¿El exceso de Vitamina C causa efectos secundarios?

Todo en exceso es malo, y la vitamina C no es la excepción. En primer lugar ayuda a mantener saludable el sistema inmunológico, también contribuye en la curación de heridas, mantiene huesos fuertes y mejora la función cerebral, pero tomarla en exceso da como resultado efectos secundarios graves. (Referencia) (Referencia) (Referencia)

Por lo tanto ingerir el suplemento de vitamina C ayuda para prevenir el resfriado, al reducir la duración y los síntomas. (Referencia)

Muchos sitios de Internet recomiendan tomar suplementos de vitamina C debido a esto hay que conocer los peligros del exceso de la misma.

En este artículo se enumeraran efectos secundarios y consecuencias por su exceso de vitamina C.

Lee nuestra guía sobre los 10 alimentos ricos en Vitamina C

La vitamina C es soluble en agua y no se almacena en tu cuerpo

La vitamina C es soluble en agua y debido a ello el organismo no la almacena, entonces desecha el exceso de esta a través de la orina. (Referencias)

Ya que el cuerpo humano no produce vitamina C por sí mismo, ni tampoco es capaz de almacenarla, se debe consumir diariamente para poder cubrir las necesidades que tiene el organismo de este micronutriente. 

Aunque dicha vitamina es excretada, el exceso puede causar que comience a acumularse y esto provoque daños digestivos y cálculos renales, así como síntomas de sobredosis. Por lo tanto no hay que axceder su consumo. (Referencias)

Además aunque sean populares, la verdad es que los suplementos no son necesarios. Es fácil obtener la cantidad suficiente de vitamina C de alimentos frescos, sin necesidad de incurrir en el gasto económico ni el riesgo de sobredosis de los suplementos.

Demasiada vitamina C puede causar problemas digestivos

Uno de los efectos secundario de la ingesta elevada de vitamina C son los problemas digestivos, esto suele ser más común por el consumo de suplementos que por la ingesta de alimentos que aportan esta vitamina.

El límite superior tolerable de esta vitamina (TUL, por sus siglas en inglés) es de 2,000 miligramos al día, entonces es más probable presentar problemas digestivos si se supera esa cantidad (Referencia).

Cuando el sistema digestivo se ve afectado, los principales síntomas que se presentan son náuseas y diarrea. También se ha reportado que una sobredosis de vitamina C puede causar reflujo, aunque no está comprobado.

Si se cursa problemas digestivos por consumir demasiada vitamina C, hay que reducir la dosis del suplemento o simplemente ingerirla através de alimentos para evitar una sobredosis.

La vitamina C en exceso puede causar sobrecarga de hierro

Esta vitamina es conocida por mejorar la absorción de hierro porque tiene la capacidad de unirse con hierro no hémico, que se encuentra en los alimentos vegetales, y facilita su absorción en el organismo.

Este tipo del hierro no es absorbido por el cuerpo humano de forma tan eficiente como el hierro hémimico, que se encuentra en los alemientos de origen animal (Referencia).

Algunos estudios indican que la vitamina C es la más eficiente que existe para mejorar la absorción de hierro, y por eso recomiendan el consumo de sus fuentes naturales que se encuentran sobre todo en frutas y verduras o en alimentos secos fortificados con hierro (Referencia).

Por lo tanto, como todo en exceso es malo. Si tomar mucha vitamina C causa problemas, la sobredosis de hierro también puede causar daños graves en órganos como el corazón, hígado, páncreas, la tiroides y el Sistema Nervioso Central (Referencia).

En consecuencia la sobrecarga de hierro suele ser improbable si no se tiene una enfermedad que aumente el riesgo de acumulación del mismo o más bien provoque el aumento de su absorción (Referencia), pero nunca está de más prevenir.

Tomar dosis altas de vitamina C puede provocar cálculos renales

El exceso de vitamina C es eliminada del cuerpo en forma de oxalato; un producto de desecho del organismo que se excreta a través de la orina.

El oxalato se puede unir con minerales en el organismo, formando cristales que pueden llevar a la formación de cálculos renales (Referencia). El consumo excesivo de vitamina C puede aumentar la cantidad de oxalato en la orina y como resultado elevando el riesgo de los cálculos.

En un estudio en el que se suministro 1,000 mg de vitamina C dos veces al día, durante seis días, los participantes del mismo reportaron un aumento de 20% del oxalato que excretaron en la orina (Referencia).

Además, el consumo de vitamina C superior a 2,000 mg también se vincula directamente con el desarrollo de cálculos renales (Referencia). Del mismo modo en esa cantidad se le ha relacionado con casos de insuficiencia renal, pero esto es muy raro en personas sanas. (Referencia).

Lee nuestra guía sobre los síntomas de cálculos renales: Evita complicaciones

¿Cuánta vitamina C es demasiada?

Como la vitamina C es hidrosoluble y el organismo elimina el exceso poco tiempo después de su consumo, por lo tanto es difícil que por la dieta se ingiera tanto que en consecuencia se acumule en el organismo.

Es prácticamente imposible que se obtenga demasiada vitamina C solamente de la ingesta de alimentos. En las personas sanas, cualquier excedente de dicha vitamina consumida por encima de la cantidad diaria recomendada simplemente se elimina del organismo.

Además se necesitaria consumir unas 29 naranjas o cerca de 13 pimientos al día aproximadamente antes de que la ingesta alcance el límite superior tolerable.

