Cómo Curar Las Hemorroides de Forma Natural

Existe mucho tabú en la sociedad para hablar sobre las hemorroides con un doctor, a pesar de que son un padecimiento muy común entre los adultos.

Si sufres hemorroides, es indispensable iniciar un tratamiento para aliviarlas ya que los síntomas son muy dolorosos y pueden empeorar hasta necesitar una operación quirúrgica.  

Las hemorroides se presentan en las venas encargadas de distribuir sangre en las vestiduras del recto. Lo que conocemos como hemorroides son los problemas causados por la inflamación de estas venas.  

Las hemorroides pueden ser causadas por irritación al evacuar, ya sea por tener heces muy sólidas o por diarrea continua. También el estilo de vida sedentaria y el estar parado o sentado por largos períodos de tiempo puede contribuir a la inflamación de las venas. (1) 

Cómo Curar las Hemorroides 

Existen muchas formas de prevenir y eliminar las hemorroides como remedios naturales, tratamientos médicos, quirúrgicos y suplementos que pueden ayudarte a desaparecer las hemorroides. 

Además, te comentamos algunos cambios que puedes implementar en tu rutina diaria para fomentar la salud en tu área rectal y evitar la aparición de hemorroides.

Lee nuestra guía sobre los 30 mejores alimentos para aliviar el estreñimiento

1. Mejora tus Hábitos para ir al Baño  

Evita el estreñimiento 

Cuando estás estreñido aumentas la inflamación y dolor a la hora de ir al baño debido a sobreesfuerzo que debes hacer para evacuar.

Para evitarlo, debes tomar muchos líquidos, consumir alimentos que tengan altos niveles de fibra y realizar actividades físicas regularmente para mantener tu intestino trabajando.

Además, se recomienda que no aguantes por mucho tiempo las ganas de ir al baño. Si esperas demasiado, las heces se endurecen y esto hará que realices mucho esfuerzo al evacuar.

Recuerda no hacer esfuerzos en el baño y tomar tu tiempo enfocado en evacuar, sin distracciones como libros o el celular que pueden hacer que tardes tiempo extra en ir al baño.(2) 

Cuida tu limpieza 

Al no tener una limpieza adecuada después de ir al baño puedes dejar rastros de heces que pueden empeorar los padecimientos de las hemorroides.

Sin embargo, no se recomienda que te limpies demasiado o que uses jabones hechos con químicos corrosivos, perfumes o alcohol. En vez de esto, limpia con agua corriente normal la zona anal para después limpiar con un trapo húmedo.

Una de las mejores formas de tratamiento para las hemorroides son los baños de asiento. Estos se realizan sentándose en agua tibia durante por lo menos 10 minutos durante dos veces al día.

Son recomendados para pacientes que presentan síntomas de picazón anal, ardor o dolor.

2. Cambios en la Dieta

 

Toma muchos líquidos 

Unas de las causas principales del estreñimiento es la falta de líquidos en el organismo. Tu cuerpo requiere de grandes cantidades de agua para digerir la fibra sin problemas a través de tu tracto digestivo.

Un estudio publicado en la Revista Europea de Nutrición Clínica demostró que la pérdida de líquidos o la restricción de estos pueden provocar estreñimiento. 

Beber las cantidades correctas de agua al día te ayudará a evitar y eliminar el estreñimiento, lo cual a su vez te permitirá deshacerte de las hemorroides. Se recomienda el consumo de un vaso de agua en cada comida o bocadillo. (3) 

Consume más fibra

La fibra te ayuda a tener heces más suaves. Consumir alimentos con altos niveles de fibra puede prevenir el estreñimiento y ayudarte a eliminar las hemorroides.  

La recomendación diaria de fibra es de alrededor de 35 gramos al día. Los alimentos ricos en fibra son las lentejas, semillas de lino, nueces, quinoa, chía, bayas, aguacates, higos, calabaza, coles de Bruselas y frijoles.  

En diferentes estudios un alto consumo de fibra redujo los síntomas comunes, como el sangrado, en casi la mitad de los pacientes. (4) 

Lee nuestra guía sobre los 50 alimentos más ricos en fibra

Disminuye el consumo de comidas picantes y bebidas alcohólicas 

El abuso del alcohol te deshidrata y daña tu sistema digestivo, incrementando los síntomas negativos de las hemorroides.

