Cuerpos cetónicos: prueba en la orina y sangre, tratamiento y peligros

Repasemos sobre los cuerpos cetónicos, también conocidos como cetonas o cetoácidos, los niveles normales en sangre y orina y acerca de las enfermedades del exceso de estas substancias en el organismo.

El cuerpo necesita energía para emprender sus funcionamientos internos diarios. En un proceso normal, la glucosa obtenida de los alimentos se absorbe por las células y la insulina se encargada de ayudar a que la glucosa entre a estas.

La glucosa realiza procesos químicos para ganar energía dentro de las células. El organismo obtendrá esta fuerza de otros medios si se está en ayuno, no se  consumen suficientes carbohidratos, se tiene resistencia a la insulina o se es diabético.

En estas dos últimas condiciones, el cuerpo no produce suficiente insulina y la que sí alcanza a producir, es deficiente, por lo que no hay manera de que la glucosa ingrese a las células.

Sin glucosa intracelular, la energía se obtiene de las reservas de grasas del cuerpo, los ácidos grasos.

La lipólisis es la degradación de los ácidos grasos y ocurre dentro de las células hepáticas conocidas como, hepatocitos, donde son degradadas a cuerpos cetónicos. El primero que se obtiene es el acetoacetato y de este se gana el betahidroxibutirato y la acetona.

El proceso de obtener energía por los cuerpos cetónicos se llama, cetólisis, y ocurre en todas las células fuera del hígado. Es una operación normal del organismo.

La insulina, glucagón y otras hormonas, evitan la acumulación de cuerpos cetónicos en personas no diabéticas.

La reserva de cuerpos cetónicos en diabéticos conlleva a la cetoacidosis diabética, complicación grave de la diabetes que puede causar coma y muerte.

Lee también nuestra guía sobre la dieta cetógenica para adelgazar

¿Por qué se elevan los cuerpos cetónicos?

Los cuerpos cetónicos en sangre y orina pueden elevarse por varias causas. Algunas de ellas:

No controlar los hábitos de alimentación y medicación al ser diagnosticado con diabetes.

Al mantener elevados los niveles de glucosa por exceso de ingesta, por no tomar el tratamiento adecuado o por no emplear insulina o aplicar dosis incompletas. También por un medicamento en mal estado.

A estas causas se suman enfermedades infecciosas, gastrointestinales, de vías urinarias o respiratorias. Infartos, aumento del estrés y cirugías.

¿Qué es la cetoacidosis?

La cetoacidosis es la acumulación de cuerpos cetónicos consecuencia de la incapacidad del cuerpo para eliminarlos a la misma velocidad, con la que son producidos por el hígado.

Es una complicación grave de la diabetes que no se descarta en alcohólicos no diabéticos.

La cetoacidosis alcohólica ocurre en personas desnutridas con alto consumo de alcohol. La única diferencia con la cetoacidosis diabética, es que los niveles de glucosa en sangre se mantienen bajos o normales.

La mayoría de los alcohólicos tiene una pobre producción de insulina por una escasa alimentación que conlleva a la desnutrición.

Síntomas

Cetoacidosis diabética

  • Fatiga.
  • Vómito.
  • Náuseas.
  • Boca seca.
  • Confusión.
  • Micciones frecuentes.
  • Aliento dulce, con olor a frutas.
  • Niveles de azúcar en diabéticos más de 250 mg/dL.

Cetoacidosis alcohólica

  • Fatiga.
  • Vómito.
  • Náuseas.
  • Dolor abdominal.
  • Pérdida del apetito.
  • Deshidratación, mareo, sed.
  • Confusión mental, agitación, disminución del estado de alerta.
  • Respiración irregular, rápida y profunda, conocido como signo de Kussmaul.

La cetoacidosis alcohólica es una condición grave que puede conducir a la muerte. Tener o reconocer estos síntomas en otra persona implicará buscar inmediatamente atención médica.

Exámenes caseros para cuerpos cetónicos

Así como se mide la glucosa en sangre para el control de la diabetes con tiras reactivas, es posible evaluar en casa los niveles de cuerpo cetónicos en sangre y orina.

Para los diabéticos es norma revisar sus niveles de glucosa en sangre regularmente. Si estos son superiores de 250 mg/dL y se tiene alguno de los recientes síntomas, será necesario examinar la orina para conocer los niveles de cuerpos cetónicos.

Las tiras reactivas para detectarlos son fáciles de usar. Solo se orinará en un frasco limpio o esterilizado y se introducirá la tira. Esta reaccionará a los componentes al cambiar de color y precisará los niveles de cuerpos cetónicos. Si son elevados, se conocen como, cetonuria.

La determinación en casa de cuerpos cetónicos en sangre se utiliza de la misma manera para evaluar niveles de glucosa.

Los valores de cuerpos cetónicos en sangre se interpretan de la siguiente manera:

Normal o negativo: menos de 0.6 milimoles por litro (mmol/L).

Leve a moderado: 0.6 a 1.5 mmol/L.

Alto: 1.6 a 3.0 mmol/L.

Muy alto: más de 3.0 mmol/L.

Los valores en orina se interpretan de la siguiente manera:

Valores normales: negativo.

Leve: menos de 20 mg/dL.

Moderada: de 30 a 40 mg/dL.

Alta: más de 80 mg/dL.

Se asistirá al médico con niveles leves, moderados o altos de cuerpos cetónicos. Incluso sin síntomas. También se acudirá al doctor si los números son normales pero con manifestación de alguno de los síntomas.

¿Qué ocurre al tener niveles altos de cuerpos cetónicos?

La acumulación de cuerpos cetónicos provoca cetoacidosis diabética. Poco a poco se manifestarán los síntomas de una elevada cantidad de estos.

El cerebro se inflamará y se perderá el conocimiento. El daño de este órgano conllevará a un estado de coma diabético, que si no se atiende oportunamente, provocará la muerte.

Se asistirá al doctor inmediatamente si se presentan estos síntomas. Si se reconocen en otras personas, estas también acudirán al hospital cuánto antes.

Tratamiento

Aunque en ocasiones el tratamiento podría comenzar en casa, lo más responsable será manejar la cetoacidosis en un hospital. Para tratar en la vivienda será necesario:

  • No hacer ejercicio y evitar consumir grasas.
  • Beber agua en pequeñas cantidades, pero constantemente.
  • Comer carbohidratos cada 3 horas. Pueden ser galletas con un vaso de leche.
  • Administrar insulina cada 4 horas aparte de la medicación o dosis diaria para controlar los niveles de glucosa.
  • Acudir al centro médico cuánto antes.

El tratamiento intrahospitalario consiste en:

  • Reposición de líquidos intravenosos con cloruro de sodio.
  • Administrar hidratos de carbono con suero glucosado.
  • Administrar insulina intravenosa en forma continua. Son revisados los niveles de cuerpos cetónicos por hora y una vez normalizados, se retira la forma intravenosa de insulina y se aplican las dosis de manera subcutánea, a las dosis anteriores al evento de cetoacidosis.
  • Se reponen y controlan de los niveles de potasio vía intravenosa y de otros electrolitos.

La cetoacidosis diabética puede ser consecuencia de otra enfermedad o condición, como infecciones, infartos o cirugías. Todas estas tienen que ser tratadas para nivelar las cantidades de cuerpos cetónicos en la sangre.

¿Cómo prevenir el aumento de los cuerpos cetónicos?

Los diabéticos tendrán un buen control de sus niveles de glucosa modificando la dieta y hábitos alimenticios, para evitar que estos números se eleven. Lo ideal será revisar la glucosa varias veces al día en casa.

Esta será examinada hasta 6 veces cada 24 horas comienza a aumentar, si se tienen síntomas de bajos o altos números de glucosa y si se tiene alguna otra enfermedad o traumatismo. Si se hará una cirugía, también.

Para controlar los niveles de glucosa se mantendrá una vida saludable con ejercicios, una alimentación balanceada, se evitarán las bebidas alcohólicas y las comidas con azúcar artificial.

Se asistirá al médico para una evaluación mensual que incluya exámenes de laboratorio. Que sea el especialista el que aclare todas las dudas.

Los cuidados que se tengan al ser diagnosticado con diabetes serán el mejor método de prevenir complicaciones como la cetoacidosis diabética.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales para que también conozcan sobre los cuerpos cetónicos.

 

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here