Penicilina v: para qué sirve, efectos secundarios, dosis y usos

La medicina comprobó que la penicilina V, también conocida como Fenoximetilpenicilina, es efectiva para el tratamiento de infecciones pero también causante de delicados efectos secundarios, que deben ser conocidos por el paciente antes de su empleo.

Lee nuestra guía sobre la persona detrás del descubrimiento y la creación de la penicilina

¿Para qué sirve la penicilina V?

La penicilina V se usa para combatir infecciones producidas por bacterias, no para aquellas virales como el resfriado común. Esta se halla disponible como medicamento genérico en tabletas orales y en solución oral.

¿Cuáles son las advertencias fundamentales respecto al uso de penicilina V?

Será necesario conocer 3 importantes advertencias antes de emplear el medicamento.

1. Reacción alérgica grave

Hay un potencial riesgo de una reacción alérgica grave cuyos síntomas se manifestarán como erupciones en la piel, con o sin ampollas, fiebre, malestar, dolor en las articulaciones e hinchazón de garganta, lengua o boca.

Será necesario llamar al médico o asistir de emergencia a un centro de control de intoxicaciones, si el paciente tiene síntomas severos o sufre una reacción alérgica al consumo de penicilina V.

Ingerir nuevamente el antibiótico tras superar una reacción alérgica a este será peligroso.

2. Diarrea severa

La penicilina V podría causar un severo cuadro diarreico durante y después de su empleo. La diarrea sería consecuencia de una infección intestinal ocasionada por la bacteria, Clostridium difficile.

Será necesario llamar al doctor o asistir a un centro médico si se presenta una diarrea acuosa o sanguinolenta, acompañada o no por calambres estomacales y fiebre.

Lee nuestra guía sobre la diarrea con sangre: Causas y tratamiento

3. Uso de la prescripción

Será determinante concluir todas las prescripciones de penicilina V aun si hay una mejoría. Omitir dosis o interrumpir el ciclo del tratamiento, además de afectar la efectividad del antibiótico, podría fortalecer las bacterias que producen la infección, haciendo que la persona no responda bien a la penicilina V y a otros antibióticos en el futuro.

¿Qué es la penicilina V y para qué se usa?

La penicilina V es un medicamento con receta médica capaz de combatir las siguientes infecciones por bacterias:

  • Infecciones por estreptococos del tracto respiratorio superior, escarlatina y erisipela.
  • Infecciones por neumococos del tracto respiratorio superior.
  • Infecciones por estafilococos en la piel y los tejidos blandos.
  • Infección de la parte media de la garganta.
  • Prevención de fiebre reumática y fiebre de Corea menor.

El medicamento puede ser recetado como parte de una terapia combinada con otros fármacos.

¿Cómo funciona la penicilina V?

La penicilina V integra el grupo de los antibióticos. Sus componentes activos impiden la multiplicación de las bacterias eliminando el foco que causa la infección. Emplearla en un resfriado común, además de infructuoso, provocaría efectos secundarios.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la penicilina V?

Los efectos secundarios de este antibiótico se clasifican en comunes y graves.

Efectos secundarios comunes

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Malestar estomacal.
  • Lengua negra vellosa o pilosa.

Estos suelen desaparecer en pocos días, máximo dos semanas. El paciente llamará al médico o asistirá a un centro asistencial si no desaparecen o pasan de leves a intensos.

Efectos secundarios graves

Reacción alérgica:

  • Erupción cutánea con o sin ampollas.
  • Fiebre, malestar general y dolor en las articulaciones.
  • Hinchazón de la garganta, lengua o boca.

La penicilina V está prohibida en personas que hayan sufrido una reacción alérgica al medicamento o con cualquier otro tipo de penicilina. Volver a administrarla podría ser mortal.

El paciente con una alergia severa conocida como, anafilaxis, podría sufrir una reacción más grave con el empleo del fármaco. Los síntomas de esta son hinchazón de garganta, dificultades para tragar, respirar y respiración sibilante.

