Como hacer crema pastelera

La crema pastelera es una de esas cremas básicas que tienen muchos usos. Tanto en una tarta con frutas, como en pasteles o postres, puede ser la protagonista de un plato o el acompañante principal. Saber hacer una buena crema pastelera implica que podemos crear lo que se nos va ocurriendo, ampliando nuestras opciones en repostería. La receta es muy simple y los ingredientes, son pocos y sencillos. Claro que no siempre sale bien, y eso es por no saber  los pocos secretos que tiene la crema pastelera, y que veremos al final de la receta. Mi recomendación es practicar hasta que salga perfecta, y ahí comenzar a inventar nuevas opciones. Por supuesto que estamos pendientes de esas creaciones personales, para compartirlos con todos nuestro lectores.

Crema pastelera

Receta de crema pastelera

Ingredientes:

  • Medio litro de leche, que puede ser desnatada o descremada, en caso de preferirla
  • 125 gramos de azúcar
  • 4 yemas de huevo (si son extra grandes pueden ser tres)
  • 40 gramos de fécula de maíz
  • Vainilla a gusto. Puede ser tanto en vaina como líquida. Si no nos gusta tanto la vainilla se puede sustituir por ralladura de limón o de naranja.

Elaboración de la crema pastelera:

Abrimos la vaina de vainilla a lo largo y retiramos las semillas. En un recipiente adecuado hervimos la leche con la vaina de vainilla. Una vez que hierve retiramos del fuego y reservamos.
En otro recipiente mezclamos el azúcar, las yemas y la fécula de maíz. Es clave que esta mezcla sea bien homogénea. Lentamente vamos agregando la leche en esta mezcla (yemas, azúcar y fécula), removiendo todo el tiempo.
Cuando todo ha quedo bien unido, llevamos a un fuego bien suave, siempre removiendo, hasta que notamos que espesa.
En ese momento retiramos y dejamos enfriar fuera del refrigerador o nevera. Una buena idea es cubrirlo con papel film mientras pierde temperatura.
Ya ha quedado pronta nuestra crema para la receta que se nos ocurra.

Consejos:

Como la receta lleva huevos, es importante consumirla en los tres primeros días. Como es tan simple de elaborar, esto no es un problema, ya que se prepara cuando se va a consumir, pero nunca esta de más recordar las precauciones elementales de seguridad alimentaria.
Si notamos que no ha quedo gomosa, con una consistencia inadecuada, eso es un signo claro que hemos cometido un error al mezclar la fécula de maíz. Cuando la hemos disuelto correctamente, nunca queda con ese tipo de consistencia.
Otro problema muy frecuente cuando comenzamos a preparar crema pastelera, es que se cuajen o coagulen las yemas. Ese problema es cuando la alta temperatura de la leche se pone en contacto con las yemas. Para evitar esto, lo que debemos hacer es agregar la leche en forma muy lenta, no en el momento exacto que ha roto el hervor, y siempre removiendo con la cuchara de madera para que el cambio térmico no sea tan violento.

Imagen: blazinghotwok

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here