18 consejos para prevenir un infarto a cualquier edad

La enfermedad cardíaca es un término que advierte la acumulación de grasa llamada placa en las arterias del corazón, que puede causar un ataque cardíaco.

La prevención de la enfermedad coronaria, como también se le conoce, debe comenzar en el hogar, continuar en la escuela y consolidarse en la adultez, pues la obesidad por la ingesta de comida chatarra, problema de salud pública mundial, nos hace una generación en riesgo.

Te invito a aprender a cómo cuidar tu corazón a cualquier edad. Comencemos desde los 20 años.

Lee nuestra guía para saber más sobre las 30 diferentes causas por las que duele el pecho

¿Cómo prevenir la enfermedad cardíaca?

Fácil. Con una buena actividad física y una dieta balanceada.

1. Mantente físicamente activo

Lo ideal es que los niño tengas el hábito de practicar deportes u otras actividades físicas, pues cualquiera que queme calorías y haga mover al cuerpo valdrá como ejercicio.

Caminar por una hora, bajar y subir escaleras, son costumbres saludables. Los ejercicios aeróbicos moderados por 120 minutos a la semana serán suficientes.

Suma a tus tareas diarias e incluye a tus hijos en actividades por 60 minutos dos o más veces por semana, para fortalecer tus músculos. Salten la cuerda, hagan carreras con sacos, salten los aros o bailen. Todo servirá.

Lee nuestra guía para saber más sobre los top 10 beneficios de la actividad física regular

2. Aliméntate saludablemente  

Una dieta balanceada y saludable prevendrá infartos y accidentes cerebrovasculares.

Come menos comidas altas en mantequilla, queso, aceite de coco, de palma y carnes rojas, pues suman grandes cantidades de grasa que se solidifican en las arterias, formando la dura placa y provocando el infarto.

Incluye a tu alimentación frutas y verduras. Suma semanalmente pescado, comidas sin carnes y explora ricas recetas con vegetales abundantes en fibra, como las acelgas, espinacas, alcachofas. No olvides los granos, nueces y semillas ricas en grasas omega-3.

Disminuye la ingesta de carnes rojas y azúcar refinada. Si no puedes o quieres dejar de comer carne, selecciona las partes magras y cocínalas a la plancha.

Lee nuestra guía para saber más sobre los 14 consejos para una alimentación saludable

3. Aprender las señales que advierten un ataque cardíaco

Será decisivo que aprendas a reconocer los síntomas de un infarto y diferenciarlo de un derrame cerebral, pues ambas condiciones son mortales.

¿Cómo cuidar tu corazón a los 20 años?

Fácil. Ten un estilo de vida con hábitos alimenticios saludable y chequéate todos los años.

4. Acostúmbrate a realizarte chequeos de salud anuales

La salud preventiva es más gratificante que la salud averiada. Lo más responsable será que un médico te examine por lo menos una vez al año.

Consulta con el doctor sobre los temas de salud más importantes: el colesterol, tu peso adecuado, sobrepeso y diabetes. Hazte pruebas para despistaje de afección cardíaca y de presión arterial. Acompaña todo estos con una dieta sana y un estilo de vida saludable.

5. Evita el tabaco y las drogas ilegales

Dejar de fumar a los 20 años es más fácil si comenzaste con el tabaco en la adolescencia, porque no eres muy mayor y la adicción aún es reversible.

Aunque tu exposición al humo sea indirecta todavía tendrás un 30 % de probabilidades de desarrollar enfermedades pulmonares y del corazón.

El uso de drogas ilegales es un causante de lesiones cardíacas por su alto poder de toxicidad. La cocaína, por ejemplo, provoca daños irreversibles al músculo cardíaco.

6. No más sedentarismo

Una forma de vida sedentaria también es negativa para la mente. Pide orientación a un entrenador personal para hallar el programa de ejercicios más adecuado a tus características físicas.

Lee nuestra guía para saber más sobre los 45 hábitos para tener una vida más saludable

¿Cómo cuidar tu corazón a los 30 años?

La intensidad de la vida familiar y profesional podría hacer que dejes de cuidar tu corazón. Para evitar esto te dejo 3 alternativas.

1. Explora tu historia familiar 

Conocer las enfermedades comunes de tu familia será útil para prevenir condiciones de salud.

Si tienes o tuviste parientes con enfermedad cardíaca tienes mayor riesgo de padecerlas, sobre todo si es tu padre o hermano. No entres en pánico. Consulta con el médico.

2. Maneja el estrés

Aprende y enseña a tus hijos a relajarse. Usa musicoterapia y aromaterapia cuando llegues del trabajo o la escuela. Selecciona momentos para iniciar la práctica del yoga con tu familia.

Ser voluntario en algunas tareas, además de dar el ejemplo, favorece a liberar el estrés del trabajo. Invita un día a tu familia a una labor de voluntariado.

