Aceite de jojoba, qué es y para que se usa

El aceite de jojoba es una maravilla que la naturaleza nos brinda, y que tiene múltiples usos, como veremos más adelante, especialmente en lo que refiere a belleza y cuidados de la piel y del cabello. En los últimos años se lo nombra mucho como componente fundamental de tratamientos para el cabello, pero es excelente también para la piel. Se elabora con la semilla de Simmondsia Chinesis, una planta que crece naturalmente en el sur de Estados Unidos y el norte de Méjico. Los indígenas de esa región utilizan este aceite desde hace mucho tiempo, con excelente resultados.

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba prensado naturalmente tiene un color dorado muy brillante, cuando se lo ha procesado es mucho más claro. Una característica diferencial muy interesante es su larga duración natural, sin necesitar nada para que se conserve. Otros aceites elaborados con semillas suelen tener una vida útil mucho máas limitada. La diferencia es que el aceite de jojoba no contiene triglicéridos, los que son responsables de esa degradación luego de pasado un tiempo.

Ver también

Propiedades del aceite de argán

Aceite de ricino, qué es y para que sirve

Aceite de aguacate

Propiedades del aceite de jojoba

1. Antioxidante. El aceite de jojoba es antioxidante debido a su alto contenido en vitamina E. De hecho tiene muchas variedades de tocoferoles, que son quienes forman esta maravillosa vitamina. Los antioxidantes son las sustancias que impiden que se formen los radicales libres, los que son especialmente dañinos y aparecen con el paso de los años. Estos radicales libres son los responsables del envejecimiento. Pero más importante aún que el envejecimiento, es que producen enfermedades degenerativas, que aparecen con mayor frecuencia con el paso de los años. Dos ejemplos para que nos quede claro la relevancia: cáncer y enfermedades cardiovasculares. En otras palabras, los antioxidantes son excelentes para nuestra salud, no solo para nuestra estética.
2. No comedogénico, no alergénico no tóxico. Como no tapa los poros, no forma comedones. No produce ninguna clase de toxicidad. Por ser muy similar al sebo humano, que es lo que segregan nuestras glándulas sebáceas, actúa sin problemas como sustituto del mismo. No deja sensación de tener la piel con grasa, como ocurre con otros aceites. Se puede usar aún en los párpados.
3. Es antibacteriano y antimicótico. Especialmente es bueno en evitar la reproducción del temido estafilococos aureus (bacteria) y de cándida albicans (hongo)

Usos del aceite de jojoba para el cabello

1. Humecta profundamente el cuero cabelludo y regula su pH. Esta humectación es claramente superior a la de otros productos que tienen igual fin, ya que no se evapora de la piel del cuero cabelludo, logrando una humectación profunda. Si el cabello se ve siempre opaco y seco, esta humectación resuelve el problema. Pero si además, el cabello en si se nota quebradizo y débil, actúa también fortaleciendo cada folículo, lo que lleva a un resultado espectacular.
2. Tratamiento para el cabello graso. Puede resultar extraño que el mismo producto sirva para el cabello seco y para el cabello graso, pero si comprendemos que ambos problemas se deben a un mal funcionamiento en ese sentido del cuero cabelludo, se comprende más fácil. Si las glándulas sebáceas, que son las que le dan humectación al cabello funcionan con normalidad, no estará ni seco ni graso. Regula la producción de sebo y evita que los poros se obstruyan.
3. Tratamiento de la pérdida del cabello y del cabello muy delgado. Muchas veces el cabello se debilita y cae por un problema muy frecuente del cuero cabelludo que son los poros obstruidos. Es por estos poros que se segrega el sebo, por lo que es el propio sebo quien los obstruye. En otros ocasiones el folículo piloso es el que se ve bloqueado. Todo esto produce un cabello especialmente delgado y que se cae con facilidad. Como el aceite de jojoba actúa en el cuero cabelludo normalizando su funcionamiento e impidiendo el bloqueo de folículos y poros, el problema se resuelve desde su causa. Esto explica claramente porque funcionan tan bien estos tratamientos.
4. Tratamiento de la psoriasis y dermatitis del cuero cabelludo. Por todo lo anterior, el aceite de jojoba es una excelente opción de tratamiento en esos casos.

Como tratar el cabello con aceite de jojoba

El tratamiento es muy simple. Entibiamos una pequeña cantidad (no se necesita más que una pequeña cantidad) de aceite de jojoba y masajeamos con el mismo el cuero cabelludo. Dejamos media hora. Mezclamos en el champú unas gotas de aceite de jojoba y lavamos muy bien. Luego de un buen lavado y enjuague, podemos aplicar unas gotas más sobre el cuero cabelludo, sin enjuagar más veces.

Usos del aceite de jojoba para el piel

1. Tratamiento del acné. Al igual que ocurre con el cuero cabelludo, el aceite de jojoba controla la producción de sebo y evita la obstrucción de los poros. Por ser antibacteriano actúa sobre las infecciones que se producen. Tiene acción antiinflamatoria, lo que mejora el aspecto claramente.
2. Crema hidratante para todo el cuerpo. Un masaje con aceite de jojoba no solo mejora la hidratación de la piel, sino que es especialmente relajante. Si tenemos un golpe o una lesión sea cual sea, el aceite de jojoba ayuda mucho a su alivio y pronta recuperación.
3. Hidrata y protege los labios. Mantener los labios sanos e hidratados es muy simple con unas pocas gotas de aceite de jojoba. Adicionalmente le brinda un brillo sumamente agradable. Simplemente una o dos gotas y un masaje hacen la diferencia en labios secos y sin brillo.
4. Desmaquillante. Tal vez este sea el uso menos conocido, pero es igualmente efectivo a todo lo anterior que hemos dicho. Remueve el maquillaje en forma simple, no causa irritación ni alergia pero además consigue dejar la piel bien hidratada. Esto nos hace ahorrar un paso (y dinero) ya que en general luego de quitar el maquillaje lo más recomendable es usar una crema hidratante.

Como vemos el aceite de jojoba es excelente para la piel y el cabello. Sin embargo es importante tener en cuenta que debemos comprar un producto natural y seguro, no una imitación, como se ve con cierta frecuencia.

Imagen: stylehousefiles

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here