¿Cómo Vencer El Estancamiento En La Dieta Cetogénica?

Es muy común que inicies perdiendo muchos kilos al principio de la dieta cetogénica, para luego…. no perder nada.

Descrubrí esta estrategia probada para romper el estancamiento de la dieta cetogénica.

Lee nuestra guía paso a paso para principiante sobre la dieta cetogénica

¿Qué Causa El Estancamiento En La Dieta Cetogénica?

El estancamiento en la dieta cetogénica puede deberse a varias razones.

La principal es que estás consumiendo demasiados carbohidratos ocultos. Aunque también la edad puede ser un factor, ya que con el paso de los años se dificulta perder grasa.

Otra de las razones es que el metabolismo se aletarga un poco, debido a que las particularidades de esta alimentación provocan que tengas menos hambre.

Quienes llevan muchos meses o años en una dieta cetogénica, indican que sienten necesidad de comer solo una o dos veces al día.

Cuando esto sucede, el cuerpo disminuye la tasa metabólica, o sea, quema menos calorías, porque finalmente está recibiendo menos alimentos y en lapsos más espaciados.

Así que, aunque está obteniendo la energía de la grasa, activa un mecanismo de defensa para no entrar en desnutrición.

¿Cómo Vencer El Estancamiento En La Dieta Cetogénica?

La estrategia para seguir bajando de peso tiene qué ver con la causa que la ocasiona. Aquí revisaremos las más comunes.

Recuerda que cada metabolismo es diferente y lo que puede funcionarle a otros, tal vez no sea lo más efectivo para ti. Así que no te desesperes y prueba con varias soluciones, no todas a la vez, para que sepas cuál funciona mejor.

1. Estás Consumiendo Demasiados Carbohidratos

Las tres fuentes de nutrientes permitidas en la dieta cetogénica son proteínas, grasas y fibra.

Por eso, además de todo tipo de carnes y grasas, las verduras están permitidas y son una parte importante del plan, porque de ellas vienen la mayor parte de las vitaminas.

Pero no todas las verduras son iguales, y el problema de tu pérdida de peso quizá provenga de que estás consumiendo verduras muy altas en carbohidratos que están interrumpiendo el estado de cetosis de tu organismo.

Alimentos que consideramos verduras como papas, elote, camote, zanahorias, chayote e incluso los jitomates, pueden contener la misma cantidad de azúcar y carbohidratos que una fruta, por eso es importante que revises qué vegetales puedes consumir.

Las verduras de hoja verde como las espinacas y las acelgas, las lechugas y las crucíferas como el brócoli, son excelentes alternativas, porque son muy bajas en carbohidratos.

Los espárragos, la coliflor, las alcachofas y los champiñones también pueden consumirse sin problema.

Lee nuestra guía sobre cuál es la diferencia entre los carbohidratos buenos y los carbohidratos malos?

2. No Estás Consumiendo Suficiente Grasa

Incluir grasas saludables en cada comida es muy importante en la dieta cetogénica.

Si solo consumes proteínas y vegetales bajos en carbohidratos, harás que tu cuerpo entre en estado de hambre metabólica y no vas a promover la quema de grasa al nivel que lo lograrías, si consumieras lípidos de fuentes saludables.

Algunas fuentes de grasas saludables son mantequilla orgánica, aceite de oliva, aguacate, aceite de coco y las grasas que se encuentran en productos animales como las carnes y el huevo.

Si estás atascado con tu pérdida de peso, procura aumentar la ingesta de grasa y disminuir al mínimo el consumo de carbohidratos ocultos durante dos o tres días.

Una forma efectiva es añadir mantequilla a tu café de la mañana y aceite de oliva o de aguacate a todos tus vegetales.

3. No Estás Comiendo Con Bastante Frecuencia

Los largos periodos entre un alimento y otro alentan el metabolismo. Quizá en el marco de una dieta cetogénica no sientas la necesidad de comer cinco veces al día, como en otras dietas, pero debes evitar caer en el error de comer solo una o dos veces.

Si es tu caso, procura disminuir las cantidades que consumes en cada comida para que puedas hacer al menos las tres diarias de rigor: desayuno, comida y cena.

Si notas que esta estrategia te ayuda a romper el estancamiento, divide esas mismas porciones en cinco comidas al día.

Puede que simplemente necesites poner un recordatorio en tu teléfono para no saltarte ninguna comida.

En cualquier caso, no te obligues a comer cuando tu cuerpo no tenga hambre.

Es preferible que dividas lo que siempre comes en momentos diferentes del día.

Por ejemplo, si tu desayuno consiste en dos huevos en mantequilla con medio aguacate y cuatro tiras de tocino; cómete un huevo, un cuarto de aguacate y dos tiras de tocino durante la primera parte de la mañana, y el resto durante la segunda parte.

