Aspirina O Ácido Acetilsalicílico: Para Qué Sirve, Efectos Secundarios, Dosis Y Usos

Advertencias importantes

El ácido acetilsalicílico (ASA por sus siglas en inglés) está contraindicado en los siguientes pacientes y condiciones:

  • Alérgicos al ASA o a alguno de sus componentes.
  • Mujeres en el último trimestre de embarazo.
  • Propensos al sangrado.
  • Con ingesta de Metotrexato en dosis de 15 miligramos o más por semana.
  • Con úlcera gástrica activa.
  • Con antecedentes asmáticos o alergia severa por silicatos, ASA o Diclofenaco, Ibuprofeno, Naproxeno, Indometacina y otras drogas antiinflamatorias no esteroideas.
  • Con insuficiencia hepática severa.
  • Con insuficiencia cardíaca congestiva grave.

¿Qué es la aspirina o ácido acetil salicílico?

La aspirina o ácido acetilsalicílico es un medicamento del grupo de los analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios y anticoagulantes, que inhibe la enzima productora de las sustancias que liberan los procesos que causan dolor, fiebre, inflamación y coágulos de sangre.

Lee también sobre las 15 mejores alimentos antiinflamatorios

¿Para qué sirve la Aspirina ácido acetil salicílico?

El ácido acetilsalicílico se emplea para aliviar el dolor, la fiebre y la inflamación provocada por dolor de cabeza, espalda, cuello, gripe, quemaduras, dolor menstrual, migrañas y osteoartritis.

Otras causas de dolor, fiebre e inflamación son:

  • Artritis reumatoide.
  • Esguinces y distensiones.
  • Dolor muscular o en algún nervio.
  • Dolor de muela.
  • Bursitis.
  • Después de procedimientos quirúrgicos y dentales.

La aspirina también se emplea bajo supervisión médica en algunas de las siguientes condiciones por sus propiedades anticoagulantes:

  • Para prevenir la formación de coágulos en pacientes que han tenido reemplazo total de cadera.
  • Para reducir las propiedades de coagulación de las plaquetas en pacientes sometidos a una cirugía de la arteria carótida, en la prevención de la recurrencia de AIT y para las personas que reciben hemodiálisis a través de un tubo de silicona.
  • Para prevenir un primer infarto no mortal en personas con problemas cardiacos. Algunos factores que incrementan el riesgo de un ataque de estos son fumar, presión arterial alta, colesterol elevado, estilo de vida sedentario, sobrepeso y estrés.
  • Para prevenir el riesgo de un derrame cerebral o un ataque cardiaco por segunda vez.
  • En la reducción del riesgo de un leve derrame cerebral o ataque isquémico transitorio (AIT).

El ácido acetilsalicílico también es empleado durante un ataque cardíaco para prevenir consecuencias fatales.

No se descarta que el médico recete esta sustancia para padecimientos no incluidos en la reciente lista. Será necesario aclarar dudas con el doctor sobre por qué se está ingiriendo el fármaco, uno que no debe ser suspendido sin antes consultarle al especialista de la salud.

El paciente no recomendará ni administrará la aspirina a otras personas con sus mismos síntomas. La administración de este o cualquier otro medicamento sin supervisión médica podría ser fatal.

Presentaciones de la aspirina

El ácido acetilsalicílico se halla en el mercado en diferentes marcas y presentaciones. Posiblemente algunas marcas no estén disponibles en todas las presentaciones o aprobadas para todas las condiciones médicas comprendidas en este artículo. Algunas formas de este medicamento tampoco podrán ser usadas para todas las afecciones repasadas en este texto.

Tabletas 80 miligramos (presentación infantil): será necesario buscar las marcas que tengan el ácido acetilsalicílico en la presentación infantil. No todas disponen de estas dosis.

81 miligramos: las tabletas azul pálido con recubrimiento entérico y el número 81 en tinta azul oscuro en un lado, contiene 81 miligramos de ácido acetilsalicílico.

Ingredientes no medicinales: cera carnauba, almidón de maíz, croscarmelosa sódica, FD & C azul n. ° 1, FD & C azul n. ° 2, hipromelosa, lactosa monohidrato, copolímero de ácido metacrílico, celulosa microcristalina, polisorbato 80, celulosa en polvo, propilenglicol, goma laca, laurel sulfato sódico, dióxido de titanio y triacetina.

325 miligramos: las tabletas redondas, blancas y con la cruz de Bayer en ambos lados contienen 325 miligramos de ácido acetilsalicílico.

Ingredientes no medicinales: almidón de maíz, hipromelosa, celulosa en polvo y triacetina.

