Ejemplos De Menú De La Dieta Disociada

En la dieta disociada puedes comer lo que quieras y bajas de peso rápidamente, mientras no mezcles algunos tipos alimentos con otros.

Es una dieta muy fácil de hacer una vez que tienes claro a qué categoría o clase pertenece cada alimento que estés pensando incluir en tu menú.

La teoría de la dieta disociada es que al consumir alimentos en ciertas combinaciones impide que se digieran de forma correcta por su diferente nivel de acidez, y esto que causan que aumentes de peso y se deteriore tu salud.

ejemplo-de-menu-de-dieta-disociada¿Cuáles son estas categorías de alimentos?

1) Glúcidos o Carbohidratos
2) Proteínas
3) Alimentos neutros

¿Cuáles no se pueden mezclar entre ellos? Fácil: los primeros con los segundos. Por ejemplo, no es buena idea consumir carne al horno con patatas. No hay problemas en que consumas toda la carne que quieras, incluso la puedes acompañar con algunas ensaladas de la tercera categoría (o sea que tu saciedad estará garantizada), pero lo que no puedes es acompañar esa carne con ningún tipo de carbohidrato, tales como patatas o arroz.
Para ser totalmente clara, compartiré contigo tres…

Para conocer las reglas correctas y de forma detallada de la dieta disociada haz click aquí.

Ejemplos de menú de la dieta disociada

Me refiero a ejemplos de menú completos diseñados para cumplir un plan basado en la dieta disociada (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Tú podrás idear los tuyos de acuerdo a tus gustos, tomando estas propuestas como base.

Primer día

Desayuno:

  • 2 rebanadas de pan untado con aceite de oliva.
  • 1 Café o té, sin leche y endulzado con edulcorante.

Colación a mitad de mañana:

  • 1 fruta
  • Si gustas- una infusión con edulcorante.

Almuerzo:

  • 1 Sopa de verduras del grupo 3 (no patata, no zanahoria)
  • Carne roja al horno, con ensaladas vegetales grupo 3.
  • Como postre puede ser un yogur bífidus, saborizado sin azúcar.

Merienda:

  • Un yogur bífidus
  • 1 fruta
  • 1 infusión con edulcorante (puedes distribuir estas tres cosas a lo largo de la tarde, contribuirá a disminuir la ansiedad y controlarás mejor el apetito).

Cena:

  • Omelette de verdura.
  • Si gustas puedes agregar una infusión con edulcorante.

Ver también:

Segundo día

Desayuno:

  • Copos de avena con yogur bífidus.
  • Café o té (o la infusión que más te guste) siempre sin azúcar, sólo con edulcorantes

Colación a mitad de mañana:

  • Infusión con edulcorante
  • 1 fruta (una o ambas cosas).

Almuerzo:

  • Sopa de verduras grupo 3.
  • Arroz integral (o Basmati) con verduras frescas picadas a modo de ensalada (siempre verduras del grupo 3).

Merienda:

  • Un yogur bífidus
  • 1 fruta
  • 1 infusión siempre con edulcorante (puedes distribuir estas tres cosas a lo largo de la tarde, contribuirá a disminuir la ansiedad y controlarás mejor el apetito).

Cena:

  • Pechuga de pollo a la plancha o al horno (si bien no es recomendada, no está prohibida y sin abusar, algún día puedes incluirla como cena) acompañada de ensalada de vegetales grupo 3.
  • Infusión a tu gusto, con edulcorante.

Tercer día

Desayuno:

  • 2 fetas o rebanadas de pan untado con aceite de oliva y sal. Si gustas puedes tostarla y agregarle una pizca de condimento tal como orégano. Queda delicioso.
  • Café, té o la infusión que más te guste, ilimitado siempre que uses edulcorante.

Colación de mitad de mañana:

  • Una fruta y una infusión con edulcorante. Aconsejo no consumirlas juntas, sino distribuir la ingesta a lo largo de la mañana.

Almuerzo:

  • Sopa de verduras grupo 3.
  • Pasta con verdura (puede ser ensalada, o sabor izada con albahaca o perejil). Puedes saborizar con un poco de aceite de oliva.

Merienda:

  • Aconsejo distribuir a lo largo de la tarde 1 fruta,
  • 1 infusión
  • 1 yogur bífidus.

Cena:

  • 2 Huevos revueltos con verduras cocidas o ensalada.
  • Cuando decimos frutas, son todas a excepción de bananas o plátanos, higos y uvas.
  • Siempre que tengas oportunidad, al beber café, mejor elige descafeinado. No resta sabor y es mucho más sano.
  • Si te resulta complicado consumir la sopa del mediodía (por ejemplo si almuerzas en tu trabajo y no es fácil llevar la sopa diariamente desde tu casa), puedes sustituirla sin problemas por ejemplo por un puré hecho con alimentos compatibles con el grupo.

Toma todo el tiempo que puedas para consumir cada bocado de tus comidas, disfrútalas lenta y pausadamente. Este consejo tiene un doble propósito: por un lado está comprobado que si comes lentamente (y no devoras), comes menos, porque tu estómago envía a tu cerebro la señal de saciedad y al terminar el plato, de verdad ya no tienes más hambre; por otro lado, comes conscientemente, sabiendo que cada bocado es deliciosamente sano y bueno para tu salud.

Recuerda que está 100% prohibido consumir alcohol

Te invito a crear tus propias propuestas de menú de dieta disociada. Créeme que no es difícil y si lo haces cuidadosamente, lo harás mejor que yo, porque tú sabes qué alimentos te gustan más que otros. Recuerda que siempre que realices las combinaciones adecuadas, no habrá problemas en relación a la cantidad que incluyas en cada plato.

Eso sí: ten en cuenta que si bien las cantidades no son una limitante en el contexto de la dieta disociada, es una realidad que cuanto menos comas, más adelgazas. Digo esto porque al principio, para adaptar tu cuerpo y tu apetito a ingestas diferentes, tendrás la tendencia a prepararte porciones grandes y cuando recién empiezas no es mala idea. Pero si me aceptas un consejo…, poco a poco trata de ir cambiando tu actitud hacia la comida, simplemente siendo consciente de que cada vez que comes no es necesario que quedes “repleto” y será suficiente con que quedes sólo “satisfecho”.

Con los primeros kilos que bajas, comienzas a sentirte mejor, más liviano y más feliz. Aprovecha esa energía o momento positivo para diseñar nuevas propuestas de menú de esta dieta disociada y especialmente para reducir un poco cada día algunas porciones: un día reduces el almuerzo, otro día la cena. Poco a poco lo irás logrando y antes que te des cuenta, habrás llegado a esos kilos de menos que eran tu objetivo inicial.

Si quieres conocer más de la dieta disociada, ventajas y desventajas haz click aquí.


2 Comentarios

  1. Karen 10/21/2015
  2. Karen 10/21/2015

Agrega un cometario