Los 6 tipos de depresión: ¿Cuál es la diferencia entre cada uno?

 

La depresión es un trastorno que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la principal causa de discapacidad personal (1).

Se sabe que 150 de las 300 millones de personas que están deprimidas no tratan su condición, pese a conocerse métodos efectivos para atenderla médicamente y evitar sus consecuencias, algunas mortales.

Tipos de depresión

Aunque no hay un consenso sobre la clasificación, se conocen 6 trastornos depresivos. Conozcámoslos.

1. Depresión mayor

Caracterizada por una severa pérdida de interés en aspectos de la vida que antes importaban y agradaban, con un estado anímico apático o triste. Junto con la ansiedad es el trastorno mental más frecuente.

Las personas con depresión mayor que antes eran sociales comienzan a aislarse, a dormir mal y a comer menos. Pierden la iniciativa, son pasivas y con frecuencia, desesperanzadas e indefensas.

Paralelo a esto se manifiestan síntomas de deterioro en el enfoque y la memoria. También ocurren episodios de irritabilidad, impulsividad y agresividad.

2. Trastorno bipolar

Se distingue por la alternancia de fases maníacas con fases depresivas. Los adultos jóvenes son la principal población afectada.

El hombre o la mujer está de buen humor, alegre, hiperactivo, exaltado o eufórico, durante la fase maníaca o “alta”; durante la etapa depresiva o “baja”, se pone triste, inhibido y con pensamientos negativos.

El trastorno bipolar también se conoce como psicosis maníaco-depresiva.

3. Trastorno distímico

La distimia se caracteriza por una depresión leve pero constante.

Los episodios del también llamado trastorno depresivo persistente, son menos intensos que en la depresión mayor, pero más constantes. Se cree que es genético.

4. Trastorno ciclotímico

La ciclotimia es una forma de trastorno bipolar leve. Quienes la sufren experimentan cambios de humor que pueden parecer extremos dentro de un rango normal.

A los episodios hipomaníacos con alta energía y ánimo elevado, le siguen de desgano o tristeza que no califican como eventos depresivos mayores.

5. Depresión posparto

Compleja combinación de cambios físicos, emocionales y conductuales, después de dar a luz.

Su principal característica es una depresión de leve a moderada si descartar que sea severa. A las mujeres se les altera el sueño y el apetito.

Se estima que la depresión postparto afecta al 10 % de las mujeres que dan a luz. Sus síntomas duran desde pocas semanas hasta un año.

6. Trastorno afectivo estacional

La depresión estacional o invernal se manifiesta a finales de otoño y durante el invierno. No se descarta que ocurra los últimos días de la primavera y comenzando el verano.

Es un trastorno más frecuente en las regiones con las estaciones más marcadas. Se cree que es una respuesta cerebral a la falta o exceso de luz solar.

Sus síntomas se parecen a los de la depresión pero con una somnolencia añadida. Los tratamientos con luz fluorescente son efectivos en estos casos.

La depresión no debe ser subestimada. Busca ayuda profesional cuanto antes si tienes sus síntomas, pues la enfermedad mental tiene cura.

Síntomas de depresión

La enfermedad mental afecta más a las mujeres y tiene las siguientes características (2).

  • Tristeza
  • Falta de autoestima
  • Sentimientos de culpa
  • Falta de concentración
  • Sensación de desgano y fatiga
  • Desórdenes con el apetito y el sueño
  • Pérdida de interés y de placer por emprender tareas

La depresión puede hacerse crónica y afectar el desempeño personal, familiar, social, escolar y laboral. En el peor de los escenarios, inducir a pensamientos suicidas.

El trastorno se superará con terapias psicológicas y sin ingesta de fármacos, siempre que sea leve. Los medicamentos sí serán necesarios con un estado emocional de moderado a grave.

Se estima que las 150 millones de personas depresivas que no tratan su condición, no lo hacen por inconciencia sobre su estado de salud, carencia de recursos económicos o falta de personal especializado.

Causas de la depresión

El trastorno se manifiesta diferente en hombres y mujeres, por edades, rasgos culturales y otras variables sociodemográficas.

Un adolescente deprimido muestra signos diferentes a los de un adulto con el mismo problema.

La causa de depresión de una persona puede ser indiferente para otro individuo, que podría estar deprimido por un problema que no afectaría a ese otro hombre o mujer.

Son casos únicos e individuales. No existe una lista de etapas continuadas que puedan experimentarse.

Algunas causas vinculadas al trastorno son:

  • Estilo de vida
  • Rasgos personales
  • Predisposición genética
  • Experiencias de vida que han marcado psicológicamente

La depresión es un trastorno episódico de días, semanas, meses y años de duración y con periodos intermedios de relativa normalidad.

Si sospechas tener síntomas depresivos busca ayuda especializada, principalmente, un psicólogo.

Las señales que advierten un episodio depresivo generalmente son confundidas por un mal momento o día. También se cree con frecuencia que se puede superar el bajón anímico con consejos o que este es síntomas de debilidad.

Esta enfermedad mental es mucho más compleja; subestimarla y no tratarla a tiempo conllevará potencialmente a años de sufrimiento y vidas destrozadas, tanto para la persona como para su familia y amigos.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también adviertan los síntomas del trastorno y conozcan sus 6 niveles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here