Fajas reductoras y moldeadoras de abdomen: ¿Sirven? y los riesgos de usarlas

Las fajas reductoras ¿sirven o son un fraude más?

La respuesta está dividida entre quienes apoyan y no el uso de fajas reductoras. Algunos sostienen que es la manera más fácil y rápida de tener una figura de guitarra, otros advierten que perjudican la salud al constreñir y comprometer el funcionamiento de los órganos internos.

Compartiremos contigo nuestra investigación sobre qué hacen estos ceñidores y si es cierto que funcionan.

¿En qué consiste moldear la cintura?

Se trata de dar forma a esa zona del cuerpo.

Esta costumbre data del siglo XIX por mujeres que empleaban corsés para forzar al abdomen a tomar una forma específica, una cintura más pequeña que el área del pecho y la cadera. El concepto vigente de moldear la cintura se basa en esa idea.

El uso de una faja reductora comienza con su empleo durante varias horas al día para acostumbrar al cuerpo, después se puede usar hasta por 18 horas seguidas estando en casa, asistiendo al gimnasio o emprendiendo otra actividad. El ceñidor se ajustará cada vez más al reducir la talla abdominal.

Lee nuestra guía para reducir las caderas y quemar grasa

¿Cuáles ventajas tienen las fajas reductoras?

  • Comprimen el abdomen y disminuyen el estómago para comer menos. Como resultado, no se consumirá tantas calorías.
  • Hacen atractiva la figura al reducir la cintura, definen las caderas y realzan el busto.
  • Mejoran la postura corporal.

La ciencia no respalda el uso de las fajas reductoras

No hay evidencia científica que respalde los beneficios de las fajas. No hay pruebas de que el estómago se reducirá por el uso del ceñidor, tampoco se ha comprobado que el cuerpo mantenga su figura sin la faja.

Si quieres mantener la forma que da este artículo tendrás que usarlo siempre, de lo contrario, tu figura regresará a su estado natural.

Porqué las fajas reductoras pueden ser peligrosas

Las fajas reductoras aprietan los órganos al ajustar la cintura y una presión como esta puede causar lesiones graves. Cuando los pulmones no se pueden expandir aumenta el riesgo de contraer neumonía y le resulta más difícil al cuerpo obtener oxígeno.

Cuando el estómago y el colon no pueden dilatarse aumenta el riesgo de padecer acidez estomacal y estreñimiento crónico.

Apretar constantemente las costillas y músculos puede causar moretones en la parte superior del cuerpo, también provocar un terrible dolor crónico aún sin la faja.

Un ceñidor de estas características muy apretado podría reducir la circulación sanguínea desde y hasta el corazón, lo que causará mareo y desmayo.

Críticos del uso de estos artículos femeninos coinciden en que la única ventaja del empleo de fajas reductoras, es forzar a las mujeres a comer menos.

Las fajas reductoras y las celebridades

Sabemos que la actriz estadounidense, Jessica Alba, usó una faja reductora para recuperar la figura después de dar a luz.

La sociality, Kim Kardashian, reconoció que emplea este artículo por seis semanas para perder peso y definir aún más su voluptuosa figura.

La aficionada al corsé y obtentora del récord Guinness de la cintura más pequeña del mundo, Cathie Jung, usa la faja reductora 24 horas al días. Su talla es similar a la de un tarro de mayonesa.

¿Dónde comprar una faja reductora?

En Amazon y mercadolibre las venden. Dos de las más grandes empresas de venta de fajas reductoras son Hourglass Angel y Waist Gang Society, esta última tiene como cliente a Kim Kardashian y otras celebridades de la televisión y el cine.

¿Cómo empezar a usar una faja reductora?

Primero se debe tener el abdomen fuerte para evitar que la faja apriete los órganos internos. Si no se quieres esperar para ello, acompaña el uso del ceñidor con una rutina de ejercicios de fortalecimiento abdominal.

Se sugiere el uso de estas herramientas de belleza durante solo seis semanas. Tu vejiga no tendrá mucho espacio para expandirse por lo que orinarás con más frecuencia.

¿Cuáles resultados reales puedo esperar al usar una faja reductora?

Mientras emplees la faja reductora tendrás resultados pero insistimos, no hay evidencia científica ni garantías que la figura se mantendrá después de reiterar el ceñidor.

Ensayos clínicos y científicos nunca han concluido que usar una faja reductora provoque cambios definitivos en la forma del cuerpo.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigas para que también conozcan si las fajas reductoras sirven.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here