500 miligramos: las tabletas redondas y blancas con la cruz de Bayer en tinta roja en un lado contienen 500 miligramos de ácido acetilsalicílico.

Ingredientes no medicinales: cera carnauba, almidón de maíz, D & C rojo No. 7, FD & C azul No. 2, FD & C rojo No. 40, hipromelosa, celulosa en polvo, propilenglicol, goma laca, dióxido de titanio y triacetina.

Comprimidos 325 miligramos: cada comprimido amarillo pálido con recubrimiento entérico con BAYER 325 en tinta marrón a un lado, contiene 325 miligramos de ácido acetilsalicílico.

Ingredientes no medicinales: cera de carnauba, almidón de maíz, D & C amarillo No. 10, FD & C amarillo No. 6, hidroxipropil metilcelulosa, copolímero de ácido metacrílico, polisorbato 80, hidróxido de potasio, lauril sulfato de sodio, óxidos negros y marrones sintéticos, dióxido de titanio y triacetin.

500 miligramos: cada comprimido amarillo pálido con recubrimiento entérico con BAYER 500 en tinta marrón a un lado, contiene 500 miligramos de ácido acetilsalicílico.

Ingredientes no medicinales: cera de carnauba, almidón de maíz, D & C amarillo No. 10, FD & C amarillo No. 6, hidroxipropil metilcelulosa, copolímero de ácido metacrílico, polisorbato 80, hidróxido de potasio, lauril sulfato de sodio, óxidos negros y marrones sintéticos, dióxido de titanio y triacetin.

Tabletas masticables 81 miligramos: cada tableta de color durazno con un agradable sabor a naranja y la cruz de Bayer a un lado, contiene 81 miligramos de ácido acetilsalicílico.

Ingredientes no medicinales: almidón de maíz, dextrosa, FD & C amarillo No. 6, sabor de jugo de naranja y ciclamato de sodio.

Este medicamento, en cualquiera de sus presentaciones, debe almacenarse en un lugar fresco y seco, lejos del calor excesivo y la humedad, a una temperatura de entre 15 y 30 º C y estar fuera del alcance de los niños. No debe ser ingerido si tiene un olor a vinagre rancio.

¿Cómo se toma la aspirina o ácido acetil salicílico?

La aspirina se toma con un vaso de agua, con o sin alimentos. Su ingesta también será acompañada de comidas si se manifiestan molestias gástricas. Se seguirán las indicaciones de la etiqueta y no se administrará más de lo recetado por el médico.

Pese a ser prescrita en niños desde los 12 años para condiciones médicas específicas, su empleo demandará precauciones especiales. Los niños y adolescentes no tomarán la aspirina para los síntomas de la varicela o resfriado común sin prescripción médica. Lo más responsable será consultar a un pediatra.

Los pacientes mayores de 65 años podrían sufrir una reacción más agresiva al consumo del medicamento y por tanto requerir dosis menores a las generales.

¿Cuáles condiciones debe notificar a su médico si va a prescribirle aspirina?

El paciente informará al médico si presenta cualquiera las siguientes condiciones, si este pretende recetarle aspirina:

  • Anemia o asma.
  • Problemas de sangrado.
  • Diabetes o gota.
  • Consumo de alcohol.
  • Enfermedad del riñón e hígado.
  • Niveles bajos de vitamina K.
  • Lupus o si se es fumador de tabaco.
  • Problemas gástricos o úlcera.
  • Reacción alérgica o inusual a la aspirina, al colorante de tartrazina o a otros medicamentos, colorantes o conservadores.
  • Si está embarazada o planea quedar en estado durante el tratamiento.
  • Si está en etapa de lactancia.
  • En el caso de niños, si estos tiene varicela, resfriado común o alguna enfermedad viral.

¿Cuál es la dosis recomendada de la aspirina?

La dosis sugerida de ácido acetilsalicílico dependerá de la condición específica a tratar.

En adultos

Para tratar dolor o fiebre: la cantidad recomendada es de 325 miligramos a 650 miligramos cada 4 a 6 horas, conforme sea necesario. La dosis máxima recomendada es de 4,000 miligramos, a menos que haya otra indicación del médico.

Para adultos con condiciones que produzcan inflamación como artritis reumatoide: la dosis recomendada es de 975 miligramos de 4 a 6 veces al día regularmente. Serán posibles dosis más altas en algunas ocasiones.

Para tratar migrañas o dolores agudos de cabeza: la dosis recomendada para adultos es de 1,000 miligramos al inicio de los síntomas.