A los efectos secundarios graves se suman la fiebre y diarrea acuosa o sanguinolenta con o sin calambres estomacales.

Será necesario llamar al doctor o asistir de emergencia a un centro médico con algunas de estas respuestas adversas delicadas o si lo síntomas resultan más peligrosos.

No se descartan otros efectos secundarios graves. Esta posibilidad será valorada por el médico según el historial de salud del paciente.

¿La penicilina V puede interactuar con otros medicamentos?

Sí. El antibiótico puede interactuar con otros medicamentos, suplementos, vitaminas y hierbas medicinales.

Una interacción ocurre cuando un medicamento afecta el rendimiento de otro, ocasionando también posibles efectos dañinos en la salud. Para evitar estas consecuencias, el médico tiene que conocer y manejar cuidadosamente todos los medicamentos recetados al paciente.

Será necesario informar al doctor sobre todo lo consumido, medicamentos, vitaminas, suplementos y hierba. Con ello el especialista será el que determine cómo la penicilina V podría interactuar con estas sustancias ingeridas.

¿Hay otras advertencias de importancia con la penicilina V?

Sí. Personas con determinadas condiciones de salud y puntuales grupos de individuos también deben ser advertidos sobre al uso de la penicilina V.

Asmáticos: una condición asmática incrementará el riesgo de sufrir una reacción alérgica grave a la penicilina V. Sus síntomas incluyen hinchazón de garganta, dificultades para tragar, respirar y una respiración sibilante.

Personas con problemas renales: pacientes con problemas renales o historial de enfermedad renal quizás no puedan eliminar correctamente el antibiótico del organismo. El almacenamiento de este en el cuerpo favorecerá o potenciará la aparición de efectos secundarios.

Embarazadas: la medicina no ha determinado si la penicilina V es efectiva y segura para las embarazadas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos tampoco ha categorizado al medicamento respecto al embarazo.

La penicilina V será prescrita durante el embarazo solo si sus posibles beneficios son mayores que los potenciales riesgos para el feto. Será necesario informar al doctor si se está embarazada o se planea quedar en estado.

Lactancia: el medicamento puede pasar a la leche materna provocando efectos secundarios al bebé durante la lactancia. El médico decidirá entre parar la lactación o suspender el tratamiento.

Personas mayores: la función renal de adultos mayores puede ser débil por el desgaste de los riñones, lo que atrasaría el procesamiento y expulsión de medicinas y otras drogas. Este almacenamiento favorecerá la aparición de efectos secundarios.

Niños: la medicina no ha sido estudiada en menores de 12 años, por lo que no debe suministrarse.

¿Cómo se toma la penicilina V?

La dosificación y frecuencia del medicamento dependerá de la edad, gravedad y condición a tratar, otras condiciones de salud y reacción del paciente a la primera dosis.

La siguiente información solo es referencial. No sustituye al programa de dosificación y frecuencia de uso establecido por un médico.

Dosificación para infección estreptocócica

Dosis para mayores de 18 años

  • De 125 a 250 mg cada 6 a 8 horas durante 10 días.

Dosis para niños y adolescentes de entre 12 a 17 años

  • De 125 a 250 mg cada 6 a 8 horas durante 10 días.

Dosificación para la infección neumocócica de las vías respiratorias superiores

Dosis para mayores de 18 años

  • De 250 a 500 mg cada 6 horas hasta superar la fiebre y por al menos 2 días.

Dosis para niños y adolescentes de entre 12 a 17 años

  • De 250 a 500 mg cada 6 horas hasta superar la fiebre y por al menos 2 días.

Dosificación para infección estafilocócica de la piel o tejidos blandos

Dosis para mayores de 18 años

  • De 250 a 500 mg cada 6 a 8 horas.

Dosis para niños y adolescentes de entre 12 a 17 años

  • De 250 a 500 mg cada 6 a 8 horas.

