15 tips para tener la mejor condición física de tu vida

¿Crees que actualmente estás en tu mejor forma física? Son pocas las personas que en realidad lo están.

A pesar de que ya no hay rutinas que nos obliguen a mantenernos en forma como cazar nuestros alimentos o cosechar la tierra, es importante hacer un esfuerzo para mantenernos saludables y evitar enfermedades.

Aquí enumeramos 15 consejos que pueden ayudarte a alcanzar una mejor figura, y puedas sentirte y verte mejor:

1. Intenta quemar 300 calorías extras cada día haciendo cardio

La ciencia ha comprobado que realizar ejercicios como trotar, disminuye las mutaciones que sufren las mitocondrias en nuestros cuerpos. Y no se necesita trotar en exceso para alcanzar tu mejor figura.

Trotar tres veces a la semana puede disminuir significativamente varios de los síntomas del envejecimiento, y esto no es una cantidad de ejercicio exagerada.

Trotar puede tener un impacto bastante significativo en la forma en que envejece nuestro cuerpo.

No importa cómo lo hagas, puedes ejercitarte diariamente hasta alcanzar ese punto en el que quemes al menos 300 calorías diarias.

Abajo un video de cómo quemar 300 calorías desde tu casa con cardio intenso:

2. Camina por lo menos 30 minutos cada día

Caminar es una forma agradable en la que el organismo entra en un estado de homeostasis, por lo que vuelve el balance entre la mente y el cuerpo. Son muchas las tradiciones ancestrales que plantean que caminar es una forma de regenerar el espíritu.

¿Qué beneficios tiene caminar para nuestro cuerpo?

Caminar estimula el lóbulo central del cerebro, donde se produce la sensación de felicidad. Caminar es una forma natural de levantar tu ánimo y estimular tus hormonas y químicos del cerebro.

El ejercicio de caminar es más amable con nuestras articulaciones en comparación a otros ejercicios.

Ahora que has reflexionado acerca de esto, toma tu calendario en blanco y aparta un espacio de tu semana para caminar al menos una hora.

¿Cómo daña nuestra postura estar sentando todo el día?

Por ejemplo, cuando trabajas en la computadora por al menos 10 minutos, lo que parece inofensivo, tu cuerpo empieza a estirar en exceso tus deltoides posteriores al tiempo que los músculos de tus brazos y del pecho se contraen.

Con el tiempo esto puede moldear tu cuerpo y hacerte tener mala postura.

El cuerpo humano es algo brillante y tiene una solución para cada reto. Una de estas soluciones más subestimadas es muy simple y consiste en caminar.

Lee nuestra guía sobre los 21 alimentos que aceleran tu metabolismo

Consejo del Editor: ¿Quieres saber qué funciona muchísimo para perder peso y reducir la cintura? Haz click aquí YA!!! prueba PhenQ y alucinarás con los resultados!, Pierde hasta 4,4 kilos en 18 días, sin efecto rebote y de maneral 100% Natural

3. Crea un calendario de ejercicios

Puedes llevar un formato para crear un horario ideal para el tiempo que vas a deciar al ejercicio durante tu semana.

La mejor forma de empezar es con una plantilla vacía en la que pongas tus ideas para aprovechar cada día.

Puedes mantener tus ritmos básicos, no es necesario que renuncies a tu trabajo ni nada por el estilo, pero lo más fácil es empezar desde cero con un calendario en blanco e ir colocando por bloques las actividades clave diarias.

Programa tu semana y tenla en un lugar a la vista, lo usarás durante varias semanas mientras pruebas su funcionamiento.

Con el tiempo encontrarás la rutina adecuada para ti. Pon de tu parte y acepta cuando un cambio es muy drástico. Con pasos pequeños se puede recorrer un gran camino.

4. Ejercítate diferente todos los días y hazlo todos los días

Hacer yoga, tomar una larga caminata, realizar entrenamiento de resistencia en el gimnasio, con disciplina y dedicación, se volverán algo divertido.

Lleva tenis especiales para el gimnasio y ropa para entrenar en tu bolso o maletín. Asegúrate de que tu familia te ayude a tener espacios donde entrenar en la casa, por ejemplo, en la sala con ayuda de un dvd de ejercicios.

Tenle el ojo puesto al horario de tus clases en el gimnasio.

