Hierba Del Sapo: Para Qué Sirve, Beneficios, Efectos Secundarios Y Peligros

¿Has oído hablar sobre la hierba del sapo? Pues uno de los principales beneficios de esta hierba es la reducción del colesterol; así también es muy efectiva para el tratamiento de la artritis, la diabetes y otras enfermedades crónicas degenerativas (1).

Por ello a continuación te mostraré los beneficios de esta planta medicinal, sus posibles efectos secundarios y peligros, para que puedas decidir si es para ti.

Cabe destacar que es el uso de plantas medicinales como complemento para el tratamiento de ciertas enfermedades y trastornos de la salud es una práctica popular en México que ha dado buenos resultados.

 

¿Para que sirve la hierba del sapo?

Diferentes instituciones educativas, como la UNAM y la Universidad Autónoma de Chapingo, han llevado a cabo diferentes investigaciones para confirmar las propiedades curativas las plantas medicinales, siendo una de estas la conocida popularmente como hierba del sapo.

La hierba del sapo es nativa de México y pertenece a la familia de Apiaceae. Desde épocas prehispánicas, esta hierba se ha usado para el tratamiento de diversos problemas digestivos, pero sobresalen sus capacidades cicatrizantes y diuréticas.

Es también conocida como un remedio natural para los cálculos o piedras en la vesícula; de hecho es tan efectiva que puede evitar la formación de éstos; pero, ¿cómo puede hacerlo?

Uno de los principales componentes de las piedras en la vesícula es el colesterol. Cuando los niveles de colesterol en la sangre se elevan demasiado, o si nuestro hígado no lo procesa correctamente, se puede romper el equilibrio de la composición de los ácidos biliares.

Esto lleva a una acumulación de colesterol en la vesícula, resultando en la formación de cálculos. La hierba del sapo reduce el colesterol en la sangre y, además, favorece su eliminación de forma natural.

De esta manera puede disminuir y evitar la formación de cálculos en la vesícula (2).

También puede reducir la creatinina, los triglicéridos, los lípidos y el ácido úrico en las personas que padecen de diabetes, sin afectar sus niveles de azúcar en la sangre. También puede disminuir los dolores causados por la artritis y prevenir problemas cardiacos.

Si deseas obtener estos beneficios, puedes incluir la hierba del sapo en tu dieta como complemento natural para el tratamiento médico, pero nunca como una sustitución del tratamiento recomendado por tu doctor.

 

Beneficios de la hierba del sapo

Para entender completamente los beneficios de la hierba del sapo, necesitamos ver cada uno de sus compuestos activos responsables de cada una de sus cualidades.

Flavonoides

Estos son metabolitos secundarios que pueden disminuir los efectos de la oxidación celular en tu cuerpo; de igual manera disminuyen el daño celular provocado por los rayos ultravioleta, protegiendo tus vasos sanguíneos.

Este compuesto que le da color a las plantas tiene propiedades antinflamatorias y puede inhibir el crecimiento de células cancerígenas. Sin embargo, cabe resaltar que aún faltan más estudios que comprueben estas propiedades.

Esteroles

Un esterol es en realidad una variación de los esteroides, cuya forma más popular es el colesterol. No obstante, en las plantas son conocidos como fitoesteroles y tienen una función diferente, ya que se encargan de que tu aparato digestivo no absorba el colesterol.

Calcio

Como todos ya sabemos, el calcio es muy importante para el desarrollo e integridad de nuestros huesos, así como para la contracción muscular, la coagulación de la sangre y el proceso de cicatrización.

Lee también nuestra guía sobre las mejores fuentes de calcio

Hierro

Este mineral esencial para nuestro cuerpo se encarga de generar hemoglobina, compuesto del cual se producen los glóbulos rojos.

Lee también nuestra guía sobre los 15 alimentos ricos en hierro

P-cimeno

Este compuesto orgánico aromático se encarga de tratar y prevenir infecciones.

Saponina

Sapo es una palabra en latín que significa “jabón”. Por lo tanto, la saponina es un glucósido jabonoso, un compuesto característico en ciertas plantas. Es también uno de los principales ingredientes activos de la hierba del sapo, aunque también la más dañina.

La saponina es regularmente usada como depurativo para la sangre o las vías urinarias y como expectorante. Su principal función es la de reducir los niveles de colesterol en la sangre. Sin embargo, puede irritar las células del sistema gástrico, renal y de los bronquios.

Esto puede dar paso a la hemólisis, debido a la división de glóbulos rojos. A causa de este efecto negativo, no se recomienda ingerir esta planta por más de dos meses consecutivos y menos aún sin supervisión médica.