Las comidas con mucho picante o condimentos también pueden empeorar los síntomas de las hemorroides.

Aunque los datos no son muy consistentes, es mejor prevenir o limitar el consumo de estos alimentos. (5) 

Come alimentos fermentados 

Alimentos fermentados tales como el kimchi, kéfir, o el yogurt crudo pueden proporcionarle a tu sistema digestivo las bacterias saludables necesarias para ayudar tus evacuaciones. 

Existen diferentes estudios que comprueban la efectividad de los probióticos y alimentos fermentados para mejorar la salud de tu tracto intestinal, ya que mejoran y sintetizan el uso correcto de nutrientes. Además, modifican el pH de tu intestino y ayudan a la digestión. (6) 

Lee nuestra guía sobre como  Prevenir Las Hemorroides

3. Aprovecha los Beneficios de los Aceites Esenciales  

El helichrysum 

El aceite esencial a base de helichrysum puede aumentar la producción de jugos gástricos necesarios para digerir los alimentos y prevenir diferentes problemas digestivos.  

También puede usarse como un agente antiinflamatorio al aplicarse tópicamente. El modo de uso es sencillo, solo coloca tres gotas de la fórmula en la parte con la inflamación o en el abdomen. (7) 

Aceite de ciprés 

Este aceite esencial promueve la coagulación de tu sangre y evita el exceso de flujo sanguíneo. Esto debido a sus cualidades astringentes y hemostáticas. Este aceite también puede apretar los tejidos y contraer los vasos sanguíneos.  

El ciprés también se conoce como una gran ayuda para reducir la ansiedad, lo que puede evitar el estreñimiento en algunos casos.

Con solo 4 gotas de ciprés aplicado con un algodón en el área afectada será suficiente para eliminar los síntomas. (8) 

Lee nuestra guía sobre como hacer una Crema Casera Para Quitar las Hemorroides

4. Toma Suplementos 

Ruscus aculeatus 

El ruscus es un pequeño arbusto originario de Europa. Puede ayudar a prevenir la irritación e inflamación de las hemorroides.  

En un estudio hecho en Alemania durante el 2002, se encontró evidencia de la efectividad del ruscus para el tratamiento de insuficiencia venosa crónica. En esta afección el flujo de sangre por las venas es ineficiente, provocando coágulos de sangre, de forma similar a las hemorroides.  (9) 

El castaño de indias 

A este suplemento se le usa como remedio herbal en el tratamiento de la inflamación y mejora del flujo sanguíneo.  

La revista Revisión de Medicina Alternativa publico una investigación en la cual se demostraba que el castaño de indias mejoraba la microcirculación, el tono vascular y el flujo capilar, factores importantes que ayudan en la eliminación de las hemorroides. (10) 

Pycnogenol 

El uso tópico y oral de pycnogenol ayuda a curar las hemorroides agudas.

En un estudio publicado en la revista internacional Phytotherapy Research, se investigó la efectividad del pycnogenol en 84 pacientes aleatorios que sufrieron ataques hemorroidales agudos.  

Durante los siguientes dos días se monitorearon los signos y síntomas de los pacientes. Se notó que los síntomas mejoraban significativamente en el grupo de pacientes que fueron tratados con el suplemento pycnogenol en comparación del grupo que recibió placebo. (11) 

Cáscara de Psyllium 

Podrás conseguir este suplemento en su presentación en polvo. Es una fuente natural de fibra 100% pura.

Resultados en estudios indican que las fibras vegetales como la cáscara de psyllium pueden ayudarte a evitar el estreñimiento y la frecuencia de hemorragias durante las evacuaciones. Cuando tomes este suplemento, asegúrate de consumir suficiente agua. 

En la revista Enfermedades y Ciencias Digestivas se publicó un estudio realizado en animales durante el 2011. En él, se encontró que la cáscara de psyllium estimula el intestino y tiene un efecto laxante en ratones.

Al suministrar dosis más altas se producen efectos antidiarreicos y antisecretores. (12) 

Hamamelis 

El hamamelis es una planta usada como remedio natural para tratar las hemorroides por diferentes tribus indias de Estados Unidos.

Se le atribuyen propiedades astringentes, curativas y antioxidantes. La aplicación tópica puede ayudarte a desinflamar y disminuir el dolor de las hemorroides.  

Lee nuestra guía sobre Los Mejores Medicamentos Para Las Hemorroides

¿Qué son las Hemorroides? 

