Estofado de pollo

El estofado de pollo es realmente muy rico, nutritivo y admite muchas variantes como veremos más adelante. De hecho puede ser un plato completo, o con algunas variantes, el acompañamiento ideal para una pasta. Todo depende de nuestras ganas de trabajar, o que cosas tenemos hoy en la nevera o refrigerador. Por este motivo, vamos a ver dos variante de estofado de pollo, a cual más deliciosa y simple.

Estofado de pollo

Receta de estofado de pollo muy fácil

Ingredientes:

  • Un pollo trozado, limpio y sin piel. No debemos cocinar el pollo con la piel ya que de esa forma agregamos una cantidad de grasa completamente innecesaria
  • Una cebolla mediana
  • Un pimiento morrón o morrón
  • Tres tomates medianos, pelados
  • Un ramito de apio
  • Dos dientes de ajo finamente cortados
  • Cuatro papas o patatas medianas
  • Orégano a gusto
  • Sal y pimienta a gusto
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria
  • Una taza de caldo

Elaboración de estofado de pollo:

Introducimos en la  procesadora o licuadora la cebolla, el pimiento morrón, los tomates y el apio. Agregamos la taza de caldo y procesamos hasta que se vean ligeramente los trozos de los vegetales, pero pequeños. Reservamos.
En una cacerola de buen tamaño vamos a calentar el aceite de oliva, en una cantidad no excesiva, solo lo suficiente para sellar el pollo. Introducimos en la misma los trozos de pollo, y los vamos rotando de modo que se doren en forma pareja.
Agregamos en la cacerola la preparación que hemos procesado. Tapamos y dejamos cocinar a fuego moderado unos 15 minutos. Corregimos sal y pimienta, agregamos orégano.
Pelamos, lavamos y cortamos las papas. Muchas personas prefieren dejarle la piel, pero es clave lavarla muy bien. Si dejamos la piel aumentamos el contenido de fibra por supuesto. Agregamos las papas a la preparación anterior y seguimos cocinando hasta que las papas estén tiernas.
Solo nos resta dejar reposar unos minutos.

Receta de estofado de pollo para acompañar pasta

Ingredientes:

  • Un pollo trozado, limpio y sin piel
  • Una cebolla
  • Un pimiento  o morrón
  • Tres tomates maduros, cortados en trozos pequeños sin piel
  • Tres dientes de ajo
  • Tres hojas de laurel
  • Aceite de oliva
  • Caldo en cantidad necesaria
  • Sal y pimienta a gusto

Elaboración:

En una sartén calentamos aceite y rehogamos la cebolla y los ajos. Cuando esta trasparente la cebolla agregamos el pimiento o morrón y el laurel. Dejamos cocinar, siempre removiendo. Agregamos los tomates y removemos con  cuchara de madera, de modo de que se deshagan un poco. Si queda muy seco agregamos un poco de caldo. Reservamos.
En una cacerola doramos los trozos de pollo sin piel como en la receta anterior.
Agregamos las cebollas, tomates y pimiento  o morrón, y dejamos cocinar a fuego moderado hasta que el pollo este tierno.
Corregimos la sal y pimienta, recordando que el caldo ya tiene sal. Dejamos reposar un poco antes de servir con la pasta.

Imagen: great-chicago-italian-recipes

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here