En resumen, al ingerir la hierba del sapo obtendrás los siguientes beneficios:

  • Reduce los niveles de lípidos, triglicéridos, creatinina y de ácido úrico en las personas con diabetes, sin afectar tus niveles de azúcar en la sangre.
  • Previene problemas y enfermedades debido a la disminución del colesterol malo.
  • Disminuye los dolores en articulaciones provocados por la artritis.
  • Disminuye y previene la aparición de cálculos renales y biliares.
  • Disminuye los niveles de colesterol malo en tu sangre.
  • Calma ciertos problemas urinarios.
  • Alivia ciertos dolores musculares.

 

Efectos secundarios, contraindicaciones y peligros de la hierba del sapo

 

Debemos tener en cuanta que la hierba del sapo no es milagrosa y que no puede ser ingerida en las mismas dosis por todas las personas que tienen niveles altos de colesterol.

Sin supervisión médica, los resultados no pueden ser los que esperabas e incluso pueden dañar tu salud, ya que el uso prolongado puede afectar tus riñones. También se han dado casos en los que no tiene efecto alguno.

Para obtener los mejores resultados es importante que lo combines con un tratamiento médico. La hierba del sapo es un drenador hepatorrenal, por lo que debes hablar con tu doctor antes de usarla.

Si la compras sin receta médica, es importante que no lo tomes por más de dos meses porque ingerirlo regularmente puede dañar tus riñones y el hígado. También es posible que algunas personas sean susceptibles y desarrollen una reacción alérgica a la hierba del sapo.

Si compras un suplemento en tabletas, un extracto o té de hierba del sapo, asegúrate de que contenga información sobre sus propiedades, uso y precauciones, en concordancia con el reglamento de Control Sanitario de Publicidad.

No hay estudios que garanticen la seguridad para usar la hierba del sapo durante el embarazo. Si piensas que puedes estar embarazada, no la ingieras ya que puede inducir a contracciones del útero.

Recuerda también que la mitad de los casos de enfermedad vascular cerebral se deben a un control deficiente de enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, triglicéridos o colesterol alto y la diabetes.

Si padeces de estas enfermedades, no tomes la hierba del sapo sin antes consultar con tu doctor.

 

¿Es tóxica la hierba del sapo?

Según un estudio realizado por la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el extracto de la hierba del sapo no mostró ningún efecto tóxico visible de intoxicación en ratones (3).

Después de siete días de observación, los ratones no mostraban signos de intoxicación como salivación, ataxia, pérdida de peso, convulsiones ni alteraciones en sus órganos.

 

¿Dónde comprar la Hierba del Sapo?

Las formas comerciales de la hierba del sapo más comunes son el cuachalalate, la cola de caballo, el enebro, el yumel y los famosos cabellos de elote. También puedes encontrar medicamentos a base de la raíz de la hierba del sapo en polvo.

Debido a su creciente popularidad, las opciones en las que puedes comprar la hierba del sapo han aumentado. Puedes encontrarla fresca o seca, en polvo, en cápsulas, en jarabe, en tabletas y píldoras.

Estos remedios se pueden conseguir sin receta médica en cualquier tienda naturista, en mercados artesanales e, incluso, en algunas instalaciones del sector salud.

 

¿Cómo se toma la hierba del sapo?

La hierba de sapo se suele consumir en infusiones, tisanas o tés. Éstos se preparan remojando las hojas en una infusión, y el tiempo de reposo varia según el padecimiento a tratar, así como su intensidad.

Puedes preparar una tisana para tomar ventaja de las propiedades beneficiosas de la hierba del sapo. Para hacerlo necesitarás:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cola de caballo.
  • 1 cucharadita de hierba del sapo.
  • 1 taza de agua caliente.

Instrucciones

  • Coloca la hierba del sapo en una taza junto con la cola de caballo y agrega el agua caliente.
  • Déjalo reposar durante diez minutos y luego cuela.
  • Bebe de dos a tres tazas al día.

¿Dónde se cultiva la hierba de sapo?

Al ser una planta silvestre y muy adaptable, se puede encontrar en casi cualquier entidad de México.

Una vez germinadas las semillas, verás como crecen las primeras hojitas alrededor de unos 10 días después. Cuando la planta llegue a los 8 cm de altura, podrás trasplantarlas a su nuevo hogar. Podrás ver sus hermosas flores en verano.

La hierba del sapo puede soportar el calor moderado, así como heladas ligeras. Sin embargo, se da más fácilmente en temperaturas templadas. También debes plantarla en un lugar que esté expuesto al sol.

Es una planta muy humilde que no necesita de muchos nutrientes para crecer, pero sí debe tener un buen drenaje porque no se le da muy bien el exceso de humedad. Por lo mismo tampoco necesitará que la riegues muy seguido.

Tampoco es necesario que te preocupes de plantas o enfermedades ya que no suele ser atacada por insectos ni hongos.

Ahora ya conoces todo sobre la hierba del sapo y cómo puede beneficiarte. Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales para que tus amigos también conozcan las cualidades de esta hierba medicinal mexicana.

 

Ver También: