Cardo mariano: para qué sirve, beneficios, efectos secundarios y recetas

Conozcamos qué es, cuáles son sus propiedades y beneficios del cardo mariano. Repasemos también para qué se emplea, cómo promueve la secreción de leche materna e identifiquemos sus efectos secundarios.

¿Qué es el cardo mariano?

El cardo mariano es un remedio herbolario proveniente de la planta del mismo nombre. Pertenece a la familia de las plantas, asteraceae, como también lo son el girasol, el diente de león, el cártamo, la equinácea y la lechuga.

Las igualmente conocidas como cardo de leche son flores moradas con pequeñas venas blancas, que se cree surgen de gotas de leche que supuestamente demarró la Virgen María sobre ellas.

Muchos afirman que su savia es rica en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias y antivirales.

¿Para qué sirve el Cardo Mariano?

El cardo mariano se emplea habitualmente como tratamiento para problemas de la vesícula biliar y del hígado, para estimular la producción de leche materna y la prevención y tratamiento del cáncer de pulmón, colon, piel, próstata, riñón y mama.

También se usa como antídoto contra mordeduras de serpientes y otros venenos que se hallan en el medio ambiente.

Su ingrediente activo es el silymarin, compuesto químico que se cree es muy efectivo para controlar la diabetes tipo 2 y bajar el colesterol.

Beneficios del cardo mariano

1. Promueve la salud de tu hígado

Uno de los beneficios más conocidos del cardo mariano es su capacidad para prevenir o revertir el daño hepático, por hígado graso, hepatitis, cáncer de hígado y excesiva y continuada ingesta de alcohol.

Estos beneficios están comprobados por estudios científicos que además suman el poder de la planta para mejorar la función y proteger al hígado de la anatoxina, toxina hallada en la tapa de algunos hongos que puede ser mortal. También favorece a reducir el daño hepático y la inflamación del órgano. (1)

Se sabe por exámenes emprendidos en ratones en 2016 que el silymarin actúa como antioxidante al contrarrestar los efectos de los radicales libres, lo que de acuerdo a científicos crea un efecto desintoxicante que hace de esta planta herbácea, una beneficiosa para el hígado.

Pese a estos resultados aún se emprenden investigaciones sobre el cardo mariano, para precisar cómo funciona y qué tanto puede ayudar a prolongar la vida de pacientes con daño hepático.

Aunque es un remedio muy recomendado como colaborador en el tratamiento de esta enfermedad, no se ha comprobado su efectividad para prevenirla, sobre todo si se tiene un estilo de vida de excesos o desorden.

Lee nuestra guía sobre las 16 señales de que tienes problemas en el hígado

2. Promueve la salud de la piel

Un estudio emprendido en ratones en 2015 concluyó que el cardo mariano suma propiedades antiinflamatorias que favorecen a la salud de la piel. (2)

Asimismo, una investigación en células de piel humana concluyó que la planta tiene cualidades antioxidantes y antivejez. (3)

Se cree que el cardo de leche favorece a reducir los brotes de acné por ser esta una condición crónica e inflamatoria de la piel, que puede agravarse por el estrés oxidativo del cuerpo.

También faltan más pruebas científicas para certificar este beneficio.

3. Ayuda a prevenir el deterioro cerebral asociado a la edad

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que funcionan como neuroprotectores del deterioro de la función cerebral, han sido empleadas por miles de años como un remedio tradicional para tratar el mal de Parkinson y el Alzheimer.

Pese a que la ciencia aún carece de evaluaciones al respecto, los investigadores de un estudio emprendido en 2015, concluyeron que la planta puede ayudar a mejorar la cognición y a tratar enfermedades degenerativas que afectan a la mente. (4)

4. Ayuda a reducir el colesterol

El colesterol elevado puede provocar problemas del corazón e incrementar el riesgo de sufrir un ataque cardiaco.

Un estudio de 2016 comprobó que el cardo mariano es muy efectivo para mantener bajos estos niveles. (5)

Lee nuestra guía sobre los 6 alimentos para reducir el Colesterol Malo o LDL 

5. Favorece a fortalecer tu sistema óseo

La osteoporosis es una enfermedad por la pérdida progresiva de tejido óseo. Se desarrolla paulatinamente hasta debilitar tanto a los huesos que se rompen por mínimas lesiones.

Experimentos con tubos de ensayo y en animales emprendidos en 2013, concluyeron que este remedido natural estimula la mineralización de los huesos, protegiéndolos del debilitamiento. (6)

6. Puede ser auxiliar para bajar niveles de azúcar en la sangre en diabéticos

Con base a resultados de estudios científicos en ratones, esta hierba tiene efectos similares a los de algunos medicamentos empleados en el control de los niveles de azúcar en la sangre y para mejorar la resistencia a la insulina. (7)

Se cree que sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes pueden reducir el riesgo de complicaciones de la diabetes, como daño renal.

