Cómo Hacer Café En Frío En Casa (Cold Brew Coffee)

Para muchas personas, tomar café cada mañana es la mejor parte de la rutina diaria. Esa humeante y aromática taza es uno de los momentos más placenteros del día.

A algunos les gusta solo, otros prefieren capuchino, descafeinado, con canela, de olla, latte, expreso y para disfrutar en días calurosos, nada mejor que un café frío.

El cold brew coffee es la nueva tendencia en preparaciones de café en frío. También llamado cold press coffee.

 

Qué Es El Cold Brew Coffee

Es un método para preparar café sin incrementar la temperatura al realizar la infusión. Es decir, no se prepara un café caliente para luego enfriarlo.

El proceso es una infusión en agua, a temperatura ambiente, de granos gruesos de café molido durante 12 a 24 horas.

El resultado es un café ligero, con cuerpo, aroma y sabor intenso, que conserva sus propiedades.

Si eres un purista del café, el cold brew coffee es la opción ideal para ti en el verano.

Preparación

Ingredientes Y Utensilios

  • Un colador de malla fina.
  • Un filtro de café que se ajuste al colador.
  • Una jarra o tazón.
  • 2 tazas de tu café favorito de grano grueso.
  • 4 tazas de agua filtrada, a temperatura ambiente.

Instrucciones

  • Coloca el agua y el café en el tazón o jarra y revuelve para mezclar.
  • Cubre el recipiente y colócalo en el refrigerador.
  • Déjalo reposar entre 12 y 24 horas.
  • Cuela el café utilizando el colador con el filtro, muy lentamente. Una opción es colocar un frasco y dejar que se cuele la mezcla poco a poco, mientras realizas otras actividades.
  • La mezcla obtenida está concentrada, por lo que se puede diluir con leche o agua al gusto.

Preparación Usando Granos Enteros

En este método se requiere de una máquina para moler el grano y una cafetera de prensa francesa, también llamada cafetera de émbolo.

Ingredientes:

  • 1 taza de granos de café.
  • 4 tazas de agua fría.

Instrucciones:

  • Muele los granos de café.
  • Agrega el café molido a la prensa francesa.
  • Añade el agua filtrada.
  • Guarda la prensa francesa con la mezcla en el refrigerador entre 12 y 14 horas. No olvides taparla para que no absorba otros aromas y sabores.
  • Saca la cafetera del refrigerador y prensa el café como lo harías normalmente. Tu cold brew coffee está listo.

Lee nuestra guía definitiva sobre las cafeteras Nespresso

Recomendaciones

  • Es muy importante que el café sea de grano grueso, ya que eso hará el proceso de filtrado más sencillo y el café menos amargo.
  • Para filtrar puedes usar filtros de café, manta de cielo u otros tipos de tela, incluso playeras limpias que ya no uses.
  • Es esencial un mínimo de 12 horas de reposo para la mezcla, ya que si filtras el café demasiado pronto puedes obtener un resultado insípido.
  • Si quieres reforzar el filtrado, puedes usar un sistema doble. Por ejemplo, colocar el café en el filtro, y este a su vez en un manto de cielo o bolsa especial para leches vegetales.

Beneficios

  • Obtienes un café menos amargo y más aromático, con un sabor natural ligeramente dulce, gracias al uso del agua fría o temperatura ambiente. El agua caliente, aunque diluye el café más rápido, provoca cierto nivel de cocción que da el sabor amargo.
  • Debido a que no hay cambios de temperatura, el cold brew coffee mantiene el mismo sabor durante varios días.
  • Es menos ácido, debido a su proceso de preparación.
  • Usualmente, los cafés fríos a la venta se elaboran con altas cantidades de leche y azúcar, lo que hace al cold brew coffee una mejor opción para los amantes del café de calidad.
  • Es más saludable.
  • A diferencia del café con hielo, el cold brew no se diluye con los hielos.
  • Es muy fácil de preparar en casa.
  • Ahorrarás mucho dinero al no gastar en cafés de marca.
  • La preparación es simple y económica, pero también existen máquinas especiales para realizar este tipo de infusión, para el hogar o de uso comercial.
  • El cold brew coffee puede durar hasta 2 semanas en el refrigerador.

Cuéntanos si ya has probado el cold brew coffee y cuál es tu técnica favorita para prepararlo.

Hasta la vista.

Ver También: