Anorexia Nerviosa: Causas, Consecuencias, Síntomas Y Tratamientos

La anorexia nerviosa es un trastorno de conducta alimentaria, cuya característica más importante es la restricción de las comidas, acompañada por un profundo miedo a engordar.

La pérdida de peso se da por diferentes mecanismos autoinducidos, que eventualmente se convierten en una obsesión.

¿Qué es la Anorexia Nerviosa?

Es un trastorno psicológico que se caracteriza por la restricción a la ingesta de alimentos donde la persona llega a alcanzar un peso por debajo de lo normal, bien sea por el rechazo significativo a la comida o por un gasto de energía excesivo mediante rutinas de ejercicios extenuantes.

Asimismo, en la anorexia nerviosa es característico el miedo a ganar peso o a convertirse en obeso, aunque el deseo de ser más delgado es secundario, ya que el problema se basa en el control y los temores respecto a su imagen corporal.

Las personas habitualmente comienzan por hacer dietas para adelgazar y terminan obsesionándose con ese objetivo. Esto lleva al individuo a un círculo vicioso, donde se combinan varios comportamientos, como son:

  • Disminuir la ingesta de alimentos.
  • Autoprovocación del vómito.
  • Uso de diuréticos.
  • Abuso de laxantes.
  • Práctica de ejercicio muy intenso.
  • Uso de píldoras para quitar el apetito.
  • Enemas constantes.

¿Quién está en Riesgo de Tener Anorexia Nerviosa?

  • La población más afectada son las mujeres, sobre todo en la adolescencia temprana.
  • Es más frecuente en los caucásicos.
  • Se da en mayor medida en los estratos socioeconómicos medios y altos.
  • Existen factores genéticos ligados a la enfermedad.
  • Los factores culturales y la “belleza inalcanzable” impuesta por la sociedad, ha generado que la población en riesgo (mayormente adolescentes), se preocupen de manera excesiva por su imagen corporal.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud realizada en México en el año 2005, la Anorexia Nerviosa afecta tan solo a 1 hombre por cada 10 mujeres. (Referencia) Este comportamiento es similar a las estadísticas reportadas a nivel mundial.

¿Qué causa la Anorexia Nerviosa?

Aunque no se ha determinado una causa definida, se sabe que la anorexia nerviosa es el resultado de la interacción de múltiples factores tanto personales como del medio externo, por lo que existen varias teorías.

Actualmente se estudia que posiblemente este trastorno tiene un componente genético que influye en la enfermedad o en la susceptibilidad para que alguien la desarrolle, pudiendo ser una enfermedad familiar y hereditaria en un rango entre el 28% al 74% de posibilidades. (Referencia)

Estudios preliminares sugieren que el gen responsable está situado en el cromosoma 1p. No obstante se necesitan más estudios clínicos con muestras más grandes para lograr determinar con certeza cuál es el gen involucrado en la anorexia.

Las teorías neurobiológicas señalan que el problema debe estar en el hipotálamo (una estructura del cerebro que regula ciertos procesos metabólicos) así como en otras estructuras cerebrales como la corteza somatosensorial, la amígdala cerebral y el sistema límbico. (Referencia)

Otros estudios sugieren que la anorexia está ligada a un desequilibrio en los niveles de los neurotransmisores químicos del cerebro.

Algunos factores de riesgo son:

  • Problemas de alimentación en la niñez.
  • Historia general de subalimentación.
  • Síntomas depresivos maternos.
  • Sentimientos negativos o perfeccionismo de su apariencia física.
  • Presión de ser delgado y atractivo.
  • Personas que han sido víctimas de abuso infantil.
  • Problemas familiares.
  • Alta exigencia de los padres para con sus hijos.

¿Cómo se Diagnostica la Anorexia?

La anorexia nerviosa es un trastorno difícil de diagnosticar, debido a que la mayoría de los afectados niegan o mantienen en secreto su trastorno. Rara vez un anoréxico busca ayuda profesional, ya que carecen de una visión realista de su problema.

Solo cuando algún miembro de la familia nota su marcada pérdida de peso, es que acuden a un servicio especializado para que se haga el diagnóstico correspondiente. Asimismo, gran parte de la información se obtiene de los padres, el cónyuge y otros familiares.

Criterios Diagnósticos para la Anorexia Nerviosa, según la Asociación Psiquiátrica Americana del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-V)

Los criterios básicos para el diagnóstico de la anorexia nerviosa son:

  • Restricción en la ingesta de alimentos, lo cual conduce a un peso corporal bajo para la edad, sexo, crecimiento y salud en general.
  • Miedo intenso a ganar peso o ser obeso, o adoptar un comportamiento persistente para no aumentar de peso, a pesar de que la persona tiene un peso muy bajo.
  • La percepción del individuo se encuentra distorsionada.

