Por Qué Dan Calambres En Las Piernas Y Qué Es Bueno Para Quitarlos

Los calambres son contracciones, espasmos o endurecimientos musculares que causan dolor, son repentinos y pueden presentarse realizando cualquier ejercicio o estando en reposo. La duración va desde unos segundos, hasta no más de 10 minutos.

Cuando tienes un calambre es aconsejable relajar suavemente el músculo con algunos ejercicios.

Si nunca has sentido calambres en las piernas, créeme, algún día te va a pasar. El agudo y súbito dolor que aparece cuando tienes el calambre puede debilitarte completamente e interrumpir tu rutina de ejercicios o tu sueño.

Es aconsejable que te asegures de estar comiendo alimentos nutritivos, además de tener un descanso con horas de sueño suficientes para que tu cuerpo se reponga de las actividades diarias.

Para disminuir la frecuencia de los calambres, tenemos que saber por qué te dan. Aunque en realidad, la causa no se sabe con exactitud, varias condiciones se han relacionado con ellos.

Aquí voy a hablarte de las 13 causas más comunes y las recomendaciones que disminuyen su intensidad y frecuencia, ya que en ocasiones muy raras, aun siguiendo todas las indicaciones, no podrás eliminarlos por completo.

Lee nuestra guía sobre los 5 ejercicios para tener unas piernas perfectas

1. Deshidratación

Una de las causas más comunes de calambres en las piernas es la deshidratación, algunos ejemplos son las personas que practican atletismo o los que se ejercitan vigorosamente, que viven con calambres todo el tiempo.

En la época del verano es mucho más frecuente, debido al exceso de calor, la sudoración excesiva y la falta de una hidratación adecuada.

La razón por la que tienes calambres en las piernas cuando estás deshidratada, no es bien conocida, se cree que la disminución de líquidos ocasiona que las terminaciones nerviosas sean más sensibles. Esto aumenta las contracciones y la presión en las terminaciones de los nervios motores, que son los encargados de los movimientos de los músculos.

 

2. Deficiencia de Minerales

No solo hay pérdida de agua mediante la sudoración excesiva, también hay pérdida de electrolitos y minerales, lo que te ocasiona calambres en las piernas.

El desequilibrio de electrolitos puede disparar la frecuencia de calambres espontáneos, así como la disminución de sodio, calcio, magnesio o potasio.

Una forma de medir si estás deshidratada es checando el color de tu orina, mientras más obscura y el olor sea más fuerte, hay más deshidratación; por el contrario, una orina clara y sin olor indica una buena hidratación.

Las bebidas hidratantes o deportivas disminuyen los calambres gracias a la cantidad de sodio que contienen, así como los alimentos nutritivos.

Los alimentos ricos en minerales son el plátano, camote, espinacas, yogur y nueces, los cuales se recomiendan para mantener los niveles de los minerales que protegen al músculo y evitan los calambres.

Lee nuestra guía sobre las propiedades de los minerales

3. Embarazo

El embarazo es un factor de riesgo para tener calambres en las piernas, en especial durante el segundo y tercer trimestre.

Una teoría es que los músculos de las piernas se cansan de cargar el exceso de peso debido al embarazo. O que es causado por la deficiencia de potasio, magnesio y calcio, pero los resultados de algunos estudios dicen que no hay diferencia en la frecuencia de calambres en embarazadas que tomaron suplementos de los minerales y las que no los tomaron.

También se cree que los calambres se deben a la retención de líquidos que hay en las piernas, aumentando progresivamente durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

 

4. Sobrecarga de ejercicio

Independientemente de la hidratación de un deportista, muchas personas tienen calambres en las piernas debido al uso excesivo de los músculos.

Los corredores de largas distancias o las personas que hacen ejercicio en campos de entrenamiento pueden tener calambres. El sistema nervioso es el causante de esos calambres, debido a que son estimulados en exceso.

El cuerpo humano es muy sabio y te manda señales de alarma cuando algo no anda bien o cuando abusas de ciertas situaciones, hablando de los calambres, nos dicen que debemos detener el ejercicio.

Un buen descanso y una buena relajación nos ayudan a recuperarnos.

 

5. Ejercicio intenso

Cuando tratas de intensificar tu rutina de ejercicios en muy poco tiempo, aumentando los kilómetros que recorres en tu bicicleta o empezando a nadar para competencias tipo triatlón, tus músculos no responden automáticamente a esa intensidad.

Cuando notes que los calambres te obligan a detenerte, quiere decir que estás haciendo mucho ejercicio en muy poco tiempo.

Tus músculos nunca van a reaccionar igual cuando trotas, que cuando haces una carrera a toda velocidad. El aumento de la cantidad e intensidad del ejercicio puede desencadenar los calambres en las piernas.

 

6. Fatiga

Los calambres en las piernas por fatiga muscular, es cuando realizas ejercicios excesivos. El no hacer calentamientos adecuados al inicio y ejercicios de relajación al final, hacen que tengas más probabilidad de tener calambres.

Tus músculos se fatigan más fácilmente cuando no das tiempo de que tus músculos se recuperen entre cada rutina. Si además no te alimentas o hidratas adecuadamente, las posibilidades de tener calambres aumentan.

Se dice que un músculo sobreejercitado no puede recibir de igual forma los nutrientes que un músculo que está normal o relajado.

Estos calambres suelen presentarse cuando ya estás en reposo, más frecuentemente por la noche.

Algunas investigaciones sugieren que los atletas que empiezan a ejercitarse con una frecuencia e intensidad mayor de lo normal aumentan la frecuencia de calambres nocturnos.