Dosificación para la prevención de la fiebre reumática y la fiebre de Corea menor

Dosis para mayores de 18 años

  • De 125 a 250 mg dos veces al día.

Dosis para niños y adolescentes de entre 12 a 17 años

  • De 125 a 250 mg dos veces al día.

Dosificación para infección de orofaringe (fusospirochetosis)

Dosis para mayores de 18 años:

  • De 250 a 500 cada 6 a 8 horas.

Dosis para niños y adolescentes de entre 12 a 17 años

  • De 250 a 500 cada 6 a 8 horas.

¿Qué sucede si no se toma según lo prescrito?

Incumplir el plan médico prescrito podría implicar graves riesgos a la salud.

Si interrumpes el uso del medicamento o no lo tomas en absoluto

No solo no mejorará, el cuadro infeccioso podría empeorar con interrumpir o suspender el tratamiento con penicilina V. El paciente terminará todas sus dosis aun después de sentirse mejor.

Si olvidas una dosis o no tomas el medicamento según el programa

El organismo debe tener al menos una cantidad mínima del antibiótico para que este funcione correctamente. Olvidar una dosis disminuirá la efectividad o cortará por completo los efectos de la penicilina V.

El paciente tomará la dosis olvidada apenas la recuerde, no si la siguiente dosificación está próxima en el horario de tratamiento. Nunca tomar dos cantidades para compensar pues se estaría en riesgo de una sobredosis.

Si tomas demasiado

La alta cantidad del medicamento en el organismo podría ser riesgoso. Una sobredosis de penicilina V incluirá diarrea, náuseas y una infección bucal con los siguientes síntomas:

  • Lesiones de aspecto blanco y cremoso parecidas al queso cottage.
  • Boca seca.
  • Vómitos.
  • Lengua negra y vellosa.

Será necesario llamar al médico o asistir al centro de control de intoxicaciones si hay sospecha de sobredosis de penicilina V o si se manifiestan síntomas graves.

¿Cómo puedo saber si la penicilina V está funcionando?

El paciente sabrá que la penicilina V funciona al notar mejoría en los síntomas e infección.

¿Hay otras consideraciones a tener en cuenta con la penicilina V?

Sí. El paciente considerará los siguientes aspectos si el médico receta el medicamento.

General

La penicilina V se consumirá con el estómago vacío al menos una hora antes o dos horas después de las comidas. La tableta puede ser aplastada o cortada para su ingesta.

Almacenamiento

  • El medicamento se guardará a temperatura ambiente entre 15 a 30 °C (68 – 77 °F).
  • El envase debe estar y mantenerse bien cerrado.
  • El antibiótico se guardará en un lugar limpio y seco, evitando áreas húmedas como baños.

Resurtido

El médico seguramente escribirá en la receta la cantidad de surtidos autorizados. No será necesario un nuevo récipe para comprar nuevamente el medicamento.

Viajes

  • El paciente llevará consigo el medicamento en un bolso de mano durante sus viajes.
  • Los sistemas de rayos x de los aeropuertos no dañan el antibiótico.
  • El paciente llevará la prescripción que podría ser solicitada por los funcionarios aeroportuarios.
  • La penicilina V no se guardará en la guantera del coche ni dentro del mismo, sobre todo en temporadas calurosas o muy frías.

¿Cuál es el monitoreo clínico del uso de penicilina V?

El médico solicitará un examen de sangre para identificar cómo trabajan los riñones del paciente y con ello decidir si mantiene o reduce la dosis de penicilina V.

¿Hay alguna otra alternativa?

Sí. Otros medicamentos funcionarán para el tratamiento de las condiciones referidas en este artículo, siendo algunos más convenientes que otros. El paciente hablará con el médico sobre cuál escoger.

Nota final

Este contenido ha sido elaborado tomando como base la información más actualizada sobre la penicilina V, pero de ningún modo reemplaza la prescripción autorizada y recomendaciones de un médico.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan qué es y los efectos secundarios de la penicilina V.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here