El riesgo parece que sólo es elevado en quienes toman suplementos o los que padecen condiciones que aumentan la absorción de hierro o también son propensos a cálculos renales. Y, aún así, los síntoma se presentan sobre todo, cuando se consume una dosis superior a 2,000 mg diarios.(Referencia)

Si se decide tomar suplementos de vitamina C, lo mejor es elegir aquel que no contenga más del 100% de tus necesidades diarias recomendadas: 90 mg al día para los hombres y 75 mg al día para las mujeres (Referencia).

El veredicto final sobre la vitamina C

En consecuencia el consumo de vitamina C es seguro para la mayoría de las personas, sobre todo si se la consume directamente de los alimentos.

Sin duda evitar la sobredosis y sus efectos secundarios no es difícil, simplemente hay que evitar consumir suplementos de no ser necesarios, y sobre todo llevar una ingesta de este micronutriente, basado en el consumo de frutas y vegetales.

Por lo tanto si se encuentra sano y no tiene una deficiencia de vitamina C, no es necesario que consuma grandes dosis de esta vitamina. Entonces es mejor no realizar las “curas milagrosas” en las cuales se recomienda tomar cantidades altísimas de vitamina C (Referencia).

Entonces sin duda hay que mantener un equilibrio para poder beneficiarse de los aportes de la vitamina C, porque protege de algunas afecciones. Por lo tanto hay que evitar tener carencia de esta vitamina en lugar de saturar al organismo con ella.

 

Ver También:

Referencias:

Aghajanian P, Hall S, Wongworawat MD, Mohan S. Los roles y mecanismos de acción de la vitamina C en el hueso: nuevos desarrollos. J Bone Miner Res. 2015 de noviembre; 30 (11): 1945-1955. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4833003/

Harrison FE,May JM. Función de la vitamina C en el cerebro: papel vital del transportador de ascorbato (SVCT2). Free Radic Biol Med. 2009 Mar 15; 46 (6): 719 – 730. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2649700/

Hansen SN, Tveden-Nyborgn P,Lykkesfeldt J. ¿La deficiencia de vitamina C afecta el desarrollo y la función cognitiva?. Nutrientes . 2014 Sep; 6 (9): 3818 – 3846. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4179190/

Hemila H, Chalker E. Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database Syst Rev. 2013;(1):CD000980. PMID: 23440782 https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD000980.pub4/full

Assimos DG. Consumo de vitamina C total, dietético y suplementario y riesgo de incidentes de cálculos renales. J Urol. 2016 Oct; 196 (4): 1170-1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27628804

Institute of Medicine. Food and Nutrition Board. Dietary Reference Intakes for Vitamin C, Vitamin E, Selenium, and Carotenoids. National Academies Press. Washington, DC, 2000. PMID: 25077263 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25077263.

Hathcock JN, Azzi A, Blumberg J, Bray T, Dickinson A, Frei B, Jialal I, Johnston CS, Kelly FJ, Kraemer K, Packer L, Parthasarathy S, Sies H, Traber MG. Las vitaminas E y C son seguras en una amplia gama de productos. Am J Clin Nutr. 2005 de abril; 81 (4): 736-45. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15817846

Hallberg L, Brune M, Rossander L. El papel de la vitamina C en la absorción de hierro. Int J Vitam Nutr Res Suppl. 1989; 30: 103-8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2507689

Teucher B, Olivares M, Cori H. Potenciadores de la absorción de hierro: ácido ascórbico y otros ácidos orgánicos . Int J Vitam Nutr Res. 2004 Nov; 74 (6): 403-19. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15743017

Yutaka Kohgo, Katsuya Ikuta,Takaaki Ohtake, Yoshihiro Torimoto, Junji Kato. Metabolismo del hierro corporal y fisiopatología de la sobrecarga de hierro. Int J Hematol . 2008; 88 (1): 7-15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2516548/

Adams PC, Barton JC, Guo H, Alter D, Speechley M. La ferritina sérica es un biomarcador de la mortalidad hepática en el estudio de detección de hemocromatosis y sobrecarga de hierro. Ann Hepatol. 2015 de mayo a junio; 14 (3): 348-53. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25864215

Traxer O, Huet B, Poindexter J, Pak CY, Pearle MS. Efecto del consumo de ácido ascórbico en los factores de riesgo de cálculos urinarios. J Urol. 2003 Aug; 170 (2 Pt 1): 397-401. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12853784

Dean G Assimos, MD. Suplementación con vitamina C y excreción urinaria de oxalato. Rev Urol . Verano de 2004; 6 (3): 167. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1472830/
Linda Massey. Seguridad de la vitamina C. The American Journal of Clinical Nutrition. Volumen 82, Número 2, 1 de agosto de 2005, páginas 488, https://doi.org/10.1093/ajcn/82.2.488

McHugh GJ, Graber ML, Freebairn RC. Insuficiencia renal aguda relacionada con la vitamina C fatal. Cuidados Intensivos de Anaesth. 2008 Jul; 36 (4): 585-8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18714631

Rivers JM. Safety of high-level vitamin C ingestion. Int J Vitam Nutr Res Suppl. 1989;30:95-102. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2507711

Anitra C Carr,  Balz Frei. Hacia un nuevo aporte dietético recomendado de vitamina C basado en antioxidantes y efectos sobre la salud en humanos. The American Journal of Clinical Nutrition , Volumen 69, Número 6, 1 de junio de 1999, Páginas 1086-1107, https://doi.org/10.1093/ajcn/69.6.1086

Chambial S, Dwivedi S, Kant Shukla K, Placheril J. J, Sharma P. La vitamina C en la prevención y cura de enfermedades: una visión general. Indian J Clin Biochem . 2013 Oct; 28 (4): 314 – 328. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3783921/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here