Tartar de atún

El tartar de atún rojo es un plato delicioso, atractivo a la vista y sumamente interesante desde el punto de vista nutricional. La carne de atún rojo tiene un colorido tan intenso que recuerda la carne de ternera a la vista, es muy tierno en cuanto a su consistencia, y si bien su sabor es muy definido e inconfundible, no resulta demasiado intenso como para que deba limitarse a un grupo pequeño. En otras palabras, es una carne deliciosa que tiene una excelente aceptación. Saber preparar un buen tartar de atún solo requiere de prestar atención a los detalles, que tampoco son muchos. Por último, si bien esta carne es un poco cara, se usa una cantidad relativamente pequeña, por lo que es accesible.

Tartar de atún

Receta de tartar de atún

Ingredientes:

  • 300 gramos de lomo alto de atún rojo. Se puede hacer con otros cortes, pero con el lomo alto queda excelente
  • Un tomate mediano
  • Un aguacate maduro o palta
  • Ralladura de una lima o limón
  • Una cebolla
  • Sal y pimienta a gusto
  • Vinagre balsámico a gusto

Para la vinagreta:

  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Cuatro cucharadas de salsa de soja
  • Una cucharada pequeña de mostaza
  • Una cucharada pequeña de vinagre de jerez

Elaboración:

Cortamos el lomo de atún rojo en cubos, mezclamos con la ralladura de lima o limón, agregamos un poco de sal y pimienta. Reservamos en el refrigerador, bien tapado.
En un recipiente adecuado, de preferencia con tapa, vamos a mezclar todos los ingredientes de la vinagreta (aceite de oliva, salsa de soja, mostaza y vinagre de jerez), cuidando de mezclar muy bien. Lo ideal es colocar la tapa y agitar hasta que la emulsión sea perfecta. Cortamos la cebolla bien pequeña y reservamos.

Lavamos y secamos bien el tomate. Cortamos en dos mitades para poder retirar con facilidad todas las semillas. Con lo que ha quedado del tomate, vamos a cortarlo en cubos cuidando que sean bien parejos.
Procedemos de igual forma con el aguacate o palta. En lo personal prefiero retirarle la piel, cortamos en dos y sacamos las semillas. Lo que ha quedado lo cortamos en cubos de igual tamaño a los que hemos cortado del tomate.
Mezclamos ambos ingredientes, pero evitando que se dañen los cubos, que deben quedar perfectos.

Aquí viene el primer detalle que nos garantiza el éxito de la receta: vamos a cubrir nuestro atún con la vinagreta, pero sin dejarlo marinar. Son solo unos pocos minutos.
Siguiente detalle fundamental, montar bien el plato. Para eso vamos a necesitar un aro de cocina. En primer lugar vamos a colocar el tomate con el aguacate mezclado (por lo tanto será lo que quede en la base). A continuación el atún con su vinagreta, y sobre el la cebolla cortada bien pequeña.
Para finalizar pintamos con un poco de vinagre balsámico el sector superior. Se sirve inmediatamente. Hay que advertir que por la cebolla cruda, el sabor es intenso.

Imagen: foodrepublic

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here