Lee nuestra guía sobre las top 14 causas de la fatiga que deberías evitar

7. Estar Parado O Sentado Por Periodos Prolongados

Mantenerte en una sola posición durante mucho tiempo puede producirte calambres en las piernas.

Los músculos están diseñados para moverse, esto es, contraerse y relajarse. Si durante tus jornadas de trabajo tienes que permanecer de pie o sentado por periodos prolongados, el músculo sufre de fatiga muscular y los calambres en las piernas se presentan.

Te aconsejo que si en tu jornada de trabajo debes permanecer de pie, trates de sentarte unos minutos o de flexionar tus piernas para que tus músculos se contraigan, se relajen y no permanezcan en una sola posición.

Si en tu trabajo debes permanecer sentado por mucho tiempo, trata de pararte y caminar alrededor de tu área de trabajo, por lo menos dos minutos cada hora.

 

8. Medicamentos

Si no hay causa aparente de la presencia de calambres en las piernas, debes checar todos los cambios que hay en tu vida, incluyendo los medicamentos. Estos son algunos que se han relacionado con los calambres:

  • Medicamentos para bajar la presión, como los diuréticos, ya que disminuyen los líquidos y electrolitos en el cuerpo.
  • Medicamentos para la osteoporosis, como el raloxifeno.
  • Hierro intravenoso, usado para el tratamiento de la anemia.
  • Broncodilatadores como al albuterol y salbutamol, utilizados para problemas asmáticos.
  • Estrógenos conjugados para el tratamiento de la menopausia.
  • Analgésicos como el naproxeno y los usados para la fibromialgia como la pregabalina.
  • Las estatinas, que se utilizan para bajar el colesterol.

 

9. Enfermedad Arterial Periférica

La enfermedad arterial periférica se refiere a problemas de circulación de las piernas, esto puede deberse a que el exceso de colesterol forma placas de grasa en las venas que obstruye o disminuye la circulación, lo cual desencadena calambres, al no haber suficiente sangre circulando en las piernas.

 

10. Esclerosis Múltiple

 La esclerosis múltiple es una enfermedad del Sistema Nervioso y es de las enfermedades llamadas autoinmunes, debido a que, por razones desconocidas, tu propio organismo ataca las células nerviosas, provocando que no realicen su función normal.

Esta enfermedad no tiene cura y los medicamentos solo retrasan sus efectos.

Entre los síntomas de la esclerosis múltiple, están la fatiga y debilidad muscular, además de la espasticidad, que en algunos pacientes es una sensación de hormigueo y en otros se presenta como calambres severos con dolor intenso.

Si la espasticidad no es tratada a tiempo, puede producir rigidez o inmovilización de las articulaciones.

 

11. Osteoartritis

La osteoartritis es la artritis más común, que también es de origen autoinmune. Su síntoma más frecuente es la rigidez y el dolor en las articulaciones, sobre todo en las mañanas, que va disminuyendo al iniciar las actividades cotidianas.

Si tienes osteoartritis de la columna vertebral, vas a tener espasmos musculares y calambres en las piernas, debido a que ocasiona compresión y daño de los nervios que van hacia las piernas.

 

12. Neuropatía Diabética Periférica

Los niveles altos de glucosa en la sangre dañan los nervios periféricos que están en los brazos y las piernas. Los síntomas son entumecimiento de manos, brazos, pies y piernas, disminución o falta de sensibilidad, hormigueo o sensación de muchos piquetes.

También hay espasmos, que son tan intensos, que producen calambres cuando los nervios de las piernas ya no están funcionando correctamente.

Siendo diabético es muy importante que mantengas niveles de azúcar normales, para evitar los daños a tu sistema nervioso y en general a todo tu cuerpo.

 

13. Hipotiroidismo

La disminución de la hormona tiroidea también puede lesionar los nervios que envían las señales del cerebro a tus manos, brazos, pies y piernas. Algunos síntomas de hipotiroidismo son adormecimiento, hormigueo y calambres en las piernas.

Lee nuestra guía sobre el hipotiroidismo y los problemas que te causan a tu salud la tiroide

Como Quitar los Calambres en las Piernas

Siempre acude con tu médico si los calambres en las piernas son muy frecuentes y muy intensos para descartar problemas más serios.

Mantén una hidratación adecuada y, si haces ejercicio, utiliza bebidas que reemplacen los electrolitos perdidos por el sudor excesivo durante la actividad física.

Los suplementos de minerales no afectan durante el embarazo y es conveniente que los tomes, siempre y cuando sea tu médico el que te los prescriba.

Si vas a dedicarte a deportes intensos, inicia gradualmente y descansa bien. Aliméntate nutritivamente y agrega suplementos cuando sea necesario.

Realiza ejercicios de calentamiento al iniciar tus ejercicios y de relajación al terminar de entrenar.

Al primer síntoma de calambres en las piernas, si estás haciendo ejercicio, suspende de inmediato la actividad, da masaje a tu pierna y trata de estirarla doblando el talón hacia ti y manteniendo esa posición un rato.

El uso de compresas calientes alivia los calambres en las piernas, en caso de que queden adoloridas, usa compresas frías. Si el dolor persiste, toma un analgésico y suspende tu actividad física por ese día.

Si padeces de enfermedades crónicas como diabetes o autoinmunes como la artritis o la esclerosis múltiple, debes ir a tus consultas en forma regular para el control más adecuado de tu enfermedad. Evita automedicarte y sigue todas las indicaciones de tu médico.

 

Guías Para Quitar los Calambres:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here