Lo mismo con la comida y la cena.

4. No Estás Consumiendo Suficientes Nutrientes

Otra causa por la que no pierdes peso, es que no estás consumiendo suficientes nutrientes, vitaminas y minerales, debido a que muchos se encuentran en alimentos altos en carbohidratos y están prohibidos en la dieta cetogénica.

Mientras que obtener minerales de los productos de origen animal es muy sencillo, no sucede lo mismo con las vitaminas y la fibra.

Si no equilibras tu dieta para obtenerlos, pueden aparecer deficiencias que afecten el metabolismo y estreñimiento crónico que te dificulte la pérdida de peso.

Para solucionarlo, revisa con tu médico tus niveles de nutrientes y haz los cambios necesarios en la dieta.

Si sientes que no puedes obtener estos nutrientes sin recurrir a alimentos altos en carbohidratos, puedes optar por suplementos en cápsulas.

Lee nuestra guía sobre los mejores beneficios de hacer dieta cetogénica para deportistas

5. No Estás Realizando Actividad Física Suficiente

Una de las cosas maravillosas de la dieta cetogénica es que no requiere de un aumento en la actividad física para que comiences a perder peso. Aunque no modifiques tus demás hábitos, en cuanto tu cuerpo entre en cetosis, comenzarás a quemar grasa.

Esto no significa que el sedentarismo no te afecte. Si has estado muy inactivo, no estarás promoviendo la quema de grasa. Si estás estancado y no haces ejercicio, ese puede ser el problema.

Para solucionarlo, no requieres hacer horas de ejercicio en el gimnasio. De hecho, si te enfocas a las rutinas de quema de grasa, activarás tu metabolismo de inmediato y observarás que comienzas a bajar medidas de nuevo y con gran rapidez.

Las rutinas que mejor funcionan para quemar grasa son muy cortas y combinan ejercicios cardiovasculares y de resistencia de alto impacto. La gran ventaja es que no necesitas más de quince minutos al día.

Lee nuestra guía sobre los 30 beneficios probados del ejercicio y de tener buena condición física

¿Qué Es La Dieta Cetogénica?

Es una dieta muy baja en carbohidratos.

Mientras que la fruta, las leguminosas, el pan, las pastas, el azúcar y las harinas en general no son permitidas; alimentos como carnes, grasas y verduras se pueden consumir a discreción.

El objetivo de la dieta cetogénica es acostumbrar al cuerpo a que obtenga la energía de la grasa, y esto se logra limitando el suministro de carbohidratos, que son la primera fuente donde el metabolismo obtiene su energía.

Cuando el cuerpo no tiene carbohidratos y azúcares disponibles en la sangre o almacenados en el hígado, entra en estado de cetosis.

La cetosis incrementa drásticamente la quema de grasa, pero en cuanto el cuerpo vuelve a tener disponibilidad de carbohidratos, se rompe la cetosis y es necesario comenzar de nuevo.

Como la dieta cetogénica causa que el cuerpo se alimente de la grasa, el proceso de pérdida de peso se vuelve mucho más eficiente.

Los entusiastas de la dieta cetogénica obtienen muchos beneficios adicionales a la pérdida de grasa, que incluyen mayor cantidad de energía, menos hambre y menor riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes e incluso el cáncer.

Conclusión

La dieta cetogénica es una de las más efectivas que existen para quemar grasa, pero hay algunos factores que pueden hacer que se estanque un poco.

Entre los más importantes está la ingesta de carbohidratos ocultos, la desaceleración del metabolismo derivada de los largos periodos de ayuno y la falta de actividad física.

Prueba con cada una de las cinco estrategias que acabamos de ver, analiza cuáles te funcionan mejor e impleméntalas para seguir obteniendo resultados.

Nos vemos pronto.

 

Ver También:

Vas a amar nuestros Recetarios Cetogénicos !!

Lo más importante para seguir la dieta cetogénica es hacerla fácil, sencilla y deliciosas, por esa razón creamos estos recetarios:
Desayuno Cetogénico En 10 Minutos: Son 34 deliciosas recetas bajas en carbohidratos muy fáciles de hacer para el desayuno. para bajar de peso y seguir la dieta cetogénica, solo evita los alimentos que no estan en la lista. Almuerzo Cetogénico En 10 Minutos:  Son 32 deliciosas recetas para el almuerzo bajas en carbohidratos diseñadas para la dieta cetogénica muy fáciles de hacer, para bajar de peso y que cumplas con las reglas de la dieta cetogénica. Cena Cetogénica En 10 Minutos:  Son 32 deliciosas recetas para una cena bajas en carbohidratos diseñadas especialmente para que siguas con la dieta cetogénica durante la noche, las recetas son muy fáciles de hacer.