Progesterona: Efectos Secundarios, Dosis E Interacciones

La progesterona tiene múltiples usos, como son:

  • Tratamiento del crecimiento anormal del revestimiento uterino.
  • Tratamiento de la amenorrea.
  • Prevención del embarazo.
  • Perimenopausia y menopausia, entre otras patologías ginecológicas.

Este medicamento fue comercializado por primera vez en 1998, y desde entonces conserva su nombre comercial Prometrium. Y como todo medicamento, aunque se venda sin receta, debe ser administrado bajo estricta vigilancia médica.

¿Quiénes No Deben Tomar Progesterona?

  • Pacientes alérgicas al fármaco y sus componentes.
  • Mujeres con historia de coágulos sanguíneos, incluyendo tromboflebitis y enfermedad tromboembólica.
  • Mujeres con cáncer de mama o de cuello uterino.
  • Mujeres con antecedentes de enfermedad hepática.
  • Historia de aborto o embarazo ectópico, depresión, endometriosis.
  • Enfermedad renal.
  • Lupus eritematoso sistémico.
  • Presión arterial elevada.
  • Toda persona que vaya a someterse a un procedimiento quirúrgico mayor, y esté tomando progesterona, debe suspenderla cuatro semanas antes de la cirugía.
  • Aquellos pacientes hospitalizados o en cama durante largos períodos de tiempo, y deseen tomar progesterona, deben consultarlo con su médico tratante, ya que estas condiciones conducen a formación de coágulos sanguíneos.
  • Toda mujer mayor de 65 años debe evitar el uso de progesterona, ya que estudios actuales, afirman que su administración en ancianos aumenta el riesgo de demencia.

¿Cuáles Son los Efectos Secundarios Más Comunes De La Progesterona?

  • Cefalea.
  • Dolor mamario o aumento de la sensibilidad.
  • Dolor abdominal.
  • Mareos y vómitos.
  • Depresión.
  • Infecciones virales.
  • Demencia en mujeres posmenopáusicas mayores de 65 años.
  • Hinchazón de los pies, tobillos y miembros inferiores.
  • Formación de coágulos sanguíneos.
  • Ataque cardíaco, ictus o embolismo pulmonar.
  • Amenorrea.
  • Cáncer de mama en mujeres entre 50 y 79 años.

Si estás recibiendo medicamentos por alguna condición clínica, como quimioterapia o antiretrovirales, es importante que lo consultes con el especialista, para evitar interacciones indeseables.

Presentaciones del Medicamento

La progesterona viene en diferentes presentaciones comerciales:

  • Polvo para solución inyectable.
  • Cápsulas.
  • Crema tópica.
  • Gel vaginal.

¿Cuáles Son Las Dosis Para Administrar La Progesterona?

Generalmente, la cantidad a administrar depende de la edad, factores de riesgo y severidad de los síntomas.

  • La progesterona en cápsulas se administra en dosis de 100 a 200 mg vía oral.
  • Como profilaxis de la hiperplasia endometrial, se administran 200 mg vía oral una vez al día (preferiblemente en la noche) por 12 días (cada 28 días). En casos de amenorrea o períodos menstruales irregulares se prescriben 400 mg vía oral una vez al día por 10 días o entre 5 a 10 mg IM por 7 días.
  • El sangrado uterino anormal puede tratarse con una dosis de 5 a 10 mg IM al día, por seis dosis.
  • Si hay insuficiencia de progesterona, se puede administrar una dosis de 90 mg de gel intravaginal al 8% (como suplemento); si se trata de una mujer con ovarios no funcionales, se administra una dosis de 90 mg de gel intravaginal al 8% dos veces al día.
  • Si se trata de un caso de menopausia o perimenopausia, se utilizan cremas tópicas de progesterona al 1,7% dos veces al día.

¿Qué Ocurre Si Olvido Tomar la Dosis Diaria de Progesterona?

