Receta de mojo picón

Hay recetas que son muy tradicionales en algunas regiones y que casi no pueden reproducirse en otros lugares por falta de ingredientes fundamentales. Otro es el caso de las recetas muy clásica y que se pueden reproducir en casi cualquier lugar el mundo, solo que requieren un poco mas de difusión. Tal es el caso del mojo picón, una salsa que se usa para aderezar tanto las tradicionales patatas arrugadas (patatas arrugás), como cualquier tipo de carne o lo que la imaginación nos indique.

receta de mojo piconEsta receta proviene de Islas Canarias, donde se conocen varias versiones de la misma, según los gustos personales.

Por supuesto que es importante conocer el valor nutricional de todo lo que estamos agregando a nuestra dieta. En este caso, vamos a destacar los ajos, los cuales tiene una importancia fundamental en una dieta sana. Si queremos saber con mayor detalles sobre sus valores nutricionales, podemos leer el interesante artículo publicado en nutrition-and-you.com.

Receta de mojo picón

Ingredientes:

  • Una cabeza de ajo, o su equivalente en dientes de ajo, 8 medianos. Si no nos gusta el sabor tan fuerte podemos usar algo menos. Es necesario pelarlos bien y cortarlos pequeños
  • Dos pimientas piconas, tal cual se consigue en las Islas Canarias. Si no es el caso de poder conseguirlas, las sustituimos por dos cayenas grandes
  • Una cucharadita de comino en grano. Solo usaremos molido si no hay más opción, ya que la receta mejora mucho si es en grano
  • Un pimiento  o morrón  rojo de tamaño grande
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Una cucharadita de pimentón picante
  • 20ml de vinagre del que mas nos guste
  • 150 cc de aceite de oliva extra virgen
  • Sal gruesa a gusto

Elaboración clásica del mojo picón:

En un mortero colocamos los ajos, las pimientas piconas, el comino, y el pimiento sin semillas o pepas. Podemos colocar la sal en este momento, pero con cuidado de no ser demasiado generosos. Machacamos con fuerza hasta que quede una pasta bien homogénea. Agregamos el pimentón y seguimos machacando.
De a poco vamos agregando el vinagre y el aceite de oliva extra virgen, de modo que se integren muy bien. Corregimos la sal. Si nos ha quedado demasiado espeso aligeramos con un poco de agua. Se puede dejar en el refrigerador por varios días.

Alternativas del mojo picón

Si no tenemos mortero, se puede hacer en una licuadora o procesadora. Eso si, si tenemos la opción, siempre que el sabor es mejor con mortero de madera.
También se puede hacer con pan frito, lo que agrega calorías pero queda muy bien. Para eso, en una sartén vamos a freír tres rebanadas de pan en un poco de aceite de oliva. Este mismo aceite lo vamos a usar para la receta, que en lo demás es igual a la anterior. El pan se machaca también lo que le da mayor consistencia y por otra parte, agrega bastante sabor al estar frito.

Imagen: wikipedia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here