Receta de sopa de mariscos

De todas las recetas hay muchas versiones, cada uno va haciendo un aporte o una interpretación que a la larga lleva a tener cientos de recetas para un mismo plato. Claro que en el caso de la sopa de mariscos, las interpretaciones personales y variantes regionales son tantas que de última son platos que terminan no pareciéndose en mucho. Por ejemplo, hay versiones de la sopa de mariscos  con varios tipos de pescado, algunas solo con un pescado y otras solo con mariscos. En nuestro caso de sopa de mariscos, veremos una receta sin pescado, por lo que es bastante más tradicional.

Receta de sopa de mariscosBuena parte del interés de esta receta de sopa de mariscos, es para introducir los mariscos a nuestra dieta y no por un motivo banal. No se trata simplemente de ampliar nuestros gustos, los mariscos son una excelente fuente de proteínas de alto valor (esto se refiere a que contiene aminoácidos esenciales), abundantes minerales y grasas poli saturadas, por lo que son muy saludables. Por otra parte, son muy poco calóricos, lo que aumenta el atractivo. Por más información, podemos leer seafoodhealthfacts.org.

Receta de sopa de mariscos

Ingredientes:

  • 200 gramos de almejas lavadas y peladas
  • 200 gramos de mejillones lavados y pelados
  • 200 gramos de gambas (camarones)
  • Una cebolla grande cortada bien pequeña
  • Dos tomates lavados, pelados y cortados pequeños
  • Dos rodajas de pan
  • Dos dientes de ajo
  • Tres hojas de laurel
  • Un ramito de perejil lavado y picado
  • Azafrán
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Agua y sal en cantidad necesaria

Elaboración de la sopa de mariscos:

Vamos a hervir en 3 tazas de agua las cabezas y las pieles de los camarones (gambas), junto con el laurel, perejil, pimienta, aceite de oliva y sal. Dejamos hervir a fuego suave, un mínimo de media hora. Si nos ha quedado un resto de pescado lo agregamos a este caldo.
En un recipiente adecuado vamos a rehogar la cebolla y los ajos. Agregamos los tomates y dejamos que se deshagan un poco. Cuando ya esta pronto agregamos las rodajas de pan, y deshacemos bien con una espátula o cuchara de madera.
Colamos el caldo y volvemos a introducirlo en la cacerola. Agregamos a lo anterior las cebollas con los tomates, ajos y pan.
Finalmente agregamos todos los mariscos y el azafrán. Dejamos cocinar 15 minutos.
Solo nos resta corregir la sal y ya podemos servir.

Variantes:

Si nos ha quedado algo de pescado, perfectamente lo podemos agregar a esta sopa, tanto en el caldo, como hemos visto, como triturado junto con los mariscos. Dependiendo del tipo de pescado aporta mucho sabor.
Si queremos hacer una versión rápida y muy simple, vamos a usar un caldo de los que vienen preparados, y los mariscos en conserva. También podemos comprar mariscos congelados.
Hay quienes hacen una versión que realmente es muy sabrosa, agregando nata al final de la cocción (no hay que dejarla hervir) lo que la da otra textura y sabor.

Imagen: thepearlonion

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here