un programa de pérdida de peso, es muy importante que comas la misma cantidad de alimentos que normalmente comerías.

El principal problema de este ayuno es que a muchas personas les cuesta mucho trabajo pasar un día completo sin comer. No obstante, puedes iniciar con períodos más breves, de 14 a 16 horas, e ir avanzando progresivamente.

Tal vez la primera parte el ayuno será fácil, pero se irá haciendo difícil a medida que pasan las horas. Allí necesitarás tu autodisciplina para cumplir las 24 horas completas sin violar la regla.

4. Ayuno En Días Alternos: Ayunar Cada 2 Días

Existen muchas formas de aplicar este método y algunas permiten la ingesta de 500 calorías para sobrevivir durante los días duros.

Se ha demostrado que los beneficios para la salud del ayuno intermitente están basados en las variaciones de este método, que es un poco extremo, pues implica abstenerse de comer cada dos días, por lo que no es muy recomendable para principiantes.

Para algunos será muy difícil irse a la cama con hambre y pudiera resultar insostenible a mediano y a largo plazo.

 

5. Dieta Del Guerrero: Ayunar Durante El Día, Comer Una Gran Comida En La Noche

Esta dieta la hizo popular el experto en acondicionamiento físico israelí Ori Hofmekler, siendo uno de los primeros regímenes famosos en incluir una forma de ayuno intermitente.

Consiste en comer pequeñas porciones de verduras crudas y frutas durante el día y luego ingerir una gran comida por la noche. Es decir, te abstienes al máximo durante el día y te desquitas por la noche.

Esta dieta tiene ciertas similitudes con las dietas Paleo (alimentación de la prehistoria, basada en la caza y la recolección), pues también se centra en alimentos enteros no procesados.

 

6. Salto De Comida Espontáneo: Omitir Comidas Cuando Sea Conveniente

Para obtener algunos de los beneficios del ayuno intermitente no es indispensable seguir un plan estandarizado. Esta variante consiste en saltarse una o dos comidas cuando exista la posibilidad.

Una opción sencilla es que omitas comidas en determinadas ocasiones, por ejemplo, cuando estés inapetente o estés demasiado ocupado para cocinar o salir a comer.

Es un mito antiguo que las personas necesitan comer a ciertas horas para no llegar al modo de inanición o pérdida de músculo.

El cuerpo humano está capacitado para controlar largos períodos de abstinencia, por lo que perder una o dos comidas no es nada del otro mundo.

No hay que preocuparse si un día no tienes suficiente hambre. Puedes hacer un ayuno corto saltándote el desayuno y luego ingerir un almuerzo o una cena completa y saludable.

Igualmente, puedes hacer un ayuno corto si al irte de viaje no encuentras nada que te apetezca. Solo asegúrate de consumir alimentos saludables.

 

Guías sobre el ayuno Intermitente

Lee nuestra guía de cómo hacer el ayuno intermitente si eres mujer

Lee los 20 beneficios del ayuno intermitente para tu salud

Lee cómo el ayuno intermitente te ayuda a adelgazar

Ayuno Intermitente: Resultados De Pérdida De Peso – Antes Y Después

¿Saltarte el Desayuno Es Malo Para Tu Salud? Conoce La Verdad

 

Conclusiones

El ayuno intermitente no es algo que la gente necesite hacer, solo es una herramienta que puede ser útil para algunos.

De cualquier manera, si decides intentar uno de estos métodos, recuerda que no se puede perder peso o mejorar la salud ingiriendo comida chatarra. Debes incluir comida saludable, ya que cada caloría cuenta y la calidad de los alimentos es crucial.

Esperamos que uno de estos métodos sea apropiado para ti.