Azúcar de coco: ¿Es una alternativa saludable o un gran fraude?

Mientras más se conoce de los efectos dañinos del azúcar y del jarabe de maíz de alta fructosa, las personas buscan más alternativas.

Uno de las alternativas más populares últimamente es el azúcar de coco.

El azúcar de coco se deriva del palmera de coco, y se dice es más nutritivos y menos bajo en glucosa que el azúcar de mesa.

¿Qué es el azúcar de coco y como se obtiene?

El azúcar de coco es un azúcar natural.

El azúcar de coco se obtiene de la savia de la palmera que produce cocos.

El procedimiento para hacer el azúcar es en 2 pasos:

Se realiza un corte en la flor del cocotero, de modo que la savia drene desde ese corte. El líquido obtenido o savia tiene un contenido mayoritario de agua, azúcar, vitaminas, minerales y algunos aminoácidos.

El paso siguiente es someter ese líquido a altas temperaturas para que pierda el agua. Una vez finalizada esa parte del procedimiento ya tenemos el azúcar de coco, que tiene un aspecto muy similar desde el punto de vista de su apariencia, al azúcar moreno.

azucar-de-coco-2

¿Cuál nutritivo el azúcar de coco?

El azúcar de coco ya hemos dicho que además de azúcar, que luego veremos en detalle exactamente de que se trata, contiene minerales, vitaminas y aminoácidos. Los minerales que contiene son especialmente: Hierro, Zinc, Calcio y Potasio. También tiene una cierta cantidad de fibras lo que mejora mucho su perfil nutricional.

Ver también:

En cuanto al azúcar que contiene, entre un 70% y un 80 % de su contenido es sacarosa, dato que luego veremos es muy importante, sobre todo a la hora de desmitificar algunos aspectos del azúcar de coco.

El azúcar de coco contiene una fibra llamada inulina, que puede disminuya la abosorción de glucosa y explica porque el azúcar de coco tieen un menor índice glucéimico que el azúcar regular de mesa. (1)

En cuanto al contenido nutricional supera en mucho al azúcar de mesa que es solo glucosa y sacarosa, pero tiene muchos menos que otros nutrientes.

El azúcar de coco es muy alto en calorías, de hecho igual que el azúcar de mesa.

El azúcar de coco tiene varios minerales, vitaminas y aminoácidos. Sin embargo es importante destacar que el contenido de los dos últimos no es muy relevante en cuanto a cantidades. Es cierto que los contiene pero en cantidades realmente pequeñas, ocuparías comer mucho azúcar de coco para cubrir los requerimientos diarios de estas vitaminas y minerales.

El azúcar de coco podría tener un índice glucémico menor que el azúcar

azucar-de-coco-3

El índice glucémico es la velocidad que tiene un alimento cualquiera sea, para elevar los niveles de azúcar en sangre. Cuanto más elevado es el índice glucémico, mas rápido induce una respuesta de nuestro organismo, elevando bruscamente los niveles de insulina, para lograr normalizar el azúcar en sangre.

Esas subas y bajas tan bruscas de azúcar en sangre son muy perjudiciales para nuestra salud. Por otra parte, ese rápido descenso de azúcar inducido por la cantidad de insulina, produce sensación de apetito. Esto nos hace comer más y más, en forma totalmente innecesaria.

El índice glucemico de la glucosa es de 100 y es la medida base. El azúcar de mesa tiene un índice glucinio de algo menos de 60 (58 para ser más exactos). La miel tiene un índice glucemico que es de algo más de 70, dependiendo del tipo de miel. Damos este dato para tener una comparable.

El índice glucemico del azúcar de coco es de 35, ventaja muy importante frente al azúcar de mesa. Por lo tanto, las principales ventajas de este tipo de azúcar están en su aporte de otros nutrientes (si bien es en cantidades bajas) y su índice glucemico significativamente más bajo.

El azúcar de coco es alto es sacarosa

El azúcar de mesa, como hemos visto, se compone de sacarosa, la que a su vez se compone de 50 % glucosa y 50 % fructosa. Este último componente es el menos saludable del azúcar de mesa, por lejos. (2)

Quienes comercializan el azúcar de coco en muchos casos, y quienes lo defienden en muchos más casos, dicen que el azúcar de coco no contiene la tan temible fructosa. Esto en realidad no es así, ya que el 80 % del contenido del azúcar de coco es sacarosa, que como ya hemos visto, es mitad glucosa y mitad fructosa. De hecho si hacemos las cuentas, veremos que la mitad de ese 80 % de sacarosa, es fructosa, por lo que el 40 % del azúcar de coco sigue siendo fructosa.

La diferencia en el contenido de fructosa del azúcar de mesa (50 %) y la de azúcar de coco (40 %) no es tan relevante. Lo malo siempre es decir cosas que no son. Decir que no contiene fructosa es faltar a la verdad, dando datos engañosos que nos pueden llevar a tomar decisiones basadas en algo falso.

Conclusión

El azúcar de coco no es un fraude en tanto que tiene algunas ventajas frente al azúcar de mesa, pero ni remotamente es un azúcar milagroso que no produce efectos en nuestro cuerpo. Lo que sí es un fraude es sostener que no daña tu cuerpo, es alto en calorías y alto en sacarosa. El consumo de cualquier tipo de azúcar debe ser siempre moderado.azucar-de-coco-1

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here