Lee nuestra guía sobre como los plátanos afectan la diabetes y los niveles de azúcar en la sangre

7. Puede ser un auxiliar en el tratamiento del cáncer

Se comprobó que los alimentos ricos en antioxidantes suman efectos anticancerígenos y que favorecen la acción de la quimioterapia y a destruir algunos tipos de células cancerígenas.

Pese a ello, los estudios científicos emprendidos aún no dan los resultados que demanda la ciencia, para certificar la acción de la planta en el tratamiento contra el cáncer. (8)

8. Puede ayudar a incrementar la producción de leche materna

Uno de los efectos reportados con la ingesta del cardo mariano es el aumento de la producción de leche materna, por posiblemente el vínculo que tiene con la estimulación de la prolactina, hormona productora de leche.

9. Estimulante del sistema inmunológico

Un estudio en animales emprendido en 2016 demostró que el cardo de leche fortalece el sistema inmunológico y mejora su respuesta ante agentes infecciosos. (9)

Efectos secundarios del cardo mariano

No se descarta que dosis muy altas y sostenidas por mucho tiempo de la sustancia hallada en el cardo mariano, cause diarrea, vómito o inflamación, en un pequeño porcentaje de la población.

La ingesta del cardo de leche ¿es segura?

Sí. Sin embargo, hombres y mujeres son más vulnerables a sus efectos adversos. Por ello se consultará obligatoriamente a un médico antes de tomar cualquier suplemento de la planta.

Estas personas son:

Diabéticos. Las propiedades de esta hierba para reducir los niveles de azúcar en la sangre pueden poner en riesgo a personas diabéticas, que manifiesten niveles de azúcar en sangre muy bajos.

Alérgicas a la planta. El cardo mariano puede provocar alergia en personas susceptibles a reacciones alérgicas a las plantas de la familia, asteraceael compositae.

Embarazadas. No hay evidencia que garantice la seguridad de esta planta en mujeres en gestación. Se recomienda no tomarla en ninguna forma si hay riesgo o confirmación de embarazo.

Personas con puntuales condiciones. No se descarta que la planta tenga efectos a nivel de los estrógenos, por lo que se recomienda que personas con sensibilidad hormonal y con riesgo de contraer cáncer de seno, eviten su ingesta.

Debido a que los suplementos alimenticios no están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), como sí lo están los fármacos, es muy importante adquirirlos con distribuidores seguros y de buena reputación.

Consultarás con el médico antes de iniciar un tratamiento con el cardo mariano o cualquier medicina comercial, para evitar interacciones medicamentosas, sobre todo aquellas personas que reciben tratamiento para afecciones del hígado.

Cómo tomar el cardo mariano

La planta normalmente se consume en cápsulas, tabletas en forma de suplemento alimenticio y en té, este último con agradable sabor. También en semillas enteras o en polvo que se pueden añadir a platos o licuados y en extracto líquido, la dosis más potente de todas.

La dosificación ideal es de 100 a 250 mg por día. Una mayor podría provocar náuseas, dolores de estómago, de cabeza o irritación cutánea.

Recetas con cardo mariano

Licuado de plátano y avena

  • Hielo
  • 1 plátano
  • ½ taza de hojuelas de avena
  • 1 taza de leche de almendras
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de polvo de proteína de cáñamo
  • 1 cucharadita de semillas de cardo mariano molidas

Mezcla los ingredientes en una licuadora. Las semillas deben estar pulverizadas antes de añadirlas a la taza. Sirve y disfruta.

Para los licuados también se recomienda remojar las semillas en agua durante la noche y luego añadir a este contenido frutos de bosque picados y un poco de jugo de limón.

Té de cardo mariano con jengibre y limón

Ingredientes

  • 2 tazas de agua
  • 1 limón entero cortado en rodajas
  • ½ cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de cardo mariano deshidratado

El té suma efectos antiinflamatorios, desintoxicantes y estimulantes del sistema inmunológico.

Hierve dos tazas de agua y apaga el fuego al alcanzar la ebullición. Agrega los ingredientes. Deja que se fusionen por  5 o 10 minutos. Si gustas, añade un poco de miel para endulzar.

Abajo un video de otra versión de la infusión de Cardo Mariano:

Las semillas pulverizadas se pueden espolvorear sobre ensaladas, hamburguesas, jugos o licuados.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan qué es, para qué sirve, beneficios, efectos secundarios y recetas del cardo mariano.

 

Ver También:

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here