Cómo identificar los lunares peligrosos con estos 6 pasos

Las formas más efectivas para identificar los lunares peligrosos son: observar cambios en el tamaño de éstos, observar bordes, cambios de color, cambio en el tamaño, antecedentes familiares, son algunas de las señales por las cuales debemos acudir  de inmediato al médico.

Tener lunares en el cuerpo es totalmente normal,  hasta es algo característico de la piel, tener uno o más de éstos, sin embargo, algunos de ellos pueden ser signo de que se ha desarrollado melanoma, uno de los tipos de cáncer de piel más agresivos. Hay ciertos factores que pueden propiciar la aparición de lunares peligrosos, algunos de ellos son:

  • Broncearse en exceso
  • Uso de camas solares para broncearse
  • Vivir en ambientes calurosos, y no proteger la piel con filtro o protector solar
  • Antecedentes familiares de cáncer

Con la simple observación de éstos y conociendo ciertas pautas, se podrá identificarlos, el cuerpo dará ciertos signos y señales, que sin duda, harán que podamos saber cuándo acudir al dermatólogo de inmediato.

1.- Observa el color que tenga:

Sin duda, es una de las maneras más efectivas para identificar si los lunares que se tienen son lunares peligrosos, ya que, normalmente los lunares que tenemos en el cuerpo, no cambian de color, es decir tienen una pigmentación uniforme, lo que en cambio, si en ciertos lunares se descubre que posee diferentes colores o bien, presenta solo un color como beige, azul, rojo, incluso blanco, será bueno acudir de inmediato a un chequeo médico, para descartar que se trate de un lunar maligno.

lunar-varios-colores

2.- Si cambian de tamaño:

Otras de las formas para poder identificar los lunares peligrosos, es observar si éste o éstos, cambian de tamaño, ya que si esto sucede, es una señal de que algo no está bien. Hay que recordar que los lunares sanos o normales nunca cambian de tamaño, y por lo regular son pequeños. Si notas que los lunares que tienes cambian de forma o tamaño, o si son irregulares, es decir, que una mitad es diferente a la otra, o hasta llegan a tener diferente color en cada una delas mitades, es signo de que hay un problema y éste puede ser grave.

lunar-crece-de-tamaño

3.- Observa los bordes que tienen:

Esto, es muy importante, ya que, los lunares normales, tienen un borde neto, claro, y una de las señales que se pueden observar en los lunares peligrosos, es que éstos, tienen bordes salientes, y entrantes, es decir, pueden ser ásperos, irregulares, no se notarán definidos.

lunar-sin-bordes

4.- Si no dejan de crecer

Generalmente, los lunares que se tienen tienden a crecer lentamente durante las primeras etapas de vida, y hasta la adultez se detiene este crecimiento, sin embargo, en los lunares peligrosos, éstos pueden ir creciendo de forma rápida. Lo cual, con la simple observación, se podrá concluir que es hora de ir al dermatólogo.

5.- Observa el diámetro:

Los lunares normales, son muy pequeños, no más de tres milímetros, si son lunares peligrosos, la forma de identificarlos será, observar si éstos son de más de 6mm en su diámetro. Pero esto significaría que ya están desarrollados, por ello, si se identifican a tiempo éstos puede estar pequeños.

lunar-grande

6.- Si cambia de aspecto

Si notas que con el paso del tiempo. Estos van cambiando de aspecto, se siente comezón, picazón, o incluso sangran, se puede tratar de lunares peligrosos.

Si se observa cambios en los lunares que se tienen de los puntos que se han mencionado, por mínimo que sea el cambio, es necesario, que se acuda de inmediato con el médico o dermatólogo, para poder recibir la orientación y tratamiento adecuado, hacer uso de remedios, u otras maneras para tratar de eliminarlos puede poner en riesgo la salud. Esto debe ser tratado por un especialista.

 lunares-peligrosos

Puntos importantes de los lunares:

Tener lunares en el cuerpo es normal. Estos son crecimientos en la piel, y se encuentran en diferentes partes, en cara, manos, brazos, espalda, etc. Éstos son muy comunes, y la mayoría de las personas tienen entre 10 y 40 lunares, hasta los 40 años éstos se pueden seguir desarrollando y apareciendo, incluso algunos de los que se tienen puede ir desapareciendo con el envejecimiento.

Los colores pueden variar dependiendo el tipo de piel y raza. Pueden ser de color rosado, marrón, moreno,  su forma es redonda u ovalada, puede ser plana y/o elevada.  Se dice que una de cada diez personas, puede tener un lunar poco común, es decir, que tiene un aspecto distinto, al resto de los lunares comunes. A esto, se denomina nevo displásico, y existe un riesgo y mayor probabilidad de que estos lunares peligrosos se conviertan en melanoma.

Ver también:

¿Lunares peligrosos = cáncer?

 Generalmente, se tiene la creencia que si se identifica lunares de riesgo, ya se tiene cáncer de piel (melanoma) sin embargo, esto es falso. El Identificar lunares anormales, se habla de que éstos pueden ser lunares peligrosos, sin embargo, hasta no tener un diagnostico que corrobore que es cáncer se podría hablar de que solo son una  alarma o señal de que algo no está bien, cada persona, es muy diferente, en muchos casos, una identificación oportuna llevará a recibir la orientación médica adecuada, previniendo el desarrollo de cáncer, en otros, puede ser que solo se confirme que verdaderamente se trata de padecer cáncer.

La única manera de tener la certeza de que se padezca cáncer, es por medio de estudios, exámenes, y una evaluación exhaustiva del médico. Hay factores como los antecedentes familiares que serán una de las razones por las que se pueda estar en riesgo.

Ver también:

Melanoma es uno delo tipos de cáncer de piel más común y serio, y con frecuencia, uno de los primeros signos es notar lunares y asea nuevos o los que se tienen, cambien de aspecto, los expertos recomiendan pensar en el ABCDE; que es:

  • Asimetría
  • Bordes
  • Color
  • Diámetro
  • Evolución

Aspectos, que sin duda, son indispensables de observar para identificar lunares peligrosos, y que además éstos sean tratados a tiempo, ya sea por medio de cirugía o de cualquier otra forma para poder erradicarlos, y que no represente un factor que ponga en riesgo la salud.

Referencia: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/moles.html
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/melanoma.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here