Todos contamos con hemorroides. Las hemorroides son almohadillas de tejido submucoso llenas de vasos sanguíneos ubicadas en el recto y justo detrás del ano. Ayudan a controlar el movimiento intestinal junto con el esfínter anal. 

Cuando se dice que una persona sufre de hemorroides, lo que significa es que estas hemorroides sufren de inflamación.

Los síntomas comunes de este padecimiento son secreción mucosa, picazón, ardor y hemorragia. El sangrado se debe a la irritación provocada por heces duras durante la evacuación, las cuales dañan las paredes de los vasos sanguíneos de las hemorroides.  

Existen dos tipos básicos de hemorroides: externas e internas. De estas dos, las más comunes son las hemorroides internas.

Las hemorroides externas tienden a ser más dolorosas, sobre todo al sentarse, debido a que aparecen como un bulto alrededor del tejido externo del ano. Los sangrados ocurren con mayor frecuencia en las hemorroides externas inflamadas. 

En algunos casos las hemorroides internas inflamadas pueden llegar a salirse del ano. Estas se pueden ver como bultos suaves de tejido.

A estas hemorroides protuberantes se les llaman prolapsos. El tamaño de las hemorroides con prolapso puede hacer que el sentarse sea muy incómodo y doloroso. (13) 

Lee nuestra guía sobre Por Que Se Producen Las Hemorroides

Clasificación de las Hemorroides 

Las hemorroides se dividen en 4 diferentes grados dependiendo de su gravedad: 

Grado 1 

Hemorroides que se encuentran levemente inflamadas y que no pueden verse por fuera del ano. 

Grado 2 

Estás hemorroides tienen un tamaño mayor que en ocasiones pueden salir del ano al evacuar o hacer esfuerzos, pero regresan a su posición por sí solas después.  

Lee nuestra guía sobre los Remedios Caseros para las Hemorroides Externas

Grado 3 

Hemorroides que sufren y se salen del ano al evacuar o realizar una actividad física, pero que no regresan a su posición por sí solas. En este grado las hemorroides deben ser empujadas adentro del ano. 

Lee nuestra guía sobre los Hemorroides Externas

Grado 4 

En este grado las hemorroides siempre se encuentran fuera del ano y no pueden ser empujadas a su posición original.

Parte del revestimiento anal se puede caer junto a las hemorroides desde el recto inferior hasta fuera del ano, en lo que es conocido como prolapso rectal. 

Lee nuestra guía sobre los Hemorroides Sangrantes

Síntomas de las Hemorroides 

Uno de los síntomas más comunes de las hemorroides son los sangrados anales. Además, las quejas comunes de los pacientes con hemorroides son la sensación de una masa perianal sobresaliente del ano y secreciones de mucosa anales. 

Otros síntomas comunes son: 

  • Rastros de sangre en la piel o en la materia fecal después de ir al baño. 
  • Protrusión de tejidos durante las evacuaciones.
  • Comezón e irritación alrededor del ano.
  • Bultos de tejidos sensibles en el ano.
  • Evacuaciones dolorosas.
  • Fuga fecal.

Existe un tipo de hemorroides de grado 4 llamadas hemorroides trombosadas. Por lo regular suceden con las hemorroides externas que no cuentan con un flujo sanguíneo ya que la vena que los conecta tiene un coágulo de sangre (trombosis).  

En la mayoría de los casos estos coágulos de sangre responsables de las hemorroides trombosadas desaparecen después de tres semanas.

En la mayoría de las personas las hemorroides desaparecen cuando se sigue un régimen alimenticio correcto y una buena higiene. Además de cumplir los tratamientos o métodos recomendados por tu médico.

Lee nuestra guía sobre los  Síntomas de las Hemorroides

¿Cuánto Tiempo Duran las Hemorroides? 

Por lo regular, los síntomas de las hemorroides desaparecen después de 3 o 4 días, pero en algunos casos pueden reaparecer y necesitar cirugía para eliminarse.

Si sufres de los síntomas de las hemorroides por más de dos semanas aún después de haber usado tratamientos caseros naturales, será necesario que acudas con el médico.  

Si sufres de hemorroides frecuentes, puedes recurrir a una intervención quirúrgica para eliminar las hemorroides tanto internas como externas. 