Pregunta por el hobby o pasatiempo preferido de cada uno de los miembros de tu familia y hazlo con ellos. Invítalos a practicar el tuyo. Recrearse juntos es una labor que también favorable a la salud del corazón.

Lee nuestra guía para saber más sobre cómo el estrés puede ocasionar caída del cabello

3. Incorpora hábitos de vida saludable en tu familia

Programa ejercicios físicos que alejen a tu familia de tantas horas en la televisión y videojuegos. Más que obligarlos, sedúcelos como parte de buenos hábitos.

Fomenta paseos en bicicleta al final de la tarde y excursiones y caminatas los fines de semanas. Incorpora el orden y el aseo en jornadas que les haga moverse por la casa, con ello favorecerás a la salud de tu corazón y la de los tuyos.

Paseen al perro, cuiden y rieguen las plantas, cocinen juntos. Todo movimiento es válido.

Elabora un menú de la semana con tu familia, uno equilibrado para la salud del corazón. Explícales el porqué es necesario enriquecer y cuidar la dieta diaria. Si les das participación a los más pequeños, será divertido.

¿Cómo cuidar tu corazón a los 40 años?

Evalúa tu estilo de vida y si hasta el momento te has preocupado poco o nada por tu corazón, llegó el momento de cambiar eso.

Lo que tiene valor es comprender el porqué es importante cuidar la salud de tu corazón a tu edad, tomar consciencia del valor que ello tiene.

Revisión médica general 

Una evaluación médica es un buen inicio para evaluar el efecto de tu estilo de vida en tu salud.

Practícate las pruebas que te indique el médico; colesterol, triglicéridos, azúcar, despistaje de afección cardíaca y todos los exámenes que considere necesarios.

El doctor te orientará sobre los cambios que debes comenzar a hacer.

Vigila tu peso

No descartes que comiences a subir de peso porque tu metabolismo será más lento a los 40 años.

Una rutina diaria de ejercicios acompañada de una alimentación equilibrada mejorará tu salud y disminuirá el riesgo de infartos. Mejorará tu esperanza de vida.

No ignores tus ronquidos

Según las estadísticas, uno de cada 5 adultos padece apnea del sueño. No descuides los sonidos que emites al dormir porque pueden contribuir con enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y presión alta. Consulta a tu médico.

Lee también nuestra guía sobre bajar de peso a los 40: por qué es tan difícil

¿Cómo cuidar tu corazón a los 50 años?

El paso del tiempo habrá hecho su trabajo y tu organismo habrá ganado nuevas características a los 50 años, por lo que debes anexar otras medidas para cuidar tu corazón.

Reconoce las señales de alarma

Los síntomas de infarto no suelen ser comunes. Los básicos son:

  • Náuseas
  • Dolor severo en el pecho
  • Dolor intermitente en cuello y extremidades

Comienza una dieta más saludable

Tal vez debas cambiar tus proporciones de alimentos, sustituir algunos otros o incrementar la ingesta de fibra. Es importante que evalúes estos aspectos con tu médico.

Sigue las instrucciones del doctor

Si por ejemplo te han detectado el colesterol alto o cambios de tu presión arterial habitual, no deberás alterar las dosis y tiempos específicos de tus medicinas.

¿Cómo cuidar tu corazón a los 60 o más años?

Los niveles de colesterol y presión arterial potencialmente comenzarán a aumentar, lo que te hará ser más disciplinado y organizado con tu dieta y estilo de vida.

Incluye alimentos ricos en fibra y caminatas diarias para fortalecer y cuidar tu músculo cardíaco.

Continúa la evaluación médica periódica

Los 60 años será momento idóneo para una prueba de índice tobillo-brazo como parte de tu evaluación médica, examen que evalúa los pulsos en tus pies para diagnosticar la enfermedad arterial periférica.

La PAD, como también se le conoce, es una afección cardiovascular poco conocida en la que se acumula placa en las arterias de las piernas.

Señales de advertencia de ataque cardíaco

Olvidar o no reconocer las señales que adviertan un ataque cardíaco retrasará tu respuesta. Mantente atento a tus cambios y acude a urgencias si experimentas una o más señales de advertencia.

Pésate

Tu cuerpo requiere menos calorías al envejecer. Si aumentas de peso tu corazón trabajará más y estarás en riesgo de ataque cardíaco, diabetes, presión y colesterol alto.

Ejercítate a diario y come raciones pequeñas, variadas y nutritivas de alimentos.

Una vida saludable es la que te permite tener un corazón fuerte y con ello aumentar tu esperanza de vida, disminuyendo el riesgo de ataque cardíaco a cualquier edad.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también aprendan a prevenir enfermedades cardíacas a cualquier edad.

Ver También:

Referencias