Dieta de la manzana de tres días

Existen varias dietas de la manzana, algunas de más duración que otras. La dieta de la manzana de tres días entra dentro las dietas consideradas desintoxicantes para nuestro organismo, además de llevarnos a perder peso. Tanto esta versión de la dieta de la manzana como cualquier otra dieta, siempre deben ser precedidas por una visita al médico para confirmar si estamos en condiciones de realizarla. Por supuesto que no se recomienda esta dieta de la manzana para embarazadas o niños. Todas las personas que están bajo tratamiento médico o padecen de alguna enfermedad crónica, deben ser especialmente estrictos en no comenzar una dieta sin la aprobación de su médico de confianza. No quiere decir que no se pueda hacer, simplemente que se deben considerar las situaciones particulares.

Dieta de la manzana

Para la dieta de la manzana de tres días, podemos usar tanto manzanas verdes como rojas, a gusto de quien realice la dieta. Si bien se pueden consumir sin cáscara o piel, es mejor incluirlas, ya que aportan una cantidad importante de fibras. Las mismas nos brindan mayor saciedad y normalizan el tránsito intestinal. Durante esta dieta se recomienda mantener una buena hidratación, bebiendo al menos dos litros de agua al día. Otra recomendación especial es realizar una caminata diaria de al menos una hora, para potenciar los buenos efectos de la misma. Con esta dieta se pueden perder tres kilos en tres días. No se puede prolongar más de este plazo. En caso de querer hacerlo existen otras dietas con manzana más prolongadas.

Ver también

Dieta de la manzana de tres días, paso a paso

Día uno

1. Desayuno. Un vaso de jugo de manzana y una manzana fresca (verde o roja)
2. Almuerzo. Un vaso de jugo de manzana, manzanas frescas de diferentes tipos y bastante agua
3. Merienda. Una manzana fresca y jugo de manzana.
4. Cena. Al igual que el resto del día, jugo de manzana y manzanas. Se puede comer ralladas para dar un poco de variedad.

Día dos

1. Desayuno. El mismo que en el día uno.
2. Almuerzo. Ensalada de lechuga, tomate y zanahoria rallada. Por supuesto que además de la ensalada, un vaso de jugo de manzana y una manzana.
3. Merienda. Igual que el día uno, pero podemos, para variar en algo, licuar la manzana.
4. Cena. Igual que el día anterior, manzanas de las variantes que mas nos gusten.

Día tres

1. Desayuno. El desayuno sigue siendo el mismo del primer día.
2. Almuerzo. Manzana y jugo de manzana, pero esta vez no van solas. Se agrega una porción de arroz y un huevo cocido.
3. Merienda. La merienda sigue siendo la misma, pero ya falta poco para terminar, por lo que no va a resultar aburrido.
4. Cena. Nuevamente, manzana y jugo de manzana. Esta vez se le agrega además la ensalada de lechuga y tomate (similar al almuerzo del día anterior pero sin zanahoria)

Ver también:

Una vez que hemos culminado la dieta, se recomienda continuar con el hábito de comer manzanas, ya que aportan vitaminas, fibras y agua, pero muy pocas calorías.

Imagen: weightlossdietsolutions


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here