Existen otros trastornos anorrectales que pueden causar síntomas parecidos a las hemorroides: enfermedades dermatológicas como fístulas y abscesos, fisuras, diverticulitis, y enfermedades de transmisión sexual como verrugas o el Sida, además de enfermedades e infecciones inflamatorias, como las úlceras.  

Causas de las Hemorroides

Investigadores creen que la desintegración de los tejidos que soportan los cojines anales es una de las razones principales del desarrollo de las hemorroides.

Los factores comunes que contribuyen al desarrollo de hemorroides son: 

  • El uso continuo de laxantes o enemas que provocan un deterioro intestinal.
  • Levantar objetos pesados por largos períodos de tiempo.
  • Pasar mucho tiempo sentado en el inodoro.
  • Diarrea crónica o estreñimiento.
  • El embarazo, debido al aumento de la presión intraabdominal o durante el parto debido al esfuerzo que se realiza.
  • Herencia.
  • El envejecimiento, por el envejecimiento de la piel y los tejidos.
  • El sobrepeso.

Tu dieta también puede afectar el desarrollo de hemorroides. Una dieta baja en fibra, alto consumo de picante o bebidas alcohólicas son los factores más comunes. Sin embargo, las investigaciones no brindan pruebas consistentes de esto.  

Otro dato publicado demuestra que las personas caucásicas de clase socioeconómica media sufren de hemorroides con mayor frecuencia. Pero estos datos no están completos ya que solo toman en cuenta a personas que buscan atención médica para tratar las hemorroides. (15) 

Tratamiento Convencional de las Hemorroides 

Cuando visites a tu médico por problemas de hemorroides, deberá revisar tu ano para encontrar alguna inflamación y ver si las hemorroides son internas o externas.

Basándose en la gravedad de tus síntomas, tu doctor realizará un examen médico para determinar un diagnóstico. 

Es común que tu médico realice un examen rectal digital al comienzo. En esta prueba se inserta suavemente un dedo en el ano previamente lubricado y usando guantes.

El objetivo es sentir el interior de tu canal rectal con movimientos circulares, permitiendo examinar los músculos del esfínter y la textura de las membranas alrededor del ano. 

Si tu médico cree haber encontrado hemorroides inflamadas, su siguiente acción será realizar una proctoscopia. En ella, se te insertará un tubo corto con luz y lentes que examinarán las membranas que recubren el recto.

Tu doctor buscará la existencia de hemorroides agrandadas y verificará su tamaño.  

Es normal sentir temor debido al desconocimiento de estas pruebas, pero en realidad por lo general no duelen y ayudan a tu médico entender el tratamiento adecuado para ti. 

Los tratamientos más usados para aliviar los síntomas de las hemorroides incluyen la intervención, cremas para hemorroides y suplementos con fibra.

Entre los tratamientos médicos podrás encontrar la coagulación infrarroja, la escleroterapia y la ligadura con bandas de goma. 

Lee nuestra guía sobre los Cremas Para Las Hemorroides

Ligadura con Banda de Goma 

Con este procedimiento eliminas las hemorroides apretándolas con una banda de goma elástica.

Tu médico inserta una herramienta conocida como el ligador de bandas por medio de un tubo dentro del canal anal. Luego las hemorroides son tomadas con unas pinzas y se suelta una banda elástica en la base de las hemorroides.

Esta banda cortará el suministro de sangre creando necrosis en la hemorroide. 

Un estudio publicado en la revista Cirugía Digestiva en el año 2000 demostró que el método de ligadura con banda de goma es muy seguro, además de útil y efectivo para el tratamiento de hemorroides de segundo y tercer grado.

También se encontró que se puede usar en hemorroides de cuarto grado, pero en conjunto con tratamientos adicionales. Presenta una tasa mayor de recurrencia en comparación a otros métodos, como la cirugía. (16) 

Cirugía de Hemorroides 

La cirugía para eliminar las hemorroides sigue siendo una opción para los pacientes que padecen de complicaciones agudas o como última alternativa para aquellos que no obtuvieron resultados con otros tratamientos.  

Conocida también como hemorroidectomía, la cirugía de hemorroides consiste en extirpar las hemorroides o coágulos con una incisión. El periodo de recuperación varía, pero se encuentra alrededor de 3 semanas. 

Quizás una cirugía de hemorroides suene amenazadora, pero es un procedimiento menor después del cual puedes ser dado de alta el mismo día. 