Para prevenir un ataque cardíaco no mortal por primera vez, AIT, un segundo ataque al corazón o derrame cerebral: la dosis recomendada es de 80 miligramos a 325 miligramos una vez al día, de acuerdo a las instrucciones prescritas por el médico.

Durante un ataque cardíaco: la dosis recomendada de ácido acetilsalicílico es de 160 miligramos a 162 miligramos masticada o pulverizada. El paciente llamará a una ambulancia y tomará la dosis sugerida en cuanto sospeche que sufre un ataque cardíaco, siempre que haya comprobado no ser alérgico a la sustancia o tener alguna condición médica que pueda provocar una reacción adversa a la misma. La dosis continuará con supervisión médica por un mes para disminuir el riesgo de otro ataque al corazón.

Para prevenir coágulos sanguíneos: la dosis recomendada para después de una cirugía de reemplazo total de cadera es de 162 miligramos a 325 miligramos al día, excepto cuando haya alguna otra recomendación por parte del médico.

Para fiebre reumática: la dosis generalmente sugerida de aspirina es de 80 miligramos por kilo de peso corporal, dividida en varias dosis al día.

Para su uso como antiinflamatorio: la dosis es de 60 miligramos a 125 miligramos por kilo de peso corporal cada 24 horas, en 4 a 6 dosis divididas.

Uso pediátrico: la aspirina no está recomendada para tratar la fiebre en niños, adolescentes o adultos jóvenes. La dosis indicada por un médico para aliviar el dolor o el tratamiento de otras condiciones es de 10 miligramos a 15 miligramos por kilo de peso corporal, cada 6 horas, según sea necesario. El máximo será de 2,400 miligramos por día. Lo más responsable será consultar siempre con el médico.

Se recomiendan el uso de las tabletas recubiertas con revestimiento entérico cuando el consumo sea por mucho tiempo, porque la aspirina puede causar irritación y malestar general. Este recubrimiento evitará que la aspirina se disuelva hasta pasar el estómago y sea movida al intestino delgado, también significará que tomará más tiempo para que tenga efecto. Este tipo de tableta no se empleará cuando se necesite un alivio rápido.

La dosificación para cada paciente dependerá del peso corporal, otras condiciones médicas y el empleo de la aspirina con otros medicamentos. Será necesario que este consulte al médico antes de cambiar o ajustar una dosis diferente a las detalladas en este artículo.

¿Qué pasa si se salta una dosis?

La dosis olvidada será ingerida tan pronto sea recordada, no si la próxima tableta debe ser administrada en una hora o menos. No se debe tomar doble dosis para compensar las no ingeridas, por lo que es importante respetar el horario de la prescripción médica. El paciente contactará al doctor si no está seguro de qué hacer después de olvidar una dosificación.

¿Qué es importante observar mientras toma este medicamento?

Si el propósito es para el dolor, el paciente informará a su médico si este no se alivia antes de 10 días, empeora o hay una molestia diferente. También si se manifiestan enrojecimientos, hinchazón o fiebre que supere los tres días.

La aspirina solo será administrada para prevenir ataques cardíacos o coágulos sanguíneos, si es la recomendación médica.

El paciente no tomará la medicina con medicamentos similares, pues el ácido acetilsalicílico puede ser peligroso en mucha cantidad.

No se descarta que la aspirina irrite el estómago o cause sangrado. Será irresponsable fumar cigarrillos o beber alcohol durante su tratamiento y para evitar la irritación de garganta, el paciente no se acostará por al menos 30 minutos después de tomar la tableta. La etiqueta del producto siempre será leída con cuidado.

Será necesario informar al doctor que se está bajo tratamiento con ácido acetilsalicílico, si se ha programado un procedimiento médico o dental, pues no se descarta que se tenga que abandonar el medicamento antes de este.

La aspirina puede ser empleada para tratar migrañas, pero si su ingesta supera 10 o más días al mes, estas podrían empeorar. Lo ideal será anotar en un diario los días con dolor de cabeza y el uso del medicamento. Será necesario contactar al médico si las migrañas ocurren con más frecuencia.

Efectos secundarios de la aspirina

Será necesario aclarar las dudas sobre los efectos secundarios, riesgos y beneficios del empleo de la aspirina con el doctor, pues las respuestas desfavorables a continuación no se manifiestan en todas las personas, incluso, no más de un 1 % de los pacientes han reportado tales efectos al medicamento.

La mayoría de los siguientes síntomas se alivian rápidamente o desaparecen por sí solos:

  • Acidez estomacal o indigestión.
  • Calambres abdominales o estomacales leves a moderados.
  • Dolor o malestar.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Gas estomacal.