Cuenta con la compañía de alguien para hacer tus caminatas más agradables y sentir apoyo mutuo. Acompañarte de personas con las mismas ganas de progresar que tú, es una forma efectiva de cumplir con tu rutina.

Créenos, hay pocas sensaciones tan agradables como saber que estás triunfando en tus metas autoimpuestas. Eso lo sabe tu cuerpo al pasar por una rutina efectiva e intensa de entrenamientos.

No obstante, se trata de sobrepasar tus límites, sin forzar a tu cuerpo, pero lo suficiente para saber que estás obteniendo resultados positivos que te acercan a una mejor figura y condición física.

Estar en tu mejor condición física te da una sensación de bienestar físico muy poderosa, que es alcanzable para todos.

5. Enfócate en desarrollar el hábito del ejercicio

La gente piensa que la parte más difícil de una vida saludable es ir al gimnasio o comer sano todo el tiempo.

La realidad es que mientras más te ejercites, llegarás al punto en que se vuelva algo natural, y hasta te sentirás incómodo o incompleto si no haces ejercicio.

Lo mismo sucede con la alimentación, mientras más sano comas, más te acostumbrarás. Incluso tus papilas gustativas se desarrollarán y crearás un gusto especial por la comida saludable y te olvidarás de la comida regular.

Todo es cuestión de prepararte mentalmente, visualizar tus recompensas y organizarte.

Lee nuestra guía sobre los 5 ejercicios para ponerse en forma en casa + rutina de ejercicios

6. Entra a un gym o a clases de spinning o yoga que te motiven a ser constante

Entra a un gym donde haya un grupo de personas que te motiven a ser mejor, hay muchas personas que dedican su vida a ayudar a otros a lograr cosas grandes con su cuerpo y están llenos de información importante que comparten todos los días.

Respecto a registrar tus logros, es muy útil tener un entrenador personal.

Un compañero de entrenamientos debe ayudarte a hacer de cada entrenamiento algo diferente con nuevos retos e ideas. En general, debe ser alguien con quien compartir metas, sin ninguna clase de vergüenza.

Tanto la inspiración como un buen registro, te ayudarán a alcanzar tu mejor forma física.

Lee nuestra guía sobre la mejor rutina de ejercicios para principiantes

7. Come saludable y cuida tu cuerpo

Las personas no toman en cuenta esto. Tener un cuerpo saludable impacta directamente sobre tu calidad de vida. Cuando tienes una salud excelente, tu cuerpo facilita las cosas para que te sientas mejor.

Piensa en tu vida como una casa y en tu cuerpo como la base. No puedes construir la casa más bonita de la ciudad, si sus cimientos son débiles.

Cuando entiendes este concepto, puedes empezar el camino para estar en mejor forma y llevar una mejor vida.

8. Elimina los malos hábitos de tu vida

La vida no es como las películas que se determinan por momentos breves y dramáticos. Nuestras vidas se determinan por lo que hacemos cotidianamente.

La mayor parte de nuestras vidas se fundamenta en los hábitos pequeños. Si eliminas los malos hábitos y los cambias por hábitos saludables, eventualmente tu vida mejorará.

9. Controla tu mente para tener más disciplina en el ejercicio

Lo que piensas, sientes y crees, tiene un impacto importante en tu salud. Por eso debes escoger bien tus pasatiempos, lo que ves en la televisión y la computadora, con quien convives y cuáles son tus temas de conversación.

El cerebro es un órgano muy complejo y actúa de formas inexplicables. Aquello en lo que enfocas tu mente, se manifiesta en tu vida diaria y puede tener un efecto muy positivo en tus metas.

También es importante con quién decides juntarte. Lo mejor es que formes un grupo de personas con tus mismos intereses para compartir consejos y experiencias que te motiven a ser mejor.

Lee nuestra guía sobre los 11 mejores alimentos para tu cerebro y para mejorar tu memoria

10. Dedica al menos un momento a imaginar cómo te verías con una buena condición física

La visualización positiva es de gran ayuda para atletas y entusiastas de la vida saludable, tengan la edad que tengan.

Es bueno para motivarte tener un momento al día, en soledad, que te sientes con calma y visualices el tipo de persona que quieres ser. Dibuja en tu mente cómo te quieres ver.