Tipos de Anorexia Nerviosa

  1. Alimentación compulsiva, tipo atracón o purga: El individuo come compulsivamente, lo cual se acompaña de vómitos autoinducidos, uso indebido de laxantes o diuréticos, ejercicio excesivo o enemas, durante los últimos tres meses.
  2. Alimentación restrictiva: La limitación severa de la ingesta de alimentos (durante al menos 3 meses) es el principal medio para perder peso. No involucra ninguno de los comportamientos observados en la alimentación compulsiva.

¿En Qué se Diferencia la Anorexia de la Bulimia Nerviosa?

La bulimia nerviosa se caracteriza por episodios de atracones o comidas excesivas, alternadas con episodios de vómitos autoinducidos, uso indebido de medicamentos, ayuno o ejercicio excesivo. Y se distingue de la anorexia nerviosa, en que no produce una reducción de peso por debajo del peso normal mínimo.

¿Cómo se Manifiesta la Anorexia Nerviosa?

A menudo los pacientes con anorexia nerviosa comienzan a manifestar señales de su padecimiento al referir sentirse gordos, obesos o simplemente expresan inconformidad con su imagen corporal.

Cuando el trastorno ha avanzado más es que se hacen más notables los efectos psicológicos. Entre los que destacan:

  • Depresión o aislamiento social que es agravado por la malnutrición.
  • El individuo se vuelve irritable, se molesta fácilmente o tiene dificultad para interactuar con otros.
  • Puede producir insomnio, que genera fatiga durante el día.
  • Disminución de la memoria o concentración.
  • Algunos anoréxicos realizan todo un ritual para comer (como recolectar recetas, cortar los alimentos en trozos pequeños o preparar comidas hipercalóricas para otras personas).
  • Otros problemas psiquiátricos, aparte del trastorno obsesivo compulsivo, incluyen los trastornos afectivos, de ansiedad y de personalidad.
  • A menudo presentan adicciones al alcohol, las drogas o juegos de azar; incluso compulsiones relacionadas al sexo, el ejercicio, las tareas domésticas y las compras.

Síntomas Generales de la Anorexia Nerviosa

  • Arritmias cardíacas. Un ritmo cardíaco lento, denominado médicamente como bradicardia, se asocia a hambre y a una pérdida severa de peso.
  • Síntomas gastrointestinales (estreñimiento y dolor abdominal). La velocidad en que los alimentos se absorben en el cuerpo se ralentiza. La inanición y el abuso de laxantes o diuréticos, producen alteraciones en la eliminación de los desechos del cuerpo. La función hepática también puede estar afectada.
  • Desde el punto de vista endocrino, el cuerpo se haya profundamente afectado por la enfermedad. Son frecuentes las alteraciones del ciclo menstrual, caracterizado por ausencia de períodos menstruales.
  • El riesgo de muerte por inanición es mayor en personas con anorexia o diabetes mellitus.
  • Otros efectos a largo plazo, incluyen la diabetes insípida, caracterizada por sed extrema y micción excesiva, que puede bajar los niveles de potasio a un estado grave.

Ahora bien, entre los signos físicos que se pueden observar en una persona con Anorexia se encuentran:

  • Delgadez extrema.
  • Piel amarillenta por el consumo elevado de carotenos presentes en frutas o verduras. O Más bien palidez cutánea significativa.
  • Pérdida del cabello.
  • Brazos con vellos muy finos y delgados, similares a los de un bebé.
  • Al levantarse bruscamente pueden presentar una bajada significativa de la presión arterial y llegar a caerse.

También es frecuentemente ver que estos individuos utilizan vestimenta holgada y muchos abrigos ya que sufren de intolerancia al frío por la pérdida de grasa corporal y de tejido subcutáneo. (Referencia)

Consecuencias de la Anorexia Nerviosa

  • Osteopenia o pérdida de la densidad ósea, sobre todo en las mujeres donde el 40% al 60% de su masa ósea se forma en la adolescencia. En las mujeres mayores pueden existir fracturas.
  • Desequilibrio hidroelectrolítico a consecuencia de los vómitos autoinducidos.
  • Anemia y mayor propensión al desarrollo de infecciones (inmunidad disminuida).
  • Altos niveles de colesterol.
  • Pelo fino y pérdida del cabello.
  • Los vómitos frecuentes pueden erosionar el esmalte de los dientes y provocar pérdidas dentales.
  • Problemas para mantener una temperatura corporal adecuada.
  • Aumento de los intentos suicidas.

