Cómo bajar la proteína en la orina – qué comer y qué alimentos evitar

 

Tener altos niveles de proteína en la orina es la principal señal de que tus riñones están fallando, lo que puede llevarte a padecer enfermedad renal crónica y daño irreversible en estos órganos.

Para evitarlo, la alimentación es clave. Si tus riñones están en fase 1 o 2 de falla, ¡todavía puedes recuperarlos!

La enfermedad renal

La insuficiencia renal o enfermedad renal crónica (ERC) es un trastorno con varias etapas que se caracteriza por una pérdida progresiva de la capacidad de filtrado glomerular de los riñones.

Esta condición va limitando la capacidad de estos órganos para concentrar la orina, eliminar los desechos y conservar los electrolitos en el torrente sanguíneo.

¿Qué es la proteinuria?

El alto nivel de proteína en la orina, también conocido como proteinuria, es uno de los factores de riesgo de la enfermedad renal.

La proteinuria es una concentración de proteínas en la orina por encima de los niveles normales, debido a fallas de filtración en los riñones. Puede causar orina con espuma, pérdida de apetito, retención de líquidos e hipertensión arterial.

Para reducir la proteinuria, lo primero que debes hacer es reducir el consumo de proteínas. En Estados Unidos, la ingesta recomendada es de 0,8 gramos de proteínas por cada kilo de peso, un promedio de 68 gramos al día. Mantén tu consumo por debajo de ese nivel.

Bajar el consumo de sal y controlar la hipertensión son otras formas de bajar los niveles de proteína y disminuir el desarrollo de enfermedad renal.

Otros factores de riesgo de Insuficiencia Renal Crónica 

1. Alta presión arterial

El incremento de la presión arterial también afecta el funcionamiento renal. En este caso, lo recomendado es bajar el consumo de sodio y sal con una ingesta inferior a 1.500 mg por día, incluyendo no solo la sal sino los componentes de alimentos procesados.

Si maximizas el consumo de alimentos frescos y cocinas en casa, puedes mantener esta variable bajo control con relativa facilidad.

Lee nuestra guía sobre cómo medir la presión arterial de forma correcta

2. Hiperglucemia

El alto nivel de glucosa en la sangre es otro factor de riesgo relacionado con la ERC, particularmente crítico en el caso de las personas diabéticas.

La principal medida dietética a tomar en este caso es reducir la ingesta de carbohidratos, priorizando alimentos bajos en azúcar y con mucha fibra.

3. Dislipidemia

También llamada dislipemia, esta condición es un trastorno en el metabolismo de los lípidos y se caracteriza por altos niveles de colesterol total, grasas LDL (colesterol malo) y triglicéridos, en la sangre.

Para controlarla debes reducir el consumo de grasas animales, saturadas, hidrogenadas y trans, mientras se prioriza la ingesta de grasas saludables, comiendo pescado rico en ácidos grasos omega-3, aguacate, semillas, nueces y aceitunas.

4. Inflamación crónica

La inflamación crónica es una forma que tienen de manifestarse varias enfermedades, incluyendo las renales y las cardiovasculares.

La inflamación crónica también ha sido relacionada con los regímenes alimenticios ricos en grasas saturadas, grasas trans, azúcar refinada y alimentos procesados. Para disminuir este riesgo, limita el consumo de los alimentos mencionados.

En general hay que asegurar una adecuada ingesta de vitaminas, minerales y oligoelementos, recurriendo a la suplementación cuando la dieta diaria no garantice las cantidades mínimas necesarias de estos nutrientes.

Cómo bajar la proteína en la orina – Cambios dietéticos y de estilo de vida

 

Para evitar la proteinuria o proteína en la orina y el posible desarrollo de enfermedad renal crónica, toma estas recomendaciones:

1. Agrega fibra a tu dieta

Agrega a tu dieta suficiente fibra, consume granos y cereales integrales, así como frutas y verduras fibrosas.

2. Evita los lácteos

Limita la ingesta de productos lácteos muy grasosos, como leche entera, quesos cremosos, postres congelados y helados.

3. Evita las carnes rojas

Reduce el consumo de carnes rojas. Trata de priorizar otras fuentes de proteínas como pescados, mariscos, moluscos y aves de corral. Cocina a la plancha, a la parrilla o en el horno, y evita las frituras.

4. Evita el sodio

Limita el consumo de sodio a 1.500 mg diarios y el de alcohol a una bebida al día y a dos en ocasiones especiales.

5. Limita tus calorías

Ajusta tu ingesta calórica para alcanzar un saludable rango de peso.

¿Qué otros síntomas iniciales produce la insuficiencia renal crónica?

Las etapas 1 y 2 de la enfermedad renal crónica pueden ser asintomáticas o manifestar muy pocos síntomas, por lo que debes estar atento a cambios en tus parámetros de sangre u orina y consultar a tu médico en caso de presentar algún signo de proteinuria.

¿Es común la insuficiencia renal crónica en México y Latinoamérica?

Actualmente en México hay más de 8 millones de personas que padecen de insuficiencia renal, de las cuales más de 100 mil requieren dializarse por estar en etapa 5 de la enfermedad, con riñones paralizados.

Trasplante de riñón para el tratamientos de la la insuficiencia renal crónica

El trasplante de riñón es una opción a la que pocos pueden acudir, de hecho, en México se hacen solo un poco más de 800 trasplantes al año.

Muchas de estas personas lamentablemente no actuaron a tiempo, cuando su enfermedad renal crónica estaba en fase temprana. Recuerda hacerte exámenes de laboratorio de orina y mantener controlados tus niveles de proteínas. Evita convertirte en paciente renal.

Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales, coméntanos tu experiencia o si tienes dudas sobre el tema.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here