Luego de que imagines lo que quieres, pon en números del uno al diez qué tanto deseas verte así. Si el número está del 8 para arriba, estás listo para empezar a cambiar tu vida.

Si el número que te viene a la mente está del 7 para abajo, todavía no es lo suficientemente importante para ti.

Luego, imagina cómo podrías alcanzar esa meta. Piensa qué circunstancias pueden presentarse en el futuro que impidan que alcances ese estado físico que deseas e idea la forma de cómo superar esos obstáculos potenciales.

Con esto te conocerás mejor y podrás afrontar los retos que se te presenten en el camino.

11. Mentalízate para recibir cambios positivos en tu vida

Puedes prepararte psicológicamente para el cambio. Esta es una de las cosas más importantes en este artículo.

Piensa en cuál de estos hábitos es más importante: la buena nutrición, ejercitarse con regularidad o vivir con poco estrés.

Lo cierto es que los tres son muy importantes, ya que si comes saludablemente pero no te ejercitas con regularidad tu salud puede verse afectada.

Lo mismo ocurre con las personas que se ejercitan pero no comen bien, la sensación de bienestar nunca es completa.

Finalmente, si te ejercitas con regularidad y comes bien, pero vives en un constante estado de estrés, tu salud puede verse amenazada.

Si logras manejar los tres hábitos, puedes llevar una vida saludable y feliz, gozando todos los beneficios de un cuerpo vigoroso.

Cuando cumples con estas tres premisas, te le estás adelantando a cualquier condición física o enfermedad. Es como una forma de blindar a tu cuerpo.

A pesar de que las tres son muy importantes, vivir sin estrés es un aspecto poco valorado.

Todos sabemos la importancia de comer bien y tener actividad física, pero muchos no entienden las consecuencias de vivir bajo estrés constante.

Nuestro ritmo de vida moderno, con tantas distracciones y ruido pueden jugar un papel importante en nuestra cuota de estrés diario. Incluso, puede asociarse al estrés con el envejecimiento y sus consecuencias.

El estrés es un impedimento, todos los días estamos expuestos a bacterias, gérmenes, toxinas y contaminación.

Llevar una vida sin estrés puede potenciar tu sistema inmunológico y hacer tu cuerpo más eficiente para manejar cualquier amenaza. No hay que subestimar este tema bajo ninguna circunstancia.

12. Aprecia el círculo completo del bienestar

La revista Outside reseñó que quizás nuestra genética no cumpla el rol tan importante que creíamos en nuestra longevidad.

Estudios más recientes demuestran que nuestro estilo de vida y nuestros hábitos son los que determinan cuanto tiempo viviremos y la calidad de vida que tendremos después de cumplir los 50 años.

Una buena nutrición, ejercitarse con regularidad y vivir con poco estrés son los elementos que conforma el círculo completo de bienestar.

Dan Buettner, un experto dedicado a los estudios sobre la longevidad, establece que la forma más sencilla y efectiva de convertirte en alguien super saludable es viviendo en un ecosistema, que ya de por sí es super saludable.

Haciendo esto, evitas nadar contra la corriente, y te vuelves amigo de tu entorno, conformado por amistades, trabajo, comunidad, cónyuge y cultura.

El entorno que escoges influye intrínsecamente en tus decisiones y deseos, y si es un entorno positivo, se te hará mucho más fácil mantener una excelente salud.

Hoy es un buen momento para que consideres las partes que componen tu vida diaria en lo que respecta a nutrición, ejercicio y estrés.

Mientras recorres mentalmente tus días, dedícate a reconocer en cuál de las secciones del círculo completo de bienestar colaboran o afectan tus hábitos.

Al mismo tiempo, intenta determinar qué cosas se entrometen en tu rutina y afectan ese bienestar que quieres alcanzar. Piensa en las cosas que hacen que tu propio cuidado se vuelva difícil, sobre todo si tienen que ver con tu ambiente.

Nuestro consejo es no hacerlo en una manera cargada de frustración, arrojando culpas por todos lados. Considera estos aspectos desde un punto de vista objetivo, con buen humor y ganas de mejorar.

13. Reduce 200 calorías de tu día promedio

Las personas que son altamente activas por 30 horas o más a la semana, como los atletas y los trabajadores de construcción, necesitan cargar su cuerpo con un combustible extra para resistir la intensidad diaria.