Este es un olvido muy común bajo cualquier tratamiento médico. Si olvidaste tomar una dosis y no ha pasado mucho tiempo, tómatela; pero si estás cerca de la siguiente dosis, deja atrás la dosis que olvidaste y sigue con el horario programado. Nunca dupliques una dosis para compensar la que omitiste.

¿Cuándo Recibir Atención Médica Inmediata?

Si durante el tratamiento con progesterona, llegas a presentar los siguientes síntomas, acude al hospital más cercano para que recibas atención médica oportuna:

  • Dolor torácico.
  • Escalofríos.
  • Síntomas de resfrío.
  • Tos.
  • Fiebre.
  • Alteraciones en la micción.
  • Síntomas menos comunes como: secreción serosa o sanguinolenta del pezón, inversión del pezón, bulto o nódulo en el pecho o debajo del brazo, costras o descamación del pezón.

Efectos Adversos Menores

Si presentas algunos de los siguientes síntomas, no debes alarmarte, ya que no es necesaria la atención médica; los efectos tienden a desaparecer a medida que tu cuerpo se ajusta al medicamento; sin embargo, el especialista puede ayudarte a prevenir dichos efectos, entre ellos:

  • Dolor muscular o articular.
  • Depresión.
  • Dolor o sensibilidad mamaria.
  • Secreción vaginal blanquecina o grisácea.

Síntomas menos frecuentes:

  • Visión borrosa o pérdida de la visión.
  • Alteraciones de la marcha y el equilibrio.
  • Confusión mental.
  • Disminución de la conciencia.
  • Somnolencia.
  • Visión doble.
  • Rigidez y calambres musculares.
  • Dificultad para articular palabras.

Efectos Adversos Desconocidos

  • Dolor abdominal.
  • Visión borrosa.
  • Estreñimiento.
  • Confusión.
  • Disnea.
  • Dificultad para tragar.
  • Ortopnea.
  • Palpitaciones.
  • Respiración ruidosa.
  • Hormigueo en la cara, brazos y piernas.
  • Edema palpebral.
  • Falta de aliento.
  • Sudoración.
  • Sibilancias.
  • Ictericia.

¿En Qué Casos Está Contraindicada la Progesterona?

  • Pacientes alérgicos al maní, ya que las cápsulas contienen aceite de maní.
  • Cuando hay sospecha de embarazo.
  • Aborto.
  • Hemorragia uterina no diagnosticada.
  • Tromboflebitis, tromboembolismo, apoplejía.

¿Qué Pacientes Deben ser Monitoreados?

Todo paciente con epilepsia, migraña, asma y disfunción renal o cardíaca; incluso pacientes diabéticos, deben ser estrictamente monitoreados. Además se debe realizar un examen físico adecuado, con especial atención a las mamas y órganos pélvicos. Siempre investigando las posibles causas del sangrado uterino o irregular.

Información Para los Profesionales de la Salud

Es importante para los profesionales de la salud, estar al tanto de los efectos adversos asociados a los distintos órganos.

Aparato genitourinario: Entre los efectos adversos asociados se encuentran la sensibilidad mamaria (27%), problemas urinarios, secreción vaginal o sequedad vaginal, carcinoma de mama.

Sistema Nervioso: Cefalea, mareos, migrañas, confusión, somnolencia, sudoración, nerviosismo, temblores y trastornos del habla.

Aparato cardiovascular: Dolor torácico, hipertensión, angina de pecho, síncope y palpitaciones.

Aparato Gastrointestinal: Dolor abdominal (20%), hinchazón, diarrea, estreñimiento, dispepsia, gastroenteritis.

Sistema Musculoesquelético: Dolor articular, dolor musculoesquelético, lumbalgia, artritis.

Aparato respiratorio: Se asocia a bronquitis, congestión nasal, faringitis, neumonitis y sinusitis.

Inmunológico: Incluye la dermatitis autoinmune durante la fase lútea.

Nivel local: Dolor, irritación y enrojecimiento en el sitio de inyección.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here