Repelentes caseros para mosquitos

Los mosquitos no solo son una desagradable molestia que aparece todos los veranos. El problema es que en muchos casos pueden amenazar nuestra salud. Existen enfermedades que se contagian por su picadura, existen alergias que pueden ser muy serias y las lesiones de rascado debido a la comezón que producen, se pueden infectar. Por lo tanto, no se trata solamente de evitarnos esa molestia nocturna de sentir su zumbido cuando queremos dormir, se trata de preservar nuestra salud y la de nuestra familia. Claro que la forma de combatirlos en muchos casos implica también un riesgo, ya que existe una importante toxicidad en esos venenos que se emplean. Sin embargo, todo cambia si utilizamos repelentes caseros para mosquitos, muy simples de hacer y económicos, pero no menos efectivos y sin toxicidad.

Repelentes caseros para mosquitosComo todos hemos notado, hay personas que no los pican nunca los mosquitos y otros que parecen tener un imán para estos insectos. Sea por el sudor o por su sangre, existe un atractivo especial. Por ese motivo, hay repelentes o medidas personales que vamos a tomar para evitar los mosquitos y por otra parte, veremos repelentes ambientales, que nos van a servir especialmente para quitarlos de nuestro hogar.

Repelentes personales contra los mosquitos

1.- Repelente de aceite de oliva y canela.

Veremos una receta básica, pero que admite muchas variantes que también vamos a desarrollar. Simplemente esta primera receta es mi preferida y es muy sana para la piel.

Vamos a mezclar dos cucharadas de aceite de oliva (de buena calidad, ya que lo vamos a aplicar en la piel), con 20 gotas de aceite esencial de canela. A

quí viene la primera variante: en lugar de canela podemos usar citronela, limón, eucalipto o recino (esta última opción solo para quienes tengan un gusto especial por ese aroma, que no es muy agradable para la mayoría). Se aplica directo sobre la piel, se repone cada vez que nos bañamos (playa, piscina, etc.) o si hemos traspirado mucho. Lo ideal es guardarlo siempre en un recipiente en un sitio fresco, sobretodo si hemos hecho mayor cantidad. Hay que tener cuidado de no ponerlo en contacto con los ojos y boca. Es sumamente efectivo.

2.- Repelente de vodka y limón.

Esta receta es muy similar a la anterior, pero en lugar de aceite de oliva vamos a usar vodka (por su alta graduación alcohólica) y la misma cantidad de gotas de aceite de limón (20). Como en la receta anterior, podemos usar en lugar de limón canela, o citronela, etc. Se almacena y se aplica igual que la de aceite de oliva.

3.- Repelente de aceite de oliva o de vodka, con aromás y protector para la piel.

Esta es una variante de cualquiera de las dos recetas anteriores. Simplemente tenemos que agregar un poco de aloe vera a la receta. Para eso, vamos a tomar una hoja, le quitamos las espinas de los lados, el resto de la piel y conservamos esa gelatina interior. La mezclamos en cualquiera de las dos recetas y aplicamos. La piel quedará no solo sin mosquitos, sino que sumamente sana e hidratada.

4.- Repelente de manzanilla.

Este es el repelente más simple de hacer. Si tenemos manzanilla en casa, es el más económico. Solo debemos dejar macerar unos 250 gramos de manzanilla en medio litro de agua. Hay que másajear la piel expuesta con esta solución.

5.- Repelente de lavanda.

Este repelente también tiene la ventaja de mantener la piel hidratada. Recordemos que el problema de los mosquitos ocurre en verano, por lo que mantener la hidratación de la piel es importante. Vamos a necesitar una crema humectante y aceite de lavanda. Mezclamos 200 gramos de crema humectante con 100 ml de aceite de lavanda. Se aplica sobre la piel, recordando reponer cada cierto tiempo.

6.- Repelente de almendras, albahaca y geranio.

Esta receta es especialmente recomendada para los niños. El aroma es sumamente agradable. Vamos a mezclar 100 ml de aceite de almendras con 18 gotas de esencia de albahaca y 18 gotas de esencia de geranio. Se mezcla muy bien y se aplica directamente sobre la piel, reponiendo cada vez que es necesario.

7- Repelente de citronela.

Se puede decir que pocas cosas molestan más a los mosquitos que la citronela. Este repelente es más que efectivo y muy simple. Solamente debemos aplicar sobre la piel aceite de citronela, directamente o con una toallita.

Repelentes ambientales contra los mosquitosrepelente mosquitos

1.- Repelente de ajo.

Este es el más efectivo de todos los repelentes ambientales, pero no a todos les gusta mucho. Se prepara muy fácil: cortamos pequeños varios dientes de ajo, y dejamos macerar en agua. Cuanto mayor sea la concentración más efectivo va a ser. Dejamos varias horas y pasamos a un recipiente con atomizador (spray). Se aplica directamente en todas las esquinas de las habitaciones, zócalos, bordes de puertas y ventanas. En el caso de puertas y ventanas es necesario ser muy enfáticos, así evitamos que entren. Las cortinas son un buen lugar para aplicar con abundancia.

2.- Albahaca.

En cada ventana vamos a colocar unas cuantas plantas de albahaca. Los mosquitos simplemente no soportan el aroma de la albahaca y no entran a las habitaciones que tienen este perfume.

3.- Menta.

Al igual que la albahaca, el fuerte olor de la menta no es del agrado de los mosquitos. Si colocamos unas cuantas plantas en las ventanas y en el jardín, seguramente los mosquitos van a preferir ir a otros lugares. Lo ideal es mezclar ambos: una planta de albahaca y una de menta, alternadas entre si.

4.- Eucaliptus.

Se prepara un muy buen repelente con 250 gramos de hojas de eucaliptus y un litro de agua. Vamos a hervir esta mezcla, dejamos reposar y una vez que se ha enfriado, lo aplicamos con un atomizador en el borde de todas las ventanas y puertas. La ventaja de este sistema es que no solo repele los mosquitos, sino que perfuma muy agradablemente nuestro hogar.

Imagen: earchamelia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here