Lee también nuestra guía sobre la acidez estomacal: Síntomas, tratamientos y remedios

El paciente contactará al médico si sufre algunos de estos efectos o si resultan muy incómodos. El especialista le indicará qué hacer.

Será necesario llamar al doctor con los siguientes síntomas no muy comunes, pero que implicarían a graves problemas de salud:

  • Náusea o vómito.
  • Dolor o zumbido en los oídos.
  • Dolor abdominal o estomacal severo o continuo.
  • Calambres.
  • Hemorragias nasales inusuales, hematomas, sangre en la orina, al toser, encías sangrantes y cortes en los que no se detiene el sangrado.
  • Cansancio o debilidad inusual.

Se suspenderá el tratamiento y se buscará asistencia médica inmediata si se manifiestan cualquiera de las siguientes condiciones:

  • Pérdida de la audición.
  • Dificultad para respirar.
  • Heces con sangre o negras, saliva con sangre, vómito sangre o material que parece granos de café.
  • Cólicos abdominales, irritación o picazón en la piel, dificultad para respirar, náuseas, vómitos, hinchazón del rostro y garganta.
  • Confusión mental.
  • Cambios en la cantidad de orina.
  • Ojos o piel amarillentos.

Algunas personas podrían experimentar efectos secundarios distintos a los citados. Se consultará con el doctor si se notan síntomas preocupantes al ingerir la medicina.

Lee los 15 Efectos Secundarios Dañinos De La Aspirina Que Tienes Que Saber

Interacción de la aspirina con otros medicamentos

El ácido acetilsalicílico puede causar interacción con al menos 40 otras sustancias, entre ellas, alcohol, alendronato, Fosinopril, Lisinopril, Ramipril y otros inhibidores de la enzima de conversión de angiotensina, Warfarina, Heparina y otros anticoagulantes, Amlodipina, Diltiazem, Nifedipina, Verapamilo y otros bloqueadores de los canales de calcio. A estos se suman:

  • Celecoxib.
  • Clopidogrel.
  • Dexametasona, Hidrocortisona, Prednisona y otros corticosteroides.
  • Dabigatran.
  • Dasatinib.
  • Clorpropamida, Glipizida, Gliburida, insulina, Metformina, Nateglinida, Rosiglitazona y otros medicamentos para la diabetes.
  • Digoxina.

La Furosemida, Metolazona y otros diuréticos, Floctafenina, ajo, jengibre, Ginkgo biloba, ginseng, glucosamina, la vacuna contra la influenza en virus vivos, Dalteparina, Enoxaparina, Tinzaparina y el Metotrexato son otros medicamentos con interacción con la aspirina. A estos también se añaden:

  • Suplementos multivitamínicos / minerales.
  • Diclofenaco, Ibuprofeno, Indometacina, Naproxeno y otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos.
  • Octreotide.
    Ácidos grasos omega-3.
  • Pentoxifilina.
  • Fenilbutazona.
  • Pralatrexate
  • Ciprofloxacina, Norfloxacina, Ofloxacina y otros antibióticos de quinolona.
  • Rivaroxaban.
  • Citalopram, Fluoxetina, Paroxetina, Sertralina y otros inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.
  • Desvenlafaxina, Duloxetina, Venlafaxina y otros inhibidores de la recaptación de serotonina / norepinefrina.
  • Doxiciclina, Minociclina, Tetraciclina y otras tetraciclinas.
  • Ticagrelor.
  • Ticlopidina.
  • Amitriptilina, Clomipramina, Desipramina, Trimipramina y otros antidepresivos tricíclicos.
  • Vacuna para la varicela.
  • Ácido valproico
  • Sauce blanco.

El paciente informará al médico si está ingiriendo algunos de estos medicamentos y sustancias. Valorando condiciones específicas, este podría sugerir dejar de tomar o cambiar uno de los fármacos, variar la dosis o frecuencia o mantener su ingesta. Una interacción entre dos medicinas no implicará necesariamente tener que dejar de tomar una de ellas. El doctor orientará al paciente sobre cómo controlar las interacciones.

No se descartan otros medicamentos no mencionados recientemente que provoquen interacción con la aspirina. El paciente consultará con el doctor sobre todos los fármacos recetados de venta libre, suplementos alimenticios y remedios herbolarios ingeridos.

Será también necesario informar al doctor si se tiene algún vicio, cigarrillos, alcohol o drogas ilegales, porque podrían afectar la acción de muchos medicamentos.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan qué es la aspirina, cuáles son sus beneficios y efectos secundarios.

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here