Tratamiento de la Anorexia Nerviosa

El tratamiento de la anorexia debe estar dirigido a corregir y prevenir las complicaciones asociadas. Un patrón de alimentación normal es crucial para la salud del paciente. El tratamiento hospitalario se debe centrar en corregir la desnutrición, comenzando con una alimentación por sonda gástrica o intravenosa, con el fin de lograr un aumento de 1 a 3 libras por semana. Una vez que se logra esto, puede ser necesaria la intervención y manejo multidisciplinario por un profesional médico, nutricionista y psicólogo o psiquiatra.

Rara vez es necesario el tratamiento farmacológico, sin embargo, pueden ser útiles los suplementos de calcio y el reemplazo estrogénico como tratamiento de la osteopenia.

Algunos psicofármacos, utilizados como estabilizadores del estado de ánimo, son:

  • Olanzapina (Zyprexa).
  • Risperidona (Risperdal).
  • Quetiapina (Seroquel).

Existen fármacos antidepresivos que han demostrado su utilidad en el mantenimiento del peso corporal, además de los beneficios sobre el estado de ánimo y los síntomas de ansiedad. (Referencia)

Entre tales medicamentos se encuentran:

  • Fluoxetina (prozac).
  • Paroxetina (Paxil).
  • Citalopram (Celexa).
  • Sertralina (Zoloft).

Existen terapias psicológicas que ayudan al tratamiento de la anorexia, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia grupal y familiar.

En los adolescentes se ha podido observar con éxito la aplicación del modelo Maudsley de terapia familiar. Esta terapia incluye a la familia del individuo como parte de la solución.

La continua educación nutricional proporciona una buena alternativa en el manejo de peso del paciente.

Los grupos de apoyo y la consejería grupal ayudan mucho en el proceso de recuperación, y su meta principal es que el individuo se acepte a sí mismo y tenga una vida física y emocional más saludable.

Pronóstico y Prevención

La anorexia es un trastorno de conducta que tiene una elevada tasa de mortalidad (hasta un 6%), debido a las complicaciones asociadas. Las causas más comunes son el paro cardiorrespiratorio, el desequilibrio hidroelectrolítico y el suicidio.

En ausencia de cualquier trastorno de personalidad coexistente, los individuos con anorexia pueden mejorar su tasa de vida.

Un diagnóstico temprano mejora el pronóstico general del paciente, así como los síntomas. Con el tratamiento adecuado, aproximadamente la mitad de los pacientes pueden recuperarse por completo.

Como parte de la prevención, la educación al público en general sobre los beneficios de una alimentación adecuada, tienden a ser menos efectivos, ya que los medios de comunicación envían, constantemente, información errónea sobre la imagen del cuerpo perfecto y la delgadez excesiva. En este sentido, es fundamental interiorizar y lograr una autopercepción menos distorsionada.

En Resumen

  • La anorexia nerviosa es una condición psiquiátrica que forma parte de los trastornos de la alimentación.
  • Es diez veces más frecuente en mujeres que en hombres.
  • Más de la mitad de los casos ocurren antes de los 20 años.
  • Según las estadísticas, la anorexia afecta al 1% de las mujeres jóvenes y a tres de cada mil mujeres adultas.
  • La causa de la anorexia no es bien conocida, pero se ha asociado a problemas de autoestima e imagen corporal, presión social y factores genéticos.
  • Las personas con anorexia muestran conductas compulsivas, que tienden a obsesionarse con los alimentos y pueden tener otras adicciones.
  • Cuando afecta a las mujeres, están malhumoradas y son perfeccionistas en todo.
  • La dieta extrema puede conducir a un grado de desnutrición fatal.
  • Los niños y adolescentes afectados por este trastorno, corren un alto riesgo de frenar su crecimiento o desarrollarse de manera inadecuada.
  • Entre las posibles complicaciones se encuentran las arritmias, anomalías digestivas, pérdida de la densidad de los huesos, anemia y desequilibrio hidroelectrolítico.
  • Su tratamiento debe ser multidisciplinario, centrándose no solo en el aumento de peso, sino en la psicoterapia, actividades en grupo y un asesoramiento nutricional completo y dirigido.
  • El método más eficaz se basa en la terapia familiar, o modelo de Maudsley, en el cual la familia participa activamente en la recuperación del anoréxico.
  • El pronóstico de la enfermedad es variable, mientras unos experimentan una completa recuperación, otros tienen una evolución fluctuante, con recaídas frecuentes.
  • Como ocurre en muchas enfermedades relacionadas con adicciones, se requiere de un verdadero esfuerzo personal para evitar las recaídas, por lo que el tratamiento puede prolongarse. 

Si tienes alguna duda o comentario no dudes en hacerlos. No olvides compartir esta información para que más personas puedan informarse sobre la Anorexia Nerviosa.

Referencias Bibliográficas