Verrugas genitales: síntomas, causas, tratamiento y complicaciones

¿Qué son las verrugas Genitales?

Las verrugas genitales son abultamientos anormales suaves en los genitales. Es una infección de transmisión sexual (ITS), causado por el VPH (virus de papiloma humano.

Estos abultamientos de piel causan incomodidad, dolor, y escozor. Son especialmente peligrosos para la mujer ya que ciertos cepas del virus del VPH pueden causar también algunos tipos de cáncer como el del cérvix y el de la vulva.

¿Cuáles son los síntomas de las Verrugas Genitales?

Las verrugas genitales puede o no que sean visibles al ojo humano. Pueden ser pequeñas y de color piel o ligeramente oscuras.

La punta del abultamiento puede parecer un poco a la coliflor y podría dar una sensación muy suave o un poco rasposa al tacto.

Las verrugas genitales en hombres pueden aparecer:

  • Escroto
  • Pene
  • Muslos
  • Ingle
  • Perineo (la región cercana al ano)

En las mujeres se encuentran:

  • En la parte externa del ano o la vagina
  • En la parte interna del ano o la vagina
  • En el cuello del útero o cérvix

Las verrugas genitales pueden también salir en la boca, los labios, la garganta o la lengua de todo aquella persona que haya tenido un contacto en la zona de una persona que tiene verrugas genitales.

Aun si no puedes ver las verrugas genitales pueden causarte síntomas como flujo vaginal, escozor, sangramiento o ardor. Si este problema se propagan o crecen, el trastorno puede ser muy doloroso e incómodo.

¿Qué causa las verrugas genitales?

Existen más de 41 tipos del Virus del Papiloma Humano que pueden afectar específicamente la región genital.

Sin embargo, de acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades (CDC), el 90% de las verrugas genitales son causadas por el VPH 6 o VPH 11. (CDC, 2011)

El virus VPH se contagia principalmente a través de contactos piel a piel, es una ETS (enfermedad de transimisión sexual). Las personas con vida sexual activa se encuentra en riesgo de contagio de VPH.

Según la Academia Americana de Dermatología (ADD), casi la mitad de las personas sexualmente activas han tenido algún tipo de infección por VPH, aunque es más común en personas menores de 30 años. (AAD)

¿Cuáles son las complicaciones del VPH?

VPH es la causa principal de cáncer cervical (cáncer de cérvix, el cual es la parte baja del útero) y puede causar cambios precancerosos en las células del cérvix (Displasia).

Otros tipos de VPH pueden causar cáncer en la vulva (los órganos externos de la mujer), así como cáncer anal y en el pene.

¿Cómo se diagnostican las verrugas genitales?

Tu médico te hará un examen físico de las áreas donde sospeches que se estén desarrollando verrugas. Debido a que las verrugas pueden estar muy profundas dentro del cuerpo de la mujer, tu médico tal vez necesite realizarte un examen pélvico también.

Tu doctor podría aplicar una solución ligeramente ácida, la cual ayuda a hacer que las verrugas sean más visibles.

El médico también podría tomar una muestra de tu cérvix con la finalidad de obtener células (citología vaginal o prueba de Papanicolaou). Dichas células pueden ser examinadas para encontrar presencia de VPH.

Ciertos tipos de VPH pueden causar resultados anormales en la citología vaginal lo cual podría indicar cambios precancerosos. Si tu doctor detecta estas anomalías, podría sugerirte chequeos más frecuentes para monitorear estos cambios.

Tu doctor también te hará preguntas sobre tu salud e historia sexual. Esto incluye síntomas que has padecido y las veces que has tenido sexo sin protección, incluyendo sexo oral.

Si te preocupa haberte contagiado de alguna forma de VPH del cual se conozca que pueda producir cáncer cervical, tu médico puede realizar una prueba de ADN. La misma determinará cual cepa de VPH tienes en tu organismo.

¿Cuál es el tratamiento para las verrugas genitales?

Mientras que las verrugas genitales que son visibles a simple vista en unos meses, el virus continua ahí dentro de tu sangre. Puede que sufras de varios brotes de verrugas genitales varias veces en tu vida.

Es muy importante que trates los síntomas de las verrugas genitales, así ayudas a prevenir el contagio con otras personas.

Este tipo de padecimiento se puede transmitir a otras personas aun cuando no estén visibles o se presenten otros síntomas.

Tal vez desees dar tratamiento a las verrugas genitales para quitar los síntomas molestos o minimizar su apariencia. No es posible quitar las verrugas genitales aplicando tratamientos ordinarios o removedores de verrugas genéricos.

Tu médico puede prescribirte tratamientos tópicos para verrugas, los cuales incluyen:

  • Imiquimod (Aldara)
  • Podofilina o podofilox (Condylox)
  • Ácido tricloroacético (TCA)

Si las verrugas genitales no se quitan con el paso del tiempo, tal vez requieras de cirugía para removerlas. Tu médico puede congelar, quemar, pasarle láser o cortar las verrugas.

Ciertos tipos de VPH que causan verrugas genitales están también asociados con cáncer cervical y cambios precancerosos en el cérvix.

Las mujeres que han sido diagnosticadas con verrugas genitales tal vez necesiten hacerse una citología vaginal cada 3 o 6 meses después del tratamiento inicial para monitorear cualquier cambio en el cérvix.

¿Cómo prevenir las verrugas genitales?

Una vacuna de VPH llamada Gardasil puede proteger a hombres y mujeres de las cepas más comunes del VPH que pueden causar las verrugas genitales y pueden también proteger de algunas cepas del VPH que están vinculadas al cáncer cervical.

Una vacuna llamada Cervarix está disponible también. Esta vacuna protege del cáncer cervical, pero no de las verrugas genitales.

Según la Clínica Mayo, el Comité de Concejales sobre Prácticas de Inmunización recomienda vacunas anti VPH para niños y niñas entre los 11 y 12 años. (Clínica Mayo, 2012)

Sin embargo, hombres y mujeres de hasta 26 años pueden recibir la vacuna anti VPH. Estas vacunas deben ser recibidas antes de comenzar a ser sexualmente activos, ya que son más efectivas antes de que la persona sea expuesta al VPH.

En adición a la vacuna, usar un condón cada vez que tengas sexo puede reducir el riesgo de contraer verrugas genitales.

Referencias

verrugas-genitales