La mayoría de las personas con estilos de vida más sedentarios, necesitamos menos calorías.

Un paso clave para un estilo de vida saludable es resistir la tentación de comer más calorías de las que quemas.

Si estás comiendo un número de calorías estándar para una persona que vive en el primer mundo, puedes intentar reducir 200 calorías de tu ingesta diaria y a partir de eso analizar cómo te sientes.

Estas 200 calorías no son una reducción excesiva, te darás cuenta del cambio, pero no será algo doloroso.

Existe bastante evidencia confiable sobre el hecho de que ingerir menos calorías puede prolongar tu esperanza de vida.

Digerir las comidas significa un esfuerzo significativo para el cuerpo humano. Es algo interesante considerar que si el organismo descansa un poco de practicar la digestión, quizás tenga energía para trabajar en sanar otras partes del cuerpo.

Lo más probable es que la comida saludable represente un trabajo más sencillo para nuestra digestión, en comparación con los alimentos altamente procesados. Llevar una dieta saludable puede hacer que distribuyas mejor tu energía.

 

14. Desarrolla el gusto por las super ensaladas

Las super ensaladas sirven como un excelente ejemplo para ayudar a tu cuerpo a alcanzar su mejor condición física.

Muchas personas con un estilo de vida altamente saludable, comen super ensaladas en la cena, varias veces a la semana.

Las super ensaladas no son esas tres hojas de lechuga y un tomate picado con unas gotas de aderezo o aceite de oliva y vinagre. No, las super ensaladas son un plato completo.

Son grandes porciones que satisfacen tu apetito, están cargadas de proteínas, son ricas y vienen con toppings deliciosos y crocantes.

Con el tiempo, cuando empieces a llevar una dieta saludable, una super ensalada puede ser una parte bastante disfrutable de tu día.

Puede que llegues a casa deseando una ensalada de pollo con nueces o quizá ya la estés deseando desde tu trabajo.

Podemos asegurarte que la parte difícil no es comerte las ensaladas, si no prepararlas. Así que no le tengas miedo a la cocina ni a los vegetales. Has tiempo en tu rutina para cocinar por adelantado.

Compra los vegetales adecuados, lávalos y córtalos. No esperes al final del día cuando ya estés cansado y hambriento para preparar la ensalada, esto solo aumenta las posibilidades de que consumas comida chatarra.

Piensa en qué momento harás las compras, cuando limpiarás, secarás y cortarás los vegetales. Elige el día más propicio para hacerlo, si durante la semana o un sábado cuando no trabajas. Elige si vas a comerla al empezar tu día, en el almuerzo o la cena.

15. Acelera tu metabolismo

Hay una sensación de calma cuando empiezas a cumplir con todas las cosas que hemos mencionado. Si empiezas a involucrarlas en tu vida, es posible que al finalizar el año hayas perdido hasta 30 kilos de grasa corporal.

También, dependiendo de los ejercicios que hayas escogido, tu cuerpo se habrá tonificado, tu postura habrá mejorado y tu complexión será mucho mejor.

Es un reto organizar una fórmula para bajar de peso que funcione para todos, debido a que existen muchas variables.

Por ejemplo, hay personas cuyo metabolismo funciona muy bien y eso les facilita el proceso de reducir la grasa.

Así que no todo es llevar un registro de las calorías, también hay que prestarle atención a las necesidades de tu cuerpo para convertirte en alguien saludable.

Es posible ser más sano, las soluciones están a tu alcance, si aprendes los pasos correctos para tener éxito en esta empresa.

Busca momentos en los que una mejor preparación pudo haber tenido un impacto más positivo.

Aumentar tu percepción te va ayudar cuando intentes nuevas formas de prepararte para tener hábitos más saludables. Hoy es un gran día para emocionarte por lo que te depara el futuro.

Tener buenas rutinas saludables puede mejorarte de adentro hacia afuera. Mientras mejores sean las rutinas, más fuerte te harás, más sagaz te sentirás y menos afectado te verás por el paso de los años y el cansancio.

Tómalo con emoción, piensa cómo te verás dentro de un año. ¿Te verás mejor? Yo creo que sí y tú también puedes creerlo. La convicción va a ser tu gran aliada en este camino.

Por favor comenta y comparte.

Que tengas un excelente día.

Ver también:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here