Lee nuestra guía sobre las Cirujías De Las Hemorroides

Escleroterapia 

Este procedimiento consiste en la inyección de una sustancia química (esclerosante) o de solución salina en una vena determinada para secarla y eliminarla. Este tratamiento es usado regularmente para eliminar las várices.

El esclerosante daña el revestimiento interno del vaso sanguíneo, lo que produce un coágulo que bloquea la circulación de sangre por la vena. Después de un tiempo, la vena cicatriza y se desvanece.

Más de 338 instituciones médicas en Japón realizaron una prueba de escleroterapia con sulfato de aluminio y ácido tánico durante el 2010. Al inyectarse este compuesto en hemorroides de grado 2 a 4 en más de 3.500 pacientes, el 98% registro mejoras en menos de un mes.

También se encontró una baja tasa de recurrencia de las hemorroides, de solo el 18%, después de 2 años de haber tenido el tratamiento. Los efectos secundarios fueron leves, incluyendo presión arterial baja, pirexia, dolor perineal y úlceras rectales. (17) 

Coagulación Infrarroja 

Este método se usa para el tratamiento de las hemorroides internas. Para realizarlo, tu médico usará un dispositivo que emite un rayo de luz infrarroja intenso que causa cicatrices y corta el flujo de sangre hacia las hemorroides. 

Cuando las hemorroides mueren, una cicatriz se forma justo debajo del recto inferior en el canal anal. Este tejido cicatricial mantendrá las venas en su lugar para que no se abulten. 

Un estudio realizado en el 2003 comparó la efectividad y las molestias provocadas por la ligadura con banda de goma y el método de coagulación infrarroja. (18)  

La investigación encontró que el grupo de pacientes que recibió la ligadura de banda sufrieron más dolor durante la primera semana después de la operación.

De igual forma, el dolor durante las evacuaciones fue más intenso en aquellos que tuvieron la operación con ligadura de bandas. 

La conclusión de la investigación fue que el tratamiento de ligadura con bandas es más efectivo para controlar los síntomas y eliminar las hemorroides.

Sin embargo, fue más dolorosa y provocó más incomodidad para los pacientes. Toma en cuenta estos puntos a la hora de elegir el método adecuado para eliminar tus hemorroides. 

Estadísticas de las Hemorroides 

Durante el 2004, diferentes Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos reportaron una conexión de las hemorroides con 2 millones de prescripciones, más de 3 millones de atención médica ambulatoria y 300.000 hospitalizaciones. 

Tan solo en Estados Unidos, el 13% de la población adulta sufre de hemorroides. Aproximadamente 20 millones de personas. 

El desarrollo de hemorroides es más común en las edades de 45 a 65 años. Los casos en que las personas menores de 20 años padecen de hemorroides son muy raros. 

Precauciones con los Remedios 

La preocupación más grande de las hemorroides es que pueda aumentar el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Sin embargo, esto no está comprobado aunque ambas enfermedades compartan los mismos síntomas. Por esta razón es muy importante mencionar cualquier síntoma de hemorroides a tu médico.  

Aun cuando tus hemorroides se curen por completo, puedes descartar cualquier otra causa de hemorragia rectal con una colonoscopia.

La Sociedad Americana de Cirujanos de Colon y Rectales (ASCRS) recomienda que realices por lo menos una colonoscopia después de pasar los 50 años de edad. (19 

¿Cuándo Acudir con tu Doctor? 

En algunos casos los síntomas comunes de las hemorroides pueden ser el indicio de otros serios problemas como el cáncer de colon o recto.

Habla con tu médico si presentas los siguientes síntomas: 

  • Si se desarrolla una protuberancia o bulto cerca del ano sin sensibilidad y que no desaparece.
  • Sufres de un prolapso que dura más de una semana sin regresar a su posición natural.
  • Si los dolores persisten después de tomar tratamientos caseros.
  • Cualquier bulto dentro del ano crece o se vuelve más doloroso.
  • Evacuaciones de color alquitrán o negros.
  • El dolor y la inflamación son muy fuertes.

Ahora ya conoces los diferentes tipos de tratamiento para las hemorroides, un padecimiento común que tiene solución y alivio. Si te gusto este artículo compártelo con tus amigos en redes sociales. 

No olvides dejar tus comentarios, dudas y sugerencias, estaremos atentos a leer tus opiniones.

Ver También: