5 formas de evitar molestias después de una cirugía de vesícula biliar

 

Si te acaban de quitar la vesícula, debes cuidar tu dieta mucho después de la cirugía. Esto te puede ayudar a ajustarte a los cambios de tu digestión con pocas molestias.

La cirugía de la vesícula biliar o colecistectomía, resuelve el problema de las piedras en la vesícula. Entre más edad más común es este problema. Se hacen cientos de miles de colecistectomías cada año.

La vesícula biliar se localiza por debajo del hígado y se ocupa de concentrar, almacenar y excretar bilis, la cual es sintetizada por el hígado. Los trastornos de la vesícula biliar afectan a millones de individuos cada año pudiendo provocar incluso la muerte cuando se desencadena una pancreatitis (inflamación del páncreas). En la vesícula se pueden formar cálculos biliares y será necesaria una cirugía para su extirpación.

La bilis es producida en el hígado y almacenada en la vesícula biliar, es utilizada para digerir las grasas. Sin embargo, luego de la cirugía, el hígado sigue secretando la bilis, pero ya no tendrá donde almacenarse. Es por esto que puedes presentar problemas con ciertos alimentos, especialmente con aquellos ricos en grasas.

Aquí están los 5 consejos para evitar las molestias después de una cirugía de extirpación de vesícula:

1.- Incorpora alimentos a tu dieta gradualmente:

Durante los primeros días luego de la cirugía debes seguir un régimen líquido, el que consistirá en sopas (sin aceite o grasas), infusiones, gelatina y agua. Después incorporas alimentos sólidos gradualmente hasta lograr la consistencia habitual de tu dieta.

Lee cómo debe ser tu dieta después de una cirugía de vesícula

2.- Elige alimentos con bajo contenido de grasas y en porciones pequeñas:

Debes evitar los alimentos ricos en grasas tales como frituras, carnes con grasas, cremas, mayonesa, etc. También, te recomiendo que fracciones tu alimentación diaria, es decir, come varias veces al día (6 a 8 veces) en pequeñas cantidades.

3.- Evita malestares:

Además de las grasas debes evitar otro tipo de alimentos que pueden producir malestar como dolor, hinchazón e incluso diarrea. Para no presentar estas molestias gastrointestinales excluye los alimentos grasos, meteorizantes e irritantes:

Papas fritas y papas fritas francés.

Lácteos altos en grasa, tales como queso, helados, crema y leche entera.

Manteca / mantequilla.

Sopas cremosas y salsas.

Piel de pollo o pavo.

Comida picante

Coliflor, brócoli y legumbres.

4.- Reintroduce los alimentos ricos en fibra paulatinamente:

Debido a que los alimentos ricos en fibra pueden causarte gases, debes introducirlos de a poco según tu tolerancia a ellos.

  • Pan de grano entero.
  • Cereales integrales.
  • Semillas.

5.- Mantén un diario de lo que comes:

Es una buena idea que anotes que alimentos vas incorporando a tu dieta, así te será más fácil determinar cuál te ocasiona malestares y de esta manera evitarlos por un tiempo o consumirlo en menor cantidad.

Otros consejos para evitar molestias

Luego de un mes de la cirugía puedes volver a tu dieta habitual. Sin embargo, habla con tu médico si experimentas estos síntomas: dolor abdominal persistente, náuseas o vómitos severos, ictericia, incapacidad de eliminar gases por más de tres días después de la cirugía o diarrea que dura más de tres días después de la cirugía.

Comienza tu alimentación con un régimen líquido y evoluciona a una alimentación solida paulatinamente. Recuerda que debes mantener un régimen bajo en grasas por un mes post cirugía. Los alimentos ricos en fibra, meteorizantes o irritando debes introducirlo de apoco según la tolerancia que presentes a ellos.

¡Comenta este artículo y realiza tus consultas si tienes alguna duda!

VESICULA-BILIAR-2

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here